Cleopatra y Marco Antonio

Costes de servidor Recaudación de fondos 2024

¡Ayuda a nuestra misión de proporcionar educación histórica gratuita al mundo! Haz un donativo y contribuye a cubrir nuestros costes de servidor en 2024. Con tu apoyo, millones de personas aprenderán historia de forma totalmente gratuita cada mes.
$2909 / $18000

Artículo

Brian Haughton
por , traducido por Rosa Baranda
Publicado el 10 enero 2011
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, portugués
X

Tildada por los romanos de "fatale monstrum", un augurio fatal, Cleopatra es una de las figuras más populares, a la par que elusivas, de la Antigüedad. La reina egipcia ha sido inmortalizada por innumerables escritores y cineastas, de los cuales los más populares puede que sean William Shakespeare con su Antonio y Cleopatra y la película hollywoodiense Cleopatra (1963) con Elizabeth Taylor y Richard Burton. Esta última obra presenta la memorable imagen de la atractiva joven Cleopatra surgiendo grácilmente de una alfombra que se desenrolla frente al general romano Julio César. Pero ¿acaso hemos de considerar a Cleopatra únicamente como la amante de Julio César y Marco Antonio? ¿O tuvo un papel importante no ya solo en la historia de Egipto sino también en la de la poderosa República romana?

Cleopatra VII (Artist's Impression)
Cleopatra VII (impresión artística)
Ubisoft (Copyright)

Cleopatra VII Filopátor ("que ama a su padre") nació en enero de 69 a.C. en la ciudad de Alejandría, en Egipto, hija de Ptolomeo XII Auletes (117-51 a.C.) y posiblemente de Cleopatra V Trifena (en torno a 95 a alrededor de 57 a.C.). Cleopatra se acabaría convirtiendo en la última monarca de la Dinastía ptolemaica (establecida en 323 a.C. tras la muerte de Alejandro Magno) que gobernó Egipto de 51 a 30 a.C. En 48 a.C. Cleopatra se había convertido en aliada y amante de Julio César, y lo fue hasta el asesinato de César en Roma en marzo de 44 a.C. El asesinato de Julio César sumió a Roma en el tumulto mientras varias facciones competían por el control, de las cuales las más importantes eran los ejércitos de Marco Antonio (83-30 a.C.) y Octaviano (63 a.C. a 14 d.C.): el primero, leal amigo y seguidor de César; el segundo, su hijo adoptivo.

Eliminar publicidad
Publicidad

Cleopatra conoce a Marco Antonio

TANTO MARCO ANTONIO COMO CLEOPATRA VIERON ALGO EN EL OTRO QUE NECESITABAN.

En 41 a.C. Marco Antonio convocó a Cleopatra a Tarso (en el sur de la actual Turquía). Se dice que entró en la ciudad navegando por el río Cidno en una gabarra decorada con velas púrpuras a la vez que iba vestida como la diosa griega Afrodita. Marco Antonio, que se equiparaba a sí mismo con Dioniso, el dios del vino en la mitología griega, quedó prendado instantáneamente. De igual manera que en el encuentro de Cleopatra y César, ambas partes vieron algo en la otra que necesitaban. Para Cleopatra era otra oportunidad de conseguir poder tanto en Egipto como en Roma; para Antonio era el apoyo de los estados vasallos más grandes y ricos de Roma en su campaña contra el poder de los partos (Partia era una región del noreste del actual Irán). En el encuentro, se dice que Cleopatra pidió que su hermanastra Arsínoe, que vivía protegida en el Templo de Artemisa en Éfeso, fuera ejecutada para evitar cualquier intento futuro de derrocarla. Antonio y Cleopatra no tardaron en hacerse aliados y amantes, y Antonio regresó con ella a Alejandría en 40 a.C.

En Alejandría, Cleopatra y Antonio formaron una sociedad de "vividores inimitables", que algunos historiadores han interpretado como una excusa para entregarse a una vida de desenfreno, aunque lo más probable es que fuera un grupo dedicado al culto del dios místico Dioniso. Ese año Cleopatra le dio gemelos a Antonio: Alejandro Helios (el Sol) y Cleopatra Selene II (la Luna).

Eliminar publicidad
Publicidad

Octaviano y Roma

La situación política de Roma le obligó a Marco Antonio a regresar a Italia, donde tuvo que acceder a un acuerdo temporal con Octaviano, parte del cual consistía en casarse con la hermana de este, Octavia. Pasarían tres años antes de que él y Cleopatra se volvieran a ver, en la ciudad de Antioquía (en la frontera entre las actuales Turquía y Siria), bajo la sombra del creciente poder militar de Octaviano en Occidente. Un resultado de este encuentro fue que Cleopatra se quedó embarazada de su tercer hijo con Antonio (el futuro Ptolomeo Filadelfo); otro fue que partes de las posesiones orientales de Roma pasaron a estar bajo el control de Cleopatra.

Celebraciones en Alejandría

En 34 a.C. a pesar del hecho de que la campaña parta de Marco Antonio había sido un fracaso extravagante, Antonio y Cleopatra celebraron un triunfo romano ficticio en las calles de Alejandría. La muchedumbre se acercó al gimnasio para ver a la pareja sentada en tronos dorados rodeada de sus hijos, y Marco Antonio hizo una proclamación que hoy en día se conoce como las "Donaciones de Alejandría". En esta declaración, Marco Antonio distribuyó tierras de Roma y Partia entre Cleopatra y sus hijos y proclamó a Cesarión hijo legítimo de César. Como cabía esperar, las "Donaciones de Alejandría" causaron indignación en Roma, donde empezó a extenderse el rumor de que Marco Antonio tenía la intención de transferir la capital de Roma a Alejandría. En 32 a.C. Octaviano hizo que el Senado romano privara a Antonio de sus poderes y le declarara la guerra a Cleopatra, a la que llamó una puta y una oriental borracha. Para evitar otra guerra civil, Marco Antonio no se mencionó en la declaración, pero eso no lo apaciguó y Marco Antonio decidió unirse a la guerra del bando de Cleopatra.

Eliminar publicidad
Publicidad

Silver Tetradrachm Portraying Antony and Cleopatra
Tetradracma de plata que representa a Antonio y Cleopatra
Sailko (CC BY)

Batalla de Accio e invasión de Egipto

La guerra culminó en una batalla naval, la batalla de Accio, que tuvo lugar cerca de la ciudad de Preveza, al noroeste de Grecia, el 2 de septiembre de 31 a.C. Los ejércitos combinados de Marco Antonio y Cleopatra de 230 barcos y 50.000 marineros fueron derrotados por la armada de Octaviano comandada por Marco Agripa, con lo que, en la práctica, el control del mundo romano acabó en manos de Octaviano. En 30 a.C., Octaviano invadió Egipto y asedió Alejandría. Totalmente superadas en número, las fuerzas de Antonio se rindieron y siguiendo la tradición romana honorable, Antonio se suicidó dejándose caer sobre su espada.

La muerte de Cleopatra

Tras la muerte de Marco Antonio, Cleopatra fue llevada en presencia de Octaviano, quien la informó de la llevarían a Roma y la pasearían por las calles como parte de su triunfo. Puede que incapaz de soportar la idea de tal humillación, el 12 de agosto de 30 a.C. Cleopatra se puso sus ropajes reales y se tumbó en un sofá dorado con una diadema. Según la tradición (como la cuenta, por ejemplo, el historiador de la Antigüedad Plutarco) utilizó un áspide (una cobra egipcia) que le llevaron oculta en una cesta de higos, y murió a causa de su mordedura. Dos de sus sirvientas también murieron con ella. El áspide era un símbolo de la realeza divina para los egipcios, así que al permitir que la mordiera un áspide, Cleopatra se volvió inmortal. Otros historiadores, incluida Joyce Tyldesley, creen que Cleopatra utilizó o bien un ungüento venenoso o un veneno para suicidarse.

Cleopatra había vivido 39 años, había reinado durante 22 y durante 14 había sido pareja de Marco Antonio. Tras su muerte, su hijo Cesarión fue declarado faraón, pero fue ejecutado poco después por orden de Octaviano. Sus otros hijos fueron enviados a Roma para que los criara la esposa de Antonio, Octavia. Cleopatra representaba la última amenaza real a la autoridad romana, y su muerte también marcó el final del reino ptolemaico. Las enormes riquezas de Egipto fueron saqueadas por Octaviano, y el país en sí se convirtió en una nueva provincia romana. En pocos años, el Senado nombró a Octaviano Augusto y se convirtió en el primer emperador, consolidó ambas mitades oriental y occidental de la República en un Imperio.

Eliminar publicidad
Publicidad

Cleopatra's Death
Muerte de Cleopatra
Reginald Arthur (Public Domain)

Octavio Augusto publicó más tarde su biografía, en la que despojó a Cleopatra de su habilidad política y la caracterizó como una extranjera inmoral, una seductora de hombres romanos rectos. Varios historiadores y escritores romanos (como por ejemplo los poetas horacio y Lucano) reforzaron la imagen de Cleopatra como una ramera incestuosa y adúltera que usaba el sexo para intentar emascular al Imperio romano. La propaganda de la guerra civil de Octaviano y Marco Antonio tuvo una influencia profunda en la imagen de Cleopatra que se ha transmitido a lo largo de la cultura occidental. La verdadera Cleopatra era muy hábil en la política (aunque era despiadada con sus enemigos), popular entre sus súbditos, hablaba siete idiomas y se dice que era la única de la dinastía ptolemaica que podía leer y hablar egipcio. También es un pensamiento aleccionador pensar cuán diferente podría haber sido la historia de la civilización occidental si Cleopatra hubiese logrado crear un imperio oriental que rivalizara con el creciente poder de Roma, que casi logró hacer.

Los trabajos arqueológicos recientes han arrojado luz de manera interesante aunque controvertida sobre la posible ubicación de la tumba de Cleopatra. Plutarco escribió que Antonio y Cleopatra fueron enterrados juntos, y en 2008 arqueólogos del Consejo Supremo de Antigüedades egipcio y de la República dominicana que estaban trabajando en el templo de Taposiris Magna, a 45 km (28 millas) al oeste de Alejandría, informaron de que una de las cámaras del edificio probablemente contenía los cuerpos de Cleopatra y Marco Antonio. Hasta ahora, el equipo ha descubierto 22 monedas de bronce grabadas con el nombre de Cleopatra y que llevan su nombre, un busto de la reina, y una máscara de alabastro que se cree que representa a Marco Antonio. Los trabajos en el lugar continúan actualmente y tan solo el tiempo dirá si la teoría de los arqueólogos está en lo cierto y la gran pareja fue enterrada a tal distancia de Alejandría.

Eliminar publicidad
Publicidad

Bibliografía

La World History Encyclopedia está asociada a Amazon y recibe una comisión por las compras de libros que cumplan los requisitos.

Sobre el traductor

Rosa Baranda
Traductora de inglés y francés a español. Muy interesada en la historia, especialmente en la antigua Grecia y Egipto. Actualmente trabaja escribiendo subtítulos para clases en línea y traduciendo textos de historia y filosofía, entre otras cosas.

Sobre el autor

Brian Haughton
Autor e investigador de libros sobre civilizaciones y monumentos antiguos, lugares sagrados y folclore sobrenatural. Arqueólogo titulado por la Universidad de Nottingham y con un Máster en Arqueología Griega por la Universidad de Birmingham.

Cita este trabajo

Estilo APA

Haughton, B. (2011, enero 10). Cleopatra y Marco Antonio [Cleopatra & Antony]. (R. Baranda, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-197/cleopatra-y-marco-antonio/

Estilo Chicago

Haughton, Brian. "Cleopatra y Marco Antonio." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. Última modificación enero 10, 2011. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-197/cleopatra-y-marco-antonio/.

Estilo MLA

Haughton, Brian. "Cleopatra y Marco Antonio." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 10 ene 2011. Web. 19 jul 2024.

Afiliación