Kukulcán

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 25 enero 2021
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, portugués, francés
Kukulcan Sculpture, Chichen Itza (by Judson McCranie, CC BY-SA)
Escultura de Kukulcán, Chichén Itzá
Judson McCranie (CC BY-SA)

Kukulcán es el nombre de un dios serpiente emplumada de la mitología y la religión de Mesoamérica, en particular de los mayas yucatecos. También es identificado como el dios serpiente emplumada Quetzalcóatl por los toltecas y aztecas, como Gucumatz para los mayas quichés de Guatemala, y Ehécatl, el dios del viento de los huastecos de la costa del Golfo.

Kukulcán y sus otras manifestaciones están unificadas por la creencia de que cada una de ellas era considerada un dios creador y un portador de la lluvia y los vientos. El dios está especialmente asociado a Chichen Itzá, donde se construyó un gran templo en su honor. Kukulcán es también el nombre de un héroe cultural del siglo X en la historia maya yucateca, y tiene su contrapartida en las historias tolteca y azteca, donde lleva el nombre de Ce Acatl Topiltzin Quetzalcóatl. El dios serpiente emplumada sigue siendo hoy un poderoso símbolo del patrimonio cultural indígena mexicano.

Eliminar publicidad

Advertisement

Kukulcán y los mayas yucatecos

Los mayas yucatecos eran (y siguen siendo) hablantes de la lengua yucateca, y se asentaron en la península de Yucatán, en el norte de la antigua Mesoamérica. Su dios principal era la serpiente emplumada Kukulcán, cuyo nombre significa precisamente eso: emplumada (k'uk'ul) y serpiente (kan). Era un dios creador y el dios de la lluvia, el viento, las tormentas y la vida. En toda Mesoamérica, por sus hábitos, la serpiente se convirtió en un símbolo de la vida tanto por debajo como por encima de la tierra, por lo que se consideraba un punto de conexión entre los dioses y la humanidad. Las bocas abiertas de las serpientes se identificaban con las cuevas, que dan acceso al inframundo, y sus cuerpos suelen tener símbolos celestes en el arte mesoamericano. Además, las palabras mayas para cielo y serpiente tienen la misma pronunciación. La figura aparece por primera vez, aunque raramente, en las tallas de la civilización olmeca, que prosperó en la Mesoamérica preclásica (formativa) desde el año 1200 a. C. hasta el 400 a. C. No se sabe mucho más sobre Kukulcán, excepto que el dios tenía templos importantes dedicados a él en Chichén Itzá, Mayapán, Uxmal y otros.

Las historias entrelazadas de mitología y migración son típicas de la transferencia de elementos de la cultura mesoamericana a través del tiempo y el espacio.

Además del dios Kukulcán, los mayas yucatecos creían que un hombre llamado Kukulcán (un héroe cultural que es un gobernante o un sacerdote) había llegado a Chichén Itzá en algún momento del siglo X (quizás en el año 987), en el extremo norte de la península de Yucatán, o incluso la había fundado. Este individuo y sus seguidores procedían de la legendaria ciudad de Tula/Tollan (un nombre que suele aplicarse a cualquier asentamiento grande). En algunas leyendas mayas, se dice que Kukulkán y sus seguidores tomaron la ciudad por la fuerza y derrotaron a los primeros pobladores de la ciudad, a los que los mayas llamaban los Itza. Al héroe Kukulcán también se le atribuye la fundación de otras ciudades de la región, como Mayapán, que sustituyó a Chichén Itzá como ciudad dominante de la región. Curiosamente, en las últimas tradiciones de la civilización azteca (1345-1521), un individuo llamado Ce Acatl Topiltzin Quetzalcóatl (nacido en 935 o 947) había dejado Tollan, la capital de la civilización tolteca, para viajar a las tierras del este. Los toltecas habían precedido a los aztecas y florecieron en los siglos X-XII, y se los consideraba los fundadores de su cultura. Tanto para los mayas yucatecos como para los aztecas, la figura histórica de Kukulcán/Quetzalcóatl trajo innovaciones culturales y luego se marchó en paz, pero prometió volver algún día. Esta leyenda hizo que se identificaran todo tipo de figuras futuras como el gran sacerdote-gobernante, desde San Antonio hasta el conquistador Hernán Cortés (1485-1547).

Eliminar publicidad

Advertisement

Pyramid  of the Feathered Serpent, Xochicalco
Pirámide de la serpiente emplumada, Xochicalco
Rodolfo Araiza G. (CC BY-NC-SA)

Estas historias entrelazadas de mitología y migración son típicas de la transferencia de elementos de la cultura mesoamericana a través de las diversas civilizaciones contemporáneas y sucesivas. De hecho, las dos ciudades de Chichén Itzá (en su segunda fase de desarrollo) y la tolteca Tollan son notablemente similares en términos de disposición, arquitectura, arte e iconografía, lo que sugiere que hubo vínculos culturales históricos entre los mayas toltecas y yucatecos. El comercio de obsidiana (utilizada para fabricar armas) puede haber sido la razón de la interacción entre ambas culturas, pero el hecho de que una influyera o dominara a la otra sigue siendo motivo de debate entre los estudiosos, ya que los mitos son fragmentarios y se han confundido y mezclado con tradiciones posteriores. Además, las pruebas físicas que se conservan son contradictorias. Por ejemplo, las pinturas murales de Chichén Itzá que muestran escenas de una invasión naval y una guerra brutal no coinciden con la historia de un forastero sabio y benévolo que trajo la paz y las innovaciones a la península de Yucatán.

En Teotihuacán se encuentran las primeras representaciones de Quetzalcóatl, que datan de principios del siglo III d. c.

Quetzalcóatl: serpiente emplumada

Quetzalcóatl fue uno de los dioses más importantes de la antigua Mesoamérica, especialmente para las civilizaciones tolteca y azteca. También se lo conoce como la serpiente emplumada, es decir, una mezcla de ave y serpiente de cascabel. De hecho, su nombre es una combinación de las palabras náhuatl posclásicas para el quetzal (el pájaro emplumado de color esmeralda) y cóatl o serpiente. Quetzalcóatl era considerado el dios del viento y de las lluvias, y el creador del mundo y de la humanidad, cuando se lo conoce como Ehecatl-Quetzalcóatl (ehecatl significa viento en náhuatl). En el centro de México, a partir de 1200, Quetzalcóatl también era considerado el dios patrón de los sacerdotes y los comerciantes y el dios del aprendizaje, la ciencia, la agricultura, la artesanía y las artes. También inventó el calendario, se lo identificaba con Venus, el lucero del alba, y se lo asociaba con las zarigüeyas. El dios incluso descubrió el maíz con la ayuda de una hormiga roja gigante que lo condujo a una montaña repleta de grano y semillas. Por último, Quetzalcóatl estaba asociado con la nobleza, los gobernantes y la realeza, y su nombre se solía tomar para añadir prestigio a un título, como hemos visto anteriormente con Ce Acatl Topiltzin Quetzalcóatl.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Quetzalcoatl
Quetzalcóatl
Marcelosan (CC BY-SA)

Teotihuacán, en la cuenca central de México, tiene las primeras representaciones de Quetzalcóatl, que datan de principios del siglo III d. C. Estos relieves muestran serpientes emplumadas, y los del sitio posterior de Cacaxtla incluyen al dios con la lluvia y el agua. El dios fue representado a menudo en la decoración escultórica arquitectónica, y aparece en otros sitios como Xochicalco, pero rara vez con alguna forma humana. Solo a partir de alrededor de 1200 se le dan rasgos humanos a Quetzalcóatl, donde suele llevar joyas de concha, plumas amarillas y un sombrero cónico. El dios a veces lleva la joya del viento (Ehecailacozcatl) que es una sección transversal de un caracol que se lleva como pectoral.

Ehécatl: dios del viento

Ehécatl era considerado el aspecto del viento de Quetzalcóatl y por lo tanto es otra encarnación de Kukulcán. Era adorado por los aztecas y, antes de ellos, por los huastecos en la costa oriental de México. Asociado a los puntos cardinales, se le atribuía el mérito de haber dado a la humanidad la planta del maguey, una fuente de fibra para tejer y cuyo jugo se fermentaba para hacer una cerveza lechosa ligeramente alcohólica conocida como pulque. Según una versión del mito azteca de la creación, Quetzalcóatl adoptó la apariencia de Ehécatl y descendió al inframundo, donde robó los huesos de los habitantes de los mundos anteriores para crear a los humanos en éste.

Eliminar publicidad

Advertisement

Ehecatl, God of the Winds
Ehécatl, Dios de los Vientos
Travis (CC BY-NC-SA)

Las representaciones en el arte de Ehécatl-Quetzalcóatl a menudo lo muestran con un cuerpo negro y una máscara roja como el pico de un pato a través del cual el dios silba los vientos. También tiene largos dientes caninos y lleva un pectoral de concha. A diferencia de las típicas pirámides que honran a otros dioses, a Ehécatl se lo suele honrar con templos aerodinámicos del viento, que son circulares o curvados en un extremo y están rematados con un techo cónico. En un guiño a su vínculo con Kukulcán/Quetzalcóatl, las entradas de estos templos suelen tener un marco tallado que recuerda a las mandíbulas de una serpiente.

Gucumatz

Al igual que Kukulcán para los mayas yucatecos, Gucumatz (o Gukumatz) era un dios importante (pero no el más importante) de los mayas quichés (también conocidos como mayas k'iche') que ocupaban lo que hoy es el oeste de Guatemala. Gucumatz, cuyo nombre significa "serpiente emplumada", aparece en el Popol Vuh, un texto que recoge las tradiciones orales de la creación, la cosmología y la historia de los quichés. En el Popol Vuh, Gucumatz y el dios Jurakán crean el primer mundo de los mayas quichés, tanto el lugar físico como sus habitantes. A veces se concibe al dios como un águila, aunque en algunos mitos también puede transformarse en un jaguar. En el arte, Gucumatz también puede ser representado como una concha, un caracol o una flauta de hueso. El papel secundario de Gucumatz en la mitología de la creación quiché, donde aparece con otros 12 dioses, sugiere que era una versión importada del tolteca Quetzalcóatl y del maya yucateco Kukulcan, por lo que tuvo que encontrar un lugar en un panteón existente. Al igual que con Kukulcan y Quetzalcóatl, el nombre Gucumatz fue utilizado por al menos un gobernante quiché.

Chichén Itzá

Chichén Itzá floreció entre los años 750 y 1200, y hoy es la ciudad mesoamericana más asociada a Kukulcán. La ciudad fue probablemente la capital de una confederación de ciudades-estado mayas. Una estructura asociada a Kukulcán en su condición de dios de los vientos es el Caracol, un observatorio astronómico construido antes del año 800. Su impresionante bóveda interior puede haber sido diseñada para representar una caracola, objeto asociado a Kukulcán y a la mayoría de los dioses del viento en Mesoamérica. Lo más probable es que el observatorio se construyera para seguir el progreso del planeta Venus, que estaba fuertemente asociado con el dios serpiente emplumada en todas sus formas.

Eliminar publicidad

Advertisement

Shadow Effects of the Pyramid of Kukulcan
Efectos de sombra de la pirámide de Kukulcán
David Stanley (CC BY)

Otra estructura impresionante en el sitio es la Pirámide de Kukulcán, también conocida como el Castillo. Construida antes de 1050, la pirámide de cuatro lados tiene 58-9 metros de ancho en cada lado y se eleva hasta una altura de 24 metros. Una escalera en cada lado eleva los nueve niveles hasta la cima, donde hay una pequeña estructura cuadrada que consta de dos cámaras. La pirámide es una maravilla de simetría arquitectónica e intención de diseño. Tres escaleras tienen 91 escalones y la cuarta 92, lo que hace un total de 365, un escalón por cada día del año. Vista desde arriba, la cruz creada por las escaleras impuestas sobre la base cuadrada de la pirámide recuerda el signo maya del cero. Además, y en especial referencia a Kukulcán, en ciertas épocas del año, por ejemplo en el equinoccio de otoño, las sombras triangulares de los diferentes niveles de la pirámide se proyectan sobre los lados de la escalera norte, dando la ilusión de que una gigantesca serpiente sube por la estructura construida en honor al dios serpiente emplumada. Un homenaje más convencional se ve en grandes cabezas de serpiente de piedra en el lado norte de la pirámide. La plataforma de la cima de la pirámide se utilizaba para las ceremonias religiosas en honor a Kukulcán, que incluían sacrificios humanos, un recordatorio de que en la cultura mesoamericana había que alimentar y apaciguar continuamente a los dioses para asegurar la continuidad y prosperidad de la raza humana.

Eliminar publicidad

Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Qué dios es Kukulcán?

Kukulcán es el dios serpiente emplumada de muchas culturas mesoamericanas. Era especialmente importante para los mayas yucatecos. Los aztecas lo llamaban Quetzalcóatl. Para todos los mesoamericanos, Kukulcán era un dios creador que también traía la lluvia y los vientos.

¿Es Quetzalcóatl lo mismo que Kukulcán?

Esencialmente, Quetzalcóatl y Kukulcán son nombres diferentes para el mismo dios creador con plumas de serpiente. Quetzalcóatl es el nombre azteca, Kukulcán es el nombre maya. También tenía otros nombres como Gucumatz y Ehécatl.

¿Dónde se encuentra la pirámide de Kukulcán?

La pirámide de Kukulcán se encuentra en Chichén Itzá, en México. También conocida como el Castillo, la pirámide fue construida antes de 1050. Tiene 58-9 metros de ancho por cada lado y se eleva hasta una altura de 24 metros.

¿Quién era el hombre Kukulcán?

Aunque Kukulcán fue un dios creador en las culturas mesoamericanas, también fue un héroe cultural al que se le atribuye la fundación o toma de Chichén Itzá en el extremo norte de la península de Yucatán, así como otras ciudades.

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2021, enero 25). Kukulcán [Kukulcan]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-11168/kukulcan/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Kukulcán." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación enero 25, 2021. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-11168/kukulcan/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Kukulcán." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 25 ene 2021. Web. 06 dic 2022.

Afiliación