Los filisteos

Definición

Rebecca Denova
por , traducido por Recaredo Castillo
Publicado el 28 enero 2022
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, persa, turco
Philistine Coffin Lid from Lachish (by Osama Shukir Muhammed Amin, Copyright)
Tapa de un ataúd filisteo de Laquis
Osama Shukir Muhammed Amin (Copyright)

Los filisteos habitaban las regiones costeras de Canaán desde el siglo XII a.C. hasta su desaparición en 604 a.C. La palabra “filisteo” deriva del nombre hebreo ha-Plištim para el conjunto de varias tribus de Siria y Judea, en la antigua “Siria-Palestina”. La palabra latina para el territorio de Canaán se convertiría en “Palestina” tras la revuelta de Bar Kojba (132-136 d.C.) durante el gobierno del emperador romano Adriano (que reinó de 117-138 d.C.). La palabra “filisteo” se ha convertido en sinónimo de una persona sin educación y falta de cultura debido a las historias que se cuentan de ellos en las Escrituras Judías.

Orígenes

El origen de los filisteos es todavía objeto de debate entre los expertos. En la Biblia Hebrea, hay indicaciones de que su origen estaría en Creta. La Septuaginta (traducción griega de la Biblia Hebrea) también los relaciona con Creta. Esto les daría un origen egeo, pero otros estudiosos han sugerido Anatolia (Turquía) o algunas regiones en torno al Mar Negro. Por otra parte, podrían tener su origen en una tribu separada del mismo Canaán. En las excavaciones de ciudades filisteas en Israel, los cementerios revelaron un cuerpo genético mixto, de características semíticas locales con grupos genéticos europeos. Esto último podría indicar que existió una migración hacia la región.

Eliminar publicidad
Advertisement
A LOS pueblos del mar se los llama filisteos en los libros bíblicos de Jueces y 1 Samuel, donde se los considera como los mayores enemigos de Israel.

Durante la transición de la Edad de Broce tardía a la Edad del Hierro, en 1143 a.C., el Mediterráneo oriental sufrió una invasión simultánea de comerciantes, llamados Pueblos del Mar en varios países. Esto alteró los patrones y los lazos comerciales tradicionales. Al mismo tiempo, se introdujeron en algunas regiones las armas de hierro y los carros de guerra. En el templo mortuorio del faraón Ramsés III en Medinet Habu, hay una inscripción en la que Ramsés declara haber derrotado a los Pueblos del Mar expulsándolos de Egipto. La escultura mural muestra a los Pueblos del Mar ahogándose en una batalla naval y a otros hechos prisioneros con las manos atadas a la espalda al típico uso egipcio.

Refiriéndose a ellos como Peleset, figuran también en el Papiro Harris, donde se cuenta la historia de como fueron “reducidos a cenizas”. Durante el Imperio Nuevo (en torno a 1570 a cerca de 1069 a.C.), Egipto conquistó y luego gobernó el sur del Levante, y hay una indicación de que los prisioneros después se asentaron en las áreas costeras de Canaán.

Eliminar publicidad
Advertisement

Los libros de Jueces y 1 Samuel

A los Pueblos del Mar se los llama filisteos en los libros de Jueces y 1 Samuel donde figuran como los mayores enemigos de Israel. Cuando los israelitas aparecieron en Canaán (en la Edad del Hierro II), se creó una confederación tribal: Las Doce Tribus de Israel (los hijos de Jacob). Los filisteos también formaron una confederación de cinco ciudades: Ascalón, Asdod, Ecron, Gat, y Gaza. Por lo tanto, se pasó a llamar a esa región la Franja de Gaza.

El Libro de Jueces cuenta la historia de como el héroe popular Sansón derrotó a los filisteos a menudo. Cuando Sansón nació, su madre lo puso bajo el voto nazareo, lo que significaba que quedaba separado de la sociedad normal y dedicaba su vida a Dios (Números 6:1-21). Esto incluía dejarse crecer el cabello, y el voto le otorgaba una fuerza extraordinaria; por ejemplo, una vez mató a un gran número de filisteos con una quijada de asno.

Eliminar publicidad
Advertisement

Samson Slaying a Philistine
Sansón matando a un filisteo
Giovanni Bologna (CC BY-SA)

Sansón no era el mejor modelo de nazareo, y fue seducido por una mujer filistea, Dalila, quien le insistió para que le revelara el secreto de su cabello. Después se lo cortó mientras dormía, y al capturarlo los filisteos lo cegaron. Fue encerrado en un calabozo, y en el festival de su dios, los filisteos lo sacaron de la prisión para entretenerse burlándose de él. Sin embargo, durante su cautividad, el cabello de Sansón había vuelto a crecer (por lo tanto, recuperó sus fuerzas), y aferrando dos columnas derrumbó el edificio matando a muchos filisteos.

En los primeros capítulos de 1 Samuel, la situación empeora. Eli, el sumo sacerdote en ese tiempo, recordando como los israelitas llevaban el Arca de la Alianza a las batallas, sugirió llevar el Arca la próxima vez que atacaran los filisteos. Los israelitas no solo perdieron el Arca, sino que además esta fue capturada por los filisteos, que la pusieron en el templo de su dios Dagón. Sin embargo, sucedió que cada mañana la estatua de Dagón aparecía en el suelo. Una plaga destruyó las cosechas y apareció una peste que hizo pensar a los filisteos que retener el Arca no valía la pena. La llevaron a un campo cerca de las líneas del ejército israelita y la dejaron allí junto con algunas ofrendas de oro.

La escena nos conduce ahora a lo que se conoce como el Ascenso de David. Al darse cuenta de que una confederación de tribus no podía derrotar a los filisteos, el pueblo le pidió a Samuel, un profeta, que le diera un rey: "entonces seremos también como todas las naciones, y nuestro rey nos gobernará, y saldrá delante de nosotros, y hará nuestras guerras". (1 Samuel 8:2). Esto estaba mal considerado, puesto que en el Sinaí se les había dicho a los hebreos que no debían ser como las demás naciones. Pero, de todos modos, eligieron a Saúl, aunque resultó ser un mal rey. Samuel fue entonces a Belén y derramó aceite sobre la cabeza del hijo menor de Jesé, David. De la palabra hebrea para “ungido” (Mashiaj) derivó la palabra “mesías”, “el ungido”.

Eliminar publicidad
Advertisement

El rey David

Los hermanos mayores de David estaban en el frente luchando contra los filisteos. Él le llevaba la comida a sus hermanos cuando supo que los filisteos habían hecho una proposición para dirimir el conflicto. Enviarían un campeón, el gigante Goliat. Los israelitas debían elegir un campeón y el duelo entre los dos determinaría el resultado final de la guerra. David se asombró al ver que ningún israelita se ofrecía voluntario. Dijo que él lo haría, y le pusieron la armadura de Saúl, pero se burlaron porque le quedaba muy grande. David tomó entonces una honda, no una honda de horqueta; las hondas eran unas tiras largas de cuero con un receptáculo en que se alojaba una piedra. Los honderos las hacían girar sobre su cabeza y lanzaban el proyectil hacia las líneas enemigas. David golpeó a Goliat en medio de la frente y lo hizo caer, entonces le cortó la cabeza con su propia espada.

David with the Head of Goliath
David con la cabeza de Goliat
Caravaggio (Public Domain)

Más adelante en la historia, Saúl se puso celoso de David y lo expulsó de la corte porque David había sido más exitoso que él en la lucha contra los filisteos. El pueblo cantaba: “Saúl hirió a sus miles, y David a sus diez miles” (1 Samuel 18:6-7). Al convertirse en un proscrito, David y sus seguidores sirvieron a menudo como mercenarios para los filisteos, pero los filisteos nunca le hicieron luchar contra los israelitas (no podían confiar en él para ese caso). Cuando Saúl se enfrentó a los filisteos en la batalla de monte Gilboa, él y su hijo Jonatán murieron. Las tribus declararon entonces a David como rey de lo que sería una monarquía unida.

Excavaciones arqueológicas

Los arqueólogos han excavado muchas de las ciudades asociadas con los filisteos en Israel, así como algunos emplazamientos del Valle de Jezreel algo más al norte. Los restos materiales incluyen grandes salones similares al megaron micénico, un gran salón con un hogar central y un trono. La cerámica filistea temprana se parece a la egeo-micénica decorada con tonos marrón y negro.

Eliminar publicidad
Advertisement
Los filisteos no eran nativos de la zona, pero sus costumbres funerarias eran similares a las de las primitivas culturas egeas.

La expedición Leon Levy, formada por científicos de varias universidades, excavó los cementerios filisteos. Uno de ellos contenía 150 cuerpos que databan de los siglos XI al VIII a.C. La investigación incluyó estudios de ADN. Sus conclusiones fueron que los filisteos no eran nativos de la zona, pero tenían costumbres funerarias similares a las de las culturas egeas primitivas, puesto que algunos estaban sepultados en tumbas circulares empedradas, que no son propias de Canaán. Sabemos poco del lenguaje de los filisteos. Algunos fragmentos de cerámica contienen inscripciones no semíticas. Unas pocas palabras y nombres filisteos se asocian con términos indoeuropeos (que se podrían haber tomado de la cultura egeo-griega).

Las excavaciones revelaron evidencias de urbanismo, industrias bien establecidas de aceite de oliva, cerveza y vino, además de los establecimientos que distribuían esa producción. Los filisteos eran expertos en metalurgia (usaban oro, bronce y hierro) y en la fabricación de armas. Aún los israelitas recurrían a los filisteos para sus herramientas y armas de hierro.

Religión

Los dioses y diosas de los filisteos incluían a Baal, Astarté, Asera y Dagón. Los nombres y características de esas deidades también formaban parte de la religión cananea. El material arqueológico incluye figuras de diosas comunes sentadas en sillas lo que también es un elemento egeo en el culto a una diosa.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Philistine Pottery Sherd
Fragmento de cerámica filistea
Osama Shukir Muhammed Amin (Copyright)

La importancia de las excavaciones radica en que, al exponer toda esta cultura material en conjunto, se puede demostrar que los filisteos no estaban atrasados o eran faltos de cultura, sino todo lo contrario. Los filisteos tenían una rica cultura artística, una economía diversificada, y compartían muchos de los elementos de la cosmovisión de sus vecinos.

Desaparición

La decadencia de los filisteos comenzó con la invasión de los territorios de Canaán por el Imperio neoasirio en 722 a.C. Cuando el rey asirio Sargón II (que reinó de 722-705 a.C.) invadió Filistea, Egipto promovió y financió rebeliones contra los asirios. En los siguientes diez años, el hijo de Sargón, Sednaquerib (que reinó de 705-681 a.C.), aplastó las rebeliones y destruyó las ciudades. Jerusalén resistió, pero fue destruida más tarde por los babilonios en 587 a.C. Y no se volvió a saber de los filisteos.

Eliminar publicidad
Publicidad

Bibliografía

La World History Encyclopedia está asociada a Amazon y recibe una comisión por las compras de libros que cumplan los requisitos.

Sobre el traductor

Recaredo Castillo
Una persona sin preparación académica especial, pero que gusta de la Historia y quiere aportar con la traducción de artículos de la Enciclopedia.

Sobre el autor

Rebecca Denova
Rebecca I. Denova, Ph D. es catedrática emérita de Cristianismo Primitivo en el Departamento de Estudios Religiosos de la Universidad de Pittsburgh. En julio de 2021 se publicó su libro de texto titulado «The Origins of Christianity and the New Testament» (Wiley-Blackwell).

Cita este trabajo

Estilo APA

Denova, R. (2022, enero 28). Los filisteos [Philistines]. (R. Castillo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-20490/los-filisteos/

Estilo Chicago

Denova, Rebecca. "Los filisteos." Traducido por Recaredo Castillo. World History Encyclopedia. Última modificación enero 28, 2022. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-20490/los-filisteos/.

Estilo MLA

Denova, Rebecca. "Los filisteos." Traducido por Recaredo Castillo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 28 ene 2022. Web. 18 abr 2024.

Afiliación