Folklore medieval

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Rosa Baranda
Publicado el 19 febrero 2019
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, turco
The Wolf & Little Red Riding Hood (by Unknown Artist, Public Domain)
El lobo y la caperucita roja
Unknown Artist (Public Domain)

El folklore medieval es un conjunto de obras, trasmitidas originalmente de manera oral, que fueron compuestas entre los siglos V y XV EC en Europa. Aunque las historias folklóricas son un atributo común de toda civilización, y tales historias se contaban por todo el mundo en la época medieval, la denominación "folklore medieval" en Occidente casi siempre hace referencia a los cuentos europeos.

La palabra "folklore" fue acuñada en 1846 EC por el escritor británico William John Thoms para el término, algo más forzado, de "antigüedades populares" con el que se designaban las historias, fábulas, proverbios, baladas y leyendas de la gente común. Con el tiempo, los cuentos populares se fueron poniendo por escrito y se volvieron estáticos, pero en un principio eran historias dinámicas y cambiantes trasmitidas de una generación a otra y moviéndose entre culturas a medida que los comerciantes las llevaban a otros países con el comercio.

Eliminar publicidad

Advertisement

LA INTERPRETACIÓN DE UN CUENTO, DE HECHO, SE CONSIDERA UNA PARTE INTEGRAL DE LA MISMA DEFINICIÓN DE CUENTO POPULAR.

Hoy en día hay versiones estándar de los cuentos populares, así como numerosas versiones de esos estándares, que los folkloristas estudian en un intento por entender mejor la cultura que los produjo. Los cuentos populares de Oriente Próximo y Asia se trasmitieron a Europa oralmente a través del comercio de la Ruta de la Seda, lo que explica algunas de estas variaciones. Otros cambios en la historia original son el resultado de la ornamentación que los cuentacuentos hacían de las historias para un público específico. El cuento sigue siendo un medio popular de entretenimiento en la actualidad y las compañías de cine y televisión lo han explotado, al igual que los escritores modernos, como fuente de material.

Tipos de cuentos

Los cuentos compuestos (o al menos trasmitidos popularmente) en Europa entre alrededor del 476 EC (la caída del Imperio Romano de Occidente) y 1453 EC (la caída del Imperio Bizantino Oriental) se consideran folklore medieval. El experto Christopher R. Fee define el término en general:

Eliminar publicidad

Advertisement

Folklore se refiere a los "artículos" culturales comunes de una comunidad específica; tales artículos pueden incluir historias, rituales, bailes, canciones o cualquier otro aspecto de la vida de esa comunidad que está imbuido hasta cierto punto con una experiencia compartida, sabiduría o creencia fundamental. Además, el folklore implica el proceso de trasmisión de tal conocimiento o tradición comunitaria compartida. (xviii)

A diferencia de la literatura, que es un conjunto de obras escritas trasmitidas por un autor a una audiencia alfabetizada, el folklore se trasmite de manera hablada y el narrador tiene libertad para ornamentar el cuento para una audiencia específica. La interpretación de un cuento, de hecho, se considera una parte integral de la misma definición de cuento popular. A medida que estas historias se contaban y viajaban de una cultura a otra, se fueron desarrollando motivos discernibles, que terminaron siendo analizados y catalogados por los folkloristas del siglo XIX EC (tales como Jakob y Wilhelm Grimm), que los pusieron por escrito. Al poner estos cuentos por escrito y convertirlos en literatura, como se podían comparar las diferentes versiones de una historia en las páginas, se fueron estableciendo las versiones estándar que aunaban varias versiones. La historia de una chica joven victimizada por su madrastra malvada y sus hermanastras, por ejemplo, no es única en la historia de Cenicienta, sino que comparte este motivo con muchas otras historias.

The Goose that Laid the Golden Egg
La gallina que puso el huevo de oro
Milo Winter (Public Domain)

La amplia variación que había en estas historias era el interés principal de los folkloristas del siglo XIX EC, que querían estudiar el desarrollo del folklore en general y ciertas historias específicas. En 1910 EC, el folklorista Antti Aarne desarrolló un sistema de clasificación para facilitar el estudio de estos cuentos. Este sistema fue revisado más adelante por otro folklorista, Stith Thompson en 1928 EC y de nuevo en 1961 EC. La clasificación Aarne-Thompson (conocida como AT) de los tipos de folklore constaba de tres categorías:

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

  • Cuentos de animales
  • Cuentos ordinarios
  • Anécdotas y chistes

En 2004 EC la clasificación Aarne-Thompson fue revisada por el folclorista Hans-Jorg Uther, que amplió las ramas del índice para delimitar un poco más las categorías y expandir la definición de "folklore medieval" para incluir las culturas más allá de Europa. Hoy en día la clasificación Aarne-Thompson-Uther (ATU) clasifica los cuentos populares en siete grupos distintos:

  • Cuentos de animales
  • Cuentos de magia
  • Cuentos religiosos
  • Cuentos realistas
  • Cuentos del ogro estúpido (o el gigante o el diablo)
  • Anécdotas y chistes
  • Cuentos con fórmula

Cada cuento recibe un número (por ejemplo: ATU 101) como referencia y para compararlo con los demás. Sin embargo, debe recordarse (como señala Fee) que "folklore" abarca no solamente cuentos sino cualquier aspecto de la cultura que se trasmite de manera oral, y que se puede aplicar tanto a técnicas y métodos de la artesanía en piel, la metalurgia o la sastrería como a leyendas, baladas o proverbios. Aun así, el término normalmente se entiende en referencia a los cuentos que se clasifican dentro, o cerca de, una de las siete categorías de la clasificación ATU.

Eliminar publicidad

Advertisement

The Ogre & the Cat
El ogro y el gato
Unknown Artist (Public Domain)

Además, como los cuentos populares son tan fluidos en la composición y la representación, estas categorías deberían entenderse como aproximaciones. Un cuento considerado "de fórmula" podría tener muchos elementos religiosos o mágicos, por lo que igualmente podría ser un "cuento religioso" o un "cuento de magia", solo que sigue un patrón formulado distinguible (un personaje insiste en que algo tiene que ocurrir antes de que otra cosa ocurra y demás). Un cuento de animales, del mismo modo, puede tener un mensaje religioso pero dado que los personajes principales no son humanos no entra en la categoría de "cuento religioso".

Cuentos de animales

Los cuentos de animales son más conocidos por las fábulas de Esopo. Las fábulas de Esopo ya eran un entretenimiento popular antes de que fueran recopiladas y publicadas por William Caxton en 1484 EC, y muchos de los motivos más populares fueron reformados por los cuentacuentos de la Europa medieval. Entre estos encontramos la historia del perro fiel que nunca traiciona a su amo, representado en la historia conocida como el Viejo Sultán (ATU 101), recogida por los hermanos Grimm en 1812 EC.

EL VIEJO SULTÁN SIGUE SIENDO FIEL HASTA LLEGAR A RECHAZARLE UN FAVOR AL AMIGO QUE LO AYUDÓ.

El viejo perro Sultán oye a su amo decirle a su mujer que, al día siguiente, va a matarlo porque ya no le es útil. Sultán merodea por el bosque donde se encuentra con su amigo el lobo y le explica el problema. El lobo le propone su plan, en el que vendrá y arrebatará el bebé de la pareja, y Sultán lo salvará. El plan funciona perfectamente y Sultán se salva; su amo jura que puede vivir allí comodamente para siempre. Unos días después, el lobo viene y le cuenta a Sultán que se va a llevar una o dos ovejas descarriadas y que no debería importarle, pero Sultán se niega y protege los intereses de su amo. El lobo, molesto, lo desafía a una pelea para resolver la deuda, pero al final se da cuenta de que lo que hizo Sultán estaba bien.

Eliminar publicidad

Advertisement

La moraleja de la historia es el valor de la integridad personal, resaltada en la fidelidad del perro, la ingratitud inicial del granjero, y la deuda que el perro le debe al lobo. Aunque puede que el granjero no se merezca la lealtad del perro, el Viejo Sultán sigue siendo fiel, incluso llegando a rechazarle un favor a un amigo que lo ayudó.

Cuentos de magia

El cuento de hadas entra en la categoría de cuentos de magia, y siempre tiene algún elemento sobrenatural en la trama. En alemán, el idioma de los folkkloristas primarios del siglo XIX EC, se conocían como Zaubermarchen ("cuentos asombrosos"). Como ya se ha dicho, muchos cuentos populares podrían clasificarse en dos o más categorías de los folkloristas, y muchos cuentos se sirven de personajes o acontecimientos sobrenaturales para que la historia funcione. Sin embargo, los cuentos de hadas necesitan de lo sobrenatural, normalmente en forma de hechizos, un animal u objeto encantado, o un espíritu, porque si no la historia no funciona. En un cuento religioso puede que aparezca Jesús o alguna otra figura divina, pero la historia tendría sentido aún sin esa visita; en un cuento de magia, el encuentro con lo sobrenatural es crucial para la trama.

Cinderella & the Fairy Godmother
Cenicienta y el hada madrina
Unknown Artist (Public Domain)

Encontramos un ejemplo de esto en el cuento de la Serpiente blanca (ATU 673), en el que un sirviente del rey, leal y guapo, se come un trocito de una serpiente blanca y entonces puede entender el lenguaje de los animales. Este don resulta útil para el resto de la historia, ya que encuentra el anillo de la reina y consigue casarse con una hermosa princesa todo gracias a poder entender a los animales. Al ayudar a varios animales cuando los oye quejarse de su situación, hace amigos que acuden en su ayuda a lo largo de la historia.

Eliminar publicidad

Advertisement

LAS VERSIONES MÁS ANTIGUAS DE LOS CUENTOS DE HADAS NORMALMENTE SON MUCHO MÁS SINIESTRAS QUE LAS VERSIONES "ESTÁNDAR" QUE SE CONOCEN HOY EN DÍA.

El cuento de hadas a menudo se centra en un héroe joven, ya sea de alta cuna o de origen humilde, que tiene que luchar por, o rescatar, una princesa o dama noble. De la misma manera, también presentan a la mujer joven como el personaje principal que tiene que ser rescatado; por ejemplo, las famosas Cenicienta y la Bella durmiente. Las versiones más antiguas de los cuentos de hadas normalmente son mucho más siniestras que las versiones "estándar" que se conocen hoy en día.

En la Cenicienta, por ejemplo, las hermanastras se cortan parte del pie para poder ponerse el zapato de cristal, y en una de las versiones las condenan a bailar hasta la muerte. En la Bella durmiente, a la heroína la viola un rey que después la abandona para volver con su esposa; después la reina intenta asesinar a los gemelos de la Bella durmiente para dárselos de comer a su díscolo marido. Sin embargo, da igual de qué manera se manipule la trama, la pareja protagonista siempre acaba casada y viviendo feliz para siempre.

Cuentos religiosos

No se puede decir lo mismo de los cuentos religiosos que, en el folklore medieval, siempre tienen una fuerte moraleja cristiana y a menudo tienen un mal final para el protagonista. Los cuentos religiosos a menudo comienzan con la frase, "En aquellos días en que el Señor y San Pedro caminaban por la tierra..." en vez del consabido "Érase una vez..." pero, en vez de situar la acción en un entorno bíblico, la historia siempre cuenta con elementos contemporáneos de la Edad Media. Una situación común es la de una herrería que recibe la visita de Jesús y Pedro en sus viajes, en la que realizan algún milagro por caridad, que el herrero intentará repetir después por interés, con consecuencias desastrosas.

Otra situación común es la del hombre o la mujer solitaria, con cualquier oficio, a quien Jesús o Pedro ponen a prueba y fallan de manera estrepitosa. Un ejemplo de este tipo de historia es el Pájaro de Gertrude (ATU 751A), en la que una mujer llamada Gertrude, conocida por tener un mechón de pelo rojizo, recibe la visita de Jesús y Pedro que llegan a su casa cuando está cocinando y le piden comida. Mientras está amasando la masa, piensa que la hogaza es demasiado grande, y le va quitando poco a poco hasta que se da cuenta de que les dé lo que les dé va a ser demasiado y les dice a los visitantes que se vayan. Jesús se enfada y la maldice por ser tan avariciosa. Así que la transforma en un pájaro que ha de buscar comida picoteando aquí y allá en los árboles muertos, y solo puede beber agua cuando llueve. La historia explica el origen del pájaro carpintero, además de ser una advertencia contra los peligros de la avaricia y de rechazar la hospitalidad a los visitantes.

Cuentos realistas

Los cuentos realistas también tienen una moraleja cristiana y a menudo son adaptaciones de parábolas famosas de la Biblia, tales como el hijo pródigo, el criado astuto o el rico insensato. Muchos de los llamados cuentos realistas enfatizan que la gente recibe su merecido ya sea por intervención divina o sobrenatural, por su propia bondad o inteligencia, o el descuido o la estupidez de los malvados. Un ejemplo es el de La novia del bandolero (ATU 955), en el que una joven virtuosa se compromete sin querer con un criminal canibal.

The Parable of the Rich Fool by Rembrandt
La parábola del rico necio de Rembrandt
Rembrandt (Public Domain)

El molinero de un pequeño pueblo da la mano de su hija en matrimonio a un prometedor joven forastero que parece ser de buena familia. Tras cortejarla varios meses, el novio invita a la joven a acudir sola a su cabaña en el bosque. Cuando llega a la casa, no hay nadie más que una vieja en el sótano que le dice que no debería haber ido porque el novio engaña a jóvenes habitualmente para que vayan a su cabaña, donde las roba, las mata y se las come. Es demasiado tarde para que la joven escape, pero la vieja le dice que se esconda y que la rescatará más tarde. Poco después, el bandolero y sus hombres llegan con otra joven a la que han robado, y la descuartizan. Uno de los dedos de la mujer, con un anillo, acaba por el suelo, y termina detrás del tonel en el que está escondida la muchacha. Uno de los ladrones se levanta para recoger el dedo, pero la vieja lo convence de que vuelva a la mesa y los duerme a todos con una poción que echa en el estofado.

La joven y la vieja se escapan de la cabaña y vuelven a casa sanas y salvas. Más tarde, durante el banquete de bodas, animan a todos los invitados a contar historias, y la joven cuenta la historia de la noche que pasó en la cabaña del novio, y enseña el dedo cortado con el anillo, como prueba. Arrestan al novio y lo condenan a él y a sus hombres y los ejecutan.

Cuentos del ogro estúpido

Los cuentos del ogro estúpido incluyen historias que tienen que ver con un ser sobrenatural poderoso, como una bruja, un hechicero, un gigante o el diablo, y el héroe o heroína resultan ser más listos que él. Entre los motivos más conocidos se encuentra el hombre astuto que consigue vencer al diablo, que es la base de la historieta de 1824 CE, El diablo y Tom Walker, de Washington Irving, que inspiró la historia posterior, más conocida, de Stephen Vincent Benet, El diablo y Daniel Webster, de 1936 EC.

Típica de este tipo de cuento es la historia de Roland y la doncella (ATU 1119), en la que una joven buena se ve forzada a vivir con su malvada madrastra y hermanastra, que son brujas. La madrastra planea matar a la joven pero esta la engaña para que mate a su hermanastra y luego huye con su amigo y protector, Roland. La pareja huye de la persecución de la bruja que casi consigue atraparlos dos veces, pero, cada vez, la joven consigue ocultarse hasta que Roland, en forma de músico mágico, toca una canción que hace bailar a la bruja hasta que muere. Tras otras aventuras, la pareja acaba felizmente casada.

Anécdotas y chistes

Mientras que un matrimonio feliz es el final natural de muchas historias de ogro estúpido, en las anécdotas y chistes ocurre lo contrario, ya que a menudo son una burla de parejas infelices y de amoríos torpes. Una historia típica de esta categoría es la llamada Tom Totherhouse (ATU 1725, "Pål Andrestua" en el original noruego), que trata de un marido sordo, una esposa infiel, un criado y el vecino, Tom, que nunca deja de visitar la otra casa que hay en su calle.

La esposa lleva algún tiempo liada con Tom cuando el criado le apuesta diez dólares que la hará confesar la aventura. Ella acepta la apuesta y el chico procede a ponerles una trampa tras otra para frustrar a los amantes. Al final engaña a Tom Totherhouse haciéndole creer que el marido sabe que tiene una aventura y va a venir con un hacha a matarlo, mientras que por otro lado le dice al marido que Tom necesita que vaya a su casa con el hacha para ayudarle a arreglar el arado. Tom lo ve con el hacha y se escapa, y la esposa, al ver a su marido agachándose para recoger algunos pedazos de pan que el criado había dejado en el patio, cree que va a recoger piedras para apedrearla y confiesa.

Cuentos con fórmula

En general, los cuentos con fórmula siguen un patrón según el cual el personaje se mete en líos y necesita ayuda, pero no puede conseguirla hasta que se cumplan una serie de condiciones, especificadas por los demás personajes una tras otra. En la historia de "La muerte de la gallinita" (ATU 2021), por ejemplo, una gallina y un gallo suben a la colina de nogales a comer tras acordar compartir lo que encuentren. La gallina se encuentra una nuez grande y se la come sin pensar en el gallo y se atraganta. Llama al gallo para que baje corriendo al pozo a coger agua, pero cuando llega el pozo no le da agua hasta que consigue hilo de una novia de allí cerca. La novia no le dará el hilo hasta que el gallo no le dé una guirnalda del sauce, el sauce no se la dará hasta que su condición se cumpla, y así sucesivamente. Para cuando el gallo vuelve con la gallina, esta se ha muerto ahogada y entonces se repite más o menos el mismo patrón en la procesión fúnebre.

Es muy probable que los cuentos con fórmula inspiraran las melodías populares conocidas como canciones acumulativas, en las que cada verso añade algo al anterior hasta que se cuenta una historia entera. Los ejemplos más conocidos hoy en día de canciones acumulativas son, "Los doce días de navidad" (en inglés), "En la granja de mi tío", y "Hay un hoyo en el fondo de la mar", entre otras.

Conclusión

La estructura subyacente de todos los cuentos populares, independientemente de cómo se clasifiquen y se definan, es la experiencia común. El folklore funciona a través del tiempo porque los temas son universales. Los cuentos del ogro estúpido se relacionan con la gente con poder que intenta explotar a quienes son más débiles pero no puede. Los cuentos con fórmula se basan en el entendimiento de la comunidad de la importancia de trabajar en equipo y de mantener la palabra. Los cuentos realistas y religiosos enfatizan la comprensión general de la moralidad y la justicia además de proporcionar a menudo ejemplos memorables de lo que puede pasar cuando alguien se aleja de la norma establecida, y las demás clases sirven un propósito similar.

En una sociedad en gran medida analfabeta, el folklore medieval entretenía además de enseñar los valores más importantes de la comunidad. Los folkloristas que han dedicado sus vidas a estas historias pueden entender cómo era una sociedad y qué era lo importante para la gente basándose en la clase de cuentos populares que contaban y qué historias tomaban prestadas, y se quedaban, de otras culturas. Cualquiera que sea la categoría en la que se clasifique un cuento, estos cuentos populares tienen la capacidad de captar la atención de manera inmediata y comunicarle el mensaje claramente a la audiencia.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Rosa Baranda
Traductora de inglés y francés a español. Tiene un profundo interés por la historia, especialmente la antigua Grecia y Egipto. Hoy en día escribe subtítulos para clases online y traduce textos sobre historia y filosofía entre otras cosas.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Escritor independiente y antiguo profesor de filosofía a tiempo parcial en el Marist College de Nueva York, Joshua J. Mark ha vivido en Grecia y Alemania; también ha viajado por Egipto. Ha sido profesor universitario de historia, escritura, literatura y filosofía.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2019, febrero 19). Folklore medieval [Medieval Folklore]. (R. Baranda, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-17927/folklore-medieval/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Folklore medieval." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. Última modificación febrero 19, 2019. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-17927/folklore-medieval/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Folklore medieval." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 19 feb 2019. Web. 07 dic 2022.

Afiliación