Caballería romana

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Rodrigo Pedraza
Publicado el 14 mayo 2014
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés
Roman Cavalryman Reconstruction (by wikipedia User: Storye book, CC BY)
Reconstrucción de un jinete romano
wikipedia User: Storye book (CC BY)

La caballería, aunque nunca reemplazó a la infantería como pilar del ejército romano, podía proporcionar una cobertura útil en los flancos de los ejércitos, podía usarse como táctica de choque para perturbar las formaciones de infantería enemigas y podía perseguir a un enemigo durante la confusión de la retirada. En consecuencia, muchas batallas antiguas se ganaban o perdían dependiendo del desempeño de los soldados montados. Los jinetes, cada vez más empleados a lo largo de los siglos, también se diversificaron de modo que los tipos de caballería iban desde arqueros montados con armadura ligera hasta caballería pesada con lanzas donde tanto el jinete como el caballo llevaban armadura de metal para no dejar ninguna parte del cuerpo expuesta. La caballería también se volvió especialmente útil en el último período romano, cuando se hizo necesario patrullar estados fronterizos cada vez más en disputa.

Equites

La primera caballería romana fueron los semilegendarios celeres o trossuli. Se trataba de un cuerpo de jinetes de 300 hombres que los primeros reyes de Roma incorporaron a la legión, aumentando posteriormente su número a 600. Llevaban lanzas y sus caballos estaban decorados con discos de plata (phalerae). Servio Tulio, sexto rey de Roma (578-535 a.C.), volvió a aumentar el número del cuerpo de caballería (equites), esta vez a 1.800. Los miembros tenían que participar en diez campañas, pero tenían derecho a voto en la asamblea, el estado proporcionaba su caballo y su equipo y disfrutaban de un alto estatus, de ahí el predominio de los aristócratas en sus filas. Alrededor del 400 a.C., la caballería se amplió aún más con jinetes que pagaban por su propio caballo (equites equo privato) pero que no disfrutaban de los mismos privilegios o estatus que los equites más antiguos. Sin embargo, los miembros de la caballería recibían salarios más altos que los de la infantería. Aunque el cuerpo de equites continuó suministrando material de oficiales para el ejército, en el siglo II a.C. la caballería italiana se utilizaba cada vez menos en la guerra romana y su papel fue reemplazado por auxilia extranjeros.

Eliminar publicidad
Advertisement

Auxilia

Desde el siglo I a.C., los miembros de la caballería procedían con mayor frecuencia de provincias fuera de Italia, y los estados aliados también podían proporcionar fuerzas de caballería cuando fuera necesario. Clasificadas como auxilia, estas tropas formaban alas de caballería o alae. Estos venían en dos tamaños de grupos: quingenaria con 512 hombres y miliaria con 768. Una tropa de caballería (turma) estaba formada por 30 hombres con dos oficiales y comandada por un decurio. También había cohortes mixtas de infantería y caballería (cohortes equitatae). Sin embargo, la caballería era en realidad sólo un destacamento menor, con un total de 128 de los 512, o 256 de la unidad de 768 hombres. Sabemos, por ejemplo, de una equitatae en Siria en el siglo III d.C. que en realidad tenía 923 miembros, 223 de los cuales eran caballería y 34 jinetes de camellos. El mando de estas unidades permaneció en manos de oficiales romanos con el título de praeffecti pero, con el paso de los siglos, la diferencia entre auxilia y legionarios regulares se volvió menos clara.

EN LA BATALLA, LA CABALLERÍA SE DESPLEGABA TÍPICAMENTE EN LOS FLANCOS Y SE UTILIZABA PARA PROTEGER Y CUBRIR A LA INFANTERÍA.

La caballería aumentó su prominencia en el ejército romano con el tiempo, aunque nunca reemplazó en importancia a la infantería, y especialmente a finales del Imperio, cuando se hizo necesario patrullar a pueblos fronterizos cada vez más inestables con mayor movilidad de tropas. Desde el reinado de Diocleciano, la caballería quizás constituía un tercio del ejército romano y nuevas unidades de 500 efectivos de caballería conocidas como vexillaciones patrullaban las fronteras del norte. Estas unidades recibieron el nombre del estandarte vexillum cuadrado que llevaban.

Eliminar publicidad
Advertisement

El caballo

Los romanos heredaron el conocimiento sobre los caballos de los griegos y acumularon un corpus de experiencia que cubría los mejores tipos de caballos a emplear, los aparejos y métodos de entrenamiento más efectivos a usar y las prácticas veterinarias más efectivas. Los sementales de Partia, Persia, Media, Armenia, Capadocia, España y Libia eran los más preciados. Al preferir animales más grandes, los caballos también se seleccionaban por su temperamento, vigor y resistencia a ambientes extremos y privación de alimentos. El entrenamiento aseguró que los caballos se acostumbraran a cargas grupales, el reflejo de las armas, ruidos de batalla y animales extraños como elefantes que el enemigo podía desplegar.

Los caballos se alimentaban con cebada y a cada soldado de caballería se le asignaban seis fanegas cada mes. Según Polibio un caballo recibía 3,5 libras por día. A pesar de todos los cuidados, los caballos corrían el riesgo de sufrir enfermedades y lesiones, siendo la más común, la cojera, en gran parte porque los caballos no estaban herrados. En la batalla, las heridas menos graves del animal podían tratarse, pero la mayor amenaza procedía de las heridas infectadas.

Eliminar publicidad
Advertisement

Para que el jinete pudiera controlar mejor al caballo, se utilizaban diversos arreos, como el bocado y las riendas. el bocado colocado en la boca del caballo y conectado a las riendas eran a menudo duros para proporcionar una respuesta inmediata del animal, y hay amplia evidencia de que los jinetes usaban espuelas. Los caballos también pueden llevar bozal para evitar que se muerdan entre sí cuando están en formación cerrada. La silla romana estaba hecha de madera recubierta de cuero y tenía dos cuernos delanteros y dos traseros para mantener al jinete en su posición, algo especialmente importante porque no tenía estribos. Sin duda, también eran útiles para colgar las piezas del equipo de un soldado de caballería.

Los caballos y jinetes se entrenaban en corrales especialmente construidos y luego avanzaban hacia largas marchas y la práctica de maniobras como cargas y contracargas en una variedad de terrenos. También se celebraban torneos (hippika gymnasia) para incentivar el perfeccionamiento de las habilidades de equitación.

Kalkriese Face Mask
Máscara de Kalkriese
Carole Raddato (CC BY-SA)

Armas y armaduras

Aunque el armamento podía depender de los alae individuales, dependiendo de su procedencia, la caballería romana estándar vestía una armadura de malla o de escamas y llevaba un escudo hexagonal plano o curvo, ovalado, redondo o incluso alargado (thyreos) de madera cubierto de piel, bordeado en metal con un ulmo central y decorado con diseños que permitieran la identificación. Los jinetes llevaban un casco similar al de la infantería, pero normalmente con protección adicional para las orejas y, por lo general, más decorado. Las armas incluían la espada ancha (spatha, de hasta 90 cm de largo) o la espada larga (machaira) y las lanzas arrojadizas cortas (akontes), de las cuales tres colgaban en una aljaba en el flanco del caballo y que también podían usarse para atacar. Los jinetes también podrían llevar armas adicionales, como hachas con púas y mazas.

Eliminar publicidad
Advertisement

La caballería contarri usaba una lanza larga (lanceae o kontos), pero nunca se empleó en grandes cantidades, y también había caballería más ligera especializada, como por ejemplo arqueros montados. También se utilizaba la caballería pesada (cataphractarii), en la que el jinete y el caballo llevaban armadura de metal, especialmente en las provincias orientales. La armadura articulada, que prevaleció entre los siglos II y V d.C., estaba compuesta por una doble capa de lino con escamas de aleación de cobre o hierro cosidas. El caballo habría estado protegido en sus flancos y también el cuello, la cabeza, el pecho, la cola y las patas protegidos por cubiertas de metal o cuero. El jinete llevaba una armadura articulada para proteger la espalda y el pecho y, a menudo, llevaba una máscara de metal y protecciones para los muslos y las espinillas. Su arma era el contus, una lanza pesada que medía 3,5 metros de largo y que requería dos manos para manejarla con eficacia. No puede haber sido cómodo llevar todo este metal pesado, y la caballería blindada se ganó el sobrenombre de clibanarii, que significa "hombres del horno", en referencia al calor que padecía su portador.

Estrategias y maniobras

Los romanos aprendieron de la experiencia griega en equitación pero, aun así, a menudo fueron superados por la oposición a principios del período de la República, en particular por los cartagineses. La fuerza de caballería númida de Aníbal ayudó a infligir una contundente derrota a los romanos en la batalla del Trebia en 218 a.C. y nuevamente en la batalla del Lago Trasimeno en 219 a.C.. Asdrúbal, al mando de 10.000 jinetes celtas y númidas junto con los 40.000 infantes de Aníbal, se enfrentó a los 6.000 jinetes y 80.000 infantes de Roma en la batalla de Cannas en 216 a.C. y disfrutó de un éxito similar. Según Polibio, en Cannas la fuerza de caballería romana se redujo a sólo 370 supervivientes. Con 50.000 romanos muertos, la batalla fue una de las derrotas más duras de Roma. Sin embargo, con el tiempo los romanos mejoraron lo suficiente como para vencer a Aníbal en la batalla de Zama en 202 a.C., aunque ahora con la caballería númida del lado romano.

LA CABALLERÍA CONTINUÓ DESEMPEÑANDO UN IMPORTANTE PAPEL MILITAR COMO PARTE DEL EJÉRCITO DE JULIO CÉSAR EN LAS GUERRA DE LAS GALIAS.

A pesar de la desastrosa derrota de Marco Licinio Craso a manos de la hábil caballería parta en Carras en 53 a.C., la caballería continuó desempeñando un papel militar importante como parte del ejército de Julio César en las guerras de las Galias. César reclutó jinetes de donde pudo, incluso de tribus galas. También mejoró las armas adoptando lanzas con puntas en cada extremo e hizo que la caballería empleara escudos más grandes.

Eliminar publicidad
Advertisement

En la batalla, la caballería normalmente se desplegaba en los flancos, se organizaba en sus turmas en tres filas y se usaba para proteger y cubrir a la infantería en las etapas iniciales de la batalla y luego para hostigar los flancos y la retaguardia de las líneas de infantería enemigas. Los jinetes también podrían disponerse en formación escalonada y cada caballo recibiría al menos algo de protección del escudo del jinete que iba delante. En las etapas finales de la batalla, la caballería también podía perseguir y aniquilar a un ejército en retirada. Las maniobras de batalla estaban orquestadas por abanderados y trompetistas.

A medida que el imperio creció y se incorporaron cada vez más jinetes hábiles a la maquinaria militar romana, el nivel de la caballería romana mejoró y se convirtió en una de las razones por las que los enemigos de Roma evitaban las batallas a gran escala. Sin embargo, a partir del siglo V d.C., el dominio militar romano comenzó a resquebrajarse y el imperio sufrió varios ataques dañinos, en particular por parte de los arqueros de caballería ligera de los hunos, que permitieron a su líder, Atila, saquear muchas ciudades romanas. Sin embargo, el uso de la caballería sobrevivió a la caída del Imperio romano, ya que se convirtió en un elemento importante de los ejércitos bizantinos y medievales.

Eliminar publicidad
Publicidad

Sobre el traductor

Rodrigo Pedraza
Magíster en Historia Militar con más de 20 años de servicio militar, actualmente realizando trabajos de investigación sobre desarrollo tecnológico en buques y memoria histórica con veteranos.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor de tiempo completo. Se interesa especialmente por el arte, la arquitectura y por descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2014, mayo 14). Caballería romana [Roman Cavalry]. (R. Pedraza, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-12808/caballeria-romana/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Caballería romana." Traducido por Rodrigo Pedraza. World History Encyclopedia. Última modificación mayo 14, 2014. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-12808/caballeria-romana/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Caballería romana." Traducido por Rodrigo Pedraza. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 14 may 2014. Web. 24 feb 2024.

Afiliación