Robert Clive

Costes de servidor Recaudación de fondos 2024

¡Ayuda a nuestra misión de proporcionar educación histórica gratuita al mundo! Haz un donativo y contribuye a cubrir nuestros costes de servidor en 2024. Con tu apoyo, millones de personas aprenderán historia de forma totalmente gratuita cada mes.
$3389 / $18000

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 06 octubre 2022
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
X
Robert Clive (by National Portrait Gallery, Public Domain)
Robert Clive
National Portrait Gallery (Public Domain)

Robert Clive (1725-1774), también conocido como "Clive de la India" y barón Clive de Plassey, fue el artífice de la expansión de la Compañía de las Indias Orientales en la India. Más conocido por su victoria en Plassey (Bengala) en 1757, la reputación de Clive se resintió en vida por las acusaciones de corrupción y, posteriormente, por ser uno de los principales arquitectos del imperialismo británico en la India.

La Compañía de las Indias Orientales

Robert Clive nació en el seno de una familia de la alta burguesía en la casa solariega de Styche Hall, en Shropshire, Inglaterra, el 29 de septiembre de 1725. Su padre era Richard Clive y su madre Rebecca Gaskell. Estudió en la escuela Merchant Taylor's de Londres a partir de 1737 y luego contabilidad en una escuela especializada de Hemel Hempstead. Con solo 17 años, Clive se incorporó a la Compañía de las Indias Orientales como un humilde "escritor" o empleado en diciembre de 1742. Llegó a la India en 1744 tras un viaje inusualmente largo de 15 meses, ya que su barco había encallado en la costa de Brasil. Fue aquí, en la India, donde cumpliría su ambiguo destino como defensor del Imperio Británico y como colonialista totalmente despiadado. El historiador S. Mansingh ofrece el siguiente resumen del carácter de Clive "robusto, violento, egocéntrico, emotivo, generoso, valiente y brillante en la adversidad" (101).

Eliminar publicidad
Publicidad

La Compañía era una sociedad anónima fundada en 1600 que se convertiría en representante comercial de la Corona británica en todo el este del Cabo de Buena Esperanza. Dado que la Compañía Holandesa de las Indias Orientales monopolizaba el comercio de especias en Indonesia, la Compañía se centró en la India. A principios del siglo XVII, la compañía estableció un centro comercial en Surat de acuerdo con el emperador mogol. A medida que avanzaba el siglo se fueron creando más centros: Masulipatam (Machilipatnam) y Madrás (Chennai, 1640), Hughli (1658), Calcuta (Kolkata, 1690) y Bombay (Mumbai, 1668). La Compañía disfrutó de un monopolio comercial con la India hasta 1813 y, como resultado, hizo una fortuna. A mediados del siglo XVIII, la Compañía buscaba ampliar sus territorios en la India y, para ello, necesitaba construir un ejército y encontrar hombres que lo dirigieran.

Los primeros años de su carrera

Clive llegó a Madrás en 1744 y comenzó sus funciones como empleado de la Compañía. Sin mucho que hacer después del trabajo, pasó mucho tiempo educándose en la biblioteca de la Compañía. Apenas dos años después, la Compañía Francesa de las Indias Orientales, especialmente activa en el sur de la India, tomó Madrás, y Clive se encontró prisionero. Afortunadamente para Clive y la Compañía, una tormenta de monzones destrozó gran parte de la flota francesa y los obligó a retirarse. Mientras tanto, Clive y tres colegas se escaparon, disfrazados de indios. Al llegar de nuevo a territorio controlado por la Compañía, Clive se alistó en el ejército de la Compañía y, luego de más combates con los franceses, fue ascendido al rango de alférez.

Eliminar publicidad
Publicidad

Mughal India c. 1707
La India mogol c. 1707
Simeon Netchev (CC BY-NC-ND)

Clive luchó con distinción en el intento fallido de tomar Pondicherry, controlada por los franceses, y fue ascendido al rango de teniente. Participó en dos ataques a Tanjore, controlada por los franceses, en 1749. La primera operación fue un fracaso, pero la segunda fue un éxito, y Clive se ganó los siguientes elogios de su comandante, el mayor Stringer Lawrence: "El genio precoz de este joven me sorprendió y llamó la atención... se comportó con valor y criterio mucho más allá de lo que podía esperarse de sus años" (Fraught, 24). Clive fue ascendido de nuevo, esta vez a mayordomo de Lawrence. Este puesto hacía a Clive responsable de los suministros al Fuerte San Jorge, en Madrás, y como era costumbre en estos trabajos, tenía derecho a una parte de cada trato. Así comenzó la primera acumulación de la legendaria riqueza de Clive. No todo fue positivo. El ascenso de Clive a capitán había sido rechazado, ya que la Compañía buscaba centrarse en el comercio, no en la guerra, sufrió un grave ataque de fiebre tifoidea y las luchas en curso con los franceses iban mal.

Clive resistió el asedio de Arcot que duró 52 días y obtuvo su primer gran éxito militar.

El asedio de Arcot

En agosto de 1751, Clive fue finalmente nombrado capitán, y dirigió una fuerza de 200 soldados británicos y 500 cipayos (soldados indios) en una marcha de 65 millas (105 km) desde Madrás hasta la ciudad desierta de Arcot, entonces capital de la región del Carnatic. Se esperaba que un ataque a Arcot pudiera aliviar la presión sobre los británicos sitiados en Trichinopoly. En este período, las compañías británicas y francesas a menudo luchaban en una guerra por delegación a través de su apoyo a los gobernantes locales y sus ejércitos. Arcot iba a ser precisamente un compromiso de este tipo. Cuando Clive atravesó una tormenta y llegó a Ascot, la fuerza defensiva de unos 1000 hombres ya había huido. Ahora, sin embargo, Clive tendría que defender Arcot contra un asedio.

Eliminar publicidad
Publicidad

Clive recibió importantes refuerzos desde Madrás, incluida la artillería, pero se vio muy superado por el ejército combinado de tropas francesas y de Chandra Sahib, el nizam de Hyderabad, que lo asediaba. Clive ahora tenía solo unos 300 hombres frente a un enemigo de unos 7000, por lo que se vio obligado a mantener solamente el fuerte de Arcot. El calor del desierto era insoportable y las fortificaciones se estaban desmoronando, pero Clive tenía mucha comida, agua y municiones, por lo que resistió el asedio hasta que pudo llegar una fuerza de socorro. El socorro llegó, pero no en la forma que Clive esperaba. En la agitación de la política regional, los marathas, que habían apoyado a un nizam rival del candidato apoyado por los franceses, enviaron un ejército de 6000 hombres a Arcot. Los sitiadores se dieron cuenta de que debían actuar ahora o nunca, y lanzaron un ataque final contra el fuerte. Los hombres de Clive resistieron la embestida, que incluyó disparar a los elefantes de guerra del enemigo y provocar su estampida sobre sus propios hombres. Con la llegada de una pequeña fuerza de socorro británica y la noticia de que los marathas estaban acampados cerca, Chandra Sahib se retiró. Clive había resistido el asedio de 52 días y había logrado su primer gran éxito militar, lo que también anunciaba un cambio de rumbo contra los franceses.

Clive at the Siege of Arcot
Clive en el asedio de Arcot
Ernest Wallcousins (Public Domain)

Clive replicó la victoria de Arcot en Arni, en diciembre de 1751. La situación geopolítica seguía siendo muy fluida, pero la deserción de cipayos de los ejércitos franceses a los británicos fue una importante consecuencia de las victorias de Clive. Finalmente, la Compañía vio el beneficio de invertir en su brazo militar, y un ejército rejuvenecido obtuvo otra victoria, esta vez en Kaveripak en febrero de 1752. Los gobernantes locales y los marathas empezaron a ver que, de las dos potencias europeas, los británicos eran los principales candidatos a establecer el dominio regional, por lo que dieron apoyo militar a un ejército de la Compañía que cada vez era más numeroso. En junio de 1752 se ganó una importante batalla, y luego un asedio, en Trichinopoly, donde los británicos fueron dirigidos una vez más por Stringer Lawrence. Clive había estado a cargo de la artillería en la batalla campal, pero desobedeció las órdenes y fue en busca de una columna de suministros francesa; no la encontró y fue derrotado a su regreso, cuando su campamento fue invadido. Ese día Clive estuvo a punto de morir pero escapó con una cicatriz en la cara como recordatorio permanente de la importancia de que los oficiales no desafiaran a sus comandantes.

Regreso a Inglaterra

En 1753, Clive colgó su sable y regresó al comercio de la Compañía en Madrás. En febrero se casó con Margaret Maskelyne y regresó a Inglaterra, donde nació su primer hijo, Edward, el 7 de marzo de 1754. La pareja tendría cuatro hijos más que sobrevivieron a los peligros de la infancia.

Eliminar publicidad
Publicidad

Clive fue elegido diputado por Mitchell, en Cornualles, en 1754; un escaño muy disputado y un "municipio podrido" (que se puede comprar). En 1755, Clive decidió que aún no estaba preparado para una vida establecida en Inglaterra, por lo que él y Margaret regresaron a la India. Ahora, como teniente coronel del ejército de la India, Clive estaba preparado para convertirse en el próximo gobernador de Madrás. Mientras tanto, el objetivo de Clive era utilizar Bombay como base para atacar las posesiones francesas en la India y a su representante, el nizam de Hyderabad. Clive tomó la fortaleza de Gheria en febrero de 1756 y regresó a Madrás. Pero fue en Bengala donde una crisis estaba a punto de estallar. Un nuevo gobernante de Bengala, Nawab Siraj ud-Daulah (nacido en 1733), se opuso a la presencia de la Compañía y marchó sobre Calcuta en junio de 1756. Se produjo un breve asedio y la ciudad cayó.

East India Company Madras Army
Armada de la Compañía de las Indias Orientales de Madrás
Unknown Artist (Public Domain)

El agujero negro de Calcuta

Clive recibió la noticia de la pérdida de Calcuta en agosto. Era obvio que la Compañía tenía que responder, pero los llamamientos a una expedición punitiva se vieron alimentados por un infame incidente que vivió mucho tiempo en la psique británica (y aún más en la lengua inglesa): los terrores del Agujero Negro de Calcuta. Según un superviviente, John Zephaniah, él y otros soldados que habían defendido Calcuta fueron encarcelados en una única celda con dos pequeñas ventanas. Al sufrir calor extremo y deshidratación, solo 23 hombres de los 146 originales sobrevivieron al Agujero Negro. Hoy en día se sigue debatiendo el número real de prisioneros, que puede haber sido mucho menor, pero el efecto del incidente fue hacer que hombres como Clive estuvieran decididos a vengarse. El incidente también se convirtió en una de esas dudosas justificaciones de lo que los británicos consideraban su presencia "civilizadora" en la India, especialmente durante la época victoriana.

Clive fue debidamente enviado con un ejército para restablecer la presencia comercial de la Compañía en Calcuta. Navegando en cinco barcos y con un ejército de unos 1500 hombres, Clive logró recapturar Calcuta en enero de 1757, pero Siraj ud-Daulah seguía teniendo un ejército masivo y los franceses controlaban Chandernagore, justo en la costa. Clive estaba decidido a actuar militarmente. A finales de enero capturó el fuerte de Hughli, que fue destruido por los cañones de la flota de la Compañía. Un ataque al ejército del nawab en las afueras de Calcuta tuvo menos éxito y obligó a Clive a retirarse. Ambos bandos empezaron a desconfiar del otro y de las grandes bajas que les acarrearía cualquier enfrentamiento futuro, pero el control de Bengala estaba en juego. Se acordó un tratado de paz, pero ambas partes sabían que no era más que una pausa temporal. Mientras tanto, Clive podía ocuparse de la presencia francesa en la región. En marzo de 1757, Clive atacó y capturó Chandernagore, poniendo fin a cualquier ambición restante de los franceses en Bengala. Cuando los Seths hindúes de Murshidabad, una dinastía de financieros preocupados por la caída del comercio europeo que supondría un conflicto mayor, retiraron su apoyo al ahora aislado nawab, Clive aprovechó el momento.

Eliminar publicidad
Publicidad

Plassey y la riqueza

El 23 de junio de 1757, Clive llevó a sus fuerzas de la Compañía a la victoria en la batalla de Plassey, a orillas del río Bhagirathi, en Bengala. El ejército de Clive estaba formado por 1400 cipayos y 700 europeos. El oponente de Clive era el ejército de Siraj ud-Daulah. La fuerza del nawab estaba bien entrenada y era mayor en tamaño que la de Clive —quizá unos 50.000 hombres—, pero no eran tropas ni comandantes leales. Clive solo disponía de 10 cañones de tamaño considerable en comparación con los 51 del nawab (o 53 según el propio Clive), pero una ventaja importante fue la deserción de uno de los generales del nawab, Mir Jafar (1691-1765).

Robert Clive & The East India Company Rule in India, c. 1765
Robert Clive y el gobierno de la Compañía de las Indias Orientales en la India, c. 1765
Simeon Netchev (CC BY-NC-ND)

Los combates comenzaron con la habitual descarga de artillería de ambos bandos. Luego, un fuerte aguacero inclinó la balanza. Los cañones del nawab no estaban protegidos, pero los artilleros de Clive habían utilizado sabiamente lonas para mantener seca la pólvora. Cuando pasó la tormenta, el nawab, probablemente pensando que los cañones de Clive también estaban fuera de combate, envió a su caballería. La artillería británica volvió a abrirse y a abatir la caballería enemiga. A la vista de esta carnicería, la mayor parte de la infantería del nawab comenzó a abandonar el campo, pero fue perseguida por las reservas de Clive en un caótico y sangriento combate cuerpo a cuerpo en el que participaron hombres, camellos y elefantes en pánico. La batalla se ganó con 50 bajas para los británicos y más de 500 muertos y heridos para el ejército del nawab. El nawab fue capturado, ejecutado y sustituido por Mir Jafar. El vasto tesoro del exnawab se repartió entre los vencedores, como era la norma, y Clive se enriqueció enormemente, adquiriendo lo que hoy serían más de 50 millones de dólares. Un agradecido Mir Jafar también cedió a Clive los lucrativos derechos de las rentas anuales (jagir) de los alrededores de Calcuta.

La victoria en Plassey permitió a la Compañía desviar los recursos de Bengala sin pagar los costos de administración, que quedaron a cargo del nawab, ya que la Compañía no tenía intención de convertirse en una potencia colonial. Como inicio de la expansión del dominio territorial de la Compañía, Plassey y 1757 se citan a menudo como el comienzo del dominio británico en la India. La batalla también hizo que Clive se asociara para siempre con el subcontinente y le valió el apodo de "Clive de la India". Fue nombrado gobernador de Bengala en febrero de 1758, cargo que ocupó durante dos años.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Clive regresó a Inglaterra en julio de 1760. Compró propiedades, entre ellas Walcott Hall en Shropshire (su residencia favorita), y volvió a obtener un escaño en el Parlamento, esta vez como diputado por Shrewsbury en 1761. En marzo de 1762 se le concedió el título de par irlandés y a partir de entonces se le conoció como Lord Clive o Barón Clive de Plassey. Sin embargo, la Compañía se resistía a desaprovechar el talento de Clive y, para hacer frente a una nueva crisis con un nuevo nawab, en 1764 fue nombrado gobernador de Bengala por segunda vez. Es muy posible que Clive prefiriera quedarse en Inglaterra y construir allí su carrera, pero la Compañía estaba dividida en cuanto a si debía conservar sus ingresos anuales de Calcuta, y esta puede haber sido la zanahoria que lo hizo embarcarse una vez más hacia el subcontinente. Esta vez Margaret Clive se quedó en Inglaterra con los niños.

Las reformas de Clive y los Dewani

De vuelta en Calcuta en mayo de 1765, una de las tareas que la Compañía le encomendó a Clive fue reducir la corrupción, sobre todo en Calcuta, y esto lo consiguió aumentando la regulación y reduciendo el comercio privado por parte de los empleados (algo de lo que él mismo siempre se había beneficiado). Clive abolió dos costosas y dudosas tradiciones por las que los empleados de la Compañía recibían regalos como parte de los tratos comerciales y cobraban dos sueldos, uno por la administración y otro por el servicio militar (batta). El intento de Clive de reducir la corrupción no tuvo éxito a largo plazo y provocó un gran malestar entre los empleados de la Compañía. Las reformas de Clive también se aplicaron al personal militar, que se sintió tan descorazonado por los recortes en la batta que tuvo que sofocar el breve "motín blanco" de los oficiales británicos. Aun así, las reformas de Clive consiguieron que el brazo civil de la Compañía mantuviera su control sobre el brazo militar. Uno de los últimos actos del gobernador en la India fue establecer pensiones de la Compañía para sus soldados y comerciantes, y fondos para aquellos a los que se les daba de baja por incapacidad o sus viudas.

Robert Clive & Shah Alam
Robert Clive y Shah Alam
Benjamin West (Public Domain)

Mientras tanto, el brazo militar de la Compañía seguía dando recompensas. El 22 de octubre de 1764, en la batalla de Buxar en Patna, las fuerzas de la Compañía bajo el mando de Hector Munro derrotaron a las del emperador mogol Shah Alam II comandadas por Nawab Mir Kasim. Clive viajó para reunirse con Shah Alam II, quien, a cambio de un tributo anual de la Compañía, le concedió el derecho a recaudar ingresos de la tierra (dewani) en Bengala, Bihar y Orissa. El acuerdo se cerró el 12 de agosto de 1765 y garantizó que la Compañía dispusiera ahora de vastos recursos para expandirse y proteger sus intereses. El pueblo de Bengala, en particular, pronto sentiría el impacto de la despiadada explotación de la Compañía.

Regreso final a Inglaterra

Clive regresó a Inglaterra en 1767. Nunca fue un viajero ligero y volvió con una gran cantidad de recuerdos, curiosidades y, por supuesto, más riqueza de sus ingresos anuales de Calcuta. Los recuerdos indios de Clive se conservan hoy en el Museo Clive del Castillo de Powis, en Gales.

En 1768, volvió a ser diputado por Shrewsbury. En 1772, fue nombrado miembro del Comité Selecto de Asuntos Indios de la Cámara de los Comunes, pero algo no cerraba. Clive, a pesar de haber desarrollado el proyecto de construcción del imperio en la India y de haber sentado las bases del Raj británico, era considerado por muchos de sus compatriotas como demasiado poderoso. Se acusaba a Clive y a los suyos de enriquecerse en lugar de servir a los intereses británicos más amplios. También tenía viejos enemigos, los que se habían perdido el botín de Plassey, los funcionarios de la Compañía que se habían opuesto a sus reformas y la prensa, que recordaba alegremente a sus lectores los humildes orígenes de Clive. Los asuntos de la Compañía fueron sometidos a un escrutinio público cada vez mayor. El Parlamento abrió una investigación sobre los asuntos de Clive y las grandes riquezas que había saqueado. Clive se defendió en la Cámara de los Comunes en mayo de 1773 con su característica bravuconería: "¡Por Dios, en este momento, me asombra mi propia moderación!" (Faught, xi). Al final, Clive fue honorablemente absuelto con la nota de que había prestado a su país "grandes y meritorios servicios" (Watney, 215). Ahora todo el mundo se daba cuenta de que la culpa de la mala gestión de los intereses británicos en el extranjero recaía en la propia Compañía y que, tal y como Clive había recomendado al gobierno, terminaría siendo absorbida por el Estado.

En sus últimos años, Clive sufrió una larga serie de dolorosas enfermedades que incluyeron la malaria, los cálculos biliares, la gota, el reumatismo y los problemas intestinales, ninguna de las cuales se vio favorecida por las largas visitas a las supuestamente reconstituyentes aguas de Bath o a los cálidos climas del sur de Europa. El opio era la única fuente de alivio temporal, e incluso este fue perdiendo eficacia. Clive se suicidó en su casa de Berkeley Square 45 el 22 de noviembre de 1774. Se dice que se cortó el cuello con una navaja, pero algunos han especulado que murió de una sobredosis accidental. Se erigirían estatuas públicas de "Clive de la India", pero su rumoreado suicidio hizo que se lo enterrara en secreto bajo el suelo de la iglesia de Santa Margarita de Antioquía, en el pueblo de Moreton Say, Shropshire.

Eliminar publicidad
Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Por qué era conocido Robert Clive?

Robert Clive fue conocido por ampliar el territorio de la Compañía de las Indias Orientales a partir de 1757, cuando sentó las bases del Raj o gobierno británico en la India.

¿De qué se acusó a Robert Clive?

Robert Clive fue acusado de corrupción, es decir, de extraer riquezas para su uso personal cuando deberían haber ido a parar a los accionistas de la Compañía de las Indias Orientales. Fue juzgado por el Parlamento y declarado inocente.

¿Cómo murió Robert Clive?

Robert Clive murió en 1774, pero el cómo es un misterio. La teoría más extendida es que se suicidó cortándose la garganta con un cuchillo, pero es posible que muriera de una sobredosis accidental o intencionada de drogas.

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública (inglés/español), uruguaya, con estudios avanzados de Lingüística. Sus áreas de experiencia como traductora son la traducción biosanitaria y la traducción jurídica. Le interesan la Historia y las humanidades en general.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es el director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2022, octubre 06). Robert Clive [Robert Clive]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-21074/robert-clive/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Robert Clive." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación octubre 06, 2022. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-21074/robert-clive/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Robert Clive." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 06 oct 2022. Web. 22 jul 2024.

Afiliación