Decio

Definición

Donald L. Wasson
por , traducido por Martin Guzman
Publicado el 12 febrero 2014
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, persa
Decius (by Egisto Sani (used with permission), Copyright)
Decio
Egisto Sani (used with permission) (Copyright)

Decio fue emperador romano desde el 249 al 251 d.C. En el año 249 d.C. el emperador romano Filipo el Árabe envió al senador Decio como gobernador de las conflictivas provincias de Moesia y Panonia. Las legiones romanas bajo el ineficaz mando del gobernador de ese lugar estaban desertando hacia los godos invasores quienes estaban furiosos ya que Filipo había cortado los pagos de indemnización. Después de repeler a los godos y restaurar la estabilidad en la región, las legiones de Decio, cansadas del gobierno de Filipo, lo declararon emperador. Con el regreso de las legiones desertoras y el ánimo de sus tropas, Decio avanzó hacia Roma en septiembre del 249 d.C. Aunque algunos historiadores creen que Decio estaba reacio a luchar contra Filipo, los ejércitos de ambos emperadores se enfrentaron en Beroea en Macedonia, donde Decio derrotó y mató a Filipo. Poco después, el hijo y heredero de Filipo fue asesinado en el campo pretoriano en Roma. Oficialmente Roma tenía un nuevo emperador. Filipo sería el primero en una larga línea de emperadores originarios de los Balcanes.

Juventud

Quinto Decio Valerino nació alrededor del año 190 d.C. en una gran familia de terratenientes en la pequeña aldea de Budalia ubicada en la provincia balcánica de Panonia. El joven aspirante Decio se casó en una respetable familia etrusca, con Herenia Etruscila, con quien tendría dos hijos, Herenio y Hostiliano. A diferencia de varios de sus predecesores (como Macrino, Maximino y Filipo quienes habían ganado renombre en el ejército), Filipo tenía poca o nula experiencia militar, por lo que sirvió como miembro distinguido del Senado romano e incluso como cónsul en el año 232 d.C. Desde el 235 al 238 d.C. fue gobernador de Germania Inferior y más tarde de Hispania Tarraconense. Durante el reinado de Filipo, antes de ser enviado a Moesia y Panonia, fue prefecto urbano de Roma. Y en un extraño giro de los acontecimientos, cuando Filipo se ofreció a dejar el cargo de emperador, fue Decio quien lo detuvo diciendo que era innecesaria.

Eliminar publicidad
Advertisement

Decio como emperador

En el año 250 d.C. decio regresó al servicio militar cuando lideró las fuerzas a los balcanes para enfrentarse a los godos resurgentes.

Después de derrotar a Filipo y consolidar su poder en Roma, el emperador se enfocó en una serie de proyectos de construcción, incluida la reparación del viejo Coliseo y la construcción de los Baños de Decio. En el 250 d.C., regresó al servicio militar cuando lideró las fuerzas a los Balcanes para enfrentarse a los resurgentes godos quienes habían cruzado el Danubio hacia la provincia de Tracia y atacaban la ciudad de Filipópolis. Fue ahí donde los godos se aliarían con el gobernador provincial Tito Julio Prisco. Con el apoyo godo, Prisco no perdió el tiempo y se declaró emperador. Sin embargo, desafortunadamente para Prisco (y aunque la fecha exacta se desconoce), fue asesinado por sus nuevos aliados antes de que pudiera disfrutar de los beneficios del cargo imperial. En el año 251 d.C., mientras aún luchaba lejos de Roma, Decio recibió noticias de un segundo usurpador del trono, un senador llamado Julio Valente Liciniano. A diferencia de Prisco, tenía cierto apoyo en Roma tanto en el Senado como en la población, pero tanto su rebelión como él serían reprimidos por Publio Licinio Valeriano (futuro emperador entre 253 - 260 d.C.) quien había sido nombrado por Decio para atender las tareas administrativas durante su ausencia.

Aun así, Decio no podía molestarse con estos usurpadores. Su principal preocupación era el líder de los godos, Cniva. A pesar de ser repelido por las fuerzas de Decio, el "bárbaro" invasor continuó hacia el este donde se le unieron los carpos, quienes habían cruzado a la provincia romana de Dacia. Con la esperanza de detener a Cniva, el emperador envió a su hijo mayor Herenio hacia Moesia, donde Decio pronto lo siguió. Desafortunadamente, tanto Decio como su hijo (quien había sido nombrado coemperador) fueron incapaces de repeler a Cniva y sus fuerzas combinadas. Ambos huyeron hacia Oescus donde se les unió el gobernador de Moesia Inferior y Superior, Treboniano Galo. Sin embargo, y a pesar de algunos éxitos iniciales, Decio y su hijo (al igual que la mayor parte de su ejército) quedaron atrapados en un pantano y murieron en la batalla de Abrito. Decio fue el primer emperador romano en morir en batalla contra un enemigo extranjero. Treboniano Galo asumió el título imperial (251 - 253 d.C.) y rápidamente hizo paz con los godos. A su regreso a Roma, nombró al hijo menor de Decio como su coemperador, pero el joven moriría poco después.

Eliminar publicidad
Advertisement

Roman Empire 271 CE
Imperio romano 271 d.C.
Pomalee et al. (CC BY-SA)

Desafortunadamente para el emperador Decio, sería recordado más por su persecución de los cristianos que por sus campañas militares. Y aunque los cristianos no fueron nombrados directamente en ninguno de los edictos imperiales, era evidente para quiénes estaban destinados. Algunos historiadores especulan que su disgusto por los cristianos se debía a las políticas menos agresivas de Filipo (con el persistente rumor de que Filipo era cristiano). Decio declaró que todos los ciudadanos no solo tenían que sacrificar a los dioses romanos sino también observar rituales paganos, algo que los judíos y cristianos, desde el reinado de Nerón, siempre se habían negado a hacer. Si bien no se ordenó a los cristianos que renunciaran a su fe, la tortura y la ejecución fueron comunes para aquellos que se negaban a mostrar lealtad, incluso el mismo papa Fabián no fue salvado. Esta lealtad se extendía no solo a los dioses romanos, pero también al emperador a través del culto imperial. Más aún, Decio tenía una fascinación con muchos de quienes le habían precedido y, en un intento de reafirmar su divinidad, emitió monedas para honrar a cada uno de ellos. Tanto así que, para asociarse con el emperador romano Trajano, Decio incluso adoptó el nombre Trajanus. Estas persecuciones solo finalizaron después de la muerte del emperador, solo para ser retomadas bajo el emperador Diocleciano 50 años después.

Eliminar publicidad
Publicidad

Bibliografía

La World History Encyclopedia está asociada a Amazon y recibe una comisión por las compras de libros que cumplan los requisitos.

Sobre el traductor

Martin Guzman
Ingeniero en Tecnologías de la Información. Interesado en temas históricos pero especialmente en historia militar. Busca compartir el interés de estos temas y hacerlo llegar a una mayor cantidad de personas.

Sobre el autor

Donald L. Wasson
Donald impartió clases de Historia de la Antigüedad, de la Edad Media y de los Estados Unidos, en el Lincoln College (Normal, Illinois) y desde que comenzó a leer sobre Alejandro Magno, siempre ha sido y será un estudiante de historia. Le hace ilusión transmitir conocimientos a sus alumnos.

Cita este trabajo

Estilo APA

Wasson, D. L. (2014, febrero 12). Decio [Decius]. (M. Guzman, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-12459/decio/

Estilo Chicago

Wasson, Donald L.. "Decio." Traducido por Martin Guzman. World History Encyclopedia. Última modificación febrero 12, 2014. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-12459/decio/.

Estilo MLA

Wasson, Donald L.. "Decio." Traducido por Martin Guzman. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 12 feb 2014. Web. 22 feb 2024.

Afiliación