Antigua Argos

Costes de servidor Recaudación de fondos 2024

¡Ayuda a nuestra misión de proporcionar educación histórica gratuita al mundo! Haz un donativo y contribuye a cubrir nuestros costes de servidor en 2024. Con tu apoyo, millones de personas aprenderán historia de forma totalmente gratuita cada mes.
$3411 / $18000

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 28 octubre 2019
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
X
Theatre of Argos (by Mark Cartwright, CC BY-NC-SA)
Teatro de Argos
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

La antigua Argos, situada en el Peloponeso griego, fue un importante asentamiento micénico en la Edad de Bronce tardía (1700-1100 a.C.) y mantuvo su importancia durante los períodos griego, helenístico y romano, hasta su destrucción por los visigodos en el 395 d.C. El ejemplo mejor conservado de arquitectura antigua es el teatro, en su día el mayor de Grecia, y los restos de las termas romanas del siglo II a.C.

Edad de Bronce

Argos está situada al oeste de la fértil llanura Argólida, en el Peloponeso oriental de Grecia. La llanura, de unos 250 kilómetros cuadrados, estaba bien regada gracias a los ríos que bajaban de las cercanas montañas occidentales. El río Charadros (hoy Xerias) pasaba a ambos lados de Argos. El lugar ha estado habitado desde la prehistoria (3000 a.C.) hasta nuestros días. La antigua Argos fue construida en la Edad de Bronce tardía sobre dos colinas: Aspis y Larissa, de 80 y 289 metros de altura, respectivamente. Prosperó como centro micénico, pero en aquella época era más pequeña que sus vecinas Micenas y Tirinto. Un cementerio, que incluye tumbas de cámara tholos, data de este período, y la ciudad parece haber estado en su apogeo de la Edad del Bronce en los siglos XIV y XIII a.C.

Eliminar publicidad
Publicidad

La ciudad alcanzó su máximo esplendor en el siglo VII a.C. bajo el reinado de Feidón de Argos.

Período arcaico

En la antigua mitología griega, la ciudad debe su nombre a Argos, hijo de Zeus y Níobe, que reinaba como rey de la ciudad y era famoso por estar cubierto de ojos o ser "el que todo lo ve". La Ilíada de Homero cuenta que Argos envió hombres a luchar en la guerra de Troya, que fue gobernada por Diomedes, vasallo del rey Agamenón de Micenas, y que era famosa por la cría de caballos. Homero también describe la ciudad como un lugar especialmente querido por la diosa Hera, que terminó teniendo un santuario protector a unos 10 kilómetros de la ciudad, donde se celebraba un importante festival anual, los juegos helenos, desde el siglo VII a.C. en adelante.

Map of Classical Greece
Mapa de la Grecia clásica
US Military Academy (Public Domain)

La ciudad decayó tras la caída de la civilización micénica hacia el 1100 a.C., pero siguió asentada en la colina de Larisa y sus alrededores durante la llamada Edad Oscura, entre los siglos X y VIII a.C. Argos alcanzó quizás su mayor dominio en el siglo VII a.C. bajo el reinado de Fedeón de Argos, a quien algunos escritores antiguos atribuyen la creación de un sistema estándar de medidas y pesos, la introducción en Grecia continental de innovaciones militares como las tácticas hoplitas y los escudos de doble empuñadura, y ser el primer gobernante en acuñar moneda de plata (aunque los estudiosos creen que esta última innovación no se introdujo hasta el siglo VI a.C.). Otros, como Aristóteles, desacreditan a Feidón por haberse convertido en un tirano, pero Argos se convirtió en la ciudad más poderosa de Grecia con la derrota de Esparta por parte de Feidón, una posición que celebró presidiendo los Juegos Olímpicos. La contribución de hoplitas a los ejércitos griegos (unos 7500, incluidos los caballeros) indica el tamaño de la población de la ciudad en este período, quizá unos 12.500 ciudadanos varones adultos. El gobierno de la ciudad pasaría por varias etapas a lo largo de los siglos siguientes: democracia, oligarquía, monarquía y tiranía.

Eliminar publicidad
Publicidad

Entre los siglos VII y V a.C., la polis o ciudad-estado dominó el valle circundante y se convirtió durante mucho tiempo en rival de Esparta por el dominio de la Argólida. Argos prosperó en gran medida gracias a la agricultura y la ganadería. El crecimiento de la ciudad se debió también a un antiguo sistema de arrendamiento de tierras que permitía sufragar las defensas de la ciudad y los edificios públicos, como el templo de Apolo, deidad principal de la ciudad, y los santuarios dedicados a Zeus y Atenea, entre otros. Sin embargo, Esparta solía tener la sartén por el mango en la región: adquirió Tirea hacia 545 a.C. y ganó una victoria decisiva en la batalla de Sepeia hacia 494 a.C.

Heraion of Argos, Greece
Hereo de Argos, Grecia
Carole Raddato (CC BY-SA)

Época clásica

El papel de Argos durante las guerras persas del siglo V a.C. es ambiguo, ya que la ciudad rechazó una invitación para unirse a la Liga Helénica de estados griegos en 481 a.C. y, a partir de entonces, permaneció neutral o incluso mostró un sentimiento a favor de los persas. Sin embargo, fue durante este período, y quizás debido a la agitación en Grecia, cuando Argos comenzó a asimilar a estados circundantes más pequeños como Tirinto, Micenas y Nemea. En el 451 a.C. se firmó un tratado de paz entre Argos y Esparta, que perduraría durante los 30 años siguientes. La posición más prominente de Argos entre las ciudades-estado griegas la convertía en la candidata ideal para albergar los juegos panhelénicos bienales, que originalmente se celebraban en Nemea, primero entre el 415 a.C. y el 330 a.C., y de nuevo definitivamente a partir del 271 a.C.

Eliminar publicidad
Publicidad
La herencia mítica de la ciudad hizo que Argos gozara de cierto prestigio incluso en la época romana.

En el siglo V a.C., la poetisa Telesila de Argos, considerada una de las más grandes poetisas líricas de la Grecia antigua, fue un personaje famoso de Argos. El historiador griego del siglo II a.C., Pausanias, incluso atribuye a Telesila el mérito de armar a un grupo de mujeres y dirigirlas para hacer frente a una fuerza espartana que atacó la ciudad hacia el 494 a.C., pero no hay pruebas de ello en fuentes más contemporáneas. Es posible que algunas de las obras de la poetisa tuvieran un tema marcial (solo se conservan escasos fragmentos), y es posible que inspiraran a sus compañeros argivos en la batalla en lugar de que Telesila se implicara personalmente.

Época romana

Argos permaneció neutral durante las guerras de Filipo II de Macedonia (quien reinó de 359 a 336 a.C.), aprovechando de nuevo la agitación política para reclamar Tirea. Sin embargo, en 272 a.C. la ciudad cayó bajo el dominio de tiranos a favor de los macedonios. Argos abandonó entonces su política aislacionista y se convirtió en miembro de la Liga Aquea (c. 281-146 a.C.), una confederación de ciudades-estado del norte y centro del Peloponeso. La Liga permitía a sus miembros utilizar un sistema de justicia común, acuñar moneda y unirse en caso de amenaza militar. Sin embargo, esto no impidió que Filipo V de Macedonia (quien reinó de 221 a 179 a.C.) entregara Argos a Nabis (quien reinó de 207 a 192 a.C.), el tirano espartano, durante la Segunda Guerra Macedónica entre Macedonia y Roma. Afortunadamente, los romanos salieron victoriosos e insistieron a Esparta para que devolviera a Argos su estatus de miembro independiente de la Liga Aquea en 196 a.C. Medio siglo más tarde, esta independencia terminaría cuando Roma tomó el control de Grecia a partir de 146 a.C.. Argos quedó bajo la jurisdicción del gobernador de Macedonia y terminó formando parte de la provincia romana de Acaya. Sin embargo, el legado mítico de la ciudad hizo que Argos gozara de cierto prestigio incluso en la época romana. El emperador romano Adriano (quien gobernó de 117 a 138 d.C.), en particular, fue generoso con la ciudad, construyendo, entre otras cosas, un acueducto y unas termas.

Acropolis of Argos
Acrópolis de Argos
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Argos fue saqueada por los visigodos en su incursión por la región en el año 395 d.C., pero siguió habitada en la Antigüedad tardía y durante todo el período medieval, con notables adiciones como un castillo del siglo X d.C. y muros de doble fortificación construidos en la colina de Larissa, sobre la ciudad. El castillo, construido primero por los francos, fue ampliado por los venecianos y luego por los turcos otomanos. La continua habitabilidad de Argos y la tendencia a destruir y reconstruir en el mismo lugar han hecho que las excavaciones arqueológicas sean mucho más problemáticas que en otros lugares como Micenas y Tirinto, que fueron abandonados.

Eliminar publicidad
Publicidad

Restos arqueológicos

Argos fue excavada principalmente por la Escuela Francesa de Arqueología, y los restos arqueológicos visibles en la actualidad incluyen estructuras micénicas, griegas y romanas. Hay tumbas micénicas (siglos XIV-XIII a.C.), un odeón para representaciones dramáticas y musicales (siglo V a.C.), el santuario de Afrodita (430-420 a.C.), los cimientos y muros del ágora (siglo V a.C.) y una gran estoa o recinto coloreado. El impresionante teatro data de los siglos IV-III a.C., pero incluye modificaciones de los siglos II-IV d.C. Especialmente bien conservado, cuenta con 81 filas de asientos, lo que le daría una capacidad para 20.000 espectadores, la mayor de todos los teatros griegos. También hay ruinas de las termas romanas (siglo II d.C.) y, alrededor de la ciudad, partes de las antiguas murallas de la ciudadela ciclópea (incorporadas a las fortificaciones medievales de la colina de Larisa).

Kouroi by Polymedes
Kuros de Polímedes
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

En el yacimiento se han encontrado varios objetos significativos, como figurillas de terracota (siglo XIII a.C.), muchos ejemplos magníficos de cerámica de estilo geométrico (siglos IX-VIII a.C.) hallados en tumbas, varias figuras de mármol de escultura romana y dos suelos de mosaico de los siglos IV-V a.C. que representan a Dionisos en uno y los meses del año en el otro. Este último mosaico contiene figuras que sostienen objetos para representar un mes concreto, como un cordero para abril y trigo para junio. Un hallazgo destacado fue una coraza de bronce y un casco con cresta y carrilleras descubiertos en una tumba de finales del siglo VIII o principios del VII a.C. La mayoría de estos objetos se conservan en el Museo Arqueológico de Argos.

En todo el Mediterráneo se pueden encontrar ejemplos de la producción artística de Argos. Argos fue la cuna de uno de los escultores más famosos de la antigua Grecia, Policleto (Polyclitus), activo en la segunda mitad del siglo V a.C. Además de crear grandes esculturas de bronce, como el Doríforo, muy copiado en la época helenística y romana (hoy se conservan al menos 50 copias, quizá la mejor de ellas en Nápoles), también escribió un tratado, el Kanon, sobre técnicas de escultura, en el que destacaba la importancia de la proporción correcta. Otro famoso escultor de Argos fue Polímedes, autor de los dos kouroi de tamaño natural de Cleobis y Bitón. Hacia el 580 a.C. se crearon ejemplos excepcionales de la escultura griega arcaica y se dedicaron a Delfos, donde aún se conservan en el museo arqueológico del lugar.

Eliminar publicidad
Publicidad

Eliminar publicidad
Publicidad

Bibliografía

La World History Encyclopedia está asociada a Amazon y recibe una comisión por las compras de libros que cumplan los requisitos.

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública (inglés/español), uruguaya, con estudios avanzados de Lingüística. Sus áreas de experiencia como traductora son la traducción biosanitaria y la traducción jurídica. Le interesan la Historia y las humanidades en general.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es el director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2019, octubre 28). Antigua Argos [Ancient Argos]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-694/antigua-argos/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Antigua Argos." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación octubre 28, 2019. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-694/antigua-argos/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Antigua Argos." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 28 oct 2019. Web. 23 jul 2024.

Afiliación