Ágora

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 21 mayo 2021
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: Inglés, Turco, Portugués
Athenian Agora and Acropolis (by Ancient History Magazine / Karwansaray Publishers, CC BY-NC-SA)
Ágora ateniense y Acrópolis
Ancient History Magazine / Karwansaray Publishers (CC BY-NC-SA)

El término ágora significa en griego "lugar abierto de reunión" y, en los primeros tiempos de la historia de Grecia, designaba la zona de una ciudad en la que los ciudadanos nacidos en libertad podían reunirse para escuchar los anuncios cívicos, para las campañas militares o para discutir sobre política. Más tarde pasó a designar el lugar donde se ubicaba el mercado al aire libre de una ciudad.

El ágora de Atenas es la más conocida, aunque el término se utilizaba en otras ciudades-estado para designar los espacios públicos donde se discutían los acontecimientos del día, los comerciantes tenían sus tiendas y los artesanos vendían sus productos. Por lo tanto, ágora también se entiende como una asamblea de personas, así como el lugar donde se reúnen. El ágora de Atenas estaba situada debajo de la Acrópolis, cerca del edificio que hoy se conoce como el Hefestión (el Templo de Hefesto), y todavía hoy se celebran mercados al aire libre en ese mismo lugar. A menudo se hace referencia a este lugar como la cuna de la democracia, ya que fue aquí donde los debates y las discusiones políticas originaron este concepto.

Eliminar publicidad

Advertisement

El lugar fue destruido, junto con el resto de la ciudad, durante la invasión del rey persa Jerjes en el 480 a.C. y fue reconstruido por orden del estadista ateniense Pericles (495-429 a.C.). Sócrates (c. 470/469-399 a.C.) interpeló a los ciudadanos de Atenas en el ágora, y fue allí donde el joven dramaturgo y aristócrata ateniense Arístocles lo escuchó por primera vez, quemó sus obras y se dedicó al desarrollo de la filosofía griega con el nombre de Platón (428/427 - 348/347 a.C.). El ágora fue también la sede del tribunal que condenó a Sócrates por impiedad en el año 399 a.C. y lo sentenció a muerte.

El ágora tenía la misma función en la antigua Atenas que la plaza y el ayuntamiento en las sociedades posteriores.

El ágora era importante porque allí se reunía la comunidad para discutir los acontecimientos del día, la política, la religión, la filosofía y los asuntos legales. El ágora tenía la misma función en la antigua Atenas que la plaza y el ayuntamiento en las sociedades posteriores. Al igual que los centros urbanos posteriores, el ágora era una zona cultivada adornada con árboles, jardines, fuentes, edificios con columnas, estatuas, monumentos y tiendas que vendían productos variados.

Eliminar publicidad

Advertisement

El ágora ateniense acogió a filósofos posteriores a Sócrates, como Diógenes de Sínope (c. 404-323 a.C.), que vivió en sus calles, Crates de Tebas (c. 360-280 a.C.) y su esposa Hiparquia de Maroneia (c. 350-280 a.C.), que hicieron lo mismo, y San Pablo (c. 5 - c. 64 a.C.), que predicó allí en el Areópago. Según el libro bíblico de los Hechos 17:16-33, Pablo se encontró con los estoicos y los epicúreos en el ágora ateniense y les predicó allí la noticia del evangelio de Jesucristo.

El ágora siguió siendo un lugar importante para el comercio, el discurso público y la vida social durante la primera época romana, pero fue destruida en el año 267 por los hérulos germánicos y en el 396 por los visigodos. En el siglo VII d.C., algunos edificios, como el templo de Hefesto, se convirtieron en iglesias y se conservaron. En el siglo XIX se reconoció oficialmente la importancia histórica del lugar, y en el XX se inició la restauración de algunas partes, especialmente la reconstrucción de la Estoa de Átalo, que hoy alberga un museo. En la actualidad, la zona que rodea al antiguo ágora de Atenas sigue siendo un lugar de encuentro para el discurso público, el comercio y las protestas, al igual que lo fue en el pasado, y se han realizado esfuerzos para preservarlo como un importante lugar histórico.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Sitio y desarrollo inicial

La zona del ágora ya se utilizaba en el período neolítico, como demuestran los hallazgos arqueológicos, entre ellos las herramientas. Con el tiempo, la zona pasó a utilizarse como cementerio, y este uso se desarrolló aún más durante el período de la civilización micénica (c. 1700-1100 a.C.). Los micénicos se establecieron en Atenas hacia el 1400 a.C. y construyeron una gran fortaleza en la Acrópolis con vistas a la zona que se convertiría en el ágora.

Lo más probable es que la fortaleza sirviera de palacio al gobernante micénico y, de acuerdo con la tradición establecida anteriormente en otros lugares, los lugares religiosos y funerarios se situaban cerca del palacio, en este caso, la zona situada bajo la Acrópolis. Los micénicos son conocidos por sus monumentales tumbas tholos, de las que se han excavado más de 50 en el ágora.

Eliminar publicidad

Advertisement

Model of the Agora of Athens
Maqueta del Ágora de Atenas
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

La civilización micénica decayó en torno al año 1100 a.C. (tal vez por causas naturales como el cambio climático o las invasiones de grupos como los Pueblos del Mar) durante el período conocido como el Colapso de la Edad del Bronce, pero sería inmortalizada en la literatura. Los héroes de la Ilíada y la Odisea de Homero (siglo VIII a.C.), como Aquiles, Agamenón, Áyax, Menelao y Odiseo, eran todos griegos micénicos. La asociación de la "edad de oro" de los micénicos con Atenas fue celebrada por el escritor Hesíodo (siglo VIII a.C.), dando a la ciudad en general, y a la zona de la acrópolis en particular, un estatus elevado.

El ágora y la democracia

En el siglo VI a.C., el ágora era ya un barrio residencial con viviendas construidas alrededor de lo que sería el mercado. Las residencias fomentaron la construcción de edificios públicos y lugares de fabricación, y la zona se desarrolló gracias al comercio, ya que era fácilmente accesible desde las tierras de cultivo de los alrededores, así como desde el puerto marítimo del Pireo. La única carretera real en Grecia (no un camino de cabras) a principios del siglo VI a.C. era la Vía Sagrada, la ruta desde Atenas a la ciudad de Eleusis utilizada por los participantes en el ritual de los Misterios de Eleusis. Los otros "caminos" hacia y desde la zona del ágora eran senderos hechos por comerciantes y animales.

Las leyes escritas fueron instituidas por primera vez por el estadista Draco (siglo VII a.C.), pero se consideraron duras y restrictivas, por lo que fueron reformadas por el legislador y estadista Solón (c. 630 - c. 560 a.C.) hacia el año 594 a.C., quien rompió el dominio de la clase alta sobre la participación política y la abrió a todos los ciudadanos atenienses. Dividió a los ciudadanos en cuatro clases en función de sus ingresos patrimoniales. El Areópago, que hasta entonces había sido el lugar de reunión de los arcontes de la clase alta, pasó a estar abierto a los debates políticos de cualquier ciudadano varón de Atenas.

Eliminar publicidad

Advertisement

El ágora se convirtió en el centro de la vida política y social en el siglo VI a.C. y se desarrolló en consecuencia.

En el año 565 a.C., el tirano populista Peisístrato (m. c. 528 a.C.), pariente de Solón, tomó el control del gobierno ateniense en un golpe de estado, poniendo fin a esta primera versión de la democracia. Sus hijos Hiparco e Hipias continuaron con el control hasta que, hacia el año 510 a.C., Hipias fue derrocado por los atenienses con ayuda de Esparta. Bajo el mandato de Hipias, se iniciaron o continuaron varios proyectos de construcción importantes. Peisístrato había decretado muchos durante su reinado, incluyendo la Vía Panatenaica.

La Vía Panatenaica, una calle que conducía desde la Puerta de Dipilón de Atenas hasta la Acrópolis, era la ruta utilizada durante el Festival Panatenaico (c. 566 a.C. - siglo III d.C.), en honor a la diosa Atenea, y entraba en el ágora por la esquina noroeste, salía por la sureste y subía a los templos de la Acrópolis. Hipias remodeló la zona de la entrada del camino al ágora y ordenó la construcción del Templo de Zeus en la zona.

Tras el derrocamiento de Hipias, los atenienses reescribieron su historia reciente, omitiendo el papel vital que había desempeñado Esparta, y atribuyeron el golpe a dos jóvenes (Harmodios y Aristogeitón) que en realidad no habían tenido nada que ver. Ambos habían asesinado a Hiparco en el año 514 a.C. por un insulto personal, no para derrocar el régimen, pero fueron aclamados como libertadores. Se colocaron estatuas de bronce de "los tiranicidas" en el ágora ("el primer monumento político de Europa", según el erudito Robin Waterfield [58]), y fueron tan apreciadas que, cuando los persas las retiraron en el 480 a.C., fueron sustituidas de inmediato.

Eliminar publicidad

Advertisement

En este ambiente de liberación que siguió a la caída de Hipias, el estadista Cleístenes (siglo VI a.C.) reformó las leyes de Solón y estableció la democracia en Atenas. La democracia ya existía en diversas formas en otros lugares, pero la democracia ateniense se convertiría en el modelo para los gobiernos posteriores, lo que le dio el lugar prestigioso que tiene en la historia y honró a Cleístenes con el título de "padre de la democracia ateniense" que, en la actualidad, suele entenderse como democracia moderna aunque no lo sea.

Solo los ciudadanos varones podían votar, y había otras estipulaciones que hacían que la democracia ateniense fuera bastante diferente del concepto moderno. Aun así, las reformas de Cleístenes establecieron el modelo que mejoraron posteriores estadistas atenienses y luego otros gobiernos en otros lugares, y este experimento inicial de gobierno comenzó en el ágora. El erudito Thomas Cahill comenta:

A nosotros, que miramos con ojos modernos, nos puede parecer imprudente invitar a todos los ciudadanos a votar sobre todas las iniciativas importantes, pero Solón tenía razón al sostener que ningún hombre libre ateniense podía permitirse quedar al margen de nada. El zumbido continuo de las conversaciones, los sonidos orotundos de los oradores, los gritos estridentes de los simposios... este ritmo constante de opiniones, controversias y conflictos podía oírse en todas partes. El ágora (mercado) no era solo una exposición diaria de pescado y productos agrícolas; era un mercado cotidiano de ideas, el lugar que los ciudadanos utilizaban como si fuera su periódico diario, completo con titulares salaces, noticias de última hora, columnas y editoriales. (118)

El ágora se convirtió en el centro de la vida política y social en el siglo VI a.C. y se desarrolló en consecuencia. La zona principal se convirtió en el mercado, rodeado de edificios públicos y municipales y cuidadosamente embellecido con fuentes, parques, árboles y estatuas. Todo esto sería destruido en la invasión persa del 480 a.C.

Invasión persa y restauración

En el 480 a.C., el rey persa Jerjes I (que reinó del 486 al 465 a.C.) invadió Grecia en una campaña de conquista. El rey y general espartano Leónidas (que reinó c. 490-480 a.C.) contuvo a los persas en la batalla de las Termópilas, pero una vez derrotado y muerto, el ejército de Jerjes I marchó sobre Atenas y la incendió. El ágora quedó en ruinas y la estatuaria que no fue destruida se llevó a Persia. Tras la derrota de los persas en el año 479 a.C., comenzaron los esfuerzos de restauración bajo la dirección de Pericles.

Pericles ordenó la restauración de la Vía Panatenaica, así como de los edificios que rodeaban su entrada al ágora en la esquina noroeste y su salida hacia la Acrópolis hacia el sureste. En esta época se construyeron (o reconstruyeron) tres estoas: la Estoa de Poikile, la Estoa del Sur y la Estoa de Zeus Eleuterio. También se construyó el Templo de Hefesto, y se restauraron y renovaron la ceca de la ciudad, los tribunales y los santuarios. Entre los santuarios se encontraba el famoso Altar de los Doce Dioses desde el que se medían todas las distancias en Atenas. Las tumbas tholos de los primeros micénicos también se repararon y restauraron en esta época, así como muchos otros monumentos y edificios del distrito.

Agora of Athens and the Temple of Hephaestus
Ágora de Atenas y el Templo de Hefesto
Spyros Kamilalis (CC BY-NC-SA)

Tras la restauración de Pericles, el ágora volvió a ser el centro de la vida ateniense. Mientras se llevaban a cabo las obras del ágora, Pericles ordenó la construcción de templos en la Acrópolis, entre ellos, por supuesto, el Partenón, dedicado a Athena Parthenos (Atenea la Virgen), la deidad patrona de la ciudad. El gran escultor Fidias (c. 480 - c. 430 a.C.) creó la estatua de Atenea para el templo y el pintor Polignoto (siglo V a.C.) lo decoró con su obra.

Los dramaturgos griegos de tragedias Esquilo (c. 525 - c. 456 a.C.), Sófocles (c. 496 - c. 406 a.C.) y Eurípides (c. 484 - 407 a.C.), así como el dramaturgo griego de comedias Aristófanes (c. 460 - c. 380 a.C.) realizaron las primeras representaciones de sus obras en el ágora de Atenas y sus alrededores. El gran sofista Protágoras (c. 485 - c. 415 a.C.) argumentaba casos en los tribunales y enseñaba en los edificios públicos. Filósofos como Parménides de Elea (c. 485 a.C.), Zenón de Elea (c. 465 a.C.), Anaxágoras (c. 500 - c. 428 a.C.) y otros visitaban el ágora y compartían sus visiones con el público.

Sócrates celebraba regularmente su corte en el ágora, interrogando a la gente sobre sus valores y estableciendo el tipo de indagación que sentó las bases de la filosofía occidental desarrollada por su alumno Platón. El ágora durante este período era el centro de la actividad intelectual, artística, cultural, religiosa y política, y este legado fue honrado por los proyectos de construcción de la época, así como los encargados posteriormente.

Edificios significativos

Hay muchos edificios significativos cuyas ruinas aún se conservan en el emplazamiento de la antigua ágora. Estos fueron construidos (o reconstruidos) principalmente con fondos donados por benefactores ricos. Entre los más interesantes se encuentran los siguientes:

El Pritaneo: también conocido como el Tholos, la sede del gobierno donde se reunía el Consejo de Ciudadanos y donde se mantenía encendido el fuego sagrado que simbolizaba la vida de la comunidad. Aquí se honraba a los héroes de los Juegos Olímpicos y a las victorias militares, y estaba situado cerca del centro del ágora. Diecisiete ejecutivos permanecían en el Tholos/Pritaneo para hacer frente a cualquier emergencia inesperada en la ciudad, por lo que llegó a asociarse estrechamente con la democracia ateniense en su respuesta a las necesidades del pueblo.

Poikile Stoa: (también conocida como Stoa Poikile, Stoa Pintada y Pórtico Pintado) construida con fondos donados por el cuñado del estadista Cimón de Atenas (c. 510-450 a.C.). Este edificio se convirtió en uno de los más famosos de toda Grecia por las pinturas que representan varias victorias militares, especialmente la batalla de Maratón del año 490 a.C.

La Estoa de Átalo: construida como un regalo del rey Attalos II de Pérgamo (que reinó del 159 al 138 a.C.). Fue destruida por la tribu germánica invasora de los hérulos en el 267 a.C. y lo que quedó fue dañado aún más en el 396 a.C. por los visigodos. El edificio fue completamente restaurado en la década de 1950 y hoy alberga el Museo del Ágora Antigua.

Stoa of Attalos, Athens
Estoa de Átalo, Atenas
Ava Babili (CC BY-NC-ND)

Agoraios Kolonos: ("colina del Ágora") - construido cerca del Templo de Hefesto, y que en su día fue la sala de reunión de los artesanos del ágora, se cree que este edificio también sirvió como centro de fabricación. Dos sistemas de cisternas servían a este edificio, cuyas ruinas aún se conservan, lo que sugiere que la estructura (o al menos el lugar) se utilizaba para la producción de artesanía que requería acceso al agua.

Templo de Hefesto: construido entre 450-415 a.C. y dedicado al dios Hefesto, patrón de los artesanos. En la actualidad, se le llama con frecuencia "Hefestión" porque se cree que fue construido para albergar los restos de Teseo, el legendario fundador de Atenas. Hoy en día, el Hefestión es el lugar donde se celebran mercados al aire libre los días de fiesta y los fines de semana, continuando la tradición del antiguo ágora.

Conclusión

Roma tomó Grecia como provincia en el año 31 a.C. tras la batalla de Actium y la mantuvo hasta 1453 d.C., cuando fue tomada por el Imperio otomano. Durante ese tiempo, el ágora se desarrolló aún más con estructuras como el Odeón de Agripa y muchas más estatuas que adornaban parques y residencias. El emperador romano Adriano (que gobernó del 117 al 138 d.C.) erigió varias estatuas en el ágora y contribuyó a su desarrollo de otras maneras durante su reinado.

Se cree que el apóstol Pablo predicó a los filósofos epicúreos y estoicos en el punto de reunión conocido como el Areópago ("Colina de Ares") hacia el año 52 d.C. y, tras la adopción del cristianismo por parte de los griegos, se erigieron varias iglesias y santuarios cristianos. La Iglesia de los Apóstoles se construyó hacia el año 1000 d.C., y en algún momento del siglo VII, el Templo de Hefesto se convirtió en una iglesia.

Temple of Hephaestus
Templo de Hefesto
Spyros Kamilalis (CC BY-NC-SA)

El ágora siguió siendo el centro de la comunidad y el comercio atenienses bajo el Imperio bizantino (el Imperio Romano de Oriente, 330-1453 d.C.) y luego bajo el Imperio otomano después de 1453: la caída de Constantinopla. Cuando los griegos se rebelaron contra el dominio turco en el siglo XIX, el ágora resultó dañada en los combates, al igual que la Acrópolis. Hacia 1831, la restauración de la zona hizo que se erigieran varias residencias y edificios modernos en el lugar de la antigua ágora sobre estructuras más antiguas, por lo que la zona restante fue declarada fuera de los límites del desarrollo urbano y declarada un importante lugar histórico.

En 1832, el Templo de Hefesto se convirtió en la sede del primer museo arqueológico de Grecia. Desde entonces, las excavaciones en el emplazamiento de la antigua ágora han sido continuas y su importancia histórica ha sido más reconocida. El distrito comercial de Monastiraki y la estación de metro de Monastiraki, ambos situados en el lugar del ágora, han tomado medidas para preservar el antiguo emplazamiento. La estación de metro cuenta con exposiciones de artefactos excavados, mientras que las tiendas de la zona han instalado suelos de cristal a través de los cuales hoy podemos ver y apreciar las ruinas del antiguo emplazamiento.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Escritor independiente y antiguo profesor de filosofía a tiempo parcial en el Marist College de Nueva York, Joshua J. Mark ha vivido en Grecia y Alemania y ha viajado por Egipto. Ha sido profesor universitario de historia, escritura, literatura y filosofía.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2021, mayo 21). Ágora [Agora]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-512/agora/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Ágora." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación mayo 21, 2021. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-512/agora/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Ágora." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 21 may 2021. Web. 24 jun 2022.

Afiliación