Ana, reina de Gran Bretaña

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 16 septiembre 2022
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés
Anne, Queen of Great Britain (by Unknown Artist, Public Domain)
Ana, reina de Gran Bretaña
Unknown Artist (Public Domain)

Ana reinó como reina de Inglaterra, Escocia e Irlanda desde 1702 y luego, tras el Acta de Unión de 1707, sobre un reino unido como reina de Gran Bretaña hasta su muerte en 1714. El reinado de Ana, el último de los monarcas Estuardo, fue testigo de la Guerra de Sucesión española, que ayudó a Gran Bretaña a establecerse como una gran potencia mundial.

La familia Estuardo

Jacobo II de Inglaterra (que reinó de 1685 a 1688) sustituyó en el trono a su difunto hermano Carlos II de Inglaterra (que reinó de 1660 a 1685), ya que este no tenía heredero legítimo. Jacobo era católico, pero parte del trato que le permitió suceder a su hermano protestante en 1685 fue que prometiera educar a sus dos hijas como protestantes. La primera esposa de James fue Ana Hyde, la hija del conde de Clarendon (m. 1660). La pareja tuvo dos hijas: Mary (nacida en 1662) y la más joven Ana, nacida el 6 de febrero de 1665 en el Palacio de St. James. Ana Hyde murió por enfermedad en 1671, y el rey Jacobo se casó de nuevo, esta vez con Mary (fallecida en 1718), hija del duque de Módena. La pareja real tuvo un hijo, James Francis Edward, que nació el 10 de junio de 1688. Hubo rumores de que el príncipe era un forastero traído por conveniencia, y la propia Ana tenía sus sospechas sobre su legitimidad. El nacimiento relegó a María y a Ana a la segunda y tercera línea del trono, respectivamente. Para Ana, en particular, la improbable probabilidad de que se convirtiera en monarca supuso que no recibiera la educación ni la preparación de que gozaban otros futuros soberanos.

Eliminar publicidad

Advertisement

La llegada de un nuevo heredero al trono, que seguramente sería educado como católico al igual que sus dos padres, unida a la política procatólica del rey y a su manera autoritaria, preocupó seriamente a muchos en el Parlamento. Para mantener la integridad del Parlamento, los logros de la Reforma inglesa y la primacía del protestantismo en Inglaterra, varios nobles ahora buscaban un rey alternativo en el extranjero. La opción obvia era Guillermo, Príncipe de Orange. El holandés era protestante y, al mando de una poderosa armada, sería un aliado muy útil. Además, Guillermo estaba estrechamente relacionado con la familia real británica. Guillermo era, por parte de madre, nieto de Carlos I de Inglaterra (que reinó de 1625 a 1649), y se había casado con la hija de Jacobo II, María, en 1677. Guillermo deseaba contar con la armada, el ejército profesional y los recursos de Inglaterra para ayudarlo en su conflicto con Luis XIV de Francia (que reinó de 1643 a 1715).

La hermana de María II, Ana, fue declarada heredera oficial en febrero de 1695.

La invasión de Inglaterra por parte de Guillermo fue muy tranquila, y el rey Jacobo, al ver deserciones a diestra y siniestra (incluso por parte de su hija Ana) tomó la prudente medida de escapar a Francia. Fue la Revolución Gloriosa de 1688. El Príncipe de Orange se convirtió en Guillermo III de Inglaterra y su esposa María II de Inglaterra (y reinaron de 1689 a 1694). Ambos gobernaron en conjunto hasta que María murió de viruela en diciembre de 1694. Ana mantuvo una relación incómoda con Guillermo, al que describió en cartas con términos despectivos como "el monstruo holandés" (Cannon, 308). En gran medida, la familia política real mantuvo su relación distante y formal.

Eliminar publicidad

Advertisement

Family Tree of the Royal House of Stuart 1603-1714
Árbol genealógico de la Casa Real de Estuardo, 1603-1714
Simeon Netchev (CC BY-NC-SA)

Sucesión

Guillermo y María no tuvieron hijos supervivientes, por lo que la hermana de la difunta María, Ana, fue declarada heredera oficial en febrero de 1695. Guillermo murió como consecuencia de un accidente de equitación el 8 de marzo de 1702. Jacobo II, que seguía exiliado en Francia, había muerto en 1701, pero su hijo Jacobo (el Viejo Pretendiente) y su nieto Carlos (el Joven Pretendiente) mantuvieron la llama de la rebelión, especialmente en las Tierras Altas de Escocia. No obstante, el trono de Ana estaba asegurado. Sin embargo, la reina, al igual que Guillermo y María antes que ella, formaba ahora parte de una monarquía constitucional, en la que el Parlamento era mucho más poderoso que en los primeros tiempos de los Estuardo. En la década que siguió a la Revolución Gloriosa, el Parlamento había adquirido la máxima autoridad en las áreas clave de aprobación de leyes y recaudación de impuestos. A partir de entonces, ningún monarca podía mantener su propio ejército permanente, solo el Parlamento podía declarar la guerra y cualquier nuevo monarca debía jurar en su coronación que defendería la Iglesia protestante. El monarca no podía ahora destituir al Parlamento por capricho y sus cuentas eran controladas por la Lista Civil.

Ana fue coronada en la Abadía de Westminster el 23 de abril de 1702, a la edad de 37 años. Se había casado con el príncipe Jorge de Dinamarca (1653-1708), hijo de Federico III de Dinamarca (que reinó de 1648 a 1670), el 28 de julio de 1683. El rey Guillermo nombró a Jorge duque de Cumberland, pero fue ignorado en gran medida hasta que Ana se convirtió en reina, e incluso entonces su desinterés por la vida política hizo que siguiera siendo una figura marginal. La pareja tuvo muchos hijos, pero desgraciadamente, todos menos uno murieron muy jóvenes o nacieron muertos. El único heredero fue Guillermo, duque de Gloucester (nacido en 1700), pero también fue un niño enfermo y murió a los 12 años.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Queen Anne of Great Britain by van der Vaardt
Reina Ana de Gran Bretaña, de van der Vaardt
Scottish National Gallery (Public Domain)

Acontecimientos clave del reinado

Compañeros personales

Ana se interesó mucho por su papel como parte del aparato de una monarquía constitucional. Por ejemplo, a menudo asistía a las reuniones del gabinete e incluso a los debates en la Cámara de los Lores, disfrazada de mujer corriente. Estaba segura de sus convicciones y se resistía a las presiones de los demás, como se vio incluso antes de su sucesión en el asunto Churchill. Se sospechaba que John Churchill (futuro duque de Marlborough, 1650-1722) estaba tramando el regreso de Jacobo II, por lo que la princesa Ana fue advertida de que la esposa de Churchill, Sarah Jenyns (también escrito "Jennings"), ya no era una integrante adecuada de su corte. Aunque Ana había aprobado la Revolución Gloriosa de Guillermo y María, la princesa se negó a despedir a Sarah, lo que provocó el disgusto de su hermana, la reina María, y provocó su expulsión del palacio de Whitehall. Las dos hermanas Estuardo no volvieron a dirigirse la palabra. Finalmente, la reina Ana se cansó de la compañía de Sarah Jenyns (la gota que colmó el vaso fue una discusión pública frente a la catedral de San Pablo a causa del vestuario) y su nueva favorita pasó a ser Abigail Masham. Las relaciones de la reina con sus confidentes femeninas más cercanas dieron lugar a cotilleos y especulaciones de que Ana era lesbiana.

La Guerra de Sucesión Española supuso la ampliación de las colonias británicas en Norteamérica.

Whigs y tories

Eliminar publicidad

Advertisement

El reinado de Ana fue una época turbulenta en términos políticos. Fue el período en el que se formaron más claramente los partidos políticos. Había dos grupos principales en el Parlamento: los whigs y los tories. Los whigs eran una mezcla de ricos terratenientes, empresarios y especuladores financieros. Eran defensores acérrimos de los poderes parlamentarios, por lo que solo deseaban una monarquía muy limitada. Los tories eran más reaccionarios y estaban formados en gran parte por la alta burguesía que creía en las dos grandes tradiciones de la monarquía y la iglesia. Ana estaba por encima de la política partidista, como ella misma declaró en una ocasión: "Todo lo que deseo es mi libertad para animar y emplear a todos los que concurren fielmente a mi servicio, ya sean whigs o tories" (Dicken, 256). Ana dejó los asuntos de Estado en manos de sus principales ministros, como el Lord Tesorero, Sidney, el barón Godolphin, el Secretario de Estado Robert Harley y John Churchill (de nuevo a favor), que dirigió las fuerzas armadas y se encargó de los asuntos diplomáticos.

Guerra de Sucesión española

Era raro que un monarca disfrutara de un reinado totalmente pacífico, y Ana no fue una excepción. La Guerra de Sucesión española de 1701-14 vio cómo la mayor parte de Europa terminó envuelta en la cuestión de quién debía heredar el Imperio español tras la muerte de Carlos II de España. Durante el conflicto, Inglaterra obtuvo varias victorias importantes, en particular la toma de Gibraltar por el almirante Rooke en 1704 y, más tarde ese mismo año, la gran victoria en la batalla de Blenheim, en Alemania, que fue dirigida por el duque de Marlborough. En agradecimiento, Ana se aseguró de que los fondos públicos se destinaran a la construcción de la casa de la familia Churchill, el magnífico Palacio de Blenheim en Oxfordshire. Otras grandes victorias británicas ocurrieron en Ramillies en 1706 y en Oudenarde en 1708. En 1713-15, el Tratado de Utrecht puso fin a la Guerra de Sucesión española y dio lugar a la ampliación de las colonias británicas en América del Norte (Terranova y Nueva Escocia) y a un lucrativo contrato de monopolio para el envío de esclavos desde África a las colonias del Imperio español.

Blenheim Palace
Palacio de Blenheim
Dreilly95 (CC BY-SA)

Acta de Unión

Otros acontecimientos clave fueron, en 1705, la aprobación por el Parlamento de la primera ley de derechos de autor de Gran Bretaña, el Estatuto de Ana. En 1707, el Acta de Unión unió formalmente a Inglaterra y Escocia en un único reino ahora llamado Gran Bretaña. El objetivo era limitar la posibilidad de que los escoceses volvieran a tener un monarca independiente, tal era su aversión a los herederos oficiales de Ana, la familia Hannoveriana, seleccionada como tal en el Acta de Establecimiento de 1701. En virtud del Acta de Unión, los parlamentos escocés e inglés se convirtieron en uno solo (con la ampliación de Westminster para incluir a 45 diputados escoceses), la moneda de los dos reinos pasó a ser la misma, se concedió el libre comercio y se adoptó una bandera de la unión. La iglesia presbiteriana escocesa, el poder judicial y el sistema educativo siguieron siendo independientes. Para aprobar el acta, se pagaron múltiples sobornos a los nobles escoceses y una suma global de 400.000 libras a Escocia. Sin embargo, estos esfuerzos entre bastidores no lograron evitar los disturbios de protesta en Edimburgo y Glasgow. El Acta de Unión fue aprobada por el Parlamento escocés el 16 de enero de 1707 y por el Parlamento inglés el 6 de marzo. En el año 1707 también se celebraron las primeras elecciones generales. En 1708 se completó la catedral de San Pablo en Londres, construida según un magnífico diseño barroco de Sir Christopher Wren.

Eliminar publicidad

Advertisement

Muebles de la Reina Ana

La reina Ana dio su nombre a un estilo de artes decorativas, visto sobre todo en los muebles e impulsado por la moda de las fiestas del té en las que se utilizaban pequeñas sillas, mesas auxiliares y armarios. El estilo apareció por primera vez en el reinado de su predecesor Guillermo III, y siguió siendo popular después del reinado de Ana. Los muebles de la Reina Ana, que aún hoy son muy coleccionables, suelen estar hechos de nogal e incluyen el uso de patas cabriolé (de doble curvatura) con un pie que se asemeja a una garra o pata. Una característica de las sillas de la reina Ana es el respaldo que se curva para adaptarse al contorno de la columna vertebral.

Queen Anne & Prince George
La reina Ana y el príncipe Jorge
Charles Bolt (Public Domain)

Salud y sucesión

Ana era una reina muy querida. Alegre y con una voz fina, tuvo éxito en sus guerras en el extranjero (con frecuencia encabezaba las procesiones a los servicios de la victoria en la catedral de San Pablo) y fue promotora de buenas causas. Ana cultivaba su carácter inglés: en su discurso de investidura había declarado que, a diferencia de su predecesor Guillermo de Orange, "sé que mi corazón es totalmente inglés" (Cannon, 308). A la reina le gustaba especialmente asociarse con Isabel I de Inglaterra (que reinó de 1558 a 1603) y se vestía en consecuencia. Ana era propensa, como su madre, a la corpulencia, y su peso creció de tal manera que finalmente se vio obligada a utilizar una litera. También tenía otras dolencias físicas como reumatismo, gota y problemas oculares.

La reina Ana vivió seis años más que su marido Jorge; murió a la edad de 49 años el 1 de agosto de 1714 en el Palacio de Kensington tras sufrir dos ataques de apoplejía. El enorme ataúd de la reina fue enterrado en la Abadía de Westminster. Ana fue la última de los monarcas Estuardo, que había comenzado con Roberto II de Escocia (que reinó de 1371 a 1390). Le sucedió Jorge Luis, soberano del electorado de Hannover, que se convirtió en Jorge I de Inglaterra (y reinó de 1714 a 1727). Jorge era el pariente más cercano de Ana de fe protestante (el Parlamento había aprobado una ley que prohibía que un católico ascendiera al trono) y el primer monarca de la Casa de Hannover, que estaba conectada con los Estuardo a través de los descendientes de Isabel Estuardo, hija de Jacobo I de Inglaterra (que reinó de 1603 a 1625). El cambio de casa reinante fue una oportunidad que no desaprovecharon los jacobitas, aquellos que aún apoyaban el linaje real a través del hijo de Jacobo II, el Viejo Pretendiente. Jacobo Francisco Eduardo Estuardo se negó a renunciar a su catolicismo para agradar más a sus súbditos y reprimió una revuelta jacobita en Escocia en 1715. Por lo tanto, la monarquía protestante de Gran Bretaña continuó como la reina Ana hubiera deseado.

Eliminar publicidad

Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Por qué fue conocida la reina Ana?

La reina Ana fue conocida por reinar cuando el Acta de Unión unió formalmente a Escocia con Inglaterra y por supervisar las victorias británicas contra los franceses durante la Guerra de Sucesión española.

¿De qué sufría la reina Ana?

La reina Ana sufría de obesidad, gota, reumatismo y deterioro de la vista.

¿Quién gobernó después de la muerte de la reina Ana?

Como la reina Ana murió sin hijos, la corona británica pasó a su pariente protestante más cercano, Jorge Luis, soberano del electorado de Hannover.

¿Qué características tienen los muebles de la reina Ana?

Las principales características de los muebles de la Reina Ana son el uso de la madera de nogal y las patas que tienen una doble curva y terminan en un pie de garra.

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2022, septiembre 16). Ana, reina de Gran Bretaña [Anne, Queen of Great Britain]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-21060/ana-reina-de-gran-bretana/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Ana, reina de Gran Bretaña." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación septiembre 16, 2022. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-21060/ana-reina-de-gran-bretana/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Ana, reina de Gran Bretaña." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 16 sep 2022. Web. 05 oct 2022.

Afiliación