Ptolomeo I

Definición

Donald L. Wasson
por , traducido por Babeth Étiève-Cartwright
Publicado el
X

Texto original en inglés: Ptolemy I

Ptolemy I Soter (by Marie-Lan Nguyen, Public Domain)
Ptolomeo I Soter
Marie-Lan Nguyen (Public Domain)

Ptolomeo I Soter (366 - 282 AEC) fue uno de los reyes sucesores del imperio de Alejandro Magno. Sirvió no solo como rey de Egipto sino también como el fundador de la dinastía ptolemaica, una dinastía que incluía a la infame Cleopatra VII.

Vida temprana y campaña persa

Ptolomeo era un noble macedonio, hijo de Lagos. Circulaban rumores, sin embargo, de que en realidad era el hijo ilegítimo del padre de Alejandro, Felipe II, una posibilidad que lo habría convertido en el medio hermano de Alejandro. Aunque más viejo que Alejandro y muchos de los otros generales que siguieron a Alejandro a Persia, todavía se hizo un amigo cercano, consejero y más tarde uno de sus siete guardaespaldas personales. Después de la muerte de Felipe II a manos de Pausanias, Alejandro se embarcó en la búsqueda para encontrar, derrotar y conquistar Darío III y al Imperio Persa. Aunque los historiadores están en desacuerdo con respecto al papel de Ptolomeo en la campaña persa, sí están de acuerdo en que participó en una serie de batallas. Este desacuerdo se deriva del hecho de que Ptolomeo también fue un historiador de las cosas y biografía de Alejandro y pudo haber exagerado sus propias contribuciones.

Eliminar publicidad

Advertisement

El nombre de Ptolomeo aparece por primera vez durante la derrota de Alejandro a Memnón, el general mercenario griego al servicio de Persia, en Halicarnaso. Supuestamente, Alejandro dejó a Ptolomeo con una fuerza de 3000 hombres para terminar de subyugar la ciudad mientras se trasladaba a Gordio. Ptolomeo aparece luego en las batallas de Issos y Gaugamela. En Issos sirvió en el flanco izquierdo bajo el mando de Parmenio. Luego, cuando el rey persa Darío III fue encontrado muriendo después de su derrota en Gaugamela y su asesino Bessos había sido identificado, Ptolomeo fue enviado a recoger al asesino. Se lo llevó a Alejandro desnudo, encadenado y con un collar de perro.

En Persépolis, Ptolomeo estuvo vinculado a la quema de la ciudad. En una de las celebraciones de Alejandro, la amante de Ptolomeo, Thais, sugirió que el palacio debía ser quemado. En su Historia del Mundo Diodoro hizo mención de este incidente:

Eliminar publicidad

Advertisement

Cuando los compañeros estaban de fiesta y la intoxicación estaba creciendo [...] una violenta locura se apoderó de estos hombres ebrios. Una de las mujeres (Thasis) declaró que sería el mayor logro de Alejandro en Asia unirse a su procesión y prender fuego al palacio real. [...] Otros se unieron al grito y dijeron que solo Alejandro era digno de este hecho [... y] una cantidad de antorchas se recolectó rápidamente. [...] El rey los condujo a la fiesta, con Thais la cortesana conduciendo la ceremonia. Ella fue la primera después de que el rey arrojara su antorcha encendida al palacio.

Egipto e India

Aunque su papel no está claro, la mayoría de los relatos históricos coinciden en que Ptolomeo estuvo con Alejandro tanto en Egipto como en la India. Estuvo en Egipto en 332 AEC. en Siwa y Memphis, pero su Historia de Alejandro lo tiene desempeñando un papel vital en una serie de conflictos en la India, mientras que otros lo tienen como un participante menor, si no insignificante. Una historia que puede o no ser verdad es haber salvado la vida de Ptolomeo durante la campaña en la India. Después de que Ptolomeo fue golpeado por una flecha envenenada, fue Alejandro quien le salvó la vida usando varias hierbas nativas para extraer el veneno. Fue durante este tiempo, después de que se descubrió una conspiración fallida para matar a Alejandro, que Ptolomeo fue nombrado uno de los guardaespaldas personales del rey.

Map of the Successor Kingdoms, c. 303 BCE
Mapa de los Reinos Sucesores, c. 303 a. C.
Javierfv1212 (Public Domain)

Guerras de los Diádocos

Cuando Alejandro murió en 323 AEC, el destino del imperio quedó en manos de Pérdicas, el líder de la caballería, a quien se le había entregado el anillo de sello de Alejandro en el lecho de muerte del rey, una posible transferencia de poder. Queriendo mantener el imperio intacto, Pérdicas sugirió que todos esperaran nombrar un sucesor hasta después del nacimiento del hijo de Alejandro y Roxana (el futuro Alejandro IV). Ptolomeo estaba completamente en contra de esta idea y lideró una campaña para dividir el imperio entre los principales generales. Obtuvo su deseo y recibió en la división su primera elección: Egipto. Las alianzas que se formaron entre estos nuevos sátrapas fueron tenues y tanto la guerra como la paz reinarían durante treinta años. Estas batallas se conocieron como las Guerras sucesoras o Guerras de los Diádocos.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

La única razón común entre estos "reyes" era que a nadie le gustaba Pérdicas, y Pérdicas detestaba a Ptolomeo sobre todo. Era obvio que estos dos hombres nunca estarían de acuerdo, y esto fue aún más evidente cuando Ptolomeo robó los restos de Alejandro: Pérdicas envió el cuerpo de Alejandro a una tumba recién construida en Macedonia, pero Ptolomeo secuestró el cuerpo cuando llegó a Damasco. La historia de Diodoro registró este robo:

Ptolomeo, además, haciendo honor a Alejandro, fue a reunirse con un ejército tan lejos como Siria y, al recibir el cuerpo, lo consideró digno de la mayor consideración. Decidió por el momento no enviarlo a Amón, sino enterrarlo en la ciudad que había sido fundada por el mismo Alejandro ... Allí preparó un recinto digno de la gloria de Alejandro en tamaño y construcción.

Pérdicas se resintió de este robo e inmediatamente tomó medidas, atacando a Egipto. Este ataque, sin embargo, sería su caída; él condujo a sus tropas en tres misiones separadas a Egipto, fallando cada vez para cruzar el Nilo. Con este fracaso y una pérdida de 2000 soldados, sus hombres se sublevaron y lo ejecutaron.

Eliminar publicidad

Advertisement

A diferencia de los otros generales, la mayor preocupación y ambición de Ptolomeo no fue mucho más allá de las fronteras de Egipto.

A diferencia de los otros generales, la mayor preocupación y ambición de Ptolomeo no fue mucho más allá de las fronteras de Egipto. Mientras se involucró en la lucha interna entre los otros y eventualmente adquirió tierras en el Mediterráneo oriental, su mayor preocupación fue Egipto. Cuando Antígono invadió Babilonia, Seléuco buscó asilo en Egipto con Ptolomeo, pero después que Ptolomeo derrotó al hijo de Antígono, Demetrio, en Gaza, Seléuco pudo regresar a Babilonia. Después de una breve paz, Ptolomeo estuvo involucrado en una serie de conflictos tanto con Antígono como con Demetrio, finalmente fue ayudado por la derrota y muerte de Antígono en Ipsus en el 301 AEC. Para entonces Ptolomeo había asumido el título de rey y también se llamaba Sóter, que significaba "salvador" por su defensa de Rodas contra Demetrio.

Dinastía ptolemaica

Durante el dominio de Ptolomeo en Egipto, puso al país en una posición económica y administrativa sólida. Como él no quería caer bajo la influencia de los sacerdotes y funcionarios de Memphis, la primera decisión de Ptolomeo fue trasladar la capital del país a Alejandría. Prefería la ubicación de Alejandría: dado que estaba en el mar Mediterráneo, era estratégicamente mejor, lo que proporcionaba un acceso más fácil tanto al mar como a su tierra natal, Grecia. Debido a este movimiento, Alejandría se convirtió más en una ciudad griega que egipcia. El griego se convirtió en el lenguaje tanto del gobierno como del comercio. Sorprendentemente, el único miembro de la dinastía ptolemaica que alguna vez aprendió egipcio fue Cleopatra VII.

Ptolemy I
Ptolomeo I
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Mientras que respetaba a los sacerdotes egipcios e incluso reconstruía los templos destruidos por los persas, creía que necesitaba otra forma de conectarse con el pueblo egipcio. Una de sus primeras acciones fue establecer un culto a Alejandro; por supuesto, al hacer esto, se estableció como un heredero legítimo. Alejandro se convirtió en un "dios del estado" y su "sacerdote" en la posición clerical más alta de Egipto. Luego, creó una nueva religión con un nuevo dios, Serapis, el dios de la curación. Esta nueva religión era una combinación de influencias griegas y egipcias, aunque los egipcios la consideraban más griega que egipcia. Nunca logró mucho éxito y la financiación del gobierno finalmente se retiró.

Eliminar publicidad

Advertisement

Ptolomeo convirtió a Alejandría en el centro intelectual del Mediterráneo cuando construyó allí una enorme biblioteca y museo. El museo contenía una galería cubierta, asientos para la contemplación tranquila, así como un comedor. La biblioteca contenía miles de pergaminos de papiro y atrajo a hombres de literatura y ciencia de todo el área mediterránea en los años venideros, siendo Euclides y Arquímedes dos de los más notables. Se convirtió en el centro de la cultura helenística. Ptolomeo comenzó la construcción del Faro, un faro (que completará su hijo Ptolomeo II). El faro era una enorme estructura de tres pisos con una estatua de Zeus encima. El faro era visible por millas y estaba iluminado día y noche. Se convirtió en una de las siete maravillas del mundo antiguo. Después de que Ptolomeo muriera en el 282 AEC, sus descendientes gobernarían Egipto durante casi trescientos años hasta que fue conquistado por Julio César y los romanos. Después de su muerte, Ptolomeo fue divinizado y se celebró un festival en su honor en los años venideros.

Traducido al Español por Andrés Menjívar

Bibliografía

  • Cotterell, A. The Pimlico Dictionary Of Classical Civilizations. Vintage Digital, 2011.
  • Diodorus. World History.
  • Doherty, P. The Death of Alexander. Carroll - Graf Publishers, 2004
  • Green, P. The Hellenistic Age. The Modern Libray, 2007
  • Lane Fox, R. Alexander the Great: A Biography. Dial Press, 1974
  • Pollard, J and Howard Reid. The Rise and Fall of Alexandria. Viking, 2006
  • Tsouras, P.G. Alexander: The Invincible King of Macedonia. Brassey's Inc., 2004
  • Wilkinson, T. The Rise and Fall of Ancient Egypt. Random House, 2010
Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Babeth Étiève-Cartwright
Babeth is currently teaching English at the British Council, Milan. Fluent in French, English and Italian she has 25 years experience in the field of education. She enjoys travelling and learning about the history and heritage of other cultures.

Sobre el autor

Donald L. Wasson
Donald ha enseñado Historia Antigua, Medieval y de los Estados Unidos en el Lincoln College (Normal, Illinois) y siempre ha sido y será un estudiante de la historia, desde que aprendió sobre Alejandro Magno. Está ansioso por transmitir el conocimiento a sus alumnos.

Cita este trabajo

Estilo APA

Wasson, D. L. (2012, febrero 03). Ptolomeo I [Ptolemy I]. (B. Étiève-Cartwright, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-395/ptolomeo-i/

Estilo Chicago

Wasson, Donald L.. "Ptolomeo I." Traducido por Babeth Étiève-Cartwright. World History Encyclopedia. Última modificación febrero 03, 2012. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-395/ptolomeo-i/.

Estilo MLA

Wasson, Donald L.. "Ptolomeo I." Traducido por Babeth Étiève-Cartwright. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 03 feb 2012. Web. 24 oct 2021.