Adelantado

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 03 junio 2022
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
The Landing of Columbus by Vanderlyn (by  John Vanderlyn, Public Domain)
El desembarco de Colón por Vanderlyn
 John Vanderlyn (Public Domain)

El adelantado era un cargo concedido por la Corona española para llevar a cabo campañas militares en la época medieval, pero luego se reutilizó durante la Era de las Expediciones para conceder a un individuo el derecho a financiar de forma privada expediciones de descubrimiento y conquista en territorios de ultramar. El adelantado podía quedarse con la mayor parte de los recursos que encontrara, siempre que pagara una parte menor a la Corona.

Un adelantado, una vez que conquistaba un territorio, se podía erigir como su gobernador y repartir puestos de riqueza y poder entre sus compañeros. Al cabo de un año, el Estado solía intervenir y enviaba funcionarios desde España para empezar a gobernar adecuadamente la nueva colonia. En efecto, los adelantados fueron la vanguardia del Imperio español en su expansión a lo largo del siglo XVI. Entre los famosos conquistadores a los que se les concedió el estatus de adelantado se encuentran Cristóbal Colón (1451-1506), Francisco Pizarro (1478-1541) y Juan Ponce de León (1474-1521).

Eliminar publicidad

Advertisement

La franquicia de exploración

En el siglo XVI, tanto la Corona portuguesa como la española mostraron interés por encontrar nuevas tierras para su explotación. El gasto que suponía formar una flota de barcos y hombres para navegar en alta mar era tal que se encontró un método para transferir los costos a los particulares a cambio de concederles el derecho a beneficiarse de las tierras y recursos descubiertos. Este derecho fue otorgado por la Corona española con el cargo de adelantado. El cargo se había utilizado en siglos anteriores para los jefes de las expediciones militares, quizá ya en el siglo X y, desde luego, durante las batallas fronterizas entre españoles y moros en la España peninsular durante la Reconquista. Isabel I de Castilla (que reinó de 1474 a 1504) ya había utilizado este papel para conquistar las Islas Canarias. Los jefes militares financiaban las campañas y, por tanto, cosechaban la mayor parte de los beneficios, mientras que la Corona se llevaba una parte.

Como consecuencia de la aplicación del régimen de adelantado a las exploraciones, la monarquía pagaba muy poco y no arriesgaba nada, pero podía obtener el prestigio internacional de la construcción de un imperio y enriquecer sus arcas gravando los recursos descubiertos, especialmente los metales preciosos como la plata y el oro. La parte de los beneficios totales que la Corona podía esperar obtener de las actividades de un adelantado era del 20%.

Eliminar publicidad

Advertisement

Spanish Colonial Empire in the Age of Exploration
Imperio colonial español en la Era de las expediciones
Simeon Netchev (CC BY-NC-SA)

Adelantado significa "el que va delante", y el designado era un representante de la Corona. El adelantado firmaba una capitulación, una patente o licencia real, que ponía por escrito su promesa de financiar una expedición y encontrar nuevos territorios para la Corona. Además, había ciertas cláusulas que se debían respetar. Por ejemplo, una que indicara la cantidad de sacerdotes y frailes que estaba obligado a transportar a su zona de destino para que la población local se convirtiera al cristianismo, o la cantidad de colonos civiles a los que se les debía dar lugar en los barcos del adelantado. Dado que la capacidad de transporte de pasajeros no era muy grande en los barcos de la época, la capitulación podía estipular un plazo para que el número acordado de clérigos y colonos llegara al nuevo territorio. A su llegada, el adelantado estaba obligado a construir ciudades y las fortificaciones necesarias para protegerlas, así como el nuevo territorio y la población en general.

Una vez que el adelantado reclamaba un territorio para la Corona española, solía nombrarse a sí mismo como primer gobernador.

A cambio de todas estas cargas, el adelantado podía reclamar el 80% de todos los recursos que encontrara, ganar dinero con las rentas de los colonos y disfrutar de un control político casi total en el primer año de ocupación. Además, en la categoría de recursos se incluía la mano de obra de cualquier pueblo local de la zona. Bajo el concepto de encomienda (un término feudal), el adelantado tenía el derecho moral de extraer mano de obra de cualquier persona con la que se cruzara tanto en sus viajes como en su destino. La dudosa justificación moral de lo que era, en efecto, un proceso de trabajo forzado en el mejor de los casos y de pura esclavitud en el peor, era que los pueblos nativos recibían la oportunidad de la salvación cristiana. Al igual que se esperaba que los campesinos feudales dedicaran su vida a su señor local en la España peninsular, se esperaba que los pueblos indígenas de ultramar sirvieran y protegieran a sus conquistadores españoles. Esta actitud podría haber tranquilizado algunas conciencias del lado europeo, pero naturalmente, los pueblos indígenas no solían ver la relación en estos términos. Además, a lo largo del siglo XVI se produjeron intensos debates en España sobre cuál de los objetivos, a menudo contrapuestos, del beneficio material y la conversión religiosa se debía considerar más importante.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Cortés & the Siege of Tenochtitlan
Cortés y el sitio de Tenochtitlán
Unknown Artist (Public Domain)

El reparto del botín

Una vez que el adelantado reclamaba un territorio para la Corona española, solía nombrarse a sí mismo como primer gobernador, suponiendo que hubiera conseguido someter a los pueblos indígenas de la zona. Los derechos del adelantado se podían transferir a sus herederos, como ocurrió con personajes como Cristóbal Colón, cuyo hijo mayor Diego Colón (c. 1479-1526) se convirtió en gobernador de Puerto Rico en 1511. El adelantado nombraría entonces a algunos de sus expedicionarios más leales y capaces en otras funciones, como la de capitán militar. La oportunidad de obtener un puesto de este tipo, con su garantía de ingresos de parte de las tierras gobernadas, era un punto importante de motivación para que los hombres aventureros se unieran a tales expediciones, aunque hubiera un riesgo muy alto de muerte, enfermedad y accidentes. En circunstancias excepcionales y sujeto a la posterior aprobación real, el adelantado incluso podía nombrar a otro adelantado para gobernar un territorio diferente, como hizo Cristóbal Colón con su hermano Bartolomé, que fue nombrado adelantado de La Española (la actual República Dominicana/Haití) en 1494.

Los Adelantados no eran administradores capacitados y sus políticas de gobierno eran a menudo duras en extremo.

Además, el sistema de adelantados presentaba otras complejidades en su funcionamiento práctico en las colonias. Los conquistadores eran hombres de fortuna y a menudo se resistían a acatar las sutilezas de los títulos administrativos que les otorgaba el gobierno español. Estos hombres no estaban capacitados como administradores y sus políticas de gobierno eran a menudo muy duras. Además, estos hombres ambiciosos solían competir entre sí por las mismas riquezas, por lo que se producían fuertes rivalidades. A menudo, el adelantado reclamaba en España el mérito de los éxitos militares de los que se lograban bajo su mando o en su territorio, aunque tuviera poco que ver con ellos personalmente. Esto provocaba más fricciones entre los conquistadores. Por otro lado, algunos no-adelantados se arriesgaron, conquistaron un territorio y esperaron que las riquezas que enviaron a España les dieran el reconocimiento oficial después del hecho. Hubo algunos problemas graves, por ejemplo, entre Diego Velásquez (1465-1524), el gobernador de Cuba que se consideraba a sí mismo como el adelantado oficial para la conquista de Mesoamérica, y Hernán Cortés (1485-1547), que en realidad dirigía la fuerza expedicionaria que conquistó a los aztecas pero que no era un adelantado. Velásquez, aunque temporalmente, perdió su gobernación por la disputa en 1521.

Eliminar publicidad

Advertisement

Magellan's Ship Victoria
La nave Victoria de Magallanes
Ortelius (Public Domain)

Adelantados famosos

A lo largo del siglo XVI, 29 aventureros conquistadores recibieron el estatus de adelantado. Entre los exploradores famosos a los que se les concedió el cargo figuran Vasco Núñez de Balboa (1475-1519), que cruzó el istmo de Panamá en 1513 y se convirtió en el primer europeo en avistar el océano Pacífico, Fernando de Magallanes (c. 1480-1521), cuya expedición realizó la primera circunnavegación del globo en 1519-22, Pedro de Alvarado (c. 1485-1541), que dirigió la conquista especialmente brutal de los mayas en Guatemala en 1524, Francisco Pizarro, que conquistó la civilización inca en 1533, y Hernando de Soto (c. 1500-1542), que exploró Norteamérica y el río Misisipi en 1539-42. Juan Ponce de León recibió el cargo de adelantado para su segunda expedición a Florida en 1521. El acuerdo implicaba el pago de un impuesto del 10% sobre el oro y la plata adquiridos, cifra que se redujo al 9% en el segundo año, al 8% en el tercero, y así sucesivamente.

Niveles de Adelantado

También había otros niveles de adelantado. El adelantado mayor era responsable de los asuntos judiciales y de ciertos asuntos administrativos en los nuevos territorios. La colonización era una empresa peligrosa y a menudo sangrienta, sobre todo lejos de los principales centros europeos y de las fortalezas militares, por lo que un adelantado menor (también conocido como adelantado fronterizo) se encargaba de mantener las fronteras y disponía de una fuerza armada bajo su mando para hacerlo. Luego, cuando el nuevo territorio se expandía aún más, existía el adelantado del mar, que comandaba expediciones militares con la tarea específica de ampliar las fronteras de la colonia (el nombre de este cargo deriva de su función original como comandante de expediciones marítimas durante las Cruzadas).

Una cuarta encarnación era el adelantado de la corte (también conocido como adelantado del rey), que representaba oficialmente a la Corona en determinados ámbitos de la administración. Con el tiempo, cuando un territorio colonizado estaba bien establecido, se nombraba un virrey que llegaba desde España y tomaba el relevo del adelantado. Si la región ya contaba con un virrey, el adelantado de la nueva parte del imperio seguía manteniendo el monopolio de la autoridad y dependía directamente del Real y Supremo Consejo de Indias, que controlaba todos los asuntos administrativos y judiciales de las colonias del Nuevo Mundo. Sin embargo, tras su primer año, el adelantado solía dar paso a funcionarios enviados desde España para gobernar la zona que había sido la primera en colonizar. Dada la enorme adquisición de tierras y riquezas por parte de la Corona española en el siglo XVI, el sistema de adelantados tuvo un éxito notable. En el siglo XVII, el Imperio español ya no se expandía como antes, por lo que el cargo de adelantado pasó a ser redundante.

Eliminar publicidad

Advertisement

Eliminar publicidad

Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Qué era un adelantado?

Un adelantado era un título que se otorgaba a los hombres dispuestos a financiar una expedición de exploración para la Corona española, a cambio de lo cual se quedaban con el 80% de las riquezas adquiridas en los nuevos territorios.

¿Cuáles eran las obligaciones de los adelantados?

Las obligaciones de los adelantados consistían en llevar una determinada cantidad de colonos y eclesiásticos a los nuevos territorios del Imperio español y prometer la construcción de ciudades y fortalezas en esos nuevos territorios.

¿Qué exploradores famosos fueron adelantados?

Entre los exploradores famosos que fueron adelantados se encuentran Cristóbal Colón, Fernando de Magallanes, Francisco Pizarro y Juan Ponce de León.

¿Qué poderes tenía un adelantado en la colonia?

Los poderes coloniales de un adelantado incluían el gobierno de la colonia, el nombramiento de los principales cargos administrativos y judiciales, y la obtención de dinero de las rentas pagadas por los colonos.

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses principales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2022, junio 03). Adelantado [Adelantado]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-20845/adelantado/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Adelantado." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación junio 03, 2022. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-20845/adelantado/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Adelantado." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 03 jun 2022. Web. 08 ago 2022.

Afiliación