Eneas

Definición

Liana Miate
por , traducido por Rodrigo Pedraza
Publicado el 01 diciembre 2022
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, italiano
X
Fresco with Wounded Aeneas (by Carole Raddato, CC BY-SA)
Fresco de Eneas herido
Carole Raddato (CC BY-SA)

En la mitología grecorromana, Eneas es un príncipe troyano y el legendario fundador de los romanos. Es hijo de Anquises, miembro de la familia real troyana y de la diosa Afrodita/Venus. Eneas fue uno de los pocos héroes troyanos que escapó del asedio de Troya. Posteriormente, Eneas se embarcó en un viaje de siete años narrado en la Eneida por el poeta romano Virgilio (70-19 a.C.).

Importancia y parentesco

Tras entrar en contacto con los antiguos griegos, los romanos fueron conscientes de que carecían de la legendaria tradición épica que tenían los antiguos griegos. La literatura griega contaba con la Ilíada y la Odisea de Homero (c. 750 a.C.), y la mitología griega tenía héroes como Aquiles y Hércules mientras que los romanos solo tenían a Rómulo y Remo, quienes sabían que no podían estar a la altura de los intrépidos héroes griegos.

Eliminar publicidad
Advertisement
Los romanos crearon un vínculo entre su historia y la famosa Guerra de Troya al asociar un héroe de la guerra con Rómulo.

Los romanos crearon un vínculo entre su historia y la famosa Guerra de Troya al asociar un héroe de la guerra con Rómulo. Eligieron a un héroe cuyo destino se desconocía: Eneas, un príncipe de Troya. Alrededor del 500 a.C., se volvió un relato popular que Eneas pudo escapar de la quema de Troya y se dirigió a Italia donde estableció el pueblo romano.

La historia del nacimiento de Eneas se cuenta en el Himno homérico a Afrodita. El himno relata cómo Afrodita influyó en los amores de los dioses. Incluso el poderoso Zeus no fue inmune a los poderes de Afrodita, y tuvo muchas aventuras amorosas con mujeres mortales. Zeus decidió darle a Afrodita una muestra de su propia medicina e hizo que Afrodita se enamorara de un hombre mortal haciéndolo aparecer como un dios para ella.

Eliminar publicidad
Advertisement

Zeus puso un anhelo en su corazón por Anquises y tan pronto como lo vio cuidando de su ganado, la pasión se apoderó de su corazón. Viajó a su templo en Pafos en Chipre donde fue ungida y preparada. Una vez que llegó al monte Ida, encontró a Anquises, quien instantáneamente se sorprendió de ella y se preguntó si era una diosa o una ninfa. Afrodita mintió y dijo que era una mortal y que Hermes le había dicho que sería la legítima esposa de Anquises.

Anquises y Afrodita durmieron juntos y por la mañana ella le reveló su verdadera forma. Anquises entró en pánico al darse cuenta de que se había acostado con una diosa. Sin embargo, Afrodita lo tranquilizó y le dijo que no tenía por qué tener miedo.

Eliminar publicidad
Advertisement

No sufrirás daño de mi parte
ni de los otros bienaventurados,
porque eres amado por los dioses.
Tendrás un hijo querido
¿Quién reinará entre los troyanos?
y los niños nacerán
de sus hijos para siempre.
Eneas será su nombre.
(Los himnos homéricos: Himno a Afrodita, 194-197)

Crouching Venus
Venus agazapada
Carole Raddato (CC BY-SA)

Afrodita le dijo a Anquises que las ninfas de la montaña criarían a su hijo y cuando llegara a cierta edad lo llevarían a su padre, quien le diría a la gente que la madre de su hijo era una ninfa. Ella le advirtió que si decía la verdad sobre la paternidad de su hijo, un Zeus enfurecido le arrojaría un rayo.

Como predijo Afrodita, cuando Zeus se enteró de que Anquises era el padre de Eneas, le lanzó un rayo. Anquises habría muerto si Afrodita no hubiera intervenido y desviado el rayo para que cayera a sus pies. Sin embargo, el impacto debilitó tanto a Anquises que no pudo volver a caminar.

La paternidad de Eneas también se menciona en la Teogonía de Hesíodo (c. 700 a.C.):

Y Citerea, la bella coronada, sintió un dulce amor
por el héroe Anquises, y se acostó con él
y dio a luz a Eneas en la cima de la montaña,
en Ida, con sus muchas hendiduras boscosas. (1008-1011)

Eneas en la Ilíada

Eneas desempeñó un papel menor en la Ilíada, donde era el líder de los dardanianos de Dardania (en la actual Anatolia). Demostró una gran valentía, que queda especialmente evidente en el Libro 5, donde entró en la batalla ajeno a todas las lanzas que lo rodeaban. Luchó junto a Pándaro, un señor y comandante troyano, y protegió su cuerpo después de que Diomedes, rey de Argos, lo matara. Diomedes golpeó a Eneas en el muslo con una enorme roca y lo hizo caer de rodillas. Habría muerto si su madre Afrodita no lo hubiera rescatado y protegido de la embestida de las armas. Diomedes pudo herir a Afrodita, que se retiró. Apolo levantó a Eneas y lo llevó a las alturas sagradas de Pérgamo, donde fue sanado. Ares ordenó a Eneas que rescatara a Héctor, por lo que Eneas regresó al campo de batalla entre los vítores de sus hombres.

Eliminar publicidad
Advertisement

Achilles Tending to Patroclus
Aquiles cura a Patroclo
ArchaiOptix (CC BY-SA)

En el Libro 20, Apolo instó a Eneas a enfrentarse a Aquiles recordándole su divinidad como hijo de Afrodita. Envalentonado por este recordatorio, Eneas se dirigió a Aquiles con los dioses reunidos para observar. Aquiles se burló de Eneas, tratando de que se retirara. Eneas se mantuvo firme, le dijo a Aquiles que se necesitaría más que amenazas para asustarlo y se jactó de su linaje. Eneas le rogó a Aquiles que continuara con la batalla en lugar de intercambiar insultos. Ambos lucharon ferozmente, pero era evidente que Eneas no era rival para el poderoso Aquiles. Afortunadamente, los dioses decidieron salvar a Eneas. Poseidón distrajo a Aquiles vertiendo una niebla en sus ojos y levantando a Eneas a salvo.

La Eneida

Escrita c. 30-19 a.C., la Eneida se parece mucho a la Odisea y está claro que Virgilio se inspiró en el poema épico de Homero al escribir sobre su héroe. Virgilio no estaba contento con la Eneida y ordenó que se destruyera una vez que él muriera. Sin embargo, el emperador romano Augusto (quien reinó de 27 a.C. a 19 d.C.) no permitió su destrucción y pidió a los amigos de Virgilio, Vario Rufo y Plotio Tuca que lo editaran y completaran.

La caída de Troya

Después de diez años de guerra entre los griegos y los troyanos, Sinón, un soldado griego, convenció a los troyanos para que aceptaran un regalo de los griegos: un caballo gigante. Laocoonte, un sacerdote de Neptuno, advirtió a los troyanos que no confiaran en los griegos incluso cuando llevaban regalos, pero los troyanos no prestaron atención a su advertencia.

Eliminar publicidad
Advertisement

Héctor se apareció a Eneas mientras dormía y le advirtió que Troya estaba condenada y lo instó a escapar con sus dioses al otro lado del mar. Eneas ignoró sus órdenes y luchó en vano para salvar Troya. Conducido al palacio del rey Príamo, se unió a los troyanos supervivientes que vieron morir al rey Príamo. Venus lo acompañó a su casa, donde le rogó a su padre que escapara de la ciudad con él. Después de negarse inicialmente, Anquises oró a los dioses y se le dio una señal de que debía abandonar la ciudad caída.

Cargando a su padre sobre sus hombros, Eneas buscó a su esposa Creúsa, pero después de que ella se le apareció en una visión, se dio cuenta de que ya se había ido. Eneas reunió a los sobrevivientes troyanos, incluido su hijo Ascanio, y abrió el camino para salir de Troya.

Los viajes de Eneas

Eneas contó sus viajes después de dejar Troya. Después de ser descarriados por profecías y sueños llegaron a Delos y fueron recibidos por el rey Anio; luego navegaron a una Creta desierta pero encontraron un paisaje caluroso y árido. Después de llegar a las Strófades, fueron ahuyentados por las viciosas arpías. Al llegar finalmente a Epiro, fueron recibidos por otros refugiados troyanos, incluido el rey Heleno y Andrómaca, la exesposa de Héctor. Sin embargo, Eneas sabía que su destino era fundar una gran ciudad y continuó su viaje. Cuando se acercaron a Sicilia, prestaron atención a la advertencia del rey Heleno y evitaron el estrecho que custodiaban las monstruosas Escila y Caribdis. Desafortunadamente, Anquises murió mientras estaban en Sicilia.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

The Journey of Aeneas from Troy to Rome
El viaje de Eneas de Troya a Roma
Simeon Netchev (CC BY-NC-SA)

Eneas y Dido

Después de seis años de navegar por el Mediterráneo y estar a merced de las tormentas y de una Juno enojada, Eneas y sus hombres fueron conducidos a tierra en Sirtes (la costa norte de África). Venus (el equivalente romano de Afrodita) fue testigo de las luchas de su hijo y suplicó a su padre Júpiter que le permitiera a Eneas vivir y cumplir su destino. Júpiter le aseguró que lo haría. Venus se disfrazó y guio a su hijo a Cartago después de envolverlo en una niebla de invisibilidad. Reflexionó sobre su tiempo en Troya después de ver representaciones de la Guerra de Troya en el nuevo Templo de Juno.

Eneas y sus hombres se encontraron con Dido, la reina de Cartago, quien ofreció un banquete en su honor. Venus todavía estaba inquieta por las intenciones de Juno hacia Eneas. Decidió enamorar a Dido de su hijo, enviando a Cupido disfrazado para infundir amor y pasión en su corazón. Dido le rogó a Eneas que le contara la trágica historia de la Guerra de Troya. Dido y Eneas se enamoraron, a pesar de que Dido prometió no volver a enamorarse después de la muerte de su esposo. Juno arregló una especie de matrimonio entre ellos para evitar que Eneas fundara Roma, que algún día destruiría su amada Cartago. Sin embargo, Júpiter le recordó a Eneas su destino y le ordenó que dejara a Dido. Dido, desconsolada, construyó una pira, maldijo a Eneas y juró que Cartago estaría en guerra perpetua con su pueblo antes de subirse a la pira y suicidarse.

The Meeting of Dido and Aeneas
Encuentro entre Dido y Eneas
Nathaniel Dance-Holland (Public Domain)

Después de zarpar de Cartago, Eneas echó un último vistazo a la ciudad y vio fuego, sin darse cuenta de que era Dido ardiendo en la pira. Una tormenta los obligó a navegar de regreso a Sicilia, donde Eneas celebró juegos funerarios en honor de su padre. Eneas decidió dejar atrás a las mujeres y los niños en Sicilia en una nueva ciudad gobernada por Acestes, un compañero troyano.

Llegada a Italia y la guerra

Eneas y sus hombres finalmente llegaron a Italia, desembarcaron en Cumas, al norte de la Bahía de Nápoles. Consultó con la Sibila y le rogó que lo llevara al inframundo para poder hablar con su padre, Anquises. Ella estuvo de acuerdo, pero primero le pidió que buscara una rama dorada en un árbol y enterrara a Miseno, un camarada que se había ahogado. Completó estas tareas y luego fue conducido al inframundo. Allí se encontró con Dido, héroes de Troya y su padre en el Campo de los Bienaventurados. Anquises explicó la creación del universo y el significado de la vida. Finalmente, presenciaron un desfile de grandes romanos marchando hacia la luz de la vida.

Después de regresar del inframundo, Eneas y sus hombres navegaron hacia el río Tíber. Latino, el rey de Latium, les dio la bienvenida. Ofreció a su hija Lavinia en matrimonio a Eneas. Sin embargo, Juno envió a su agente Alecto para crear problemas. Primero persuadió a la reina Amata para que se opusiera al matrimonio. A continuación, hizo que Turno, un príncipe latino vecino, iniciara una guerra con los troyanos. Su movimiento final fue iniciar una pelea entre la gente de Latium y una partida de caza troyana.

Aeneas' Arrival in Latium
La llegada de Eneas a Lacio
Carole Raddato (CC BY-NC-SA)

Eneas viajó al pueblo de Pallantium (Palanteo), donde el rey Evandro le contó cómo Hércules lo había rescatado y le informó sobre Mecencio, un etrusco que había sido destronado por sus súbditos y al que Turno había dado refugio. Aconsejó a Eneas que ningún etrusco se dejaría gobernar por un italiano y le dijo que fuera con su hijo Palas para reclamar el liderazgo de los ejércitos que luchaban contra los latinos. Venus persuadió a Vulcano para que hiciera una nueva armadura para Eneas, que retrató las futuras guerras de Roma.

Eneas ordenó a los troyanos que cerraran sus puertas y se negaran a luchar. Le obedecieron incluso cuando Turno y sus hombres atacaron su campamento. Turno finalmente irrumpió en el campo troyano. Después de matar a algunos troyanos se vio obligado a retirarse y nadar de regreso a sus hombres. Palas fue asesinado por Turno y se celebraron juegos fúnebres para él. Los latinos suplicaron a Eneas una tregua para poder recoger a sus muertos. Estuvo de acuerdo y aclaró que lo último que quería era guerra. Eneas se ofreció a enfrentarse a Turno en un combate uno a uno para que nadie más tuviera que morir. Después de mucho debate, los latinos estuvieron de acuerdo. Sin embargo, cuando Eneas se acercó a la ciudad, Turno llamó a su ejército a la batalla. Turno esperó en una emboscada a que Eneas pasara. Ambos ejércitos se movieron uno hacia el otro.

Turno exigió encontrarse con Eneas en la batalla, y Eneas firmó un tratado con Latino, que establecía que el que quedara en pie se casaría con Lavinia. Si Eneas fuera derrotado, los troyanos se retirarían pacíficamente y se establecerían en Palanteo. Una vez más, Juno tenía otros planes e hizo que Eneas fuera herido por una flecha. Después de ser curado por su madre, volvió a la batalla. Júpiter y Juno se reconciliaron y Juno finalmente hizo las paces con el destino de Roma. Turno fue asesinado por Eneas y una vez casado con Lavinia, Eneas estableció la ciudad Lavinium (Lavinio) y nombró a su hijo Ascanio como su sucesor. Ascanio luego fundó Alba. Alrededor de 400 años después, Rómulo fundó Roma desde Alba Longa.

Eneas se vuelve un dios

Venus le rogó a su padre Júpiter que hiciera de Eneas un dios, alegando que ya había estado en el inframundo una vez y sobrevivió. Júpiter estuvo de acuerdo y Venus viajó al río Numicus y le pidió que lavara las partes mortales de Eneas. Venus entonces ungió su cuerpo con fragancia divina y tocó sus labios con néctar y ambrosía, y lo convirtió en un dios. Los romanos lo honraron con templos y altares.

Aeneas Carrying Anchises
Eneas cargando a Anquises
Carole Raddato (CC BY-NC-SA)

Arte y legado

Una de las reliquias troyanas más importantes fue el Paladio (una estatua de Atenea), que se cree que fue de origen divino. Hay mucho misterio en torno a la estatua sagrada. Algunas fuentes afirmaron que Diomedes y Odiseo lo robaron debido a una profecía. Otras tradiciones dicen que simplemente robaron una copia, con Eneas teniendo la estatua real que se llevó consigo cuando huyó de Troya. Según la tradición romana, el Paladio terminaba en el Templo de Vesta en el Foro Romano, donde las Vírgenes Vestales lo atendían.

Además de Roma, también se dice que Eneas fundó la ciudad griega de Enea en la Calcídica. En la ciudad se han encontrado monedas que representan a Eneas cargando a su padre a hombros. Eneas llevando heroicamente a su padre lejos de Troya fue un tema popular en el arte antiguo. En Veii (una ciudad etrusca), estatuas de él que datan de c. 500 a.C. se han encontrado así como jarrones antiguos que muestran la misma escena en toda Etruria.

La historia de Eneas ha inspirado obras de teatro, óperas, libros y obras de arte a lo largo de la historia. Es un personaje de la obra Troilo y Crésida de William Shakespeare (m. 1616). También aparece en la popular serie de libros Los héroes del Olimpo de Rick Riordan y es un personaje principal en Lavinia de Ursula K. Le Guin (1929-2018), que cuenta la historia de Eneas desde la perspectiva de su esposa, Lavinia. El compositor inglés Henry Purcell (1659-1695) escribió su famosa ópera Dido y Eneas en honor al gran amor entre estos dos personajes y el trágico final de la reina.

En Eneas, los romanos habían encontrado por fin a su héroe, tan ilustre como los grandes Aquiles y Hércules. Era el hijo de una diosa que luchó valientemente en la guerra de Troya y ayudó a sus compañeros troyanos a escapar de la ciudad caída, un hombre que navegó por los mares durante siete años y se enfrentó a muchas dificultades para cumplir su destino.

Eliminar publicidad
Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Por qué es famoso Eneas?

Eneas fue famoso por sus viajes, que se encuentran relatados en la Eneida del poeta romano Virgilio, y por fundar el pueblo romano.

¿Por qué Eneas era importante para los romanos?

Eneas era importante para los romanos como fundador de la población romana y representante de los valores romanos (la importancia de la familia y la adoración de los dioses).

¿Qué hizo Eneas después de la Guerra de Troya?

Eneas escapó de Troya con su padre e hijo y empezó un viaje de siete años en el Mediterráneo. Conoció a muchas personas, la más notable de ellas fue Dido, reina de Cartago, y tuvo muchas aventuras.

¿Fue Eneas el fundador de Roma?

Eneas fue el fundador de la raza romana. Su hijo Ascanio fundó Alba Longa (cerca de Roma), donde Rómulo y Remo nacieron cientos de años después.

Sobre el traductor

Rodrigo Pedraza
Magíster en Historia Militar con más de 20 años de servicio militar, actualmente realizando trabajos de investigación sobre desarrollo tecnológico en buques y memoria histórica con veteranos.

Sobre el autor

Liana Miate
Liana es la editora de los medios de comunicación social de la Ancient History Encyclopedia. Tiene una licenciatura en artes y su área de concentración es la Historia antigua: Grecia, Roma y la Antigüedad Tardía. Grecia y Roma la apasionan particularmente, así como todo lo que tiene que ver con la mitología y la mujer.

Cita este trabajo

Estilo APA

Miate, L. (2022, diciembre 01). Eneas [Aeneas]. (R. Pedraza, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-782/eneas/

Estilo Chicago

Miate, Liana. "Eneas." Traducido por Rodrigo Pedraza. World History Encyclopedia. Última modificación diciembre 01, 2022. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-782/eneas/.

Estilo MLA

Miate, Liana. "Eneas." Traducido por Rodrigo Pedraza. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 01 dic 2022. Web. 21 may 2024.

Afiliación