Georges Danton

Recaudación de fondos para los servidores, 2023

Gestionar un sitio web con millones de lectores por mes es costoso. Además de pagar por los servidores, también tenemos que pagar servicios relacionados como la red de distribución de contenidos, Google Workspace, el correo electrónico y mucho más. Preferiríamos invertir este dinero en producir más contenido sobre historia gratuito para todo el mundo. ¡Gracias por tu ayuda!
$2106 / $21000

Definición

Harrison W. Mark
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 17 enero 2023
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
Portrait of Georges Danton, 1790 (by Anonymous, Public Domain)
Retrato de Georges Danton, 1790
Anonymous (Public Domain)

Georges Jacques Danton (1759-1794) fue un abogado francés que se convirtió en un destacado líder de la Revolución francesa (1789-1799). Danton desempeñó un papel fundamental en el derrocamiento de la monarquía francesa y el posterior establecimiento de la Primera República Francesa. Finalmente adoptó una postura moderada y se opuso al Reinado del Terror, lo que condujo a su ejecución el 5 de abril de 1794.

Vida antes de la Revolución

Danton nació en Acris-sur-Aube, una comuna del noreste de Francia, el 26 de octubre de 1759, en el seno de una familia burguesa ordinaria que acababa de salir del campesinado. Era hijo del abogado Jacques Danton y de su segunda esposa, Marie-Madeleine Camus, y tenía una hermana mayor, Anne-Marguerite. Cuando Danton tenía tres años, su padre murió y su madre se volvió a casar en 1770 con un comerciante de grano. Durante su infancia, el rostro de Danton quedó marcado por un ataque de viruela y por algunos desafortunados encuentros con animales de granja: fue acosado por cerdos y pateado en la cara por un toro, lo que lo dejó permanentemente desfigurado.

Eliminar publicidad

Advertisement

A partir de 1773, estudió en un colegio religioso de Troyes. En 1780 se trasladó a París, donde encontró trabajo como asistente jurídico y, en 1784, se licenció en Derecho en Reims; mantuvo su puesto de asistente y viajaba a menudo entre París y Reims. En el Café du Parnasse, frente al Palacio de Justicia de París, Danton se detenía a menudo para tomar un refresco, y es allí donde conoció y se enamoró de Antoinette-Gabrielle Charpentier, la hija del propietario; ambos se casaron el 14 de junio de 1787. Ese mismo año, Danton pidió prestado dinero suficiente para adquirir el cargo venal de abogado en el Conseil du Roi. Se trataba de un consejo con funciones legislativas y judiciales, que ofrecía a Danton un brillante futuro.

Danton entró por la fuerza en las páginas de la historia cuando se subió a una mesa e instó a sus conciudadanos a la acción.

Los Danton se instalaron en un apartamento de seis habitaciones en la orilla izquierda de París y tuvieron tres hijos, dos de los cuales llegaron a la edad adulta. Danton parecía destinado a vivir una vida moderadamente exitosa, aunque perfectamente reservada. Sin embargo, ya entonces se cernían los nubarrones de la revolución: los pobres pasaban hambre, los órdenes sociales se peleaban y una montaña de deuda estatal amenazaba con asfixiar a toda Francia. En mayo de 1789, el rey Luis XVI de Francia (quien reinó de 1774 a 1792) no tuvo más remedio que convocar los Estados Generales de 1789 para intentar resolver estos problemas; la reunión fracasó cuando los estamentos se unieron en una Asamblea Nacional Constituyente y desafiaron la autoridad real prometiendo redactar una nueva constitución francesa. Los intentos del rey de restablecer el orden por la fuerza de las armas condujeron a la toma de la Bastilla por el pueblo el 14 de julio. La Revolución francesa había comenzado, y la vida de Danton pronto se vería completamente entrelazada con ella.

Eliminar publicidad

Advertisement

Comienzo de la Revolución

En palabras de la historiadora francesa Mona Ozouf, Danton fue "una creación de la Revolución" que "surgió de manera discreta del gran acontecimiento en sí" (Furet, 213). El 13 de julio de 1789, en medio de los disturbios que condujeron a la caída de la Bastilla, Danton entró por la fuerza en las páginas de la historia cuando se subió a una mesa e instó a sus conciudadanos a la acción. Alto y atlético, con una voz profunda y retumbante, era imposible ignorarlo. Dos días más tarde, se alistó como voluntario en la Guardia Nacional de su distrito y pronto se vio envuelto en la política revolucionaria local.

El barrio en el que vivía Danton, en torno al antiguo convento de los cordeliers, era un hervidero de actividad revolucionaria radical. Danton vivía a la vuelta de la esquina de los revolucionarios Camille Desmoulins (1760-1794) y Jean-Paul Marat (1743-1793). Es probable que los tres se reunieran en el Café Procope, donde los revolucionarios del barrio de los cordeliers se reunían para beber y compartir sus visiones de una Francia mejor. El carisma de Danton y su celo revolucionario lo ayudaron a destacar entre la multitud, y fue elegido presidente del distrito de los cordeliers a principios de octubre. Se convirtió en portavoz del radicalismo popular, denunciando la política moderada del alcalde de París, Jean Sylvain Bailly, y de Gilbert du Motier, marqués de Lafayette (1757-1834). Frecuentaba el Club Jacobino, una sociedad política donde los revolucionarios se reunían para discutir sus programas, y pronto se convirtió en uno de sus miembros más destacados junto a Maximilien Robespierre (1758-1794) y Jacques-Pierre Brissot (1754-1793).

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Robespierre, Danton, and Marat
Robespierre, Danton y Marat
Alfred Loudet (Public Domain)

Las dotes oratorias de Danton le valieron el apodo de "Mirabeau de la alcantarilla", en honor al elocuente líder revolucionario Honoré-Gabriel Riqueti, conde de Mirabeau (1749-1791), que compartía muchas cualidades con Danton. Al igual que Mirabeau, Danton era un orador electrizante y apasionado, cuya singular apariencia no hacía sino aumentar su magnetismo. Al igual que Mirabeau, Danton no era ajeno al vicio y era conocido por su afición a las mujeres y a la bebida. Al igual que Mirabeau, Danton fue acusado de corrupción. Sin embargo, a diferencia de Mirabeau, antiguo noble, Danton era un hombre del pueblo y se identificaba con la situación de los sans-culottes, las clases bajas de la Francia revolucionaria.

Club de los Cordeliers

En abril de 1790, el distrito de los cordeliers fue suprimido debido a una redistribución de distritos, y Danton perdió su cargo público. Para mantener vivo el ambiente revolucionario de la zona, Danton y Desmoulins fundaron un nuevo club político, que tomó su nombre del convento de los cordeliers en el que se reunía. La cuota de socio del Club de los Cordeliers era baja, de solo un penique al mes, por lo que cualquiera podía asistir; este carácter inclusivo lo diferenciaba de la mayoría de los demás clubes políticos, como el de los jacobinos, que se dirigía a un público mayoritariamente burgués. Los cordeliers se reunían todas las mañanas a las 9, y Danton no tardaba en llegar para colocarse entre la multitud de asistentes de la clase obrera. Fue nombrado primer presidente de los cordeliers el 27 de abril de 1790.

Eliminar publicidad

Advertisement

The Cordeliers Convent
El convento de los cordeliers
Poulpy (CC BY-SA)

En junio de 1791, Luis XVI y su familia intentaron huir de Francia en su malograda huida a Varennes. Esto perturbó a gran parte de la población francesa, que creía que el rey había intentado instigar la contrarrevolución. En julio, el Club de los Cordeliers lideró el llamamiento a la deposición del rey; Danton, Desmoulins y Brissot prepararon una petición que pedía la abdicación de Luis XVI y la celebración de un referéndum para decidir el futuro de la monarquía. Cuando los manifestantes se reunieron en el Campo de Marte para firmar la petición el 17 de julio, fueron tiroteados por la Guardia Nacional al mando de Lafayette, que dejó un saldo de 50 muertos. Tras la masacre del Campo de Marte, la Asamblea Nacional reprimió a los rebeldes, obligando a Danton a huir a Londres durante un mes para evitar ser detenido. Curiosamente, su nombre no aparecía en ninguna parte de la petición que había impulsado, ni estuvo presente el día de la masacre, lo que hizo dudar a sus enemigos de sus motivos.

Derrocamiento de la monarquía

En 1792, Francia declaró la guerra a Austria, desencadenando las Guerras revolucionarias francesas (1792-1802). La guerra empezó mal para los franceses, que tuvieron que retroceder desde la frontera, permitiendo que un ejército liderado por Prusia iniciara una lenta marcha hacia París. Danton, que se había mostrado reacio a apoyar la declaración de guerra inicial, se convirtió en un firme partidario del esfuerzo bélico, consciente de que una derrota supondría el fin de la Revolución. Siguió denunciando a Lafayette, que ahora era general al mando de un ejército francés, ya que Danton creía que utilizaba su posición para hacer política. Cuando Lafayette huyó de Francia tras fracasar en su intento de conseguir apoyos para un golpe contra los jacobinos, Danton pareció reivindicar sus sospechas y su popularidad no hizo más que aumentar.

Mientras tanto, muchos revolucionarios sospechaban que el rey era ambivalente en cuanto a la defensa de Francia, o incluso que ayudaba a los enemigos de Francia. A finales de julio, el ejército invasor publicó el Manifiesto de Brunswick, que amenazaba con destruir París si la familia real francesa sufría algún daño. Esto sembró el pánico en la ciudad, y las secciones de París comenzaron a planear una insurrección contra el rey traidor. Gran parte de la planificación se llevó a cabo en el Club de los Cordeliers, y Danton asumió un papel destacado en la organización de la insurrección. A medida que se acercaba la fecha de la insurrección, Danton regresó a su casa en Acris-sur-Aube y entregó todo su dinero a su madre por si lo mataban. De vuelta en París, él y su esposa Gabrielle pasaron la noche del 9 de agosto cenando con Desmoulins y su esposa Lucile; después de la cena, los dos hombres tomaron sus rifles y se fueron a unirse a los insurrectos, abandonando a sus esposas que quedaron con lágrimas en los ojos.

Eliminar publicidad

Advertisement

Camille Desmoulins
Camille Desmoulins
Joseph Boze (Public Domain)

En las primeras horas de la mañana del 10 de agosto, Danton condujo a hombres de las 48 secciones de París al Hôtel de Ville, la sede del gobierno de la ciudad, y se instalaron como Comuna Insurreccional con Danton como ministro de justicia. Su primera acción fue ordenar la detención y ejecución del marqués de Mandat, comandante de la Guardia Nacional, que había previsto la insurrección y organizado defensas contra ella. A continuación, los insurrectos se dirigieron al palacio, iniciando el asalto al Palacio de las Tullerías. Durante todo el día, los insurrectos se enfrentaron a los guardias suizos en una sangrienta batalla que se saldó con 800 muertos. Sin embargo, en la mañana del 11 de agosto, estaba claro que la Comuna Insurreccional gobernaba París. La Comuna exigió que el rey y la reina fueran encarcelados en la Torre del Temple, y la Asamblea Nacional no tuvo más remedio que obedecer. A todos los efectos, la monarquía francesa había sido derrocada.

La Comuna Insurreccional

Como ministro de Justicia de la Comuna Insurreccional, Danton tenía en sus manos el poder de la ciudad. Autorizó a los comisarios a registrar todas las casas y apartamentos de sospechosos de simpatías monárquicas o intenciones contrarrevolucionarias. A finales de mes, las cárceles de París estaban repletas de miles de presuntos traidores; mientras tanto, la guillotina se instaló en la plaza de la Revolución y se utilizó para ejecutar por primera vez a presos políticos condenados.

Aunque Danton no orquestó las masacres de septiembre, no hizo nada para impedirlas.

El 30 de agosto, la fuerza invasora prusiana sitió la fortaleza crítica de Verdún. Danton, que había asumido la responsabilidad de las defensas de la ciudad, pidió el envío al frente de 30.000 guardias nacionales y voluntarios. Sin embargo, el pueblo dudaba en acudir, temiendo un complot monárquico para liberar a miles de prisioneros en su ausencia, que luego irían a destruir París. El 2 de septiembre llegó a la capital la noticia de la caída de Verdún; presas del pánico y la rabia, turbas de parisinos se dirigieron a las cárceles de la ciudad, donde procedieron a masacrar a los prisioneros contrarrevolucionarios. Los asesinatos se prolongaron durante cinco días y murieron entre 1100 y 1400 personas. Aunque Danton no orquestó las masacres de septiembre, como afirmarían más tarde sus enemigos, es cierto que no hizo nada para impedirlas. En cambio, dedicó sus esfuerzos a instar a los ciudadanos a la defensa de la patria, pronunciando su discurso más famoso el 2 de septiembre: "¡Si somos audaces, más audaces aún, y para siempre audaces, entonces Francia está salvada!" (Doyle 191).

Eliminar publicidad

Advertisement

Tal audacia pronto daría sus frutos. El 20 de septiembre, un ejército francés detuvo la invasión prusiana en la batalla de Valmy y al día siguiente, se proclamó la República Francesa. Los franceses penetraron en Bélgica y se apoderaron de ella tras su victoria en la batalla de Jemappes. Danton fue uno de los principales defensores de la anexión de Bélgica, ya que consideraba que las fronteras de la República Francesa estaban "trazadas por la naturaleza" y debían extenderse hasta el Rin. Fue un ferviente partidario del expansionismo francés, afirmando: "tenemos derecho a decir a otras naciones: no tendréis más reyes" (Furet, 219).

Comité de Seguridad Pública

En febrero de 1793, Danton se encontraba de misión en Bélgica, trabajando por su anexión, cuando recibió la noticia de que su esposa Gabrielle había muerto al dar a luz a su cuarto hijo, que también había fallecido. Danton se apresuró a regresar a Francia, solo para enterarse de que su esposa llevaba ya cuatro días enterrada. En plena noche, exhumó su cadáver para poder contemplarla por última vez y encargó a un escultor que fuera al cementerio a hacerle un busto. Cinco meses después se volvió a casar con Louise Sébastienne Gély, la hija de 16 años de uno de sus amigos del Cordelier, aunque nunca pareció superar la muerte de su primera esposa.

Antoinette Gabrielle Charpentier Danton
Antoinette Gabrielle Charpentier Danton
Jacques-Louis David (Public Domain)

Mientras tanto, la guerra se había vuelto contra los franceses. La Coalición había retomado Bélgica, y el general francés Charles François Dumouriez había desertado a favor de los austriacos. Días antes de la traición de Dumouriez, Danton había visitado al general, un hecho que la facción política girondina utilizó para acusar a Danton. Por aquel entonces, Danton también fue acusado de corrupción. Había pagado las deudas contraídas por la compra de su oficina de abogado con una rapidez inusitada y había adquirido propiedades nacionales con dinero en efectivo que parecía surgir de la nada. Se negó a proporcionar los recibos de estas transacciones, algo de lo que sus enemigos se aprovecharon rápidamente.

En la primavera de 1793, aumentaron las tensiones entre los girondinos y la facción política del propio Danton, la Montaña. Danton se convenció de que pronto se derramaría sangre. Si el Terror era inevitable, Danton creía que era mejor que el gobierno lo controlara para evitar que la justicia vigilante fuera llevada a cabo por turbas revoltosas. "Seamos terribles", dijo, "para que el pueblo no tenga que serlo" (Furet, 220). En marzo de 1793, desempeñó un papel decisivo en el establecimiento del Tribunal Revolucionario, y al mes siguiente ayudó a crear el Comité de Seguridad Pública, un comité destinado a supervisar la defensa de la nación, del que fue el primer miembro. De este modo, Danton desempeñó un papel fundamental en la preparación del Reinado del Terror, del que pronto se arrepentiría.

Como miembro dominante del Comité de Seguridad Pública, Danton se alejó de su retórica expansionista del otoño anterior. La preservación de la República era su máxima prioridad, por lo que empezó a buscar medios de negociación pacífica con las naciones de la coalición antifrancesa. Esta política exterior derrotista no fue popular, y el 10 de julio fue expulsado del Comité. Su lugar fue ocupado por Robespierre, que dirigió el Comité en una dirección más radical y poco a poco fue acumulando mayores poderes. Durante la insurrección del 5 de septiembre, Danton se pronunció a favor de ceder ante las exigencias de la muchedumbre, incluido el armamento de todos los ciudadanos y la formación de un ejército revolucionario para mantener la autoridad de la República en el campo. Rechazó la oferta de volver a formar parte del Comité de Seguridad Pública, que se estaba volviendo demasiado radical para su gusto.

Indulgentes

A finales de 1793 se aceleraba el Terror; se arrestaba a decenas de miles de sospechosos de contrarrevolución, muchos de los cuales se enfrentaban a juicios simulados ante el Tribunal Revolucionario que Danton había ayudado a crear. El juicio de los girondinos, quienes en otro tiempo habían sido amigos de Danton aunque este llegara a oponerse a ellos políticamente, le disgustó especialmente. "¡No podré salvarlos!", se lamentó entre lágrimas a un amigo. Cansado de la política y del derramamiento de sangre, abandonó París el 12 de octubre y regresó a su ciudad natal con su mujer y sus hijos. Permaneció más de un mes antes de regresar a París el 21 de noviembre; después, se convirtió en el líder de la facción moderada de los indulgentes, que abogaba por reducir el Terror.

El moderantismo de Danton lo enfrentó a Jacques-René Hébert, un periodista "ultrarrevolucionario" que pretendía intensificar aún más el Terror y que había usurpado el antiguo Club de los Cordeliers de Danton. Desmoulins, que volvía a actuar como mano derecha de Danton, publicó Le Vieux Cordelier ("El viejo cordelier"), un periódico que atacaba a los hébertistas y los excesos del Terror. Al principio, el periódico se publicó con el beneplácito de Robespierre, que también despreciaba a los hébertistas; pero cuando Desmoulins empezó a utilizar su periódico para criticar la política terrorista del propio Robespierre, Desmoulins fue expulsado del Club Jacobino. Los indulgentes y los robespierristas estaban ahora en rumbo de colisión.

Le Vieux Cordelier, Issue 3
Le Vieux Cordelier, número 3
Camille Desmoulins (Public Domain)

La posición de Danton no se vio favorecida cuando su íntimo amigo y partidario Fabre d'Églantine fue arrestado en enero de 1794, en relación con un escándalo de corrupción en torno a la Compañía Francesa de las Indias Orientales. Cuando Danton salió en defensa de su amigo, fue acusado de haber sido cómplice del escándalo. Percibiendo una debilidad, Hébert aumentó sus ataques contra los indulgentes, endureciendo los ánimos de los radicales contra ellos, hasta que Hébert y sus aliados fueron ejecutados en marzo de 1794. Desaparecidos los hébertistas, los indulgentes se convirtieron en la mayor amenaza para la autoridad de Robespierre. Advertido varias veces de que corría peligro de ser arrestado, Danton se reía de ello, proclamando: "¡No se atreverán!". Pero en la noche del 29 al 30 de marzo, Danton, Desmoulins y otros líderes indulgentes fueron arrestados.

Juicio, ejecución y legado

Del 2 al 4 de abril, Danton fue juzgado ante el Tribunal Revolucionario. La multitud de espectadores que abarrotó el tribunal fue un testimonio de su perdurable popularidad. Danton ofreció un último y memorable espectáculo en donde habló sobre su patriotismo y la injusticia de su juicio hasta que se le ordenó guardar silencio. El 5 de abril de 1794, Danton fue el último de los quince condenados a la guillotina, entre los que se encontraban Desmoulins, Hérault de Séchelles, Fabre d'Églantine y Pierre Philippeaux. Tras presenciar las ejecuciones de sus amigos más cercanos, el propio Danton pasó por debajo de la cuchilla. "Mostrad mi cabeza al pueblo", dijo al verdugo. "Será digna de ver" (Davidson, 216).

Execution of Danton
Ejecución de Danton
Charles Brabant (Public Domain)

Inmediatamente después de su muerte, Danton fue vilipendiado por los robespierristas, que hicieron hincapié en su corrupción y utilizaron su venalidad como prueba de que nunca fue un verdadero patriota. Este siguió siendo su legado durante casi un siglo, hasta que la Tercera República Francesa tuvo la necesidad de desenterrar héroes patrióticos del pasado republicano de Francia tras la Guerra franco-prusiana (1870-71). Danton era un candidato obvio al heroísmo nacional, debido a su compromiso con la defensa de la Primera República Francesa. Danton dejó pocos testimonios escritos, por lo que nunca se conocerán sus verdaderos pensamientos y opiniones. Sin embargo, su presencia afectó profundamente a la Revolución francesa, en la que dejó su inconfundible huella.

Eliminar publicidad

Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Quién era Georges Danton?

Georges Jacques Danton (1759-1794) fue un líder de la Revolución francesa que desempeñó un papel fundamental en el derrocamiento de la monarquía y la instauración de la República Francesa. Adoptó una postura moderada y se opuso al Reinado del Terror, lo que provocó su caída y ejecución el 5 de abril de 1794.

¿Qué hizo Georges Danton en la Revolución francesa?

Georges Danton fundó el radical Club de los Cordeliers, lideró la insurrección que acabó con la monarquía francesa, ayudó a dirigir la defensa de Francia durante las Guerras revolucionarias francesas y se opuso a los excesos del Reinado del Terror.

¿Por qué fue ejecutado Danton?

Georges Danton fue ejecutado en la guillotina por oponerse a la política del Reinado del Terror durante la Revolución francesa.

¿Cuáles fueron las últimas palabras de Georges Danton?

Las últimas palabras de Georges Danton fueron dirigidas a su verdugo: "Mostrad mi cabeza al pueblo. Será digna de ver".

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es Traductora Pública de inglés a español, nacida y residente en Uruguay. Sus áreas de especialización como traductora son la sanidad, la educación, la historia y el derecho.

Sobre el autor

Harrison W. Mark
Harrison Mark se graduó en la Universidad Estatal de Nueva York en Oswego, donde estudió historia y ciencias políticas.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, H. W. (2023, enero 17). Georges Danton [Georges Danton]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-21044/georges-danton/

Estilo Chicago

Mark, Harrison W.. "Georges Danton." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación enero 17, 2023. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-21044/georges-danton/.

Estilo MLA

Mark, Harrison W.. "Georges Danton." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 17 ene 2023. Web. 08 feb 2023.

Afiliación