Cesarea Marítima

Definición

Patrick Scott Smith, M. A.
por , traducido por Emiliano S. Grill
Publicado el 17 octubre 2023
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, alemán, italiano
X
Promontory Palace of Herod the Great, Caesarea (by Carole Raddato, CC BY-NC-SA)
Palacio del Promontorio de Herodes el Grande, Cesarea
Carole Raddato (CC BY-NC-SA)

Cesarea Marítima fue una ciudad construida hace más de 2000 años (c. 22-10 a.C.) en la costa del Mediterráneo oriental. Gracias a la ingeniería y generosidad romanas, Herodes el Grande (rey entre los años 37 y 4 a.C.) logró esta hazaña construyendo toda una metrópoli con un colosal puerto que convertiría a Cesarea en el oasis comercial marítimo de su época.

Primeras épocas

Dedicada la ciudad a Augusto (rey entre el 27 a.C. y el 14 d.C.), la zona en la que Herodes decidió edificar comenzó siendo habitada por la ciudad-estado fenicia de Sidón. Especializada en productos de vidrio y prendas bordadas, y famosa por sus telas teñidas de púrpura, es posible que Sidón se diera cuenta del potencial del lugar en relación con el comercio con Oriente y las grandes naciones mediterráneas. Presumiblemente llamada así por el rey Estratón I (rey entre 365 y 352 a.C.) de Sidón, el lugar era conocido como la Torre de Estratón. Al norte de Egipto y equidistante entre Gaza y Sidón (120 km en ambos sentidos), se hallaba en medio de rutas marítimas y comerciales.

Eliminar publicidad
Publicidad
En su apogeo, Cesarea llegó a albergar a un cuarto de millón de habitantes.

Del nombre descriptivo que le dieron Flavio Josefo (36-100 d.C.) y otros escritores antiguos, no se sabe si la «Torre» de Estratón refiere a un faro, un almacén o tal vez un silo de grano, ya que Sidón embarcaba mercancías en bruto y la Torre de Estratón estaba «en la ruta del antiguo comercio entre fenicios y egipcios.» (Bull, 26). Curiosamente, los silos hallados recientemente en Egipto, que datan de alrededor del 1600 a.C., tienen hasta 6,5 metros de diámetro, lo que sugiere un grado de altura considerable. En cualquier caso, como la Torre de Estratón era conocida por ser un pueblo comercial, Estrabón (63 a.C.-24 d.C.) también informa de que tenía su propia «estación para barcos» (16.2.27).

Sidón proveía de barcos y mercancías para el Imperio persa, pero su caída comenzó con la derrota de Persia a manos de Alejandro Magno en el 332 a.C. Poco después de la muerte de Alejandro, uno de sus generales, Seleuco I Nicator (rey entre 305 y 281 a.C.), inició la conquista griega seléucida de los antiguos territorios del Imperio aqueménida, incluida Fenicia. Hoy, en las ruinas de Cesarea, los excavadores han hallado cerámica y monedas helenísticas que datan de los dos últimos siglos a.C. Además, las pruebas de una fortificación preherodiana asociada a una presencia helenística están datadas en el mismo periodo de tiempo. Estos descubrimientos sugieren una presencia relativamente breve del Imperio seléucida en Torre de Estratón. La zona fue capturada por el rey asmoneo Alejandro Janneo en el año 103 a.C. Durante la República Romana tardía, Pompeyo el Grande (106-48 a.C.) la anexionó a la provincia de Siria, y después Octavio se la entregó a Herodes en el año 30 a.C.

Eliminar publicidad
Publicidad

La ciudad de Herodes

Construida sobre las ruinas de la zona, tras su inauguración y dedicación a Augusto por Herodes alrededor del año 13 a.C., Cesarea se convirtió en una ciudad cosmopolita de judíos, cristianos, samaritanos, griegos y sirios que vivían en sus propios distritos. Dentro de sus murallas originales, la ciudad ocupaba 164 acres, pero durante la época de la Pax Romana (cuando las legiones romanas en las fronteras del Imperio romano hicieron innecesaria una muralla protectora) la ciudad se expandió mucho más allá de la muralla herodiana original. Con una expansión urbana de 8 km de largo y más de 3 km hacia el interior, Cesarea, en su apogeo, llegó a albergar a un cuarto de millón de habitantes.

Aunque normalmente pensamos en el crecimiento de una ciudad en términos de expansión y desarrollo incrementales, es notable que la infraestructura de Cesarea Marítima se construyera lista para ser habitada. Sin embargo, la construcción de Cesarea no se hizo de forma económica (algo normal para Herodes en todos sus programas de construcción monumentales). Flavio Josefo (36-100 d.C.), historiador fiable y testigo ocular de la época, describe el esplendor de la ciudad como edificios construidos con «piedra blanca» y la ciudad «adornada con varios palacios espléndidos» (Guerras, 1.21.5-6; Antigüedades 15.9.6). La residencia de Herodes era quizá la más esplendorosa de todas. Llamado «el Palacio del Promontorio» por los excavadores modernos, ya que se asentaba sobre un saliente con vistas al mar, su nivel inferior contaba con un amplio patio interior que contenía una piscina igualmente amplia.

Eliminar publicidad
Publicidad

Promontory Palace of Herod the Great
Palacio del Promontorio de Herodes el Grande
Carole Raddato (CC BY-NC-SA)

Entre los edificios que marcaban la silueta de la ciudad se encontraban un hipódromo para las carreras de cuadrigas, un anfiteatro para acontecimientos deportivos como el boxeo y la lucha, y un pequeño teatro para las artes que aún se utiliza hoy en día. Sin embargo, una de las estructuras más visibles era el templo. Yuxtapuesto entre la ciudad y el puerto de Herodes, con columnas corintias ornamentadas, el templo se elevaba cerca de 30 metros. Como el templo lindaba con la red de tráfico de la ciudad, el Cardo Maximus era la vía principal. Comparado con una autopista moderna de 12 metros de ancho, el Cardo Maximus tenía 16 metros. Con una longitud de casi 1,5 kilómetros, estaba bordeado de mosaicos e impresionaba por sus 700 columnas, sin duda de tipo corintio. Más adelante, a los pies del templo, se encontraba un puerto gigante.

El puerto

Dado que el comercio entre los países ribereños del Mediterráneo se realizaba en gran parte por mar, el puerto de Cesarea era un elemento esencial para la ciudad. Además, si bien la ciudad se dedicaba más que nada al comercio con el mundo romano, también servía a los intereses militares de Roma. En consecuencia, el puerto artificial, sin bahía natural ni promontorio sobre el que edificar, se construyó como una fortaleza en el mar. Soportando una superestructura de torres y almenas, utilizando bloques que pesaban hasta 50 toneladas, sus rompeolas, dispuestos en un recorrido circular, albergaban casi 40 acres de agua. En comparación, el puerto mediano de Leptis Magna, mejorado por el emperador romano Septimio Severo (emperador entre 193 y 211 d.C.) a finales del siglo II d.C., contenía 25 acres. Por lo tanto, el puerto de Herodes parece haber sido construido para recibir mercancías en masa. Buques de todo tipo y tamaño surcaban el puerto: desde barcos de guerra utilizados en la guerra naval romana, pasando por enormes barcos cerealeros y grandes cargueros de piedra y vino, hasta pequeñas galeras mercantes.

Herod's Harbor (Inner Harbor Layout)
El puerto de Herodes (disposición del puerto interior)
Carolyn Miller (Copyright)

El faro era el punto de referencia para los navegantes, tanto de día como de noche. Al entrar en el puerto, los barcos desplegaban las velas y navegaban a remo. Dependiendo de las condiciones del viento y las olas, un sistema de cuerdas y remolcadores podía, a veces, ayudar a los barcos a pasar la entrada. Un práctico del puerto se aseguraba de que los barcos fueran enviados a sus amarraderos, remolcados si era necesario y amarrados al muelle. En la carga y descarga de los muelles intervenían trabajadores, carretas y grúas. Un capitán de puerto supervisaba toda la actividad, incluido el registro de los barcos, y una vez cargados y listos para zarpar, aprobaba la salida. También era responsable de la recaudación de las tasas portuarias. La supervisión de la contabilidad, que incluía registros comparativos entre las transacciones comerciales en la ciudad y el flujo de mercancías en el puerto, también habría sido fundamental.

Eliminar publicidad
Publicidad

Comercio

Las lucrativas rutas de la seda del norte a través de Mesopotamia estaban controladas por el más hábil competidor de Roma: Partia. Así pues, el propósito de Cesarea era controlar la red comercial oriental de la antigua Roma, que incluía las rutas terrestres este-oeste del sur a través de Arabia y las rutas marítimas por el Mar Rojo, monopolizando así el comercio del Mediterráneo oriental en general.

Situada al norte de Alejandría y al sur de Tiro, la ubicación de este puerto/ciudad en relación con los flujos de barcos y comercio indica un plan intencionado para captar ingresos. El importante flujo de mercancías orientales que se dirigían a la costa oriental del Mediterráneo y el movimiento general del tráfico naval en el Mediterráneo en sentido contrario a las agujas del reloj convirtieron el puerto en una puerta de acceso a Occidente. Las mercancías procedentes de India e Indonesia se habrían desplazado hacia el oeste y luego hacia el noroeste a través de los mares Arábigo y Rojo. Las mercancías procedentes de Egipto y África se habrían desplazado hacia el norte por la costa oriental del Mediterráneo para ser distribuidas allí, y luego hacia el oeste por todo el Mediterráneo. Asimismo, como el puerto estaba de camino para los barcos vacíos o cargados que circulaban por el Mediterráneo y para los barcos cargados que se dirigían hacia el norte por la costa desde Alejandría, este puerto/ciudad también interactuaba con Gaza, que recibía mercancías de África, Arabia, India e Indonesia, las más lucrativas de las cuales habrían sido la pimienta y el incienso.

Ancient Ruins of the Harbor at Caesarea Maritima
Ruinas del antiguo puerto en Cesarea Marítima
Ron Gafni (CC BY-SA)

Con respecto a Gaza, es importante señalar que, aunque Trajano (emperador entre 98 y 107 d.C.) se apoderó de Petra en el año 106 d.C., Augusto concedió Gaza a Herodes 136 años antes. Por lo tanto, Cesarea no solo poseía los mercados de Gaza y trabajaba en cooperación con Alejandría, sino que habría captado los flujos comerciales de Petra gracias a su ubicación en ruta hacia Gaza. De hecho, el incienso se transportaba desde Petra por carretera hasta Gaza. Gracias a su control sobre Gaza, con sus diversos mercados, Cesarea se colocó en posición de dominar no solamente el comercio marítimo, sino también el comercio terrestre hacia las ciudades consumidoras del interior, como Bosra, Samaria y Jerusalén.

Eliminar publicidad
Publicidad

Una serie de escenarios comerciales también incluirían el movimiento de materiales de construcción, armas y personal militar a estas ciudades y otras ciudades en el extremo oriental del Mediterráneo a medida que el imperio se expandía. Entre las formas específicas en las que Cesarea también podría haber generado ingresos se incluirían las tasas portuarias y arancelarias, los ingresos procedentes del control y el comercio de las operaciones mineras, los cargos por servicios de flete, su propia compra y venta de productos a granel y refinados, el reprocesamiento de las mercancías procedentes del este y el norte, y el dinero ahorrado por poseer su propia flota de cargueros. Además, en lo que respecta a la minería y la producción o importación de la aleación crítica, el bronce, Robert Bull resume:

En el año 6 d.C., los romanos hicieron de Cesarea la sede de la administración provincial. Los procuradores romanos, residentes en Cesarea, se encargaban de recaudar impuestos, supervisar los asuntos civiles y reclutar personal entre la población local para servir como legionarios auxiliares. A las tropas se les pagaba con monedas de bronce acuñadas en una ceca de Cesarea autorizada por Roma. Las monedas también se utilizaban como medio de cambio en la economía de la zona, que se desarrollaba rápidamente. (27)

Capital provincial

En el año 6 d.C., tras la muerte de Herodes, el palacio de Herodes «se convirtió en la residencia oficial del gobernador romano, su reino pasó a ser una provincia romana con Cesarea como puerto principal y capital administrativa» (Burrell, 56). Luego, cuando la gran revuelta judía del 66 d.C. fue aplastada por soldados romanos que estaban de guarnición en Cesarea, Vespasiano elevó la ciudad a la categoría de colonia romana. Más adelante, cuando la segunda revuelta judía, también conocida como la revuelta de Bar-Kochba (132-136 d.C.), terminó con la destrucción de Jerusalén, el gobernador provincial de Judea fue elevado al rango de senador, y Cesarea se convirtió en la capital de la provincia romana de Siria-Palestina. La continuada presencia romana queda patente en un reciente hallazgo en el palacio de Herodes de «dos pedestales en forma de columna con inscripciones en honor a cuatro procuradores romanos que datan del siglo II a principios del siglo IV d.C.» (57).

A principios del siglo III surgió una presencia cristiana considerable, reflejada en la creación de una gran biblioteca.

Según el Nuevo Testamento, Cesarea fue visitada por varios personajes importantes para el cristianismo primitivo: Felipe el Diácono se estableció en la ciudad, Pedro predicó ahí, y el apóstol Pablo fue prisionero ahí antes de ser juzgado en Roma. Después de esto, se sabe poco del cristianismo primitivo en Cesarea, hasta que a principios del siglo III surgió una presencia significativa, reflejada en la creación de una importante biblioteca de 30 000 volúmenes por el teólogo Orígenes (185-253 d.C.). Utilizando esa biblioteca, Eusebio (muerto en el año 339), el historiador de la Iglesia, escribió y supervisó la petición de Constantino I (emperador entre los años 306 y 337) de cincuenta ejemplares de la Biblia en el scriptorium de Cesarea.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Asimismo, por la misma época, aunque los judíos habían sido diezmados en Cesarea, se produjo su propio resurgimiento cultural con el establecimiento de una escuela para el estudio del judaísmo por el rabino Osaías, que murió en el año 250 d.C. Esa escuela produjo varios maestros destacados, entre ellos el rabino Abbahu. La presencia y el resurgimiento del judaísmo en Cesarea también quedan reflejados en la construcción de una sinagoga en el siglo IV d.C. Construida sobre el emplazamiento de una casa-sinagoga del periodo herodiano, este lugar se utilizó hasta mediados del siglo IV. A mediados del siglo V se construyó una nueva sobre sus ruinas.

Mithraeum, Caesarea Maritima
Mitreo, Cesarea Marítima
Carole Raddato (CC BY-NC-SA)

Otra prueba de la diversidad religiosa de Cesarea fue el sorprendente descubrimiento del único mitreo hallado en Israel. El descubrimiento comenzó con la excavación de un edificio romano del siglo III d.C. llamado Pórtico Honorífico. En el lugar se hallaron columnas cortas con inscripciones en honor de notables militares, sobre las que presumiblemente se erigían estatuas con sus retratos. Sin embargo, las excavaciones posteriores revelaron que el edificio tenía acceso a un mitreo situado debajo y se encontraba sobre él. Centrado exclusivamente en Mitra, un salvador/dios de la luz y la verdad presente en la antigua literatura india y persa, el mitraísmo, como también se popularizó en el ejército romano, implicaba una sociedad secreta solo para hombres que requería rigurosos ritos de iniciación. Los romanos habían convertido uno de los almacenes subterráneos de Herodes en un espacio para la práctica de los ritos del culto, con un altar, bancos y frescos de la vida de Mitra.

Historia posterior

A partir del siglo IV, el registro literario deja de mencionar a Cesarea Marítima, sin embargo, la evidencia material de la presencia bizantina surge en forma de una muralla fortificada bizantina más larga que la muralla herodiana original. El hecho de que su cerco protegiera, al menos en parte, los suburbios ampliados de Cesarea indica una continuación de la actividad urbana. La expedición conjunta a Cesarea encontró una estructura bizantina que se cree que formaba parte de un complejo municipal mayor. Situado a lo largo del Cardo Maximus original había un edificio denominado Edificio del Archivo. Como el mosaico era un medio particularmente popular del arte bizantino, junto con los suelos de mosaico que databan del periodo bizantino, se encontraron inscripciones en mosaico que citaban versículos del Nuevo Testamento.

Byzantine Governor's Palace, Caesarea Maritima
Palacio de gobernador bizantino, Cesarea Marítima
Carole Raddato (CC BY-NC-SA)

Los persas del Imperio sasánida conquistaron la ciudad en el 614 d.C. y el emperador bizantino Heraclio la retomó en 627-628 d.C., lo que refleja la desaparición de Cesarea como municipio próspero y empresa comercial. El Edificio del Archivo fue destruido alrededor del año 640 d.C. como parte de la conquista islámica de todo Oriente Próximo y el norte de África. Así, aislada de Occidente, con su red comercial disminuida y su puerto disfuncional, las últimas ruinas de la que fuera una magnífica metrópoli se convirtieron en una cantera, ya que los agricultores quemaban estatuas y mármol para obtener cal, y los bloques de piedra y mármol se transportaban para construir ciudades en otros lugares.

Sin embargo, tras la devastación del siglo VII, aunque nunca volvió a desempeñar un papel importante en la amplia red de comercio mediterráneo, Cesarea experimentó un vaivén de restauración y ruina. Durante los siglos anteriores a las Cruzadas, bajo el dominio árabe, la localidad inició una lenta recuperación, pasando de ser un distrito agrícola bajo el califato ortodoxo a un bastión musulmán que protegía una zona vibrante. Naser Josrow, poeta y viajero persa, describe en 1047 d.C., en su Libro de viajes, un lugar de exuberantes jardines y fuentes. Guillermo de Tiro (1130-1186) también menciona la toma de la misma fortaleza por los cruzados. Aunque diminuta en comparación con las fortificaciones herodianas y bizantinas originales, los cruzados construyeron su propio recinto fortificado adyacente al disminuido puerto y lo ocuparon en batalla con las fuerzas musulmanas de 1101 a 1187 y de nuevo de 1191 a 1265. Como menciona Bull:

Aunque las ruinas cruzadas contienen estructuras que datan de los primeros tiempos de las Cruzadas, los restos visibles más destacados hoy en día (el foso, la escarpa, la ciudadela y las murallas que contienen unas dieciséis torres) datan de 1251, cuando el rey Luis IX de Francia pasó un año entero restaurando las fortificaciones. (33)

Finalmente, luego de que los mamelucos recapturaran la fortificación cruzada en 1265 y erradicaran la presencia de los cruzados, se especula que la región quedó deshabitada hasta que fue parcialmente repoblada por el Imperio otomano entre mediados del siglo XVII y principios del XIX.

En tiempos modernos, en 1884, refugiados musulmanes que huían de la ocupación austrohúngara de Bosnia establecieron una pequeña colonia en los restos de la ciudad cruzada. Su mezquita aún puede verse dentro de las murallas cruzadas. Aunque en el siglo XX siguió siendo un pueblo con una mezcla de habitantes mayoritariamente musulmanes y algunos cristianos, tras el conflicto árabe-israelí de 1948, el municipio de Cesarea se trasladó unos 2 kilómetros al norte de las antiguas ruinas.

Hoy en día, en el emplazamiento original junto al mar, mientras se realizan prospecciones arqueológicas, el Parque Nacional de Cesarea es un importante destino turístico para Israel. Creado en 2011, está incluido en la lista tentativa de sitios de Patrimonio Mundial. Conmemorando la historia de Cesarea, con obras de restauración en curso y una oferta de exposiciones arqueológicas e históricas, 670.000 personas visitaron el parque en 2022.

Eliminar publicidad
Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Por qué es conocida Cesarea Marítima?

Cesarea Marítima fue un importante centro comercial en la Antigüedad, conocido por su puerto gigante construido por Herodes el Grande. Tras la segunda revuelta judía, también conocida como la revuelta de Bar-Kochba (132-136 d.C.), Cesarea se convirtió en la capital de la provincia romana de Siria-Palestina. A principios del siglo III, la ciudad se convirtió en un importante centro del cristianismo.

¿Dónde está hoy Cesarea Marítima?

Cesarea Marítima se encuentra en el actual Israel. Tras el conflicto árabe-israelí de 1948, el municipio de Cesarea se trasladó unos 2 kilómetros al norte de las antiguas ruinas y, en la actualidad, el emplazamiento original junto al mar, el Parque Nacional de Cesarea, es un importante destino turístico.

Bibliografía

La World History Encyclopedia está asociada a Amazon y recibe una comisión por las compras de libros que cumplan los requisitos.

Sobre el traductor

Emiliano S. Grill
Nacido y criado en Uruguay, Emiliano es un traductor, subtitulador y aficionado a la historia. Le apasionan los idiomas, la lectura y la escritura.

Sobre el autor

Patrick Scott Smith, M. A.
Patrick Smith, licenciado en humanidades, ha trabajado como investigador para las Escuelas Americanas de Investigación Oriental y la Academia de Ciencias de Missouri. Escritor de la Asociación para el Estudio Científico de la Religión, en 2015 fue galardonado con el Premio Frank Forwook a la Excelencia en Investigación.

Cita este trabajo

Estilo APA

A., P. S. S. M. (2023, octubre 17). Cesarea Marítima [Caesarea Maritima]. (E. S. Grill, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-22187/cesarea-maritima/

Estilo Chicago

A., Patrick Scott Smith, M.. "Cesarea Marítima." Traducido por Emiliano S. Grill. World History Encyclopedia. Última modificación octubre 17, 2023. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-22187/cesarea-maritima/.

Estilo MLA

A., Patrick Scott Smith, M.. "Cesarea Marítima." Traducido por Emiliano S. Grill. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 17 oct 2023. Web. 24 may 2024.

Afiliación