Marco Antonio

Costes de servidor Recaudación de fondos 2024

¡Ayuda a nuestra misión de proporcionar educación histórica gratuita al mundo! Haz un donativo y contribuye a cubrir nuestros costes de servidor en 2024. Con tu apoyo, millones de personas aprenderán historia de forma totalmente gratuita cada mes.
$3329 / $18000

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Martin Guzman
Publicado el 20 diciembre 2011
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, portugués
X
Mark Antony (by Panagiotis Constantinou, CC BY-NC-SA)
Marco Antonio
Panagiotis Constantinou (CC BY-NC-SA)

Marcus Antonius (83 - 30 a.C., conocido popularmente como Marco Antonio) fue un político y general romano más conocido por su relación amorosa con Cleopatra VII (c. 69 - 30 a.C.) de Egipto. Como amigo y mano derecha de Julio César, pronunció la oración fúnebre después del asesinato de César que cambió el rumbo de la opinión popular contra los asesinos.

Como parte del Segundo Triunvirato de Roma (43 - 33 a.C.), gobernó incómodamente con Octavio César (63 a.C. - 14 d.C., más tarde César Augusto, que reinó del 27 a.C. al 14 d.C.) y Marco Emilio Lépido (89 - 12 a.C.), se enamoró de Cleopatra VII de Egipto y, después de su derrota en la batalla de Accio (31 a.C.), se suicidó en el año 30 a.C. Sin otros contendientes por el poder, Octavio se convirtió en el primer emperador de roma como César Augusto y la República romana se convirtió en el Imperio romano.

Eliminar publicidad
Publicidad

Juventud y ascenso al poder

Marco Antonio nació el 14 de enero del 83 a.C. de Marco Antonio Crético y Julia de los Césares (104 - c. 39 a.C.), prima de Julio César. Fue instruido en retórica por su madre y abuela, Julia la Menor (hermana de Julio César) y, según todos los relatos, se dedicó a la educación y a la filosofía en particular, hasta que entabló amistad con el joven Publio Clodio Pulcro y otro joven llamado Curión. Plutarco relata:

Dicen que Antonio fue una brillante promesa en su juventud, hasta que su íntima amistad con Curión cayó sobre él como una peste. Porque el mismo Curión era desenfrenado en sus placeres y, para hacer a Antonio más manejable, lo ocupó en borracheras, y con mujeres, y en gastos inmoderados y extravagantes. Esto envolvió a Antonio en una gran y excesiva deuda para su edad: una deuda de doscientos cincuenta talentos. (Vida de Antonio)

Antonio demostró ser un comandante brillante pero su apetito por el lujo, la bebida y los excesos sexuales lo alejaron de César.

Esta suma de doscientos cincuenta talentos sería el equivalente a cinco millones de dólares actuales, monto que debía antes de los veinte años. Esquivando a sus prestamistas, Antonio escapó a Grecia donde pasó su tiempo estudiando oratoria y ejercicios militares.

Eliminar publicidad
Publicidad

Fue persuadido por el general romano Aulo Gabinio a unirse a una expedición en Siria, en la que Antonio demostró ser un hábil comandante de caballería, y luego continuó con Gabinio en la represión de revueltas contra Ptolomeo XII de Egipto. En este momento, es posible que haya conocido a su futura esposa Cleopatra VII, quien tendría unos catorce años.

Bust of Mark Antony
Busto de Marco Antonio
Tataryn77 (Public Domain)

Con un ascenso rápido a las filas principales de Gabinio, Antonio fue ascendido y llamado por Julio César para unirse a sus fuerzas en la Galia en el año 54 a.C. Aquí, como en el este, Antonio demostró ser un comandante brillante, pero su apetito por el lujo, la bebida y los excesos sexuales lo alejaron de César y los demás oficiales. Sin embargo, los soldados comunes amaban a Marco Antonio. Plutarco señala:

Eliminar publicidad
Publicidad

Lo que podría parecer a algunos muy insoportable, su jactancia, sus burlas, sus borracheras en público, sentarse junto a los hombres mientras tomaban su comida, y comer de pie, de las mesas de los soldados rasos, lo convertían en el deleite y placer del ejército. También en asuntos amorosos era muy agradable: ganó muchos amigos por la ayuda que les prestaba en los suyos, así como también aceptaba con buen humor las burlas de los demás. Y sus medidas generosas, su mano abierta en regalos y favores para sus amigos y compañeros de armas, hicieron mucho por él en su primer avance hacia el poder. (Vida de Antonio)

A pesar de su hedonismo, Antonio continuó siendo una gran ayuda para César en su conquista de la Galia y, en el año 50 a.C., César apoyó a Antonio en su elección como tribuno.

Antonio como tribuno

En el Senado, Antonio fue un feroz partidario de las políticas de César. El viejo amigo de él, Curión, se había alejado del partido aristocrático y se había alineado con el partido populista de César, usando su elocuencia en la oratoria para convencer a otros de hacer lo mismo. Ambos enfrentaron la constante frustración y rechazo del Senado en todo lo que tuviera que ver con César y, en el año 49 a.C., huyeron de Roma hacia la Galia y el campamento de César vestidos como sirvientes, para informarle sobre cómo ellos y sus partidarios eran tratados en Roma. César tomó esta afrenta contra el joven tribuno y el orador como excusa para marchar sobre Roma desafiando las órdenes del Senado, instigadas por Pompeyo (c. 106 - 48 a.C.), de que César disolviera su ejército y regresara a Roma como un ciudadano común.

Después de tomar Roma sin luchar, César centró su atención en las fuerzas de Pompeyo en Hispania y dejó a Antonio a cargo del gobierno de la ciudad. A pesar de ser un líder militar efectivo, Antonio tenía poca habilidad como político. Plutarco afirma: "era demasiado flojo para poner atención a las quejas de las personas afectadas, escuchaba con impaciencia las peticiones y tenía un mal nombre por la familiaridad con las esposas de otras personas".

Eliminar publicidad
Publicidad

Aunque era un administrador incompetente, Antonio aún fue capaz de mantener las líneas de suministro abiertas a las fuerzas de César y enviar refuerzos continuamente. En el año 48 a.C., Antonio se unió a César en Grecia, dejando a Lépido a cargo de Roma y, en la batalla de Farsalia, comandó el ala izquierda de caballería, ayudando a derrotar las fuerzas de Pompeyo Magno.

Battle of Pharsalus
Batalla de Farsalia
Wikipedia User: Kirill Lokshin (Public Domain)

Después de la batalla, César siguió a Pompeyo hacia Egipto y Antonio regresó a Roma donde siguió descuidando sus deberes administrativos hasta el punto de traer deshonra para el recién ganado gobierno de Cesar. Como resultado, Antonio fue removido de su posición al regreso de César en el este y el poder le fue conferido a Lépido. Sin embargo, dos años más tarde Antonio volvía a formar parte del círculo cercano de César.

Antonio y Octavio

En el año 44 a.C., después del asesinato de César, Antonio tomó la oportunidad como orador en el funeral del dictador para cambiar el rumbo de la opinión popular en contra de los conspiradores y expulsarlos de Roma. Parece ser que no tenía la intención de perseguir o castigar a los asesinos de César hasta la aparición en Roma del heredero de diecinueve años de César, Cayo Octavio Turino, quien demandó que los asesinos fueran llevados ante la justicia.

Eliminar publicidad
Publicidad

La llegada de Octavio y el reclamo legal como heredero de César fue un desarrollo desagradable para Antonio y los dos hombres se enfrentaron de inmediato. Octavio insistía en seguir el testamento de César al pie de la letra, incluida la distribución de dinero otorgada al pueblo de Roma; Antonio estuvo en desacuerdo ya que también se ofendió de que un "chico" (como Antonio llamaría frecuentemente a Octavio) le ofreciera consejos sobre cualquier cosa.

Superado por Octavio tanto política como intelectualmente, Antonio huyó con sus legiones hacia la Galia donde serían derrotadas por las de Octavio. En una tregua, Antonio, Octavio y Lépido formarían el Segundo Triunvirato en el año 43 a.C. y acordaron dividir las posesiones de Roma entre ellos para gobernarlas juntos. A Lépido le fue otorgado África, a Octavio el oeste desde Roma, y a Antonio el este.

Antonio y Cleopatra

Después de derrotar a los ejércitos de Bruto (85 - 42 a.C.) y Casio (c. 86 - 42 a.C.) en la batalla de Filipos en el 42 a.C., Octavio regresó a Roma y Antonio se dirigió a oriente donde mandó presentarse ante él a la reina egipcia Cleopatra en Tarsos en el año 41 a.C. Planeaba acusar a Cleopatra de sedición contra Roma (por ayudar e instigar a Casio y Bruto) para multarla con una suma sustancial para ayudar a pagar a su ejército. Sin embargo, Cleopatra manipuló su entrada a Tarsos de tal manera que inmediatamente hechizó a Antonio. Plutarco describe:

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Recibió varias cartas, tanto de Antonio como de sus amigos, llamándola, pero ella no acató estas órdenes y finalmente, como burlándose de ellas, llegó navegando por el río Cidno, en una barca con popa dorada y velas moradas desplegadas, mientras remos de plata marcaban el compás con la música de flautas, pífanos y arpas. Yacía todo el tiempo bajo un dosel de tela dorada, vestida como Venus en un cuadro; mientras hermosos muchachos, como cupidos pintados, estaban de pie en cada lado para abanicarla. Sus doncellas estaban vestidas como ninfas marinas y cárites, algunas manejaban el timón y otras las cuerdas (...) A su llegada, Antonio mandó invitarla a cenar. Ella pensó que era más adecuado que él acudiera a ella; así que, dispuesto a mostrar su buen humor y cortesía, obedeció. Él encontró los preparativos para recibirlo de manera magnífica más allá de la expresión, pero nada tan admirable como la gran cantidad de luces; porque de repente se dejó caer un gran número de ramas con luces en ellas tan ingeniosamente dispuestas, algunas en cuadrados, y otras en círculos, que todo fue un espectáculo que rara vez había sido igualado en belleza. (Vida de Antonio)

Antonio y Cleopatra inmediatamente iniciaron su famoso amorío (aunque en ese momento él estaba casado con Fulvia) y la consideraba su esposa incluso antes de estar casado legalmente con ella. En el año 40 a.C., Fulvia murió y, en un esfuerzo por tratar de consolidar la cada vez más deteriorada relación entre los dos gobernantes, Octavio y Antonio acordaron que el segundo se casaría con la hermana del primero, Octavia (aunque en ese mismo año Cleopatra daría a luz a los hijos de Antonio, los gemelos Alejandro Helios y Cleopatra Selene).

La relación entre Octavio y Antonio se deterioró aún más con el paso de los años, Antonio continuaba con su relación con Cleopatra mientras seguía casado con Octavia. En el año 37 a.C., Antonio envió a Octavia de regreso a Roma y, en el año 35 a.C., cuando Octavia llegó con tropas, suministros y fondos para reunirse con Antonio en Atenas, él se negó a reunirse con ella y la envió de vuelta a casa.

Cleopatra's Death
Muerte de Cleopatra
Reginald Arthur (Public Domain)

Abandonando Atenas para ir en campaña, Antonio sometió y anexó con éxito Armenia a Roma. Sin embargo, en lugar de regresar a Roma para su triunfo, Antonio realizó su desfile y celebración en Alejandría con Cleopatra a su lado. Además, cedió formalmente territorios a Cleopatra y sus hijos y proclamó a Cesarión (el hijo mayor de Cleopatra con Julio César) el verdadero y legítimo heredero de César, desafiando así públicamente el derecho a gobernar de Octavio.

La batalla de Accio y muerte

Actuando rápidamente como de costumbre, Octavio leyó un documento en el Senado, supuestamente el testamento de Antonio, donde clamaba que Antonio se estaba preparando para apoderarse de Roma y otorgaba valiosos recursos romanos a Cleopatra y sus hijos. Decidiendo sabiamente evitar declarar la guerra a Antonio (lo que podría haber alejado a algunos miembros del Senado y del pueblo), Octavio manipuló al Senado para que declarara la guerra a Cleopatra.

Las fuerzas de Antonio y Cleopatra se enfrentaron a las de Octavio (bajo el liderazgo del general Agripa) en la batalla de Accio en el año 31 a.C., donde fueron derrotadas por las tácticas superiores de Agripa y su propia ineptitud para librar la guerra en el mar. Durante el año siguiente, Antonio libraría una serie de pequeñas e inútiles batallas contra Octavio hasta que, en el año 30 a.C., al enterarse de que Cleopatra había muerto, se apuñaló.

Sin embargo, el rumor era falso y, moribundo, fue llevado con Cleopatra, en cuyos brazos falleció. Ella se suicidó poco después con veneno. Octavio mandó a estrangular a Cesarión (el hijo de Cleopatra y César). Los hijos de Antonio y Cleopatra fueron llevados a Roma donde, tras desfilar detrás de una efigie de su madre en el triunfo de Octavio, fueron criados por Octavia junto con sus propios hijos de Antonio, uno de los cuales, Antonia la Mayor, sería más tarde la abuela del emperador Nerón. Octavio era ahora el único poder en Roma y, en el año 27 a.C., recibió el título de Augusto ("venerable"), convirtiéndose en el primer emperador del Imperio romano.

Eliminar publicidad
Publicidad

Sobre el traductor

Martin Guzman
Ingeniero en Tecnologías de la Información. Interesado en temas históricos pero especialmente en historia militar. Busca compartir el interés de estos temas y hacerlo llegar a una mayor cantidad de personas.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Joshua J. Mark no sólo es cofundador de World History Encyclopedia, sino también es su director de contenido. Anteriormente fue profesor en el Marist College (Nueva York), donde enseñó historia, filosofía, literatura y escritura. Ha viajado a muchos lugares y vivió en Grecia y en Alemania.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2011, diciembre 20). Marco Antonio [Mark Antony]. (M. Guzman, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-10057/marco-antonio/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Marco Antonio." Traducido por Martin Guzman. World History Encyclopedia. Última modificación diciembre 20, 2011. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-10057/marco-antonio/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Marco Antonio." Traducido por Martin Guzman. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 20 dic 2011. Web. 21 jul 2024.

Afiliación