Beda

Definición

Wesley Fiorentino
por , traducido por Gilda Macedo
Publicado el 10 mayo 2017
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: Inglés, Francés
Bede the Venerable (by Fr. Lawrence Lew, O. P., CC BY-NC-SA)
Beda el Venerable
Fr. Lawrence Lew, O. P. (CC BY-NC-SA)

Beda (c. 673-735 d. C.) fue un monje, historiador y erudito inglés que vivió en el Reino de Northumbria. A veces se le conoce como el Venerable Beda o Beda el Venerable. Fue monje en el doble monasterio de Monkwearmouth-Jarrow. Beda fue un escritor prolífico y muchas de sus obras han llegado hasta nuestros días. Su obra fue extremadamente influyente en las generaciones posteriores a su muerte. Su obra más famosa, la Historia Ecclesiastica Gentis Anglorum (Historia eclesiástica del pueblo inglés), ha sido una fuente esencial para el estudio de la historia inglesa temprana durante siglos. Por esta razón, algunos lo recuerdan como el "Padre de la historia inglesa".

Vida

Se sabe muy poco sobre la vida de Beda, aparte de lo que él mismo escribe en el último capítulo de la Historia Ecclesiastica. Beda nació en el año 672 o 673 d. C.; afirma haber nacido en los mismos terrenos del monasterio de Jarrow. Esto significaría que nació en Bernicia, el más septentrional de los dos reinos de Northumbria (Bernicia y Deira ya se habían unificado en el Reino de Northumbria para cuando nació Beda), en lo que hoy es Sunderland. Beda no dice prácticamente nada sobre sus primeros años de vida y existen muy pocas pruebas externas. Parece que hay cierta probabilidad de que procediera de una familia noble. A lo largo de su vida, tuvo conexiones con los ricos y poderosos de Northumbria. Además, algunos estudiosos han señalado el nombre de Beda (inglés antiguo para Beda) en una lista de reyes de Lindsey (adyacente a Northumbria) como prueba de que nació en una familia rica o influyente.

Eliminar publicidad

Advertisement

Beda afirma haber sido enviado al monasterio de Monkwearmouth, a orillas del río Wear, para ser educado por el abad Benedicto Biscop (c. 628 d.C. - 609 d. C.). Beda fue educado en Monkwearmouth hasta que, hacia el año 682, fue trasladado a la nueva abadía de Jarrow, fundada por san Ceolfrith (c. 642-716 d. C.). Beda fue nombrado diácono a la edad de 19 años, varios años antes de la edad canónica de 25, lo que puede ser un signo de sus habilidades excepcionales. Fue ordenado sacerdote a la edad de 30 años y parece que escribió sus primeras obras hacia finales del siglo VIII d. C. para utilizarlas en la enseñanza del monasterio. Sus obras abarcan temas de historia, teología y ciencia, así como una serie de exégesis y hagiografía. A Beda se le atribuye el mérito de haber contribuido a la difusión del método de datación anno domini, tratado en su obra sobre cronología, De Temporum Ratione. La adopción por parte de Beda del sistema anno domini, utilizado en ocasiones en su Historia Ecclesiastica, lo popularizó entre sus contemporáneos y las generaciones posteriores.

Collected Works of Bede
Obras completas de Beda
Burns Library, Boston College (CC BY-NC-ND)

Beda conoció y se comunicó con muchos de los clérigos y laicos prominentes de su época. De joven conoció a Adomnan, por aquel entonces abad del importante monasterio de Iona. Fue educado por los santos Benedicto Biscop y Ceolfrith, que desempeñaron papeles cruciales en la formación de la Iglesia en el norte de Inglaterra. Fue ordenado diácono y posteriormente sacerdote de pleno derecho por san Juan de Beverley, que fue obispo de Hexham y de York en distintos momentos de su vida y fundó la ciudad de Beverley en el actual Yorkshire Oriental. Se escribía regularmente con san Ecgberto de York, y la correspondencia entre ambos aún se conserva. Nothelm, arzobispo de Canterbury, ayudó a Beda a encontrar fuentes para la Historia Ecclesiastica. En varias ocasiones, Beda se encontró con Wilfrid, el controvertido obispo de York. En una ocasión, escribió una carta a Wilfrid defendiéndose de una acusación de herejía. Beda también era conocido por la realeza de Northumbria, y dedicó su obra más importante al rey Ceolwulf (que reinó entre en torno a 729 y 737 d. C.), que lo consultaba con regularidad.

Eliminar publicidad

Advertisement

Beda murió en mayo de 735 d. C. Según uno de sus discípulos, que escribió un relato de los últimos días de Beda, éste murió cantando un himno. El relato de la muerte de Beda es bastante detallado, y describe la enfermedad de Beda, sus últimos deseos y sus interacciones con los que lo rodeaban. Al parecer, también compuso poesía en su lecho de muerte. Tras su fallecimiento, fue enterrado en Jarrow. Aunque fue considerado santo poco después de su muerte, no fue canonizado formalmente hasta finales del siglo XIX d. C.. Sin embargo, también fue nombrado Doctor de la Iglesia, el único nativo de Gran Bretaña que ostenta este título.

Historia Ecclesiastica Gentis Anglorum

La obra más conocida de Beda es una historia de la Iglesia cristiana en Inglaterra. Aunque Beda también ofrece una historia detallada de Inglaterra hasta su propia época, su principal objetivo es la expansión del cristianismo en su país natal. Un extenso análisis del desarrollo de los reinos anglosajones hasta el siglo VIII d. C. se complementa con un catálogo de santos, reyes convertidos y milagros. Beda presta especial atención a la rivalidad entre la práctica eclesiástica centrada en Roma y las comunidades celtas cristianas que habían estado presentes en Gran Bretaña e Irlanda durante siglos antes de la llegada de los anglosajones. La obra de Beda está considerada como una de las fuentes más importantes de la historia anglosajona para la erudición actual. Es una fuente importante de la historia política, social y religiosa de Inglaterra durante la primera época anglosajona.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

La obra de BedA se considera una de las fuentes más importantes de la historia anglosajona para la erudición actual.

Beda dispuso de una gama excepcionalmente amplia de fuentes al escribir la Historia Ecclesiastica. El monasterio de Jarrow contaba con una famosa biblioteca que le dio a la comunidad monástica la reputación como centro de aprendizaje en Northumbria. Para las primeras partes de su obra, Beda sigue a autores clásicos como Plinio, Eutropio y Orosio, mientras que su relato de las invasiones de los anglosajones se basa en gran medida en la obra de Gildas De Excidio et Conquestu Britanniae (Sobre la ruina y la conquista de Gran Bretaña). Para la historia de los primeros reinos ingleses hasta su propia época, Beda se basa en gran medida en fuentes más contemporáneas, como la Vida de san Wilfrid de Eddius Stephanus, que contiene importantes relatos de los acontecimientos de finales del siglo VII d. C. También se basa claramente en la correspondencia y las entrevistas con testigos de los grandes acontecimientos de su propia época.

El tema principal de la historia de Beda es el crecimiento de la Iglesia en los reinos ingleses, es decir, anglosajones, hasta el siglo VIII d. C. Se describen, a menudo con gran detalle, los personajes y acontecimientos religiosos de este periodo. También se relatan las vidas y carreras de los gobernantes seculares, aunque en gran medida en relación con su papel en la difusión del cristianismo en Inglaterra. Los obispos, los monjes, los santos y los mártires aparecen en toda la obra, así como los reyes que los patrocinaron. Un tema común en la Historia Ecclesiastica es la responsabilidad de los reyes en las cuestiones religiosas de sus dominios. Beda se inclina claramente por los reyes de su propia patria, Northumbria. Alaba especialmente a Edwin y Oswald de Northumbria, pero también escribe descripciones muy favorables de otros reyes de Northumbria, como Æthelfrith y Oswiu.

Eliminar publicidad

Advertisement

St. Petersburg Bede
Beda de San Petersburgo
GDK (Public Domain)

La Historia Ecclesiastica consta de cinco libros distintos, con un prefacio en el que Beda dedica su obra a Ceolwulf, rey de Northumbria en el momento de su redacción. El primer libro trata en gran medida de la llegada de los romanos a Gran Bretaña, a partir de la invasión de César en el año 55 a. C. Gran parte del libro detalla la propagación del cristianismo en Gran Bretaña, y Beda relata las historias de los primeros mártires, como san Albano. También escribe sobre las luchas de Gran Bretaña en los siglos IV y V d. C., con descripciones detalladas de las numerosas usurpaciones imperiales que sacudieron la sociedad romano-británica. Describe herejías como el arrianismo y el pelagianismo que arraigaron en Gran Bretaña y causaron importantes trastornos sociales. El libro termina con la llegada de Agustín de Canterbury, enviado por el papa Gregorio Magno en el año 597 d. C. para convertir al rey Æthelberht de Kent al cristianismo.

Agustín envió a Æthelberht para decirle que había llegado de Roma trayendo la mejor de las noticias, a saber, la promesa segura y cierta de alegrías eternas en el cielo y un reino sin fin con el Dios vivo y verdadero para aquellos que la recibieran - Beda, Historia Ecclesiastica, 39 (Oxford: Oxford University Press, 2009)

Los dos libros siguientes relatan la difusión y los contratiempos de la misión romana de Agustín y los acontecimientos políticos y militares coincidentes que a menudo determinaron el destino de la Iglesia en diferentes lugares y épocas. Los herederos de Æthelberht abandonaron la fe cristiana en favor de las deidades paganas de sus antepasados. Este es un patrón que se ve en varios reinos anglosajones a lo largo de la Historia Ecclesiastica. Beda desprecia a estos reyes apóstatas y al mismo tiempo alaba a reyes como Edwin y Oswald de Northumbria, dos de los héroes de su historia. Ambos adoptaron el cristianismo y difundieron vigorosamente la fe en Northumbria, ambos también murieron en la batalla y fueron venerados como mártires poco después de su muerte. El tercer libro culmina con el Sínodo de Whitby, en el año 664 d. C., donde el rey Oswiu de Northumbria resolvió la controversia sobre la Pascua. Decidió seguir la práctica romana en la datación de la fiesta en contra de la práctica celta nativa que difería de esta.

El rey Oswiu comenzó declarando que era conveniente que aquellos que servían a un solo Dios observaran una misma regla de vida y no difirieran en la celebración de los sacramentos celestiales - Historia Ecclesiastica, 154

Los libros cuarto y quinto detallan el reinado de Ecgfrith y el declive de la supremacía de Northumbria. Beda también relata la carrera de eclesiásticos famosos de finales del siglo VII d. C., como Teodoro de Tarso, el obispo norumbriano Wilfrid de Ripon y el gran san Cuthbert de Lindisfarne. El quinto y último libro de la Historia Ecclesiastica abarca los esfuerzos misioneros en ultramar, en regiones como Frisia. Aquí Beda también ofrece una historia detallada de la controversia sobre la Pascua. Denuncia enérgicamente la práctica celta de fechar la Pascua, llegando incluso a criticar al propio san Cuthbert por seguirla. Beda escribe sobre su propio alivio al ver que, en la época en que escribía, los irlandeses se habían salvado del atroz error de celebrar la Pascua en el día equivocado.

Eliminar publicidad

Advertisement

Legado

La obra de Beda gozó de gran fama casi inmediatamente después de su muerte. Fue venerado como un santo en la comunidad monástica de Jarrow y su reputación póstuma se extendió por los territorios anglosajones vecinos. Fue recordado como una autoridad en doctrina teológica, así como por su historia, y fue extremadamente influyente en cuanto a los sistemas cronológicos utilizados por los historiadores posteriores. Su obra también fue considerada por las generaciones posteriores de eruditos, clérigos y estadistas ingleses como un texto fundacional de la identidad inglesa.

Shrine of Saint Bede the Venerable
Santuario de san Beda el Venerable
Fr Lawrence Lew, O.P. (CC BY-NC-ND)

La traducción de la Historia Ecclesiastica al inglés antiguo en la corte de Alfredo el Grande en el siglo IX d. C. se ha considerado un paso importante en el desarrollo de la identidad inglesa, frente a la cantidad de identidades regionales diferentes de los primeros reinos anglosajones. El uso del término "inglés" en la obra de Beda es una muestra de su propia noción de una identidad cultural más amplia, compartida por los habitantes de los reinos anglosajones del sur con los de Northumbria.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Gilda Macedo
Escritora freelance y traductora. Dra. en Humanidades.

Sobre el autor

Wesley Fiorentino
Wesley Fiorentino es un archivista, historiador y estudioso basado actualmente en Boston, Massachusetts. Los temas de estudio en los que se centra incluyen la literatura en inglés antiguo y la Antigüedad tardía.

Cita este trabajo

Estilo APA

Fiorentino, W. (2017, mayo 10). Beda [Bede]. (G. Macedo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15989/beda/

Estilo Chicago

Fiorentino, Wesley. "Beda." Traducido por Gilda Macedo. World History Encyclopedia. Última modificación mayo 10, 2017. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15989/beda/.

Estilo MLA

Fiorentino, Wesley. "Beda." Traducido por Gilda Macedo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 10 may 2017. Web. 25 jun 2022.

Afiliación