Diez cosas de la antigua Roma que deberías saber

Costes de servidor Recaudación de fondos 2024

¡Ayuda a nuestra misión de proporcionar educación histórica gratuita al mundo! Haz un donativo y contribuye a cubrir nuestros costes de servidor en 2024. Con tu apoyo, millones de personas aprenderán historia de forma totalmente gratuita cada mes.
$2899 / $18000

Artículo

Joshua J. Mark
por , traducido por Diego Villa Caballero
Publicado el 21 febrero 2020
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, portugués, turco
X

La cultura romana antigua tuvo influencia en un gran número de personas en todo el mundo conocido de su época, desde el surgimiento de la República romana (entre 509-27 a.C.) y durante toda la duración del Imperio romano (entre 27 a.C.-c. 476 d.C. en Occidente y hasta el año 1453 en el Oriente). El Imperio romano en su apogeo (año 122 d.C. aproximadamente) se extendía desde Italia hasta Gran Bretaña, pasando por Grecia y el norte de África, hasta Egipto, el Levante, Asia Menor y Mesopotamia en Asia Central. La civilización, la lengua y las costumbres romanas influyeron en la vida de las personas en todas estas regiones y continúan resonando en la actualidad a través de sus diversos legados.

Ancient Roman Marketplace
Antiguo mercado romano
Mateusz Przeklasa / Ancient History Magazine (CC BY-NC-SA)

El impacto de la cultura romana todavía se percibe en el idioma, las artes, la arquitectura, el entretenimiento y muchas otras áreas de la vida moderna. Por lo tanto, saber quiénes fueron los romanos y qué hicieron, proporciona una mejor comprensión de la actualidad, de quiénes somos y cómo actuamos. Los siguientes son diez datos sobre la antigua Roma en respuesta a las preguntas más frecuentes.

Eliminar publicidad
Publicidad

¿Cómo y cuándo se fundó Roma?

Según la leyenda, dos semidioses, Rómulo y Remo, fueron amamantados y cuidados por una loba gigante hasta que crecieron. Rómulo mató a Remo y se dice que fundó Roma en el año 753 a.C. Se cree que Roma surgió de una pequeña ciudad-estado en el río Tíber conocida como Lacio. Según otra leyenda, la ciudad fue fundada con el nombre Roma por una mujer llamada Roma, una de las supervivientes de la guerra de Troya, que llegó allí con el grupo liderado por el príncipe troyano Eneas. Otra historia de la fundación afirma que alguna vez fue una ciudad portuaria etrusca llamada Rumon. La civilización etrusca era la más poderosa de la región antes del surgimiento de Roma, por lo que la afirmación de que Roma se desarrolló a partir del Rumon etrusco probablemente sea cierta.

Romulus & Remus
Rómulo y Remo
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

¿Qué era la República romana?

Entre 753-509 a.C. aproximadamente, Roma se encontraba gobernada por reyes etruscos los cuales, aunque tenían un poder absoluto, consultaban con un senado de ciudadanos de clase alta; a pesar de esto él rey siempre tenía la última palabra. La clase alta rica estaba cansada de este acuerdo pero no podía encontrar ninguna forma legal de destituir al rey. Esta situación cambió en el 509 a.C. cuando el hijo del rey Tarquino el Soberbio violó a la hija de un gobernador, al no aceptar la responsabilidad del crimen fue depuesto y exiliado. La República romana se fundó entonces sobre el concepto de un gobierno representativo. Se mantuvo el Senado, pero el cargo de rey fue eliminado y reemplazado por un magistrado (praetor) que respondía ante el pueblo.

Eliminar publicidad
Publicidad
LA REPÚBLICA SE basaba EN RAMAS DE GOBIERNO SEPARADAS, QUE PROPORCIONABAN MAYOR ESTABILIDAD Y UNA GOBERNANZA MÁS JUSTA QUE LA ANTIGUA MONARQUÍA.

El pretor finalmente fue reemplazado por dos cónsules que gobernaban segun las leyes escritas por el Senado romano, las cuales eran interpretadas por ocho jueces. Así pues, la República se fundó en ramas de gobierno separadas (ejecutiva, legislativa y judicial) que proporcionaban mayor estabilidad y una gobernanza más justa que la antigua monarquía. Las leyes se promulgaban en interés de todo el pueblo, no sólo de la élite. El código legal más famoso era el de las Doce Tablas, escritas en el 449 a.C., que garantizaban la igualdad de todos ante la ley independientemente de la clase social. El derecho y la administración romanos crearon una sociedad estable, que se volvió lo suficientemente fuerte como para expandirse mediante la conquista. Después de las guerras púnicas con Cartago (entre 264-146 a.C.), Roma se convirtió en la superpotencia del Mediterráneo y se expandió aún más. Se convirtió en un imperio bajo el reinado de César Augusto (que reinó entre 27 a.C. - 14 d.C.), el primer emperador romano.

¿Qué era el Imperio romano?

Augusto fundó el Imperio romano después de derrotar a Marco Antonio (83-30 a.C.) y Cleopatra (69-30 a.C.) en la batalla de Accio en el 31 a.C. Marco Antonio y Cleopatra, entre las otras amenazas que representaban para Augusto, eran el último vínculo con Julio César y el antiguo concepto de República. Augusto amplió los territorios que ya poseía Roma e inició campañas para conquistar otros. El Senado se mantuvo, pero el emperador ahora tenía la última palabra en la toma de decisiones. El reinado de Augusto fue tan eficaz que estableció lo que se conoció como la Pax Romana (paz romana), que duró más de 200 años; desde el momento de su establecimiento hasta la muerte del último de los cinco buenos emperadores, Marco Aurelio (que reinó entre 161-180 d.C.). Los emperadores que sucedieron a Marco Aurelio tuvieron mucho menos éxito, aunque mantuvieron y expandieron el imperio hasta que se volvió demasiado grande para ser gobernado desde una única ubicación central. Por lo que Diocleciano lo dividió en dos en el 284 d.C., y se convirtió en el Imperio romano de Occidente y el Imperio bizantino en Oriente. El Imperio Occidental cayó alrededor del año 476 d.C. debido a una serie de factores (como la corrupción gubernamental, las invasiones y la excesiva dependencia del trabajo esclavo), mientras que el Imperio romano de Oriente continuó en pie hasta que cayó ante los turcos otomanos en el año 1453.

Eliminar publicidad
Publicidad

Augustus of Prima Porta
Augusto de Prima Porta
Andreas Wahra (original), new version by Till Niermann (CC BY-SA)

¿Cómo mantuvo Roma su imperio?

mediante la introducción del latín a los diversos pueblos, los romanos consolidaron su poder a través de una unidad de lengua y cultura.

Roma estableció una política de conquista e inclusión: en lugar de conquistar a un pueblo, destruir sus ciudades y esclavizarlos, hacían de la región una provincia de Roma y le concedían al pueblo la ciudadanía con la condición de que obedecieran la ley romana, pagaran impuestos y proporcionaran soldados al ejército romano. La ingeniería romana proporcionó a estas provincias carreteras, acueductos para el suministro de agua y técnicas de construcción que utilizaban su mezcla de cemento especial (aún sin replicar en la actualidad), que era más fuerte que los materiales de construcción utilizados anteriormente y dio como resultado estructuras y puentes más resistentes. Su red de carreteras permitía el rápido despliegue y movimiento de tropas en una región, así como una comunicación eficiente entre los gobernadores provinciales y la capital, y también permitió la existencia de un comercio más eficaz entre las regiones. Además, los romanos alentaron los matrimonios mixtos entre las élites romanas y las provinciales, lo que resultó en vínculos más estrechos entre las provincias y Roma y, mediante la introducción del latín a los diversos pueblos, los romanos consolidaron su poder a través de una unidad de lengua y cultura.

¿Qué era la religión romana y cómo influía en la gente?

La religión romana era politeísta y se desarrolló a partir de un animismo primordial (la creencia de que todo, incluidos los objetos inanimados, tiene un espíritu), de la religión etrusca y, más importante, de la religión griega. Los dioses romanos acabarían tomando como modelo en gran medida a sus homólogos de la religión griega (Júpiter = Zeus, Juno = Hera, etc.). La religión primitiva se centraba en el culto a los antepasados ​​y este aspecto de la creencia continuaría a lo largo de la historia de Roma. La religión estaba patrocinada por el estado, ya que se pensaba que al honrar a los dioses, los dioses honrarían al estado. El rey de los dioses era Júpiter, que gobernaba con su esposa Juno. Otros dioses importantes incluían a Minerva, Marte, Vesta y Saturno y entre todos estos, Saturno y Vesta tenían una importancia central debido a que Saturno (como dios de la agricultura, las buenas cosechas y la abundancia, entre otros atributos) velaba por el bien del estado en general, mientras que Vesta (diosa del hogar y de la familia) se centraba en los aspectos domésticos de la vida. Los templos más importantes estaban ubicados en la colina Capitolina, donde se celebraban o al menos se inauguraban festivales como las populares Saturnales, en honor al dios que les dio nombre y otros eventos importantes. Las vírgenes vestales se encontraban entre las figuras religiosas más importantes de Roma, pues cuidaban el templo de la diosa, mantenían encendido su fuego sagrado y, por lo tanto, aseguraban la salud y la prosperidad de los hogares romanos y por extensión del estado.

Temple of Juno, Agrigento
Templo de Juno, Agrigento
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

No había una clase sacerdotal, los sacerdotes eran nombrados por el estado y cada ciudad tenía su propio templo y sacerdotes que honraban al dios o diosa que fuera patrón de esa comunidad. La religión estaba plenamente integrada en la vida de la gente, ya fuera a través de los dioses reconocidos y adorados por el Estado (a quienes se hacían sacrificios frecuentemente) o de los espíritus domésticos y los antepasados ​​que protegían el hogar. El reconocimiento formal de los dioses tenía lugar en ceremonias y festivales, pero en el día a día, los romanos mostraban respeto por los dioses domésticos individuales y por los espíritus que velaban por ellos.

Eliminar publicidad
Publicidad

¿Cómo era la vida cotidiana en Roma?

La base de la sociedad romana era la familia, que estaba mantenida y controlada por el padre, la cabeza de la familia, conocido como paterfamilias. El padre tenía control total sobre las vidas de las personas bajo su techo e incluso podía rechazar a un recién nacido (ordenando que lo abandonaran en las calles) si no podía costear el tener otro hijo o simplemente si no le gustaba su aspecto. El concepto de paterfamilias fue adoptado por el emperador quien, en muchos casos, aunque no en todos, se presentaba a sí mismo como el gran padre del pueblo romano que sólo se preocupaba por el beneficio colectivo. El emperador le daba al pueblo anfiteatros para el entretenimiento, festivales religiosos y culturales (como las Saturnales y las Lupercales, entre muchos otros), parques públicos y termas.

The Central Baths at Herculaneum
Las termas centrales de Herculano
Carole Raddato (CC BY-NC-SA)

Los romanos trabajaban en diversos empleos, disfrutaban del tiempo libre en eventos deportivos y obras teatrales, practicaban deportes y disfrutaban de la natación, los paseos en bote y los baños públicos que fomentaban la socialización. El desayuno era un refrigerio ligero que consistía en panes y pasteles, mientras que la comida central del día se realizaba al final de la tarde y variaba según la clase social. Los ricos podían permitirse el consumo de carnes especiadas y otras delicias, mientras que los pobres a menudo sólo consumían pan con una sopa ligera o una papilla de pan. Los romanos de clase alta tenían casas o villas, mientras que los pobres vivían en edificios de apartamentos (insulae) construidos en hileras, muy parecidos a los complejos de apartamentos de las ciudades modernas.

¿La comida era importante para los romanos?

La comida era tan importante para los romanos como para cualquier otra civilización, pero el concepto de un banquete lujoso donde la gente se reclinaba sobre almohadas, bebía vino y era atendida por esclavos sólo puede aplicarse a la clase alta de Roma y sus provincias. La mayoría de la gente tomaba un desayuno ligero y luego una comida más abundante a mediados o al final de la tarde, y consistía en lo que pudieran permitirse. La mayoría de las comidas incluían aceite de oliva que se utilizaba para preparar los platos y también como salsa para mojar el pan. Los romanos tenían un gusto especial por las salsas, la más popular era el garum, hecho de una pasta de pescado fermentada, que se comía con prácticamente todo. Sazonaban su comida con especias como semillas de apio, cilantro, dátiles, miel y vinagre. Las verduras a menudo se almacenaban en salmuera y se consumían como entradas o guarniciones en la comida de la tarde.

Eliminar publicidad
Publicidad

The Thermopolium of Vetutius Placidus in Pompeii
El thermopolium de Vetutio Plácido en Pompeya
Carole Raddato (CC BY-NC-SA)

Aunque el vino hecho de uva se asocia frecuentemente con Roma, una bebida igualmente popular (y mucho más asequible para la mayoría) era la posca, hecha con vinagre, agua y especias o con vino barato rebajado con agua al que luego se le añadían otras especias; la posca era la bebida de las clases bajas y militares. Frutas como las uvas y los dátiles a menudo se secaban y se comían como botanas y la algarroba se utilizaba para dar sabor a las comidas y preparar postres. Los romanos fueron pioneros en el concepto de "comida rápida" a través de establecimientos conocidos como thermopolia ("lugar donde se encontraba algo caliente"). Un thermopolium típico tenía un mostrador con frascos que contenían comida preparada. Los clientes pedían en el mostrador, pagaban y podían llevarse la comida. Existían algunas thermopolia más sofisticadas que también ofrecían asientos y habitaciones para pasar la noche, pero la mayoría eran tiendas sencillas que ofrecían una comida rápida a bajo precio. Las thermopolia eran despreciadas por la clase alta, que consideraba la comida como deficiente y porque la clientela principal era de clase baja.

¿Cómo era el ejército romano y cómo funcionaba?

El ejército romano estaba dividido entre legionarios (ciudadanos romanos) y auxiliares (no romanos). Los legionarios se organizaban en legiones (unidades de entre 4.000 y 6.000 hombres), y luego cada legión se dividía en centurias (grupos de 80 hombres), comandadas por un centurión. Dentro de cada centuria, los soldados tenían diferentes cargos de responsabilidad como artilleros, infantería, honderos, arqueros e ingenieros, entre otros. Los legionarios se enlistaban por un período de 25 años con un salario promedio de 2,5 sestercios por día (aproximadamente entre 4,50 y 8,50 dólares), después del cual podían jubilarse y se les proporcionaba un pago al darse de baja y tierras. A los auxiliares se les pagaba menos y casi siempre eran colocados en la primera línea durante las batallas, ya que no se les consideraba tan valiosos en la guerra romana como los legionarios.

Centurion
Centurión
Luc Viatour / www.Lucnix.be (CC BY-NC-SA)

Los auxiliares tenían que servir durante 25 años antes de poder convertirse en ciudadanos romanos, pero muchos no llegaban a sobrevivir tanto tiempo. El soldado de infantería romano promedio estaba equipado con un casco, una armadura sobre una túnica de lana que llegaba hasta las rodillas, sandalias, una espada, un escudo, una daga y una jabalina. La red de carreteras a lo largo del imperio permitía que el ejército pudiera desplegarse rápidamente ante cualquier enfrentamiento. Los soldados romanos se entrenaban para soportar marchas de hasta 20 millas por día (un poco más de 30 km), vestidos con todo su uniforme de batalla, y debían estar listos para combatir en cualquier momento. Los soldados también se entrenaban para formarse y luchar en líneas cerradas, lo que los protegía y proporcionaba mayor fuerza para romper las líneas enemigas.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

¿Cuáles son algunos de los legados culturales más importantes de Roma?

Los legados culturales romanos siguen influyendo en el mundo moderno en muchas áreas diferentes. El gobierno de los Estados Unidos sigue el modelo de la antigua Roma en sus poderes ejecutivo, legislativo y judicial. El concepto de colegio electoral también proviene de Roma, ya que los romanos de clase alta no creían que se pudiera confiar en que la gente común pudiera elegir a la mejor persona para un puesto de autoridad. Aunque el lugar de nacimiento de la democracia se atribuye a Atenas en Grecia, este concepto en realidad fue desarrollado más plenamente por los romanos. En las transacciones comerciales, los romanos fueron los primeros en establecer la devolución de mercancías a una tienda para obtener un crédito, un reembolso o el reemplazo de aquellas. En la arquitectura desarrollaron la bóveda, el arco y la cúpula, así como caminos que estaban tan bien construidos que todavía se pueden recorrer en la actualidad. La arquitectura romana ha influido en edificios de todo el mundo, especialmente en el Capitolio de los Estados Unidos y muchos otros en Washington, D.C.

Pont du Gard
Puente del Gard
Carole Raddato (CC BY-NC-SA)

Los romanos también establecieron los primeros cuerpos de bomberos, los departamentos de policía y de saneamiento. En el ámbito del entretenimiento, refinaron el teatro griego y crearon el diseño del anfiteatro que todavía hoy se utiliza en estadios y teatros. El latín, que llevaron a sus provincias, constituye la base de las lenguas romances como el francés, el italiano y el español, y muchas palabras latinas conforman la base de palabras, frases y conceptos legales del inglés. En el ámbito de la religión, la adopción del cristianismo por parte de los romanos en los siglos IV y V d.C. elevó la fe de un oscuro culto mistérico a ser una religión mundial, y muchos aspectos del cristianismo moderno, especialmente en el catolicismo, provienen directamente de las prácticas romanas.

¿Cómo cayó el Imperio romano?

Cuando la gente habla de la caída de Roma, se refiere a la caída del Imperio romano de Occidente, alrededor del 476 d.C.; el Imperio de Oriente continuó hasta el año 1453. Después de un lento declive de más de 300 años, el Imperio Occidental cayó por varias razones, tales como:

  • Invasiones de tribus bárbaras
  • Corrupción gubernamental
  • La división del imperio en el 284 d.C.
  • Ejércitos de mercenarios
  • Inestabilidad política
  • Dependencia excesiva del trabajo esclavo
  • Desempleo e inflación
  • El ascenso del cristianismo

Aunque las invasiones de los godos se citan con frecuencia como un factor importante en la caída de Roma, desempeñaron sólo una parte y no habrían tenido tal impacto si Roma no hubiera estado ya en decadencia. Roma atravesó un período de agitación conocido como la Crisis del siglo III (entre 235-284 d.C.), en el que se produjo un aumento considerable de la corrupción gubernamental que ya existía antes y esto continuó tiempo después. Aunque Roma sobrevivió a la crisis, esta debilitó al imperio porque después de su división las dos mitades no funcionaban bien juntas, pues tanto Occidente como Oriente se veían más como rivales que como compañeras. Además, los ejércitos llegaron a estar compuestos por más mercenarios auxiliares que legionarios porque, a medida que Roma se hacía más próspera, menos ciudadanos querían servir en el ejército. Estos auxiliares no tenían ninguna lealtad intrínseca con Roma (sólo luchaban por una paga), por lo tanto, el ejército se volvió menos eficaz.

La dependencia romana del trabajo esclavo fue otro factor importante ya que un tercio de los habitantes de Roma eran esclavos, los cuales realizaban muchos trabajos diferentes, como resultado, privaban de trabajo a los romanos de clase baja. Esto provocó un desempleo masivo, problema que el gobierno romano abordó mediante un sistema de auxilios que proporcionaba al pueblo pan, aceite de oliva y otras necesidades básicas, de forma gratuita, y esto terminó por agotar las arcas. El surgimiento del cristianismo también se ha citado como un factor relevante, dado que el Dios cristiano no tenía ninguna afiliación especial con Roma (Él era el Dios de todos los pueblos) y por eso, a medida que el cristianismo ganaba adeptos, la gente dejó de llevar sacrificios y ofrendas a los templos de los dioses romanos, como consecuencia la religión romana perdió su poder y la estructura social que la religión había mantenido quedó obsoleta.

Eliminar publicidad
Publicidad

Sobre el traductor

Diego Villa Caballero
Profesional en lenguas con estudios literarios. Profesor de castellano, escritor, traductor y entusiasta de la historia. Áreas de interés: literatura, artefactos antiguos, la historia de las religiones, la astrología, la arquitectura, la historia militar y del arte.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Joshua J. Mark no sólo es cofundador de World History Encyclopedia, sino también es su director de contenido. Anteriormente fue profesor en el Marist College (Nueva York), donde enseñó historia, filosofía, literatura y escritura. Ha viajado a muchos lugares y vivió en Grecia y en Alemania.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2020, febrero 21). Diez cosas de la antigua Roma que deberías saber [Ten Ancient Rome Facts You Need to Know]. (D. V. Caballero, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-1507/diez-cosas-de-la-antigua-roma-que-deberias-saber/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Diez cosas de la antigua Roma que deberías saber." Traducido por Diego Villa Caballero. World History Encyclopedia. Última modificación febrero 21, 2020. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-1507/diez-cosas-de-la-antigua-roma-que-deberias-saber/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Diez cosas de la antigua Roma que deberías saber." Traducido por Diego Villa Caballero. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 21 feb 2020. Web. 19 jul 2024.

Afiliación