Diana

Definición

Donald L. Wasson
por , traducido por Diego Villa Caballero
Publicado el 16 mayo 2023
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
Mosaic of Diana and Actaeon (by Carole Raddato, CC BY-NC-SA)
Mosaico de Diana y Acteón
Carole Raddato (CC BY-NC-SA)

Diana era la diosa de los partos, la diosa de la fertilidad, la diosa de la luna y la diosa patrona de las bestias salvajes en la mitología romana. Sin embargo, es más conocida como la diosa de la caza; el ciervo es su animal sagrado. Su equivalente en la mitología griega es Artemisa.

Como ocurre con muchos de los mitos que rodean a los dioses, tanto de la mitología romana como de la griega, los relacionados con Diana varían de una fuente a otra y, a menudo, parecen contradictorios. Los marcos cronológicos y los lugares suelen estar en oposición. A menudo, un mito particular puede reconstruirse a partir de varias fuentes. Además de los clásicos de la literatura griega, como Homero y Hesíodo, las mejores fuentes de la mitología romana son las Metamorfosis de Ovidio y La Eneida de Virgilio. A través de estas obras, la literatura romana pudo proporcionar un rico sentido de tradición e historia ligado a un pasado repleto de leyendas.

Eliminar publicidad
Advertisement

Nacimiento y familia

LA HABILIDAD DE DIANA CON EL ARCO SIN DUDA era IGUAL A LA DE SU HERMANO GEMELO APOLO.

Diana era hija de Júpiter y Latona (la equivalente romana de Leto), la diosa de las noches oscuras. Desafortunadamente, Latona provocó la furia y los celos de Juno. La esposa de Júpiter era muy consciente de las aventuras de su marido. En un ataque de cólera, Juno desterró a la diosa embarazada a la tierra, declarando que nadie, mortal o inmortal, debía mostrarle compasión alguna. Forzada por la ira de Juno, Latona deambuló por el campo cansada y sedienta. Agotada, finalmente llegó a la orilla del mar donde pidió ayuda a Neptuno (la contraparte romana de Poseidón), dios del mar y hermano de Júpiter. Al escuchar su súplica e ignorar la amenaza de Juno, envió un delfín para llevar a Latona a la isla de Delos, donde dio a luz a Apolo y Diana.

El poeta griego Hesíodo en su Teogonía se refirió al nacimiento de los gemelos: "Y Leto se unió amorosamente con Júpiter que porta la égida, y la descendencia que ella dio a luz fue más hermosa que todos los hijos del cielo: Apolo y Artemisa". (53) En otro himno, Hesíodo escribió sobre Artemisa: "diosa de la rueca de oro... lo que le agrada es el arco y matar las bestias en las montañas..." (65)

Eliminar publicidad
Advertisement

Níobe

En la mayoría de las obras del arte romano, Diana aparece armada con un arco y un carcaj de flechas y, según la mayoría de los relatos, su habilidad con el arco sin duda igualaba a la de su hermano gemelo Apolo. Los mitos de Níobe y Orión dan testimonio de esta habilidad.

Un día, la orgullosa madre Latona se jactó casualmente de que sus hijos sobresalían en belleza, inteligencia y poder. Níobe, hija del rey Tántalo, se ofendió por este alarde. La engreída madre de 14 hijos (siete hijos y siete hijas) se burló de Latona por tener sólo dos hijos. En un acto de rencor, Níobe prohibió a cualquiera de sus súbditos adorar a Apolo o a Diana; incluso destruyó sus estatuas. Latona se enfureció y les pidió a Apolo y Diana que mataran a los 14 hijos de Níobe. Obedeciendo los deseos de su madre, Apolo mató a los siete hijos mientras que Artemisa mató a las siete hijas. Mostrando compasión por Níobe, quien se encontraba afligida en llanto, los dioses la convirtieron en una estatua que fue colocada en el monte Sípilo, donde sus hijos fueron asesinados.

Eliminar publicidad
Advertisement

Apollo and Diana Attacking the Children of Niobe
Apolo y Diana atacando a los hijos de Níobe
Jacques-Louis David (Public Domain)

En la versión griega del mito hay algunas variaciones. Níobe es la esposa del rey de Tebas, Anfión, y está furiosa porque en Tebas se está celebrando un festival, principalmente para las mujeres, el cual celebra a los dos hijos que Leto tuvo con Zeus. Durante toda la celebración, se hacen ofrendas a Leto en su templo. Por supuesto, Níobe, siendo madre de 14 hijos, no recibe ningún honor. Para irritar a Leto, Níobe se jacta de que sus hijos son más hermosos y poderosos y le pide a su gente que la honre a ella, no a Leto, y, para molestarla aún más, planea cancelar el festival del próximo año. Sin embargo, de momento, las noches estuvieron llenas de himnos, pero hubo una noche en la que ya no hubo más himnos. Leto llora y Apolo y Artemisa juran vengar el insulto a su madre. Los siete muchachos caen uno a uno bajo las flechas de Apolo. Incluso cuando sus hijos yacían muertos en el suelo ante ella, Níobe continúa jactándose de que ella es mejor porque todavía tiene siete hijas. Al escuchar esto, Artemisa elimina a las siete jóvenes, una en brazos de su madre.

Endimión

Al elegir no casarse nunca, Diana recibió permiso de su padre para permanecer virgen.

Al elegir no casarse nunca, Diana recibió permiso de su padre para permanecer virgen, uniéndose a Vesta y Minerva como las únicas diosas vírgenes. Una noche, mientras la diosa de la luna conducía por el cielo sus caballos blancos como la leche, vio al joven y hermoso pastor Endimión dormido en la ladera de una colina. Asombrada por su belleza, detuvo su carro, se inclinó y le dio un beso al joven. Parcialmente despierto, vislumbró brevemente a la diosa, pero creyó que era sólo un sueño. Noche tras noche, Diana regresaba con el muchacho y le daba un beso; a quien un hechizo parecía impedirle despertar. Temiendo que su belleza pudiera verse estropeada por el trabajo y las inclemencias de la naturaleza, Diana le hizo caer en un sueño eterno. Lo llevó a una cueva en el monte Latmos, donde lo visitaba todas las noches.

Orión

En un segundo mito, Orión y su perro estaban cazando cuando vieron a las ninfas de Diana, las siete Pléyades (las hijas de Atlas). Cuando se acercó a ellas, estas huyeron, pero él las persiguió. Finalmente, agotadas, las ninfas no pudieron ir más lejos y pidieron ayuda a Diana, quien las convirtió en palomas, que al alejarse, se convirtieron en una constelación.

Eliminar publicidad
Advertisement

Orion
Orión
Unknown Artist (Public Domain)

Orión pronto encontró el amor en Mérope, la hermosa hija del rey de Quíos, pero para casarse con ella tenía que realizar un acto heroico. No dispuesto a esperar, Orión la secuestró pero fue atrapado y su castigo fue la ceguera, se vio obligado a vagar por la tierra solo e indefenso. Con la esperanza de encontrar una cura, finalmente llegó a la cueva de los cíclopes quienes sintieron lástima por el joven ciego. Lo llevaron a ver el Sol cuyo resplandor le devolvió la vista. Pronto regresó a la cacería y fue mientras estaba cazando que conoció a Diana. Su amor mutuo por la caza fomentó una historia de amor que su hermano no aprobó. Una noche Apolo desafió la habilidad de su hermana con el arco. Le dijo que diera en el blanco de un pequeño objetivo en el mar. Diana, por supuesto, acertó, pero el objetivo resultó ser Orión que solía nadar todas las noches. En su dolor, convirtió a Orión y a Sirio en una constelación.

Acteón

Uno de los mitos de Diana más conocidos es el de Acteón. Después de completar el largo viaje a través de los cielos, la diosa de la luna y sus ninfas salían a cazar. Un día se toparon con un estanque de montaña y decidieron ir allí a nadar. Mientras tanto, Acteón y sus amigos cazaban ciervos. En sus Metamorfosis, Ovidio (43 a.C. al 17 d.C.) relata la historia: "El joven Acteón se dirigió con un discurso amistoso a sus compañeros de caza mientras avanzaban por los desiertos sin huellas". Se topan con un valle, el refugio sagrado de Diana. Fue mientras Diana y sus ninfas nadaban cuando Acteón entró en la gruta. Las ninfas intentaron proteger a Diana. "... se puso de lado y volvió rostro y aunque de buena gana hubiera querido tener sus flechas listas, tomó el agua y se la arrojó al joven en la cara". Ahora era libre de contar a sus amigos lo que había visto, pero no podía: le crecieron cuernos de ciervo, sus manos se convirtieron en pies y sus brazos se transformaron en piernas. Intentó huir pero los perros enterraron "sus colmillos en su cuerpo hasta que no quedó lugar para más heridas". (48-50)

Artemis / Diana
Artemisa / Diana
Timothy Tolle (CC BY)

La guerra de Troya

La guerra de Troya encontró a Diana en conflicto con los griegos. Agamenón, el arrogante comandante de las fuerzas griegas, había insultado a Diana, afirmando ser mejor cazador. Diana, enojada por su descaro, calmó las aguas, impidiendo que los barcos griegos zarparan. El adivino le dijo a Agamenón que la única forma de apaciguar a los dioses era sacrificar a su hija mayor Ifigenia. Al darse cuenta de que no tenía otra opción, mandó a buscar a su hija y le dijo que iba a casarse con el héroe griego Aquiles. A su llegada, fue inmediatamente llevada al altar para ser sacrificada, pero Diana intervino reemplazándola por un ciervo. Ifigenia se convertiría en sacerdotisa del templo de Diana. Una vez restablecidos los vientos, los griegos navegaron hacia Troya.

Eliminar publicidad
Advertisement

La Eneida de Virgilio (70-19 a. C.) habla del guerrero troyano Eneas quien, después de la caída de Troya, escapó y se hizo a la mar, inicialmente llegó a Cartago y luego se estableció en Italia. Una profecía anuncia que sus descendientes (Rómulo y Remo) establecerán la ciudad de Roma. En sus viajes por la península, Eneas y sus compañeros troyanos llegan al río Tíber y al reino del Lacio. Terminan en una guerra con el reino, iniciada por Juno, y a medida que avanza la guerra, Arrunte mata a una aliada del Lacio y líder de las fuerzas volscas, Camila. Diana se encuentra desconsolada, porque Camila era una de sus favoritas. Le cuenta a una de sus ninfas, Opis, su afecto por la guerrera caída:

Camila se lanza hacia la guerra y su salvajismo. Ella es para mí, hija mía, más querida que cualquier otra y, sin embargo, las armas con las que se ciñe no pueden salvarla… (276)

Diana habla del padre de Camila y de su súplica a la diosa para que salve a su pequeña hija. Ató a Camila su lanza y oró:

Oh, bondadosa virgen Diana, patrona de los bosques, yo, su padre, dedico esta niña a tu servicio. Tuya es la primera arma a la que ella se aferra, una suplicante que huye del enemigo. Te invoco, oh diosa, acéptala como tuya, a quien ahora encomiendo a las brisas azarosas. (276-277)

Diana añadió: "Estaba muy contenta de servir solo a Diana, de permanecer virgen para siempre, adorando la castidad y la caza". (277) Para vengar la muerte de Camila, Opis fue enviada a la tierra:

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Toma mi arco y mi carcaj: saca una flecha vengadora: con ella, exige para mí el castigo en sangre del hombre que hiera y profane su carne sagrada. (277-278)

Conclusión

Al igual que su hermano Apolo, así como otros en el panteón romano, Diana sobrevivió a la ira de Juno, la esposa de Júpiter. No dispuesta a casarse, permaneció virgen y se convirtió en la diosa de la caza, una diosa poderosa con un arco y un carcaj de flechas, igual a su hermano. Aunque en ocasiones podía mostrar afecto, era más propensa a mostrar un lado más oscuro de su personalidad. No mostró piedad al eliminar a las siete hijas de Níobe, la bravuconería de Agamenón le costó su hija y Acteón vio a la diosa mientras esta nadaba sólo para perder la vida a manos de sus propios perros. Y cuando Camila fue asesinada, la diosa de la caza buscó venganza. Diana era una diosa fuerte y poderosa, igual (y en algunos aspectos superior) que cualquiera de los otros dioses y diosas.

Eliminar publicidad
Publicidad

Preguntas y respuestas

¿De qué es diosa Diana?

Diana es la diosa de la luna y de la caza, patrona de los animales salvajes y diosa de la fertilidad y el parto.

¿Quién es la equivalente griega de Diana?

Su equivalente en la mitología griega es Artemisa.

¿Quién es el hermano de Diana?

En la mitología romana, el hermano de Diana es Apolo.

Sobre el traductor

Diego Villa Caballero
Profesional en lenguas con estudios literarios. Profesor de castellano, escritor, traductor y entusiasta de la historia. Áreas de interés: literatura, artefactos antiguos, la historia de las religiones, la astrología, la arquitectura, la historia militar y del arte.

Sobre el autor

Donald L. Wasson
Donald impartió clases de Historia de la Antigüedad, de la Edad Media y de los Estados Unidos, en el Lincoln College (Normal, Illinois) y desde que comenzó a leer sobre Alejandro Magno, siempre ha sido y será un estudiante de historia. Le hace ilusión transmitir conocimientos a sus alumnos.

Cita este trabajo

Estilo APA

Wasson, D. L. (2023, mayo 16). Diana [Diana]. (D. V. Caballero, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-10867/diana/

Estilo Chicago

Wasson, Donald L.. "Diana." Traducido por Diego Villa Caballero. World History Encyclopedia. Última modificación mayo 16, 2023. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-10867/diana/.

Estilo MLA

Wasson, Donald L.. "Diana." Traducido por Diego Villa Caballero. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 16 may 2023. Web. 25 feb 2024.

Afiliación