Alejandría, Egipto

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Rosa Baranda
Publicado el 18 julio 2023
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, turco
X
Harbour & Lighthouse of Alexandria (by Mohawk Games, Copyright)
Puerto y faro de Alejandría
Mohawk Games (Copyright)

Alejandría es una ciudad portuaria situada en el norte de Egipto, en la costa Mediterránea, fundada en 331 a.C. por Alejandro Magno. Fue el emplazamiento del Pharos, el faro, una de las siete maravillas del mundo antiguo, y de la legendaria biblioteca de Alejandría además de haber sido en algún tiempo el centro cultural más importante del mundo antiguo, rivalizando incluso con Atenas, en Grecia.

La ciudad se desarrolló a partir de un puerto pequeño llamado Racotis tras la llegada de Alejandro que estableció el diseño básico de lo que quería y después siguió su camino en su conquista de Persia. La ciudad siguió desarrollándose en la época de la Dinastía Ptolemaica (323-30 a.C.) para llegar a convertirse en un centro intelectual, cultural y comercial, una de las ciudades más grandes de la época, y que más tarde se convertiría en un centro famoso del cristianismo primitivo.

Eliminar publicidad
Advertisement

También se volvió infame por las luchas religiosas que resultaron del enfrentamiento entre paganos, judíos y cristianos tras el crecimiento del cristianismo en los siglos IV y V d.C. Uno de los eventos más memorables de esta época es el martirio de la filósofa neoplatónica Hipatia de Alejandría en 415 d.C., que muchos eruditos citan hoy en día como un acontecimiento crucial de la decadencia del afán intelectual de la ciudad.

alejandría atrajo a estudiosos, científicos, filósofos, matemáticos, artistas e historiadores.

Para cuando el cristianismo se convirtió en la fe dominante, los enclaves paganos como el Museion el templo de Serapis y el Serapeo, todos ellos relacionados con la biblioteca de Alejandría, ya estaban en decadencia. Estas instituciones dependían del mecenazgo de los ptolomeos y, a medida que fue desapareciendo hacia finales de la Dinastía Ptolemaica, no se pudieron mantener los edificios, así como tampoco se pudo mantener a los eruditos que copiaban, cuidaban y catalogaban los manuscritos. A pesar de que parece que los emperadores romanos posteriores fundaron la biblioteca, no parece que fuera en el mismo grado que los ptolomeos.

Eliminar publicidad
Advertisement

Cuando las divisiones religiosas crecieron en la ciudad a principios del siglo V, los intelectuales se marcharon en buscar de áreas más estables en las que trabajar. El conflicto religioso continuaría hasta el siglo VII d.C. cuando los árabes musulmanes conquistaron la región y, para entonces, la gran metrópolis de Alejandría no era más que un recuerdo.

Alejandro funda la ciudad

Tras conquistar Siria en 332 a.C., Alejandro Magno se dirigió hacia Egipto con su ejército. Fundó Alejandría en el pequeño pueblo portuario de Racotis, junto al mar, con la intención de crear un centro de comercio superior a la ciudad griega de Náucratis (un centro importante), que estaba más arriba del delta del Nilo.Se dice que diseñó los planos de la ciudad echando harina o grano en una cuadrícula que después usaría el arquitecto. La ciudad que se desarrolló a partir de este modelo rudimentario llegaría a ser muy admirada por muchos, incluido el historiador y geógrafo Estrabón (en torno a 64 a.C. - 24 d.C.), que la escribió al detalle:

Eliminar publicidad
Advertisement

El plano de la ciudad tiene forma de chlamys [una capa militar]. Los lados largos son los que baña el agua, que tienen un diámetro de 30 estadios, mientras que los lados cortos son los istmos, cada uno de 7 u 8 estadios, que se juntan por un lado por el mar y por lago por el otro. En conjunto, está atravesada por calles adecuadas para conducir caballos y carros. Dos de estas calles son extremadamente anchas, de más de un pletrón, y se cruzan en ángulo recto. La ciudad tiene los recintos y palacios reales más hermosos, y estos componen una tercera o cuarta parte del recinto entero. Cada uno de los reyes, por amor al esplendor, añadió algún adorno a los monumentos públicos, y también expandió su propia residencia, aumentando lo que ya existía, de manera que hoy (con el poeta), "un edificio sobre otro" [Odisea 17.266]. Todo está conectado, unos edificios con otros, con el puerto y lo que tiene alrededor. El Museion es parte de los palacios, con una pasarela, una exedra, y una gran estructura en la que se puede ver el desorden común entre los estudiosos que comparten el Museion, que antes elegía el rey pero ahora elige César.

(Geografía, 17.1.8)

El Museion era una institución de enseñanza superior, parte de la Biblioteca de Alejandría. Estaba dedicado a las musas; su nombre es el origen de la palabra "museo" y fue establecido, probablemente por Ptolomeo II (que reinó de 282-246 a.C.) como un lugar de reunión y hogar para los eruditos cuyas obras nutrían las posesiones de la biblioteca.

Los palacios y casas majestuosas que menciona Estrabón no existían en la época en la que Alejandro fundó la ciudad, obviamente. Alejandro se marchó de Egipto tan solo unos meses después de su llegada para marchar hacia Tiro en Fenicia. Quedó en manos de su comandante Cleómenes de Náucratis (muerto en 322 a.C.) construir la ciudad basándose en los planos del arquitecto Dinócrates de Rodas que, supuestamente siguiendo los planos de Alejandro, distribuyó la ciudad siguiendo un patrón conocido como plano hipodámico. Este plano fue formulado por el arquitecto Hipodamo de Mileto (siglo V a.C.) y se consideró el diseño óptimo de planificación urbana.

Eliminar publicidad
Advertisement

Lighthouse of Alexandria, Reconstructed
Faro de Alejandría, reconstrucción
NeoMam Studios (CC BY-SA)

Aunque Cleómenes y Dinócrates establecieron la distribución de la ciudad, la expansión total de Alejandría llegó con el gobierno del general de Alejandro, Ptolomeo, y después con la dinastía Ptolemaica que fundó. Tras la muerte de Alejandro en 323 a.C., Ptolomeo llevó su cuerpo de vuelta a Alejandría para enterrarlo y, tras las guerras de los Diádocos, los sucesores de Alejandro, dio comienzo su reinado de Egipto desde Alejandría, que sustituyó a la antigua capital de Menfis. Con Ptolomeo II se completó el faro de Alejandría, una de las siete maravillas de la Antigüedad (donde hoy en día se puede ver el Fuerte Qaitbey del siglo XV).

El faro guíaba a los barcos a los puertos que también había diseñado Alejandro Magno. Tiro había sido una ciudad importante para el comercio de la región y, después de que Alejandro la destruyera, Alejandría ocupó el vacío que había dejado esta. Cartago, que debió gran parte de su prosperidad al saqueo de Tiro, todavía era un puerto joven cuando Alejandría empezó a prosperar. El estudioso M. Mangasarian escribe:

Bajo los Ptolomeos, una estirpe de reyes griegos, Alejandría pronto ascendió a la eminencia y, tras acumular cultura y riqueza, se convirtió en la metrópolis más poderosa de Oriente. Funcionaba como el puerto de Europa y atraía el comercio lucrativo de India y Arabia. Sus mercados se enriquecieron con sedas suntuosas y otras telas de los bazares de Oriente. La riqueza atrajo el esparcimiento y este, a su vez, las artes. Con el tiempo se convirtió en el hogar de una maravillosa biblioteca y de escuelas de filosofía que representaban todas las fases y los tonos más delicados del pensamiento. En algún tiempo se creyó que el manto de Atenas había caído sobre los hombros de Alejandría. (5)

La ciudad creció hasta convertirse en la más grande del mundo conocido en aquella época, y atrajo a eruditos, científicos, filósofos, matemáticos, artistas e historiadores. El poeta y estudioso Calímaca de Cirene (en torno a 310 - en torno a 240 a.C.) catalogó toda la literatura griega de Alejandría sirviéndose de la colección que albergaba la biblioteca, y se le atribuye la creación del primer "catálago de tarjetas" para organizar sistemáticamente la colección. Eratóstenes (en torno a 276-195 a.C.) calculó la circunferencia de la tierra con un margen de error de 80 kilómetros (50 millas) en Alejandría. Euclides (en torno a 300 a.C.) enseñaba en la universidad. Puede que Arquímedes (287-212 a.C.), el gran matemático y astrónomo, enseñara allí, y ciertamente estudió allí. Herón (10-70 d.C.), el ingeniero y matemático más importante de su época, también nació y vivió en Alejandría. A él se le atribuyen increíbles logros de ingeniería y tecnología, incluida la primera máquina expendedora, la máquina hidráulica, y un teatro de autómatas que bailaban, entre otras invenciones.

Eliminar publicidad
Advertisement

La biblioteca de Alejandría

La biblioteca, cuya construcción empezó bajo Ptolomeo I (que reinó de 323-282 a.C.), fue terminada por Ptolomeo II, que envió invitaciones a gobernantes y eruditos pidiéndoles que contribuyeran con libros. Según los historiadores Oakes y Gahlin:

Había sitio para 70.000 rollos de papiro. La mayoría de artículos fueron comprados, pero en ocasiones también se usaban otros métodos. Para poder conseguir las preciadas obras, se registraban todos los barcos que entraban a puerto. Cualquier libro que se encontrase se llevaba a la biblioteca, donde decidían si devolverlo o confiscarlo y sustituirlo por una copia. (230)

Nadie sabe cuántos libros había en la biblioteca de Alejandría; se estima que pueden haber sido 500.000, aunque la mayoría de estudiosos modernos consideran que esta cifra es una exageración. Se dice que Marco Antonio le dio a Cleopatra 200.000 libros para la biblioteca, pero esta afirmación se lleva cuestionando desde la antigüedad. Parece ser que la biblioteca era parte del Museion, que estaba cerca, o que estaba anexionada al conjunto de edificios que incluía el Serapeo, el templo del dios Serapis, un híbrido entre las deidades griegas y egipcias creado por los ptolomeos para aunar estas dos culturas diferentes ente una unión harmoniosa. Mangasarian describe el templo:

Después de su magnífica biblioteca, cuyas estanterías albergaban un tesoro más precioso que el oro batido, puede que el edificio más formidable de la ciudad fuera el templo de Serapis. Se cuenta que los constructores del famoso templo de Edesa presumían de haber logrado crear algo que las generaciones futuras compararían con el templo de Serapis en Alejandría. Esto debería dar una idea de la enormidad y la belleza del Serapeo alejandrino y cuán apreciado era. Los historiadores y los entendidos afirman que era uno de los monumentos más grandiosos de la civilización pagana, por detrás tan solo del templo de Júpiter en Roma y el inimitable Partenón de Atenas. El templo de Serapis estaba construido sobre una colina artificial por la que había que subir cien escaleras. No era un solo edificio sino un enorme complejo arquitectónico, y todos los edificios que lo componían estaban agrupados en torno a uno central de dimensiones aún más vastas, que se alzaba sobre unos esbeltos pilares de una magnitud enorme. Algunos críticos han propuesto la idea de que los constructores de tal obra maestra tenían la intención de hacer una estructura compuesta que combinara los elementos diversos del arte egipcio y griego en un conjunto armonioso. El Serapeo estaba considerado por la gente de la antigüedad como el punto de encuentro entre los arquitectos de las pirámides y los creadores de la Acrópolis ateniense. Para ellos representaban la unión de lo masivo en el arte egipcio con la gracia y el encanto del heleno. (6)

Cuando Cartago llegó al punto álgido de su poder, Alejandría permaneció relativamente inmune, ya que hacía mucho que el comercio estaba establecido y la ciudad no suponía una amenaza para el poder marítimo de los cartagineses. Incluso después de la caída de Cartago tras las Guerras púnicas (264-146 a.C.), cuando Roma se convirtió en la potencia indiscutible del Mediterráneo, la ciudad siguió siendo próspera y atrayendo a visitantes de todo el mundo.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Ancient Library
Antigua biblioteca
Mohawk Games (Copyright)

La guerra civil entre los generales romanos Julio César y Pompeyo impactaron negativamente a Alejandría por primera vez en 48 a.C. Antes de ese momento, aunque la ciudad ya había experimentado su buena parte de problemas, había seguido siendo un entorno estable. Sin embargo, tras la batalla de Farsalia, en la que César derrotó a Pompeyo, este último huyó a Alejandría en busca de santuario y fue asesinado por el corregente Ptolomeo XIII.

César llegó y, ya fuera de manera sincera o fingida, se mostró ultrajado por la muerte de su antiguo amigo y aliado. Declaró la ley marcial, se hizo con el palacio real y mandó traer a la corregente en el exilio, Cleopatra VII. La guerra civil entre César y Ptolomeo XIII provocada por este incidente vio arder gran parte del puerto de Alejandría, incluida, según algunos estudiosos, la famosa biblioteca. Sin embargo, parece ser que solo se quemó un almacén de manuscritos situado cerca del puerto, no la propia biblioteca. Al igual que mucha de la restante información sobre la famosa biblioteca, esta afirmación se sigue cuestionando.

Alejandría en la época romana

Tras el asesinato de César en 44 a.C., su mano derecha, Marco Antonio, se convirtió en el consorte de Cleopatra y dejó Roma para ir a Alejandría. La ciudad se convirtió en su base de operaciones durante los siguientes trece años hasta que Cleopatra y él fueron derrotados por Octavio en la batalla de Accio en 31 a.C. Al año siguiente, ambos se suicidaron y la muerte de Cleopatra puso fin a la dinastía Ptolemaica. Octavio se convirtió en el primer emperador de Roma y adoptó el título de "Augusto". Tras esto, Alejandría se convirtió en una provincia del Imperio romano bajo el gobierno de César Augusto.

Roman Theatre, Alexandria
Teatro romano, Alejandría
Daniel Mayer (CC BY-SA)

Augusto consolidó su poder en las provincias y restauró Alejandría. Los estudiosos que niegan que Julio César tuviera nada que ver en el incendio de la gran biblioteca señalan que hay evidencias de que todavía estaba en pie durante el reinado de Augusto y que los visitantes seguían acudiendo a la ciudad que veían como un centro de aprendizaje. Alejandría volvió a sufrir grandes daños en 115 d.C. con la Guerra de Kitos y volvió a ser restaurada, esta vez por el emperador Adriano que, como hombre culto que era, tenía un gran interés por Alejandría. La ciudad seguía siendo por aquel entonces un importante centro intelectual y la Biblia Septuaginta (la traducción griega de las escrituras judías, el Antiguo Testamento de la Biblia) se completó allí en 132 d.C., donde se dice que ocupó su lugar entre los libros más importantes de la biblioteca.

Los eruditos religiosos vivían en la biblioteca o la frecuentaban para hacer investigaciones, y hacía tiempo que Alejandría atraía a gente de muchas religiones distintas que, en un principio, parece que respetaba los diferentes sistemas de creencias. Sin embargo, bajo el reinado de Augusto se produjeron disputas entre judíos y paganos y, a medida que el cristianismo se fue haciendo más popular, sus fieles agravaron el malestar público. Cuando el emperador romano Constantino el Grande (que reinó de 306 a 337 d.C.) aprobó el Edicto de Milán en 313, que declaraba la tolerancia religiosa, los cristianos ya no podían ser perseguidos por la ley y empezaron no solo a exigir más derechos religiosos sino también a atacar a paganos y judíos con más fuerza.

La religión y el declive de Alejandría

Alejandría, que había sido una ciudad de cultura y prosperidad, se convirtió en el escenario de una lucha religiosa entre la fe nueva de los cristianos y las anteriores de los judíos y los paganos. Los cristianos se fueron sintiendo cada vez más dispuestos a atacar los símbolos de estas religiones precedentes, ya que creían que sus sistema de creencias era el único verdadero. Mangasarian escribe:

No es tanto la religión la que forma el carácter de la gente, sino que es la gente la que establece el carácter de su religión. La religión no es más que un resumen de ideas nacionales, pensamientos y carácter. No es nada más que una expresión. Por ejemplo, no es la palabra ni el idioma que crean la idea, sino la idea la que provoca la existencia de la palabra. De la misma manera, la religión solo es la expresión de la mentalidad de la gente. Y sin embargo, la religión o filosofía de una persona, aunque no es más que el producto de su mente, ejerce una influencia reflejada sobre su carácter. El hijo influye en el padre, de quien proviene; el lenguaje afecta al pensamiento del que en un principio no era más que una herramienta. Lo mismo ocurre con la religión. La religión cristiana, en cuanto se hizo con el poder, cambió el mundo. (8)

Puede que este cambio fuera más aparente en Alejandría que en cualquier otro sitio. Bajo el reinado de Teodosio I (que reinó de 379-395 d.C.) se prohibió el paganismo y se incentivó el cristianismo. En 391 d.C. el patriarca cristiano Teófilo siguió el ejemplo de Teodosio e hizo que todos los templos paganos de Alejandría fueran destruidos o reconvertidos en iglesias. Para el año 400, Alejandría estaba sumida en un conflicto religioso continuo y en 415 esto acabó en el asesinato de la filósofa neoplatónica Hipatia y, según algunos estudiosos, el incendio de la gran biblioteca y la destrucción completa del templo de Serapis. Después de esta fecha Alejandría fue rápidamente en declive y los estudiosos, los científicos y los pensadores de todas las disciplinas abandonaron la ciudad para dirigirse a lugares más seguros.

Hypatia of Alexandria Experimenting
Hipatia de Alejandría experimentando
Focus Features (Copyright, fair use)

A causa del malestar social y las revueltas, la ciudad se fue haciendo cada vez más pobre, tanto económicamente como culturalmente, ya que se convirtió en el campo de batalla de las religiones enfrentadas antes de que el cristianismo se alzara como el sistema de creencias dominante. Alejandría funcionó como un centro importante del cristianismo desde el que se enviaban misioneros por todo el norte de África que llevaron la fe a otros centros importantes como Cirene.

Conclusión

La ciudad fue conquistadsa por los persas del Imperio sasánida en 619 y después el Imperio bizantino cristiano bajo el mando de Heraclio volvió a tomar la ciudad en 628, para volver a perderla a manos de los invasores árabes musulmanes liderados por el califa Umar en 641. Después, los ejércitos cristianos bizantinos y los árabes musulmanes lucharon por el control de la ciudad y de Egipto hasta que las fuerzas árabes prevalecieron y Egipto quedó bajo el gobierno musulmán. Entonces, se destruyeron las iglesias o se transformaron en mezquitas y los escritores cristianos posteriores afirmarían que fue en aquel momento cuando la gran biblioteca fue quemada por los conquistadores musulmanes.

Al igual que con otras afirmaciones en cuanto al destino final de la biblioteca, esta también se ha cuestionado y desmentido. Lo más probable es que la biblioteca de Alejandría cayera en decadencia porque perdió la financiación de los ptolomeos y el apoyo posterior de Roma no era regular. Ya no se cuidaba de los rollos de pergamino y de papiro como se había hecho antaño y estos se fueron pudriendo en el ambiente húmedo de la ciudad. Esto no quiere decir que la biblioteca no fuera presa de la intolerancia religiosa que se hizo con la ciudad, pero si lo fue, su colección probablemente ya se había perdido o arruinado mucho antes de que llegara el califa Umar.

Lo que no quedó destruido por la guerra volvió a ocuparlo la naturaleza y para 1326, cuando la visitó el viajero y escritor Ibn Battuta (1304-1369/9 d.C.), la mayor parte de la Alejandría Ptolemaica había desaparecido. El gran faro fue destruido por una serie de terremotos, al igual que gran parte del puerto. Hoy en día, la antigua ciudad se encuentra bajo los cimientos de la nueva, o en el fondo del mar en el puerto. En 1994 se revelaron los primeros descubrimientos de varias reliquias, estatuas y edificios del puerto de Alejandría. El profesor Jean-Yves Empereur y su equipo siguen excavando para volver a sacar a la luz la edad dorada perdida de Alejandría.

Eliminar publicidad
Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Cuándo y quién fundó la ciudad de Alejandría en Egipto?

Alejandría fue fundada en 331 a.C. por Alejandro Magno, que le puso el nombre en su propio honor.

¿Por qué fue tan importante Alejandría?

Alejandría fue un importante centro intelectual, cultural y comercial. Estaba situada en el delta del Nilo a su desembocadura en el mar Mediterráneo, así que era de fácil acceso para los barcos de la región. La biblioteca de Alejandría atrajo a algunos de los eruditos más famosos de la época.

¿Dónde estaba ubicado el faro de Alejandría?

El faro de Alejandría estaba situado en el lugar en el que se encuentra hoy en día el fuerte Qaitbey, del siglo XV.

¿Por qué y cuándo entró en decadencia Alejandría?

Alejandría entró en decadencia en los siglos IV y V d.C. a causa de la intolerancia religiosa que desató el malestar social. Para el siglo VII d.C. los edificios más famosos habían desaparecido o se habían convertido en iglesias.

Sobre el traductor

Rosa Baranda
Traductora de inglés y francés a español. Muy interesada en la historia, especialmente en la antigua Grecia y Egipto. Actualmente trabaja escribiendo subtítulos para clases en línea y traduciendo textos de historia y filosofía, entre otras cosas.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Joshua J. Mark es el cofundador de World History Encyclopedia y es su director de contenido. Vivió en Grecia y Alemania y ha viajado por muchos lugares. Ha sido profesor universitario de historia, escritura, literatura y filosofía en el Marist College de Nueva York

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2023, julio 18). Alejandría, Egipto [Alexandria, Egypt]. (R. Baranda, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-245/alejandria-egipto/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Alejandría, Egipto." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. Última modificación julio 18, 2023. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-245/alejandria-egipto/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Alejandría, Egipto." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 18 jul 2023. Web. 20 may 2024.

Afiliación