Artemisa

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 24 julio 2019
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, albanés, francés, italiano, turco
Artemis, Goddess of the Hunt (by Jan van der Crabben, CC BY-NC-SA)
Artemisa, Diosa de la Caza
Jan van der Crabben (CC BY-NC-SA)

Artemisa era la diosa griega de la caza, la naturaleza salvaje y la castidad. Hija de Zeus y hermana de Apolo, era la protectora de niñas y mujeres jóvenes y la protectora de los partos. Era muy venerada, pero su lugar de culto más famoso fue el Templo de Artemisa en Éfeso, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

Relaciones familiares

En la mitología griega, Artemisa es hija de Zeus y Leto. Nació en Delos o en Ortigia (cerca de Éfeso, en Turquía occidental) y es hermana gemela del dios Apolo. Cuando tenía tres años, su padre la sentó en su regazo y le preguntó qué regalos le gustaría recibir. Conociendo el poder de su padre, la joven Artemisa no tuvo reparos en preguntar y esta fue su respuesta (da la impresión de que llevaba tiempo pensando en ello):

Eliminar publicidad
Advertisement

Te ruego que me concedas la virginidad eterna; tantos nombres como a mi hermano Apolo; un arco y flechas como los suyos; el oficio de traer la luz; una túnica de caza color azafrán con un dobladillo rojo que me llegue hasta las rodillas; sesenta jóvenes ninfas del océano, todas de la misma edad, como mis damas de honor; veinte ninfas fluviales de Amniso, en Creta, para que cuiden de mis botas y alimenten a mis perros cuando no esté cazando; todas las montañas del mundo; y, por último, cualquier ciudad que quieras elegir para mí, pero una será suficiente, porque tengo la intención de vivir en las montañas la mayor parte del tiempo.

(Del Himno a Artemisa de Calímaco, citado en Graves, 83)

Zeus, Leto, Apollo & Artemis
Zeus, Leto, Apolo y Artemisa
Ophelia2 (Public Domain)

Habilidades y asociaciones

Con regalos como un arco de plata fabricado por los cíclopes y una jauría de perros como compañero de caza de Pan, Artemisa fue considerada diosa protectora de la caza y de la naturaleza salvaje y señora de los animales. Por esta razón, se la asocia con animales salvajes como el ciervo y el jabalí (especialmente los jóvenes), los bosques y la luna. Como diosa de la castidad, el parto y la fertilidad, Artemisa Kourótrofo era la patrona de las mujeres jóvenes, sobre todo de las futuras esposas, que le dedicaban sus juguetes como símbolo de la transición a la edad adulta y la asunción de las responsabilidades de una esposa. Por último, la diosa, como moradora de la naturaleza salvaje, estaba vinculada a los límites y la transición, tanto en términos físicos como abstractos. Por esta razón, quizás, los templos dedicados a Artemisa se construían a menudo en los márgenes de los asentamientos humanos o en lugares donde el terreno cambia, como pantanos o cruces de agua.

Se dice que la diosa mató al cazador Orión tras su intento de violación de la propia Artemisa o de una de sus seguidoras.

Artemisa en la mitología griega

Artemisa desempeña un papel secundario en la guerra de Troya de la Ilíada de Homero y se la describe sobre todo como "la diosa arquera", pero también en ocasiones como "diosa de la caza ruidosa" y "de lo salvaje, señora de las criaturas salvajes". Apoya a los troyanos y, en particular, cura a Eneas tras ser herido por Diomedes. En su Teogonía, Hesíodo la describe como "Artemisa, la que lanza flechas".

Eliminar publicidad
Advertisement

Un episodio notable al comienzo de la guerra de Troya en el que interviene la diosa es la salvación de Ifigenia, hija de Agamenón. El rey había disgustado a la diosa matando a uno de sus ciervos en un bosquecillo sagrado. Como castigo, Artemisa detuvo a la flota aquea y solo mediante el sacrificio de Ifigenia la diosa concedería un viento favorable a Troya. Agamenón ofreció a su hija en sacrificio, pero en el último momento y por piedad, la diosa sustituyó a la muchacha por un ciervo e hizo de Ifigenia una sacerdotisa en su santuario de Tauris.

Statue of Artemis from Mytilene
Estatua de Artemisa de Mitilene
Osama Shukir Muhammed Amin (Copyright)

Otros relatos sobre Artemisa, sin embargo, la muestran bajo una luz mucho menos caritativa. Se dice que mató al cazador Orión después de que este intentara violar a la propia Artemisa o a una de sus seguidoras. Artemisa convirtió a Calisto, una de sus seguidoras, en un oso tras haber yacido con Zeus, quien a su vez la convirtió a ella y a su hijo Arcas en las constelaciones de la osa mayor y la osa menor (aunque no antes de que Arcas fundara la raza de los arcadios). La diosa utiliza su arco para matar sin piedad a las seis (o en algunos relatos siete) hijas de Níobe tras su jactancia de que su capacidad de procrear era mayor que la de Leto. El cazador Acteón, después de que osara jactarse de ser el mejor cazador o, en otra versión, de haber espiado a Artemisa mientras se bañaba en un estanque del bosque, fue convertido en ciervo por la diosa. A continuación, Acteón fue despedazado por su propia jauría de 50 perros de caza. Por último, Artemisa envió a un enorme jabalí a devastar Kalydon después de que la ciudad se negara a sacrificar a la diosa. Se organizó una partida de caza con héroes de la talla de Teseo, Jasón, los Dioskouroi, Atalanta y Meleagro para cazar y sacrificar al jabalí en honor de Artemisa. Tras una larga expedición, Atalanta y Meleagro consiguieron finalmente matar al jabalí.

Eliminar publicidad
Advertisement

Una célebre representación en mármol de la diosa se encuentra en el friso este del Partenón, donde aparece sentada entre Apolo y Afrodita.

Templo de Artemisa en Éfeso

Como deidad de la fertilidad, Artemisa era especialmente venerada en Éfeso, cerca de lo que muchos creían que era su lugar de nacimiento, Ortigia. Aquí, su culto incluía elementos orientales (tomados de diosas como Isis, Cibeles y la "Señora de los Animales") y sus símbolos principales eran la abeja, la palmera datilera y el ciervo. El famoso templo de Artemisa en la ciudad (iniciado hacia 550 a.C.) era casi el doble de grande que el Partenón de Atenas cuando se terminó tras un siglo de trabajo; estaba considerado una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. El templo contaba con 127 columnas, y los bloques del arquitrabe eran tan pesados, de unas 24 toneladas cada uno, que los efesios atribuyeron a la propia Artemisa el mérito de haber ayudado en la construcción. En el interior del templo había una gigantesca estatua de culto de la diosa hecha de madera de cedro. En la actualidad, del templo solo quedan sus cimientos y una triste columna erigida a partir de restos compuestos.

Artemis of Ephesus
Artemisa de Éfeso
Carole Raddato (CC BY-SA)

Otros lugares de culto

Otros lugares notables de culto a Artemisa eran los santuarios de Brauron, Tauris, Magnesia, Perge y la isla de Delos, donde la diosa nació en algunas versiones del mito y donde asistió al nacimiento de su hermano Apolo. En Brauron, en la costa oriental de Ática, hubo un templo y un manantial sagrado entre los siglos VIII y III a.C., donde se celebraban ritos de iniciación para jóvenes y futuras novias. No está claro en qué consistían los ritos, pero los recipientes de cerámica pintados que se utilizaban para las libaciones muestran a las jóvenes corriendo y bailando. En Sardis, Lidia (Turquía occidental), se erigió el cuarto templo jónico griego más grande jamás construido en honor de Artemisa hacia el año 300 a.C., que fue renovado por los romanos en el siglo II d.C., que conocían a Artemisa como Diana. En Esparta y Atenas (tras la batalla de Maratón en el 490 a.C.), Artemisa era venerada como Artemisa Agrotera y se la consideraba diosa de la batalla; los espartanos le sacrificaban una cabra antes de un combate y los atenienses le ofrecían 500 dracmas anuales.

¿Cómo se representa a Artemisa en el arte?

En el arte griego antiguo, Artemisa suele representarse como una bella doncella cazadora con carcaj y arco o, alternativamente, con una lanza. Suele ir acompañada de un ciervo, un venado o un perro de caza y, en ocasiones, lleva una piel de felino. Las primeras representaciones también enfatizan su papel de diosa de los animales y la muestran alada con un ave o animal en cada mano. Por ejemplo, en las asas del célebre jarrón Francois (570-565 a.C.), sostiene una pantera y un ciervo en una representación y leones en otra. En los jarrones áticos posteriores, con figuras rojas y negras, también se la suele representar sosteniendo una antorcha.

Eliminar publicidad
Advertisement

Artemis
Artemisa
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Una célebre representación en mármol de la diosa se encuentra en el friso este del Partenón, donde aparece sentada entre Apolo y Afrodita con Eros (c. 440 a.C.). La diosa se sube el manto para cubrirse mejor, quizá en referencia a su reputación de castidad. Una representación posterior, y quizá hoy más famosa, es la de una cazadora agarrando impresionantemente la cornamenta de un ciervo, una pose plasmada en mármol por un escultor romano que copió un original griego perdido atribuido a Leochares (c. 325 a.C.). Conocida como la Diana de Versalles, se expone actualmente en el Museo del Louvre de París.

Artemisa siguió interesando a los romanos, y en los Museos Vaticanos de Roma se conserva una bella estatua de mármol del siglo II a.C. de la diosa con el arco preparado y el perro de caza a sus pies. La diosa tiene una luna creciente en la cabeza, lo que recuerda su larga asociación con ese cuerpo celeste. Por último, la asociación de Artemisa con la fertilidad, especialmente frecuente en Éfeso, se aprecia en una estatuilla de mármol de esa ciudad, en la que la diosa está cubierta de lo que parecen ser pequeños huevos y animales. Data de 125-175 d.C. y se expone en el Museo Arqueológico de Selcuk (Turquía).

Eliminar publicidad
Publicidad

Preguntas y respuestas

¿De qué es diosa Artemisa?

Artemisa es la diosa griega de la caza y la naturaleza salvaje.

¿Qué es un mito sobre Artemisa?

Un mito sobre Artemisa se sitúa al comienzo de la guerra de Troya, cuando salva a Ifigenia, hija de Agamenón, que está a punto de ser sacrificada. En el último momento, Artemisa sustituye a la muchacha por un ciervo. Ifigenia se convirtió entonces en sacerdotisa del santuario de Artemisa en Tauris.

¿De quién se enamoró Artemisa?

En la mayoría de los textos, Artemisa no se enamoró de nadie, ya que representaba la castidad en la mitología griega. En otros textos, se enamoró del cazador Orión, pero en la mayoría de los mitos lo mata por intento de violación.

¿Cuáles son los poderes de Artemisa?

La diosa Artemisa tiene poderes especiales, entre ellos el de ser una extraordinaria cazadora y la dueña de todos los animales salvajes.

Bibliografía

La World History Encyclopedia está asociada a Amazon y recibe una comisión por las compras de libros que cumplan los requisitos.

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública (inglés/español), uruguaya, con estudios avanzados de Lingüística. Sus áreas de experiencia como traductora son la traducción biosanitaria y la traducción jurídica. Le interesan la Historia y las humanidades en general.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor de tiempo completo. Se interesa especialmente por el arte, la arquitectura y por descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2019, julio 24). Artemisa [Artemis]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-537/artemisa/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Artemisa." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación julio 24, 2019. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-537/artemisa/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Artemisa." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 24 jul 2019. Web. 22 feb 2024.

Afiliación