Cristóbal Colón

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Emiliano S. Grill
Publicado el 12 octubre 2020
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, alemán, italiano, portugués
X
Portrait of a Man Said to Be Christopher Columbus (by Sebastiano del Piombo, Copyright)
Retrato de un hombre considerado Cristóbal Colón
Sebastiano del Piombo (Copyright)

Cristóbal Colón (1451-1506, también conocido como Cristoffa Corombo en ligur y Cristoforo Colombo en italiano) fue un explorador genovés (identificado como italiano) que se hizo famoso en su época como el hombre que descubrió el Nuevo Mundo y, desde el siglo XIX., se le atribuye el descubrimiento de Norteamérica, concretamente de la región que comprende Estados Unidos.

En realidad, debido a la popularidad a principios del siglo XVI de las cartas publicadas por el explorador florentino Américo Vespucio (1454-1512), en las que detallaba sus tres viajes al «Nuevo Mundo» entre 1497 y 1504, el descubrimiento de América se le atribuyó en los mapamundis a partir de 1506, razón por la cual los continentes llevan la versión femenina de su nombre.

Eliminar publicidad
Advertisement

Colón realizó cuatro viajes a la zona del Caribe, explorando Cuba, América Central, América del Sur, Puerto Rico, las Islas Vírgenes, la República Dominicana, Haití, las islas de las Bahamas y otros lugares entre 1492 y 1504:

  • Primer viaje: 1492-1493
  • Segundo viaje: 1493-1496
  • Tercer viaje: 1498-1500
  • Cuarto viaje: 1502-1504

Colón nunca se propuso descubrir un Nuevo Mundo, sino encontrar una ruta marítima occidental hacia el Extremo Oriente para facilitar el comercio después de que la ruta terrestre de la Ruta de la Seda, entre Europa y Oriente, hubiera sido cerrada por el Imperio Otomano en 1453, iniciando la llamada «Era de las Exploraciones» (también conocida como la «Era de los Descubrimientos») que lanzó muchas expediciones marítimas europeas. El primer viaje de Colón le llevó a una de las islas de las Bahamas el 12 de octubre de 1492, que reclamó en nombre de los monarcas Fernando II de Aragón y su esposa Isabel de Castilla. Sus tres viajes siguientes se realizaron para consolidar el control español de la región y establecer colonias.

Eliminar publicidad
Advertisement
Los viajes de Colón abrieron el camino a posteriores expediciones europeas, pero él mismo nunca afirmó haber descubierto América.

Colón es reconocido como el primero en establecer el contacto entre Europa y América, conocido como el Intercambio Colombino, por el que personas, plantas, tecnología y otros aspectos de la cultura pasaron entre el Viejo y el Nuevo Mundo, transformando a ambos y sentando las bases de la era moderna.

Aunque los detractores modernos de Colón citan a la comunidad nórdica de Terranova como el primer «descubrimiento de América», los vikingos de Leif Erikson, que desembarcaron en Norteamérica siglos antes que Colón, no tuvieron ningún efecto sobre la población indígena y su posterior regreso a Groenlandia no inspiró nuevas expediciones.

Eliminar publicidad
Advertisement

Los viajes de Colón, por el contrario, abrieron el camino a posteriores expediciones europeas, pero él mismo nunca afirmó haber descubierto América. La historia de su «descubrimiento de América» se estableció y se celebró por primera vez en Historia de la vida y viajes de Cristóbal Colón, del escritor estadounidense Washington Irving (1783-1859), publicada en 1828. Esta narración (en gran parte ficticia) contribuyó al establecimiento del Día de Colón como feriado en Estados Unidos en 1906, día que se celebra hasta la actualidad.

The Voyages of Christopher Columbus 1492-1504
Los viajes de Cristóbal Colón 1492-1504
Simeon Netchev (CC BY-NC-SA)

Sin embargo, en la década de 1970, un cambio en la forma de pensar sobre Colón y los efectos de sus viajes en la cultura y los pueblos de América ha llevado a que se pida deshacerse de esta tradición y en su lugar honrar a los pueblos indígenas afectados negativamente por las cuatro expediciones que realizó al Nuevo Mundo y por el mal trato que recibió la población nativa a manos de los inmigrantes europeos posteriores. Este debate continúa en la actualidad.

Juventud y cierre de la Ruta de la Seda

Colón nació en Génova en 1451, entonces en la región de Liguria, que mucho más tarde (en 1861) pasaría a formar parte de Italia. Tenía tres hermanos: Bartolomé, Giovanni y Giacomo (al que se suele llamar Diego), y una hermana, Bianchinetta. Su padre, Domenico, era un tejedor y tabernero cuya afición a los viajes por mar influiría notablemente en el joven Colón, y su madre, Susanna, era ama de casa.

Eliminar publicidad
Advertisement

Poco se sabe de los primeros años de Colón (aunque afirma que ya navegaba a los diez años), pero a los 20 años ya tenía experiencia marinera (había viajado a Islandia y al mar Egeo) y, en 1476, se le confió el mando de un buque mercante. En 1480 se casó con la noble portuguesa Filipa Moniz Perestrelo, con la que tuvo un hijo, Diego, y en 1485 ya pilotaba barcos a zonas de la costa de África Occidental al servicio de los intereses comerciales de Portugal.

El clima en el que Colón había crecido era muy diferente al de sus padres, ya que los tipos de bienes a los que los europeos estaban acostumbrados ya no estaban disponibles como antes. Las rutas comerciales por tierra hacia Oriente, conocidas en la era moderna como la Ruta de la Seda, llevaban funcionando entre Europa y China desde el año 130 a.C., cuando se abrieron bajo la dinastía Han (202 a.C.- 220 d.C.).

Map of Marco Polo's Travels
Mapa de los viajes de Marco Polo
SY (CC BY-SA)

La Ruta de la Seda constaba de numerosas rutas, algunas de las cuales cayeron bajo el control de uno u otro grupo o nacionalidad en diversos momentos de su historia. El explorador europeo Marco Polo (1254-1324 d.C.) recorrió la Ruta de la Seda y, a su regreso, escribió en su libro los detalles de la misma, lo que sirvió de guía a los viajeros posteriores y les ayudó a establecer las distancias entre Europa y Oriente.

Eliminar publicidad
Advertisement

La Ruta de la Seda estuvo controlada principalmente por el Imperio Mongol hasta su caída en 1368, tras lo cual el Imperio Bizantino (330-1453) mantuvo el flujo de mercancías en ambas direcciones. Sin embargo, los bizantinos cayeron en manos de los turcos otomanos en 1453, que cerraron las rutas terrestres y dejaron a los comerciantes europeos sin acceso a los productos orientales. En un esfuerzo por restablecer el comercio con Oriente, los mercaderes europeos se hicieron a la mar, iniciando la llamada «Era de los Descubrimientos».

La era de los descubrimientos y su financiación

Esto no quiere decir que los europeos no tuvieran conocimientos sobre los viajes por mar en esta época ni que los mercaderes europeos se lanzaran de repente a construir barcos o a dibujar apresuradamente mapas inexactos. La brújula magnética ya se conocía en Europa en 1180 y, utilizando textos antiguos como la Geografía de Estrabón y la Historia Natural de Plinio el Viejo, así como mapas establecidos desde hacía mucho tiempo, los pilotos europeos pudieron navegar por las aguas y continuar el comercio con Oriente a través del Mar Negro.

Colón, basándose en el mapa de Toscanelli y en la obra de Marco Polo, estimó la distancia entre las islas Canarias y Catay en unos 3700 kilómetros.

Sin embargo, el problema al que se enfrentaban eran los comerciantes árabes musulmanes, que controlaban varias rutas marítimas importantes hacia Oriente. Los marinos portugueses empezaron a buscar otras posibles rutas marítimas hacia Oriente, y uno de los que contribuyó a este esfuerzo fue el astrólogo y matemático florentino Paolo dal Pozzo Toscanelli (1397-1482), que había transcrito un mapa del mundo del antiguo geógrafo Estrabón (63 a.C.-23 d.C.) y presentó una copia al rey Alfonso V de Portugal (que reinó de 1438 a 1481), sugiriendo navegar hacia el oeste para llegar a Catay (China) en el Oriente.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Alfonso V rechazó la propuesta de Toscanelli, por lo que este envió la copia del mapa a Colón, que ya tenía fama de experto navegante y marino, en 1474. En aquella época, Colón seguía navegando en interés de Portugal y, junto con sus hermanos, también trabajaba en la búsqueda de una ruta marítima hacia Catay. Colón había aprendido por su cuenta latín, español y portugués, por lo que pudo acceder a una amplia gama de documentos y mapas para desarrollar su visión de un viaje a través del Océano Atlántico para establecer una nueva ruta comercial con Catay.

Los hermanos Colón elaboraron un plan y, hacia 1484, Colón se dirigió al rey Juan II de Portugal (que reinó de 1481 a 1495) para solicitar financiación. Colón, basando sus cálculos en el mapa de Toscanelli, la obra de Marco Polo y otros documentos, estimó la distancia entre las Islas Canarias y Catay en unas 2 300 millas (3 700 km), pero el rey Juan II rechazó el plan alegando que la distancia estimada por Colón era demasiado corta (lo que resultó ser cierto, ya que la distancia era en realidad de 12 200 millas o 19 600 km). Colón presentó entonces su propuesta a los gobiernos de Génova y Venecia, pero ambos la rechazaron.

The World According to Columbus c. 1490
El mundo según Colón (alrededor de 1490)
Simeon Netchev (CC BY-NC-SA)

Entonces se dirigió a Fernando II e Isabel I de España, que también lo rechazaron, pero estaban tan intrigados por su plan que lo mantuvieron en su puesto, pagándole una importante suma para que no propusiera la expedición a ningún otro gobierno. Fernando e Isabel estaban inmersos en sus propios problemas al intentar expulsar de su territorio a los árabes musulmanes, conocidos como moros, en lo que desde entonces se conoce como la Reconquista (711-1492 d.C.). El último bastión de los moros en Granada cayó en 1492 y, posteriormente, Colón recibió las tres naves y los fondos que había solicitado.

Los viajes

Colón zarpó el 3 de agosto de 1492 en sus famosas naves la Niña, la Pinta y la Santa María. Su principal objetivo era llegar a Catay, pero también se le dejó claro que debía reclamar para España y para honor de la Iglesia Católica todas las tierras que aún no estuvieran bajo una nación soberana. Para ello, se le entregaron dos documentos oficiales:

  • Un contrato entre él y la corona en el que se prometía a la monarquía el 90% de los beneficios de la empresa a cambio de financiación y se estipulaba que Colón obtendría el cargo de virrey o gobernador de cualquier tierra que tomara para la corona.
  • Una carta de presentación de Fernando e Isabel en la que solicitaban a cualquier monarca con el que Colón entrara en contacto que le proporcionara pasaje seguro y provisiones, ya que su misión estaba al servicio de la fe cristiana.

Primer viaje — 1492-1493: Llegó a una isla del Caribe el 12 de octubre de 1492 y fue recibido en la playa por una gran multitud de indígenas. Llamó a los capitanes de la Niña y la Pinta y remó hasta la orilla junto con el secretario de la flota y el inspector real. Sabía que no había desembarcado en Catay, pero creía haber descubierto una isla cercana a su objetivo que, por lo que pudo comprobar, no estaba reclamada por ninguna nación soberana, por lo que la reclamó para España, y así lo hicieron constar sus testigos.

Los nativos le dieron a entender que su isla se llamaba Guanahani, pero él la llamó San Salvador (que sigue siendo su nombre actual en las Bahamas). Los nativos (los arahuacos) probablemente también le dijeron el nombre que ellos mismos se daban, pero él se refirió a ellos como «indios» y estableció así el uso del término «indio» para los pueblos de la región y, más tarde, para los de América del Norte, Central y del Sur. No se mencionan las reacciones de los nativos que fueron a recibirlos y, poco después, los cinco europeos y los nativos isleños intercambiaron regalos de amistad.

Columbus' Arrival in America
Llegada de Colón a América
Jack Cousin (CC BY-NC-ND)

Tras su primer encuentro con los nativos, zarpó en busca de Asia. Exploró otras islas y, tras fundar en Haití la comunidad-fortaleza de La Navidad (con el permiso del cacique local), compuesta por 39 de sus hombres, regresó a España (llevando consigo a varios nativos secuestrados), donde la noticia de su descubrimiento se difundió rápidamente. La cristiandad europea se entusiasmó ante la perspectiva de un Nuevo Mundo de futuros conversos a Cristo y las posibilidades de una riqueza inimaginable, y Colón fue enviado de vuelta, en septiembre de 1493, para asegurar tales posibilidades.

Segundo viaje — 1493-1496: Colón llegó de vuelta al Nuevo Mundo como gobernador de las tierras que había reclamado con una flota de 17 barcos llenos de colonos para establecer comunidades para España, así como una jauría de perros para poder someter de los nativos. Los mastines habían sido utilizados con éxito por los españoles contra los moros en la Reconquista, por lo que se incluyeron como un recurso importante en el segundo viaje de Colón.

Los perros aterrorizaban a los nativos, cazaban a los acusados de incumplimiento del deber y acababan con cualquier intento de resistencia a la conquista europea. Cuando llegó a Jamaica en 1494, los nativos se pusieron en posición defensiva en la playa hasta que soltó a los mastines salvajes, que aterrorizaron a los guerreros indígenas y los dispersaron.

15-century CE Nautical Map
Mapa náutico del siglo XV
Gallica Digital Library (Public Domain)

El Segundo Viaje estableció el sistema de encomiendas, por el que los colonos españoles reclamaban una gran extensión de tierra en la que los nativos proporcionaban mano de obra a cambio de comida, cobijo y protección por parte de aquellos para los que trabajaban. En 1495, la población indígena había disminuido en 50.000 personas, según las obras posteriores de Las Casas, y aunque muchos estudiosos modernos consideran que esa cifra es exagerada, lo más probable es que sea demasiado baja.

Los nativos de la región se vieron reducidos de individuos autónomos con una cultura establecida a esclavos que podían ser torturados o asesinados por cualquier motivo en cualquier momento y sufrieron pérdidas significativas a causa de las enfermedades europeas contra las que no tenían inmunidad. Las pérdidas también se debieron a que una parte importante de la población fue enviada a Europa como esclavos.

Tercer viaje —1498-1500: Aunque los europeos ya se habían establecido firmemente en el Nuevo Mundo, Colón aún tenía que encontrar un camino a través de las islas que había visitado hasta entonces y llegar a Catay. Estaba seguro de que las tierras que había colonizado para España eran extremos del continente asiático, por lo que, tras su regreso a España en 1496, su Tercer Viaje fue financiado para establecerlo; en lugar de eso, llegó a las regiones de la actual América Central y del Sur.

Para entonces, los colonos se dedicaban activamente a capturar y vender a los nativos como esclavos y a maltratarlos a diario. Colón se opuso a este trato y castigó severamente a los colonos, lo que le valió una acusación de tiranía y corrupción (por interferir en las prácticas comerciales) en 1499. Él y su hermano Diego fueron arrestados y enviados de vuelta a España para responder de los cargos. Fueron absueltos por Fernando e Isabel, equipados con nuevos barcos y enviados de vuelta al Nuevo Mundo.

Cuarto viaje — 1502-1504: Colón regresó con una flota de 30 barcos, 29 de los cuales se perdieron en una tormenta frente a Santo Domingo, y se encontró con que los gobernadores regionales ya no le querían ni le necesitaban allí. Se pensaba que él había gestionado mal las colonias al defender a los indígenas e interferir en el comercio de esclavos, lo cual había costado a los traficantes de esclavos y a la corona española considerables pérdidas económicas.

Columbus Monument
Monumento a Colón
Paul Lo (CC BY-NC-ND)

Por su cuenta, Colón exploró las islas frente a Honduras, cartografió Costa Rica y otros lugares, y seguía navegando cuando una tormenta llevó su barco hacia Jamaica, donde naufragó. Los nativos le despreciaron y no le ofrecieron ayuda alguna, y los gobernadores regionales de la zona pensaron lo mismo y no enviaron un barco de rescate. Finalmente, Colón asustó a los nativos para que le ayudaran afirmando que les quitaría la gran luz del cielo si no lo hacían y, a continuación, predijo con exactitud el eclipse lunar del 29 de febrero de 1504, afirmando haber restaurado la luz una vez prometida la ayuda. Colón y sus hombres fueron rescatados, en gran parte gracias a sus propios esfuerzos, y regresaron a España. Colón murió por problemas de salud en Valladolid en mayo de 1506.

Conclusión

Las evaluaciones modernas de personajes y acontecimientos históricos suelen pecar de la falacia del presentismo (juzgar el pasado según las normas e ideologías del presente) y la vida y los viajes de Cristóbal Colón son uno de los mejores ejemplos de ello, por no decir el mejor. Antes de la publicación en 1828 de Historia de la vida y viajes de Cristóbal Colón por Washington Irving, Colón era casi desconocido en Estados Unidos. Su libro sobre Colón, que era más ficción histórica o romántica que historia, se interpretó como una obra erudita sobre la vida y las aventuras de un intrépido explorador europeo que había «descubierto América» y llegó a conformar la historia de Estados Unidos hasta nuestros días.

Colón nunca afirmó haber «descubierto América» y tampoco hay nada en sus diarios ni en los escritos de sus contemporáneos que sugiera que los eruditos de su época creían que la Tierra era plana mientras que él demostró que era redonda (en 1492 era bien sabido que la Tierra era redonda), ni que se «perdió» mientras buscaba una ruta a la India, desembarcó en un lugar extraño que creía que era su destino y por eso llamó «indios» a los nativos. La mayoría, si no todos, de los mitos comúnmente citados como historia sobre Colón fueron creaciones de Irving, que solo intentaba contar una buena historia.

El Colón de Irving fue un valiente y noble aventurero que arriesgó su vida y la de su tripulación para ampliar el conocimiento europeo del mundo y establecer un vínculo vital entre el Viejo y el Nuevo Mundo. El libro fue tan popular que motivó la decisión del presidente estadounidense Benjamin Harrison (1889-1893) de proclamar un día nacional en honor de Colón en 1892, en el cuarto centenario de su llegada. Más tarde, en 1906, el estado de Colorado fue el primero en celebrar esta festividad, a la que siguieron otros estados.

El movimiento actual para rebautizar y dedicar el Día de Colón en honor de los pueblos indígenas es comprensible y admirable, pero el bando contrario, que aboga por continuar con la tradición de honrarlo, también tiene mérito, sobre todo si se tiene en cuenta lo que significó para los italoestadounidenses, frecuentemente perseguidos en Estados Unidos a finales del siglo XIX y principios del XX, que Irving definiera a un «héroe americano» como «italiano» y que la mayoría estadounidense lo reconociera como tal. De hecho, fueron en gran medida los esfuerzos de grupos comunitarios italoestadounidenses los que contribuyeron a establecer la festividad.

La cicatrización de las heridas del pasado debe comenzar con un diálogo que reconozca las causas subyacentes y los efectos a largo plazo de las atrocidades de Colón, reconociendo al mismo tiempo sus logros. Se juzgue como se juzgue a Colón en la actualidad, fue un producto de su tiempo que se comportó con los no europeos exactamente como cabría esperar que lo hiciera un cristiano europeo del siglo XV y, por desgracia, mucho mejor que los colonizadores y conquistadores que llegaron al Nuevo Mundo después de él.

Eliminar publicidad
Publicidad

Sobre el traductor

Emiliano S. Grill
Nacido y criado en Uruguay, Emiliano es un traductor, subtitulador y aficionado a la historia. Le apasionan los idiomas, la lectura y la escritura.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Joshua J. Mark es el cofundador de World History Encyclopedia y es su director de contenido. Vivió en Grecia y Alemania y ha viajado por muchos lugares. Ha sido profesor universitario de historia, escritura, literatura y filosofía en el Marist College de Nueva York

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2020, octubre 12). Cristóbal Colón [Christopher Columbus]. (E. S. Grill, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-19218/cristobal-colon/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Cristóbal Colón." Traducido por Emiliano S. Grill. World History Encyclopedia. Última modificación octubre 12, 2020. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-19218/cristobal-colon/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Cristóbal Colón." Traducido por Emiliano S. Grill. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 12 oct 2020. Web. 20 may 2024.

Afiliación