La escritura del antiguo Egipto

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Rosa Baranda
Publicado el 16 noviembre 2016
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, ruso
Fragment from pyramid of king Pepi I (by Osama Shukir Muhammed Amin, Copyright)
Fragmento de la pirámide del rey Pepi I
Osama Shukir Muhammed Amin (Copyright)

La escritura del antiguo Egipto se conoce como jeroglíficos ("tallas sagradas") y se desarrolló en algún momento antes del Periodo arcaico (en torno a 3150 a 2613 a.C.) Según algunos estudiosos, el concepto de la palabra escrita se concibió primero en Mesopotamia y llegó a Egipto a través del comercio. Aunque ciertamente hubo un intercambio cultural entre ambas regiones, los jeroglíficos egipcios tienen un origen completamente egipcio. No hay ninguna prueba de una escritura primitiva que describa conceptos, lugares u objetos ajenos a Egipto, y los primeros pictogramas egipcios no tienen relación con los signos mesopotámicos primitivos. El término "jeroglíficos" es griego; los egipcios se referían a su propia escritura como medu-netjer, "las palabras del dios", ya que creían que era el gran dios Thot el que les había dado la escritura.

Según una historia del antiguo Egipto, al principio de los tiempos Thot se creó a sí mismo y, adoptando forma de ibis, puso un huevo cósmico en el que estaba toda la creación. Según otra historia, surgió de los labios del dios sol Ra en los albores del tiempo, y según otra más nació de la rivalidad entre Horus y Set, que representaban las fuerzas del orden y el caos. Sin embargo, en todas estas historias la idea constante es que Thot nació con un conocimiento inabarcable y uno de los aspectos más importantes era el conocimiento del poder de las palabras.

Eliminar publicidad

Advertisement

Thot le entregó este conocimiento libremente a la humanidad, pero esperaba que se tomasen esta responsabilidad seriamente. Las palabras podían herir, curar, elevar, destruir, condenar e incluso levantar a alguien de entre los muertos. La egiptóloga Rosalie David comenta al respecto:

El propósito principal de la escritura no era la decoración, ni tampoco se pensó en un principio para su uso literario o comercial. Su función principal era de herramienta para que ciertos conceptos o eventos pudieran existir. Los egipcios creían que si algo se ponía por escrito se podía hacer "que ocurriera" una y otra vez mediante la magia. (199)

Thoth, Luxor Relief
Thot, relieve de Luxor
Jon bodsworth (Copyright, fair use)

Esta idea no es tan rara como pueda parecer en un primer momento. Todo escritor sabe que nunca tiene ni idea de lo que quiere decir hasta que no ha acabado el primer borrador, y todo lector empedernido entiende la "magia" de descubrir mundos desconocidos en las páginas de un libro y como esa magia ocurre una y otra vez cada vez que se abre el libro. La referencia que hace David a "conceptos o eventos" que ocurren a través de la escritura es una idea común entre escritores. El escritor americano William Faukner dijo en su discurso de aceptación del premio Nobel que él escribía "para crear, sirviéndose de los materiales del espíritu humano, algo que no existía antes" (1). Muchos escritores han expresado esta motivación de maneras diferentes a lo largo de los siglos. Pero antes de que existiera cualquiera de ellos, los egipcios ya habían entendido bien este concepto. El gran regalo de Thot no era solamente la capacidad de expresarse sino también ser capaz literalmente de cambiar el mundo a través del poder de las palabras. Sin embargo, para que eso pudiera pasar, para poder usar el regalo al máximo, primero había que entenderlo.

Eliminar publicidad

Advertisement

La creación de la escritura

Independientemente de que Thot diera a la humanidad un sistema de escritura, y para los egipcios "humanidad" equivalía a "egipcio", los egipcios tuvieron que aprender por sí solos en qué consistía este regalo y cómo usarlo. En algún momento a finales del periodo predinástico de Egipto (en torno al 6000 hasta el 3150 a.C.) empezaron a usar símbolos para representar conceptos simples. La egiptóloga Miriam Lichtheim escribe que esta escritura temprana "se limitaba a breves anotaciones creadas para identificar a una persona o un lugar, un suceso o una posesión" (3). Probablemente, el primer objetivo de la escritura fue el comercio: para transmitir información sobre los productos, los precios y la compraventa entre dos lugares. Sin embargo, la primera prueba que existe de la escritura egipcia proviene de las tumbas en forma de listas de ofrendas del periodo arcaico.

Egyptian Hieroglyphics
Jeroglíficos egipcios
Jan van der Crabben (CC BY-NC-SA)

Para los egipcios, la muerte no era el final de la vida, sino solo una transición de un estado a otro de existencia. Los muertos seguían viviendo en la otra vida y dependían de que los vivos los recordaran y les hicieran ofrendas de comida y bebida. Una lista de ofrendas era un inventario de los regalos que había que hacerle a una persona específica, que se inscribía en la pared de su tumba. Alguien que hubiera llevado a cabo grandes hazañas, que hubiera tenido un alto cargo o que hubiese llevado a las tropas a la victoria en una batalla se merecía más ofrendas que otra persona que hubiese hecho relativamente poco con su vida. Junto a esta lista había un epitafio breve que decía quién era la persona, lo que había hecho y por qué se merecía tales ofrendas. A veces estas listas y epitafios eran bastante breves, pero en general no era así y con el tiempo se fueron haciendo más y más largos. Lichtheim explica que:

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

La lista de ofrendas se fue haciendo interminable, hasta el día en que a alguien ingenioso se le ocurrió que una corta oración por las ofrendas sería un sustituto efectivo para esta aparatosa lista. Una vez que esta oración, que puede que ya existiera de forma oral, se puso por escrito, se convirtió en el elemento básico en torno al cual se disponían los textos de la tumba y las representaciones. De la misma manera, la lista de rangos y títulos de un oficial que siempre se iba haciendo más larga se llenó de vida cuando la imaginación empezó a darle forma de narración, y así fue como nació la autobiografía. (3)

La autobiografía y la oración se convirtieron en las primeras formas de literatura egipcia y se crearon usando la escritura de jeroglíficos.

Desarrollo y uso del sistema de jeroglíficos

Los jeroglíficos se desarrollaron a partir de pictogramas primitivos. La gente usaba símbolos, imágenes, para representar conceptos tales como una persona o un suceso. Sin embargo, el problema con los pictogramas es que la información que se puede transmitir es bastante limitada. Se puede dibujar la imagen de una mujer y un templo y una oveja, pero no hay manera de transmitir la conexión entre estos tres. ¿La mujer está yendo o viniendo del templo? La oveja, ¿es una ofrenda que está llevando a los sacerdotes, o un regalo de ellos a la mujer? ¿Está yendo al templo realmente, o simplemente pasa por allí con una oveja? ¿Están siquiera relacionadas la mujer y la oveja? La escritura pictográfica temprana no podía dar respuesta a estas preguntas.

Eliminar publicidad

Advertisement

LOS EGIPCIOS DESARROLLARON EL MISMO SISTEMA QUE LOS SUMERIOS PERO AÑADIERON LOGOGRAMAS (SÍMBOLOS QUE REPRESENTAN PALABRAS) E IDEOGRAMAS A SU ESCRITURA.

Los sumerios de la antigua Mesopotamia ya se habían topado con este problema en la escritura y habían desarrollado un sistema de escritura avanzado en torno al 3200 a.C. en la ciudad de Uruk. La teoría de que la escritura egipcia proviene de la mesopotámica se ve seriamente cuestionada precisamente por este suceso, ya que, si los egipcios habían aprendido a escribir de los sumerios, entonces se habrían saltado el paso de los pictogramas y habrían empezado por la creación sumeria de los fonogramas: símbolos que representan sonido. Los sumerios habían aprendido a expandir su lenguaje escrito mediante símbolos que representaban su idioma directamente, por lo que, si querían transmitir algún tipo de información específica sobre una mujer, un templo y una oveja, escribirían "la mujer llevó la oveja al templo como una ofrenda", y el mensaje estaría claro.

Los egipcios desarrollaron el mismo sistema, pero añadieron logogramas (símbolos que representan palabras) e ideogramas a su escritura. Un ideograma es un "signo de sentido" que transmite cierto mensaje de manera clara mediante un símbolo reconocible. El mejor ejemplo de un ideograma probablemente sea el símbolo de menos: es fácil reconocer que significa sustracción. Los emojis son un ejemplo moderno familiar para cualquiera que mande mensajes: al poner la imagen de una cara sonriente al final de una frase le indica al lector que es una broma o que el tema es gracioso. Los fonogramas, los logogramas y los ideogramas constituían la base de la escritura jeroglífica. Rosalie David explica que:

Hay tres tipos de fonogramas en los jeroglíficos: símbolos uniliterales o alfabéticos, en el que un jeroglífico (o imagen) representa una sola vocal o consonante; símbolos biliterales, en el que un jeroglífico representa dos consonantes; y triliterales en los que un jeroglífico representa tres consonantes. En el alfabeto egipcio hay veinticuatro símbolos jeroglíficos, que constituyen los fonogramas más usados. Pero como nunca hubo un sistema totalmente alfabético, estos símbolos se escribían junto a otros fonogramas (biliterales y triliterales) e ideogramas. Los ideogramas a menudo iban al final de la palabra (que se deletreaba con fonogramas) para aclarar el significado del a palabra y, cuando se usaban de esta manera, nos referimos a ellos como "determinativos". Eso nos ayuda de dos maneras: añadir un determinativo ayuda a aclarar el significado de una palabra específica, ya que algunas palabras tienen un aspecto similar o incluso idéntico cuando se deletrean y escriben solamente con fonogramas; como los determinativos aparecen al final de la palabra, son un indicador de dónde acaba una palabra y empieza la siguiente. (193)

Egyptian Stela of Horemheb
Estela egipcia de Horemheb
Osama Shukir Muhammed Amin (Copyright)

Un ejemplo moderno de cómo se escribían los jeroglíficos serían los mensajes de texto en los que se pone una cara enfadada tras una imagen de un colegio. Sin necesidad de usar palabras, se puede transmitir la idea de "odio el colegio" o "estoy enfadado por el colegio". Si hay algún problema, se podría añadir la imagen de un profesor o un compañero antes del ideograma de la carita enfadada, o una serie de imágenes que cuenten la historia del problema con el profesor. Los determinativos eran importantes en la escritura, especialmente porque los jeroglíficos egipcios se podían escribir de izquierda a derecha, de derecha a izquierda, de arriba abajo y de abajo arriba. Las inscripciones sobre las puertas de los templos, de las puertas de palacio y de las tumbas van en la dirección que más sentido tenga para transmitir el mensaje. La única consideración que se tenía en cuenta a la hora de elegir la dirección de la escritura era la belleza. El egiptólogo Karl-Theodor Zauzich apunta que:

Eliminar publicidad

Advertisement

La disposición de los jeroglíficos en relación con los demás estaba regida por las reglas estéticas. Los egipcios siempre intentaban agrupar símbolos en rectángulos equilibrados. Por ejemplo, la palabra "salud" se escribía con las tres consonantes, s-n-b. Un egipcio no las escribiría [de manera lineal] porque el grupo entero quedaría feo y se podría considerar "incorrecto". La manera "correcta" sería reagrupar los símbolos en un rectángulo... El trabajo que conllevaba esto se reducía un poco ya que cada jeroglífico se podía agrandar o encoger dependiendo de lo que fuera necesario, y algunos símbolos se podían poner en horizontal o vertical. A veces los escribas hasta invertían el orden de los símbolos si les parecía que podían lograr un rectángulo más equilibrado poniéndolos en el orden incorrecto. (4)

Esta escritura se podía leer fácilmente identificando en qué dirección miraban los fonogramas. Las imágenes de cualquier tipo siempre miran al principio de la línea de texto; si hay que leer de izquierda a derecha, entonces las caras de la gente, los animales y las aves estarán mirando a la izquierda. Para los que sabían egipcio, estas frases eran bastante fáciles de leer, pero para los que no, no tanto. Zauzich recalca que "en ninguno de entre todos los jeroglíficos hay un solo símbolo que represente el sonido de una vocal" (6). El lector, que era el que tenía que entender el idioma hablado, era el que ponía las vocales en su sitio. Zauzich escribe que:

No es tan complicado como suena. Por ejemplo, cualquiera puede leer un anuncio que consiste casi prácticamente todo de consonantes:

Alq. pso 3ro, 4hbts, crca mtr, prkg, zn trnqul. $600+fctrs(6).

De la misma manera, los antiguos egipcios habrían sido capaces de leer la escritura jeroglífica al reconocer las "letras" que faltaban en una frase y poniéndolas en su sitio.

Eliminar publicidad

Advertisement

Otros sistemas de escritura

Los jeroglíficos estaban compuestos de un "alfabeto" de 24 consonantes básicas que transmitían significado, pero tenían más de 800 símbolos diferentes para expresar el significado de manera precisa, que había que memorizar y usar correctamente. Zauzich responde a la pregunta inminente:

Se podría preguntar por qué crearon los egipcios un sistema de escritura complicado que usaba varios cientos de signos, cuando podrían haber usado el alfabeto que tenían de unos treinta signos y hacer que su idioma fuera mucho más fácil de leer y escribir. Este desconcertante hecho probablemente tiene una explicación histórica: los signos de una consonante no se "descubrieron" hasta después de que los demás signos ya se usaran. Como para entonces ya tenían todo un sistema de escritura en uso, no se podía sustituir sin más, por razones religiosas específicas. Los jeroglíficos se consideraban como un regalo preciado de Thot, el dios de la sabiduría. Dejar de usar muchos de estos signos y cambiar el sistema de escritura entero se habría considerado un sacrilegio y una pérdida enorme, por no mencionar el hecho de que tal cambio habría hecho que, de un plumazo, todos los textos anteriores perdieran su significado. (11)

Aun así, los jeroglíficos suponían mucho trabajo para el escriba, así que se desarrolló otro sistema de escritura más rápido poco después, conocido como escritura hierática ("escritura sagrada"). La escritura hierática usaba unos caracteres que eran versiones simplificadas de los símbolos jeroglíficos. El hierático apareció en el periodo arcaico de Egipto después de que la escritura jeroglífica ya se hubiera desarrollado firmemente.

Hieratic Book of the Dead of Padimin
Libro de los muertos en hierático, de Padimin
Osama Shukir Muhammed Amin (Copyright)

Los jeroglíficos se siguieron usando a lo largo de toda la historia de Egipto en todas las formas de escritura, pero se convirtieron principalmente en la escritura de los monumentos y los templos. Los jeroglíficos, agrupados en sus equilibrados rectángulos, se prestaban para la grandeza de las inscripciones monumentales. El hierático se acabó usando primero en los textos religiosos y después en otras áreas como la administración comercial, los textos mágicos, las cartas personales y comerciales y los documentos legales como los testamentos y los registros de la corte. El hierático se escribía en papiros y en ostraca y se practicaba en piedra y madera. Siguió evolucionando hasta convertirse en letra cursiva en torno al 800 a.C. (conocido como "hierático anormal") y en torno al 700 a.C. fue sustituido por la escritura demótica.

La escritura demótica ("escritura popular") se usaba en todo tipo de textos, mientras que los jeroglíficos siguieron siendo la escritura de las inscripciones monumentales en piedra. Los egipcios llamaban al demótico sekh-shat, "escritura para documentos", y se convirtió en el más popular durante los siguientes 1000 años para toda clase de obras escritas. Parece ser que la escritura demótica se desarrolló en la región del Delta del Bajo Egipto y se extendió hacia el sur durante la XXVI Dinastía del Tercer periodo intermedio ( en torno a 1069 - 525 a.C.). El demótico se siguió usando durante el período tardío del antiguo Egipto (525-332 a.C.) y la Dinastía Ptolemaica (332-30 a.C.) hasta llegar a la época romana, cuando se sustituyó por la escritura copta.

Rosetta Stone Detail, Demotic Text
Detalle de la piedra de Rosetta, texto en demótico
Osama Shukir Muhammed Amin (Copyright)

Esta era la escritura de los coptos, los cristianos egipcios, que hablaban dialectos egipcios pero escribían con el alfabeto griego junto con algunas adiciones de la escritura demótica. Como el griego tenía vocales, los coptos las incorporaron a su escritura para que el significado estuviera más claro para el lector, independientemente de su lengua materna. La escritura copta se usó para copiar y preservar varios documentos importantes, principalmente los libros del Nuevo Testamento cristiano, y también fue la clave para que las generaciones posteriores pudieran entender los jeroglíficos.

Pérdida y descubrimiento

Se ha dicho que el significado de los jeroglíficos se perdió a lo largo de los últimos periodos de la historia egipcia, ya que la gente se olvidó de cómo leer y escribir los símbolos. En realidad, los jeroglíficos todavía se usaban durante la Dinastía Ptolemaica y solo perdieron su importancia con la aparición de la nueva religión del cristianismo a principios del periodo romano. A lo largo de la historia del país hay grandes lapsos en los que no se usan jeroglíficos, pero este arte no se perdió hasta que el mundo que representaba cambió. A medida que la escritura copta se siguió usando en el nuevo paradigma de la cultura egipcia, la escritura jeroglífica se perdió en la memoria. Para la época de las invasiones árabes del siglo VII d.C., nadie en Egipto sabía lo que significaban las inscripciones jeroglíficas.

Cuando las naciones europeas empezaron a explorar el país en el siglo XVII d.C., al igual que los musulmanes en su momento, no tenían ni idea de que los jeroglíficos eran una lengua escrita. En el siglo XVII se afirmaba que los jeroglíficos eran símbolos mágicos, y esta afirmación se afianzó principalmente por el trabajo del erudito y polímata alemán Athanasius Kircher (1620-1680). Kircher se basó en los escritores griegos de la antigüedad que tampoco habían entendido el significado de los jeroglíficos y creían que eran símbolos. Kircher se tomó su interpretación como un hecho en vez de una conjetura, e insistió en presentar una interpretación según la cual cada símbolo representaba un concepto, igual que se entiende hoy en día el símbolo de la paz. Por tanto, sus intentos de descifrar la escritura egipcia fracasaron porque se estaba basando en un modelo erróneo.

Rosetta Stone
Piedra de Rosetta
Trustees of the British Museum (Copyright)

Muchos otros eruditos intentarían descifrar el significado de los símbolos del antiguo Egipto sin conseguirlo desde la época de Kircher hasta el siglo XIX, pero no tenían en qué basarse para entender en qué estaban trabajando. Incluso cuando parecía que los símbolos sugerían ciertos patrones como los que se podrían encontrar en un sistema de escritura, no había manera de reconocer lo que significaban esos patrones. Sin embargo, en 1798, cuando el ejército de Napoleón invadió Egipto, uno de sus lugartenientes descubrió la piedra de Rosetta, y reconociendo su posible importancia hizo que la enviaran al instituto de Napoleón en El Cairo para que fuera estudiada. La piedra de Rosetta es una declaración en griego, jeroglíficos y demótico del reinado de Ptolomeo V (204-181 a.C.). Los tres textos transmiten la misma información siguiendo la idea ptolemaica de una sociedad multicultural; cualquiera que fuera el texto en que se leyera la inscripción, griego, jeroglíficos o demótico, se podría entender el mensaje.

La piedra no se empezó a usar para descifrar los jeroglíficos hasta que los ingleses derrotaron a los franceses en las guerras napoleónicas y esta fue trasladada de El Cairo a Inglaterra. Una vez allí, los estudiosos empezaron a intentar entender el antiguo sistema de escritura, pero seguían basándose en las ideas que Kircher había presentado de manera tan convincente. El polímata y erudito inglés Thomas Young (1773-1829) acabó por pensar que los símbolos representaban palabras y que los jeroglíficos estaban estrechamente relacionados con las escrituras demótica y copta. El filólogo y erudito Jean-François Champollion (1790-1832) expandió la obra de su a veces amigo y a veces rival.

Champollion's notes from the Rosetta Stone
Notas de Champollion de la piedra de Rosetta
Priscila Scoville (CC BY-NC-SA)

El nombre de Champollion ha quedado para siempre unido a la piedra de Rosetta y al desciframiento de los jeroglíficos por su famosa publicación en 1824, que demostraba de manera concluyente que los jeroglíficos egipcios eran un sistema de escritura compuesto de fonogramas, logogramas e ideogramas. Hoy en día todavía se sigue discutiendo quién de los dos, Young o Champollion, contribuyó de manera más significativa al descubrimiento y quién se merece el mayor crédito. Sin embargo, parece estar claro que la obra de Young asentó las bases para Champollion, pero fue el descubrimiento de Champollion el que finalmente descifró el antiguo sistema de escritura y abrió de puerta en puerta la cultura y la historia egipcias para todo el mundo.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Rosa Baranda
Traductora de inglés y francés a español. Tiene un profundo interés por la historia, especialmente la antigua Grecia y Egipto. Hoy en día escribe subtítulos para clases online y traduce textos sobre historia y filosofía entre otras cosas.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Escritor independiente y antiguo profesor de filosofía a tiempo parcial en el Marist College de Nueva York, Joshua J. Mark ha vivido en Grecia y Alemania; también ha viajado por Egipto. Ha sido profesor universitario de historia, escritura, literatura y filosofía.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2016, noviembre 16). La escritura del antiguo Egipto [Ancient Egyptian Writing]. (R. Baranda, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15434/la-escritura-del-antiguo-egipto/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "La escritura del antiguo Egipto." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. Última modificación noviembre 16, 2016. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15434/la-escritura-del-antiguo-egipto/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "La escritura del antiguo Egipto." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 16 nov 2016. Web. 31 ene 2023.

Afiliación