Plutarco

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Diego Villa Caballero
Publicado el 25 febrero 2016
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, portugués
Ancient Generals (by Mark Cartwright, CC BY-NC-SA)
Generales de la Antigüedad
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Lucio Mestrio Plutarco, más conocido simplemente como Plutarco, fue un escritor y filósofo griego que vivió entre en torno a 45-50 d.C. y en torno a 120-125 d.C. Autor prodigioso y enormemente influyente, hoy en día es más famoso por sus obras biográficas Vidas paralelas, que presentan historias entretenidas de algunas de las figuras más importantes de la Antigüedad.

Biografía

Plutarco nació en una antigua familia aristocrática tebana en Queronea, en el centro de Grecia, en algún momento antes del año 50 d.C. Su padre se llamó Autobulo y su abuelo Lamprias, ambos mencionados en su obra. Aunque Plutarco visitó Atenas con frecuencia, estudió allí filosofía con Amonio, y viajó tanto a Alejandría en Egipto como a Italia, vivió la primera parte de su vida en Queronea, donde participó en la vida pública de la ciudad y ocupó varios puestos de magistratura. Se casó con una mujer llamada Timoxena con quien tuvo al menos cinco hijos. Al llegar a la mediana edad, Plutarco fue sacerdote en la ciudad sagrada de Delfos sede del famoso oráculo de Apolo. Se le atribuye el haber contribuido al resurgimiento del interés por los cultos antiguos durante los reinados de Trajano y Adriano. De hecho, Plutarco supervisó los nuevos proyectos de construcción que ambos emperadores tenían en Delfos.

Eliminar publicidad
Advertisement

Plutarco frecuentaba círculos influyentes y entre sus amigos se encontraban los cónsules C. Minicio Fundano, L. Mestrio Floro (quien concedió a Plutarco la ciudadanía romana) y Q. Sosio Seneción; Vidas paralelas estuvo dedicada a este último. Otras pruebas de la proximidad de Plutarco a los niveles más altos de la élite romana son la concesión por parte de Trajano del raro título honorífico de ornamenta consularia y el nombramiento de Adriano como procurador imperial en Acaya. Plutarco transmitió su experiencia con la alta política en su obra Reglas para políticos, un tratado que brinda consejos para jóvenes aspirantes a funcionarios públicos. Además de estas ocupaciones prácticas, Plutarco también fue filósofo. Se adhirió a los principios platónicos y él mismo enseñó filosofía en su propia escuela en Queronea.

Las obras de Plutarco

Plutarco fue un escritor prolífico que se volvió cada vez más productivo a medida que envejecía pero, desafortunadamente, una gran cantidad de sus obras se han perdido. El material que falta está indicado en una lista del siglo IV conocida como Catálogo de Lamprias. Aquí se mencionan 227 obras que incluyen biografías y una variedad ecléctica de escritos denominados colectivamente Moralia. Estos últimos incluyen obras retóricas, filosofía moral, descripciones religiosas y discusiones sobre temas como la profecía y el más allá. También se incluyen una discusión sobre el Timeo de Platón y unas críticas a las escuelas de filosofía estoica y epicúrea. La historia tampoco fue descuidada, ya que Plutarco escribió varias obras sobre prácticas religiosas antiguas tanto en el mundo griego como en el romano, así como descripciones sobre temas tan variados como la educación y la música. A todo esto se suman muchas discusiones y tratados aparentemente aleatorios, como Consejos sobre el matrimonio y Cómo distinguir a un amigo de un adulador. No obstante, el Catálogo de Lamprias no está completo ya que algunas de las 128 obras supervivientes del escritor no se encuentran en él.

Eliminar publicidad
Advertisement
LAS BIOGRAFÍAS DE PLUTARCO LO PRESENTAN COMO UNO DE LOS GRANDES ESCRITORES DE LA ANTIGÜEDAD Y UNA FUENTE VITAL SOBRE ALGUNOS DE LOS PERSONAJES MÁS SIGNIFICATIVOS DE LA HISTORIA.

En los manuscritos supervivientes se incluyen 50 Vidas. De las biografías de los Césares escritas por Plutarco (de Augusto a Vitelio), por desgracia, sólo sobreviven las de Galba y Otón. Otras ausencias notables son las biografías del poeta lírico griego Píndaro y del gran general tebano Epaminondas. Sin embargo, las biografías que quedan son material suficiente para reconocer a Plutarco como uno de los grandes escritores de la antigüedad y una fuente histórica vital sobre algunas de las figuras más importantes de la historia.

Plutarco escribió en un rico estilo metafórico y su obra a menudo tiene una cualidad personal y afectuosa ayudada por la frecuente mención de familiares y amigos cercanos. De hecho, Plutarco aparece a menudo caracterizado como un orador en sus obras, especialmente aquellas en forma de diálogo que contienen discursos extensos y caracterizaciones personales.

Eliminar publicidad
Advertisement

Vidas paralelas

El enfoque de Plutarco respecto de las biografías consistía en tomar dos figuras históricas, una griega y otra romana, y presentarlas en comparación paralela, de ahí su frecuente título Vidas paralelas. A las dos biografías, de carácter expresivo, les sigue una synkrisis o comparación final más austera. Sobreviven 23 pares de biografías, 19 con sus synkrisis. Ejemplos de esas parejas son Alejandro Magno y Julio César, Epaminondas y Escipión el Africano (ahora perdidas) y Demóstenes y Cicerón. Como ocurre con la mayoría de los escritores antiguos, Plutarco no estaba tan interesado en un relato cronológico detallado de la vida del sujeto, sino que buscaba seleccionar sus cualidades esenciales buenas y malas para presentar un retrato desde una perspectiva moral. Tal y como expresa elocuentemente el traductor Ian Scott-Kilvert:

Plutarco tiene un sentido infalible de la tragedia de los hombres en situaciones determinantes. Su mirada abarca un campo de acción humana más amplio que el de cualquier otro historiador clásico. Examina la conducta de los hombres en la guerra, en el consejo, en el amor, en el uso del dinero...en la religión, en la familia, y lo juzga como un hombre de amplia tolerancia y experiencia madura. (11)

Las biografías son, tras un examen inicial de los años de formación y educación del sujeto, una serie de entretenidas anécdotas y eventos que Plutarco creía que ilustraban el carácter de la persona, sus virtudes y sus vicios. Este enfoque, por supuesto, ha frustrado a los historiadores posteriores, ya que la información de Plutarco podría tener origen en diversas formas en hechos concretos, experiencias personales, rumores o simplemente viejos chismes.

Legado

Realmente nunca ha habido un momento en el que no se leyera a Plutarco. Sus obras, especialmente las de filosofía y educación, continuaron siendo muy apreciadas y populares en la Antigüedad tardía por los eruditos y los primeros cristianos, así como en el período bizantino y en el Renacimiento. Los relatos de Plutarco sobre personajes históricos también han sido utilizados como fuente de información por una amplia gama de escritores posteriores, incluidos Shakespeare, Rousseau y Montaigne. Hemos visto que el enfoque ecléctico que Plutarco tiene sobre la historia minó la estima que los historiadores modernos podían tenerle, pero esto ha cambiado en los últimos años y ahora se reconoce a Plutarco como una fuente valiosa que proporciona una visión única de la forma en que se percibía el mundo clásico desde dentro.

Eliminar publicidad
Advertisement

A continuación se ofrece una selección de extractos de la obra de Plutarco.

Sobre Temístocles:

Fue muy admirado por el ejemplo que dio con el intérprete que llegó con los enviados del rey persa para exigir tierra y agua en señal de sumisión. Hizo arrestar y ejecutar a este intérprete por un decreto especial del pueblo, ya que este se había atrevido a utilizar la lengua griega para transmitir las órdenes de un bárbaro. (El ascenso y caída de Atenas, 83)

Sobre Pericles:

Sus rasgos físicos eran casi perfectos, con la única excepción de su cabeza, que era bastante larga y desproporcionada. Por esta razón, casi todas sus representaciones lo muestran con casco, ya que los artistas aparentemente no querían burlarse de él a través de esta deformidad. (El ascenso y caída de Atenas, 167)

Sobre Alcibíades:

El hecho es que sus donaciones voluntarias, los espectáculos públicos que apoyaba, su inigualable generosidad para con el Estado, la fama de sus ancestros, el poder de su oratoria, su fuerza y belleza física; junto con su experiencia y destreza en la guerra, todo ello combinado hizo que los atenienses le perdonaran todo, y constantemente encontraban eufemismos para sus errores. (El ascenso y caída de Atenas, 259)

Eliminar publicidad
Advertisement

Sobre Alejandro Magno:

Alejandro fue personalmente a verlo [a Diógenes] y lo encontró tomando el sol de cuerpo entero. Al ver tanta gente acercándose a él, Diógenes se incorporó un poco sobre el codo y fijó su mirada en Alejandro. El rey lo saludó y le preguntó si podía hacer algo por él. "Sí", respondió el filósofo, "puedes quitarte de mi sol". Se dice que Alejandro quedó muy impresionado por esta respuesta y lleno de admiración por la altivez y la independencia mental de un hombre que podía menospreciarlo con tanta displicencia. Por eso, les dijo a sus compañeros, quienes se alejaban riendo y burlándose del filósofo: "Podéis decir lo que queráis, pero si no fuera Alejandro, me gustaría ser Diógenes". (La era de Alejandro, 266)

Sobre Pirro:

La opinión general de él era que en experiencia bélica, audacia y valor personal, no tenía igual entre los reyes de su tiempo; pero lo que ganaba mediante las hazañas de sus armas lo perdía al entregarse a vanas esperanzas, y debido a su deseo obsesivo de apoderarse de lo que estaba más allá de su alcance, a menudo no lograba asegurar lo que había dentro de aquel. Por esta razón Antígono lo comparó con un jugador de dados, que hace muchas tiradas buenas, pero no sabe cómo aprovecharlas cuando las hace. (La era de Alejandro, 414-415)

Eliminar publicidad
Publicidad

Bibliografía

La World History Encyclopedia está asociada a Amazon y recibe una comisión por las compras de libros que cumplan los requisitos.

Sobre el traductor

Diego Villa Caballero
Profesional en lenguas con estudios literarios. Profesor de castellano, escritor, traductor y entusiasta de la historia. Áreas de interés: literatura, artefactos antiguos, la historia de las religiones, la astrología, la arquitectura, la historia militar y del arte.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente por el arte, la arquitectura y por descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es el director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2016, febrero 25). Plutarco [Plutarch]. (D. V. Caballero, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-820/plutarco/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Plutarco." Traducido por Diego Villa Caballero. World History Encyclopedia. Última modificación febrero 25, 2016. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-820/plutarco/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Plutarco." Traducido por Diego Villa Caballero. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 25 feb 2016. Web. 21 abr 2024.

Afiliación