Horacio

Definición

Donald L. Wasson
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 18 mayo 2017
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
Horace (by Mark Cartwright, CC BY-NC-SA)
Horacio
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Quinto Horacio Flaco (65-8 a.C.), más conocido por los lectores modernos como Horacio, fue uno de los poetas más queridos de Roma y, junto con su compañero Virgilio, miembro del círculo íntimo del emperador Augusto en el palacio imperial. A pesar de su lealtad temprana a uno de los asesinos de Julio César durante los primeros días oscuros de la guerra civil, Horacio se terminó convirtiendo en un amigo cercano del emperador y apoyó sus intentos de reforma moral, creyendo que traía nueva vida a un imperio que sufría, una nueva edad de oro.

Juventud

Horacio nació el 8 de diciembre del año 65 a.C. en la ciudad de Venusia, en Puglia, una región del sureste de Italia que bordea el mar Adriático. De adulto, el historiador romano Suetonio lo describió como bajito y gordo. Su padre era un liberto y pequeño propietario de Venusia, que trabajaba a tiempo parcial como subastador público o coactor; los historiadores no se ponen de acuerdo sobre si había sido esclavo o no. Suetonio añadió que su padre podría haber sido un "comerciante de provisiones saladas". Obviamente, el padre de Horacio era lo suficientemente capaz como para enviar al joven poeta a Roma y Atenas (donde estudió literatura y filosofía) para completar su educación.

Eliminar publicidad

Advertisement

Virgilio, Horacio y el poeta desterrado Ovidio crearon un estilo clásico que muchos creían comparable al de los antiguos griegos.

Durante su estadía en Atenas, Horacio se unió al ejército del asesino de César, Marco Junio Bruto, como tribunus militum o comandante militar (un cargo que normalmente ocupaba un miembro de la clase ecuestre) contra el heredero Octavio (el futuro Augusto). Las fuerzas del asesino acabaron perdiendo en la batalla de Filipos en el 42 a.C., y esta derrota dejó al impresionable Horacio y a muchos otros con un gusto amargo en torno a la guerra. Por desgracia, su apoyo a Bruto le costó la propiedad de su familia.

A pesar de haber apoyado al asesino de César, Horacio regresó a Roma, donde tuvo la suerte de conseguir un puesto en el gobierno como scriba quaestorius, un contable o cajero, que trabajaba bajo las órdenes de un cuestor en el tesoro imperial. Algunos cuestionan si realmente ocupó el cargo, ya que se había opuesto a Augusto en Filipos; sin embargo, Suetonio afirmó que fue indultado y adquirió el puesto. Fue en esta época cuando Horacio escribió su primera serie de poemas, hecho que lo puso en contacto tanto con Virgilio, el autor de la Eneida, como con el poeta Vario Rufo, el autor de De Morte, un poema destinado a reconfortar a los hombres y a no temer la muerte. Rufo era un devoto seguidor del filósofo Epicuro y de su escuela "El Jardín". Horacio se sentía atraído por la filosofía epicúrea y su principio de que el placer era el único bien. Según el historiador M. Beard, tanto Virgilio como Horacio representaban "imágenes memorables y elocuentes" de la nueva "edad de oro" de Roma. En palabras del historiador N. Rodgers, Virgilio, Horacio y el poeta desterrado Ovidio crearon un estilo clásico que muchos creían comparable al de los antiguos griegos.

Eliminar publicidad

Advertisement

Protegido de Mecenas

Por suerte para Horacio, Virgilio y Rufo le presentaron a un hombre que tendría un profundo efecto en su vida, Cayo Mecenas. Mecenas era un romano rico y mecenas de las artes que reunía a su alrededor un círculo de jóvenes poetas. No solo era autor, sino amigo personal y consejero de Augusto, y a través de él, Horacio conocería al emperador. El joven poeta no tardó en convertirse en el favorito de Mecenas, que terminó cediéndole una finca en las colinas de Sabina, cerca de Roma, en Tívoli. En este lugar, Horacio, tras adquirir seguridad económica, terminaría construyendo una villa.

En consonancia con la filosofía epicúrea, los poemas de Horacio demostraban la alegría de vivir y el amor por la naturaleza. Publicados hacia el año 30 a.C., cuando tenía unos 35 años, los Epodos o Iambi eran 17 poemas elegíacos, muchos de los cuales fueron escritos antes de que conociera a Mecenas. Los poemas aluden a la victoria de Octavio en la batalla de Actium y a su derrota tanto de Marco Antonio como de la reina egipcia Cleopatra. Los poemas no solo hablan de política, sino también de amor y de su admiración por el modo de vida rural. N. Rodgers le citó diciendo: "Feliz el hombre que lejos de los negocios vuelve a arar sus tierras ancestrales" (385).

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Odes, Poem 14
Odas, Poema 14
Tubantia (CC BY-SA)

A los Epodos siguieron pronto los dos libros de las Sátiras, también llamados Sermones o "Conversaciones". Además de una crítica al vicio que imperaba en Roma, escribió sobre un viaje que hizo con Mecenas a Brundisium y el reasentamiento de los veteranos de la guerra civil. Algunos consideran que los poemas son autobiográficos, ya que contienen poemas en homenaje a Mecenas y al padre de Horacio.

Poesía y filosofía

Aunque fue mal recibida, la siguiente obra de Horacio fueron los tres libros y 88 poemas de las Odas. Estos poemas líricos celebran a Roma en la época de Augusto. Tras su publicación, el emperador animó al poeta a escribir un cuarto libro de 15 poemas. Horacio decía que los poemas eran himnos a los dioses y que estaban inspirados en los grandes autores griegos, entre ellos Alcaeus, Safo y Píndaro. Horacio siempre sintió un profundo respeto y admiración por los griegos y creía que Roma debía reconocer la superioridad griega en todos los ámbitos intelectuales y culturales. En estos poemas volvió a elogiar a Augusto por su victoria en Actium y por traer la paz a un pueblo atribulado, restaurando las costumbres y la moral perdidas del pasado de la ciudad.

Eliminar publicidad

Advertisement

Sin embargo, hubo quienes consideraron que Horacio tenía un lado romántico. Aunque era soltero de toda la vida, parecía respetar el compromiso. Esto es evidente en el poema 13 del libro primero de las Odas:

¡Felices tres veces y aun más los seres unidos por lazos indisolubles, y cuyo amor, triunfante de quejas y recelos, sólo acaba con el último suspiro!

Aunque antes escribió en sus Sátiras: "En el amor hay dos males: la guerra y la paz".

En sus dos libros siguientes, las Epístolas, Horacio se aleja momentáneamente de la poesía y se dedica a la reflexión filosófica, escribe sobre el buen camino de la vida. El primer libro, publicado hacia el año 21 a.C., es una serie de cartas escritas a diversas personas, en las que cuenta las circunstancias de su propia vida y ofrece consejos. En el segundo libro, Ars Poetica, Horacio escribió sobre el arte de escribir poesía. Sobre su propia dificultad para escribir poesía, escribió: "Luchando por ser breve, me vuelvo oscuro"(Ars Poetica, línea 25) También escribió dos cartas, una a Augusto y otra a su colega poeta romano Publio Annio Floro.

Eliminar publicidad

Advertisement

Años posteriores

A lo largo de los años, el emperador y Horacio se habían hecho muy amigos; el emperador llamaba a Horacio su "pequeño encantador". En el año 17 a.C., Augusto le pidió que escribiera un himno secular para conmemorar el 800 aniversario de la fundación de Roma. Augusto también le pidió que se uniera a su personal para ayudar a redactar la correspondencia, pero el poeta se negó. Sobre esta petición, Suetonio escribió que, debido a su mala salud y a su exigente carga de trabajo, el emperador apeló a Mecenas para que permitiera a Horacio acudir a palacio para "ayudarlo a escribir sus cartas". El 27 de noviembre del año 8 a.C. Horacio murió, dos meses después que su amigo de toda la vida Mecenas, y fue enterrado cerca de su tumba. A pesar de la legislación promulgada por el emperador contra la soltería, Horacio nunca se casó, por lo que, según Suetonio, Augusto fue nombrado heredero de sus bienes.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es Traductora Pública de inglés a español, nacida y residente en Uruguay. Sus áreas de especialización como traductora son la sanidad, la educación, la historia y el derecho.

Sobre el autor

Donald L. Wasson
Donald ha enseñado Historia Antigua, Medieval y de los Estados Unidos en el Lincoln College (Normal, Illinois) y siempre ha sido y será un estudiante de la historia, desde que aprendió sobre Alejandro Magno. Está ansioso por transmitir el conocimiento a sus alumnos.

Cita este trabajo

Estilo APA

Wasson, D. L. (2017, mayo 18). Horacio [Horace]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-10635/horacio/

Estilo Chicago

Wasson, Donald L.. "Horacio." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación mayo 18, 2017. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-10635/horacio/.

Estilo MLA

Wasson, Donald L.. "Horacio." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 18 may 2017. Web. 02 feb 2023.

Afiliación