Carlos I de Inglaterra

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 12 mayo 2021
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: Inglés, Francés
Charles I by Anthony Van Dyck (by Google Cultural Institute, Public Domain)
Carlos I, de Anthony Van Dyck
Google Cultural Institute (Public Domain)

Carlos I de Inglaterra (que reinó de 1625 a 1649) fue un rey Estuardo que, al igual que su padre Jacobo I de Inglaterra (que reinó de 1603 a 1625), se consideraba un monarca con poder absoluto y derecho divino a gobernar. Su falta de compromiso con el Parlamento condujo a las guerras civiles inglesas (1642-51), a su ejecución y a la abolición de la monarquía en 1649.

El rey Carlos se cansó de las disputas con el Parlamento por el dinero y decidió prescindir de esa institución durante once años. Luego, entre 1640 y 1642, Carlos se vio obligado a convocar al Parlamento para recaudar dinero para sus campañas contra un ejército escocés, que había ocupado el norte de Inglaterra, y una rebelión en toda regla en Irlanda, ambas alimentadas por diferencias religiosas y la política prepotente del rey. El Parlamento intentó garantizar su propio futuro, y cuando el rey incumplió sus promesas de reforma, estalló la guerra. La guerra civil inglesa se libró en gran medida entre los "Roundheads" (parlamentarios) y los "Cavaliers" (monárquicos) en más de 600 batallas y asedios solo en Inglaterra. Finalmente, el Nuevo Ejército Modelo se impuso al Parlamento y Carlos I fue juzgado y declarado culpable de traición a su propio pueblo y gobierno. El rey fue ejecutado el 30 de enero de 1649. Oliver Cromwell (1599-1658) gobernó la república de la "mancomunidad" como Lord Protector, pero a su muerte pronto le siguió la restauración de la monarquía en 1660. El nuevo rey fue el hijo de Carlos, Carlos II de Inglaterra (que reinó de 1660 a 1685).

Eliminar publicidad

Advertisement

Familia y juventud

Carlos nació el 19 de noviembre de 1600 en el Palacio de Dunfermline, Escocia. Su padre era Jacobo I de Inglaterra (que también fue Jacobo VI de Escocia y reinó de 1567 a 1625), y su madre era Ana de Dinamarca (1574-1619), hija de Federico II de Dinamarca y Noruega (que reinó de 1559 a 1588). La abuela de Carlos era María, reina de Escocia (que reinó de 1542 a 1567). Jaime I pertenecía a la línea real de los Estuardo, y había unificado los tronos de Escocia e Inglaterra después de que Isabel I de Inglaterra (que reinó de 1558 a 1603) no dejara heredero. Carlos era el segundo hijo del rey Jaime, pero su hermano mayor, Enrique, murió de fiebre tifoidea en 1612, por lo que se convirtió en el heredero. La hermana mayor de Carlos, Isabel (nacida en 1596), se casó con el rey de Bohemia, y su nieto gobernaría Inglaterra como Jorge I de Inglaterra (que reinó de 1714 a 1727), el primero de la dinastía Hannoveriana.

Carlos nombró a Anthony van Dyck como artista de la corte y una de sus obras más famosas es el triple retrato con tres vistas diferentes del rey.

Carlos no gozaba de gran salud de niño, era tímido (quizás debido a su tartamudez) y siempre era el segundo en comparación con su hermano Enrique, más favorecido. Al llegar a la madurez, Carlos pasó mucho tiempo con el odiado cortesano del rey Jaime, Jorge Villiers, el duque de Buckingham. El duque era visto como un advenedizo social sin talento que había disfrutado de un ascenso colosal solo gracias a que el rey estaba encaprichado con él.

Eliminar publicidad

Advertisement

En 1624 se organizó el matrimonio de Carlos con Enriqueta María (1609-1669), la joven hermana de Luis XIII de Francia (1610-1643). A la realeza francesa no le importó la baja estatura de su prometido, que apenas medía 1,6 metros, ni su fama de terco, torpe y sin sentido del humor. La pareja tuvo nueve hijos, de los cuales los dos mayores fueron Carlos (nacido en 1630) y Jaime (nacido en 1633), que un día se convertirían en reyes.

Charles I on Horseback by Anthony Van Dyck
Carlos I montando a caballo, de Anthony Van Dyck
Google Cultural Institute (Public Domain)

Sucesión

Carlos heredó la corona cuando su padre murió por enfermedad el 27 de marzo de 1625. Ahora era el rey de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda. Jaime I había tenido problemas con el Parlamento por sus elevados gastos, y las relaciones con la nobleza inglesa no se vieron favorecidas por el hecho de que el rey favoreciera a los escoceses y a asesores mal elegidos como Villiers. Carlos demostró estar aún más seguro de su derecho divino a gobernar que su padre. El hecho de que su problemático reinado fuera nefasto lo indicaron tres sucesos extraños en su coronación, el 2 de febrero de 1626 en la Abadía de Westminster: la paloma de su cetro real se rompió, la gema de su anillo de coronación se cayó y hubo un terremoto.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Siguieron episodios más concretos y descorazonadores, como las malas derrotas militares ante españoles y franceses. Un ataque a Cádiz a mediados de 1626 fue un desastre humillante, y un ataque a La Rochelle en junio de 1628 fue igualmente infructuoso. Ambas derrotas militares habían sido organizadas por el duque de Buckingham, a estas alturas el individuo más odiado de Inglaterra. En agosto de 1628, Villiers fue asesinado en una casa pública, para alegría del Parlamento. La paz con Francia se firmó en 1629 y con España en 1630.

En cuanto a las actividades más pacíficas, Carlos era un entusiasta del arte y compró una colección de "historietas" (dibujos) de Rafael (1483-1520). El rey nombró a Anthony van Dyck (1599-1641) como artista de la corte a partir de 1632, y una obra famosa que realizó es el triple retrato con tres vistas diferentes de Carlos (Salón de la Reina, Castillo de Windsor), alrededor del 1635. Otros artistas favoritos fueron Andrea Mantegna (c. 1431-1506), Tiziano (c. 1487-1576) y Pedro Pablo Rubens (1577-1640), ya que el rey gastó mucho en acumular una formidable colección de pinturas. Muchas de estas obras se encuentran ahora en la Galería Nacional de Retratos de Londres. Otros intereses culturales de Carlos eran el ajedrez, el tenis y la caza, así como asistir a obras de teatro y mascaradas.

Eliminar publicidad

Advertisement

Attempted Arrest of Five MPs by Charles I
Intento de arresto de cinco diputados por parte de Carlos I
Charles West Cope (Public Domain)

Enfrentamientos con el Parlamento

La política real de Carlos implicaba frecuentes enfrentamientos con el Parlamento en materia de finanzas, ya que este órgano era el encargado de aprobar nuevas leyes fiscales y decidir cuestiones presupuestarias. Carlos pensaba que podía prescindir del Parlamento y gobernar como un monarca absoluto, como su homólogo en Francia, con un derecho divino e incuestionable a gobernar. El compromiso y las concesiones no estaban en la naturaleza del rey, y esta deficiencia, por encima de todas las demás, sería su perdición. El rey inglés declaró una vez:

Los parlamentos están totalmente en mi poder... Según me parezcan buenos o malos sus frutos, han de continuar o no.

(McDowall, 88).

En consecuencia, Carlos destituyó en repetidas ocasiones al Parlamento y luego lo revocó. Carlos incluso intentó eludir la institución por completo adquiriendo dinero por otros medios. Se extrajo dinero de comerciantes y banqueros, se aumentaron los derechos de aduana y se revivieron las arcaicas leyes forestales (incluso en zonas en las que los bosques habían desaparecido hacía tiempo) para poder aplicar multas que llenaran las arcas reales. Carlos también amplió el dinero de los barcos, un impuesto originalmente diseñado para financiar la armada y que se aplicaba solo a las zonas costeras, pero que ahora se extraía también de las comunidades del interior.

Tanto los puritanos ingleses como los protestantes escoceses se alarmaron al ver que Carlos favorecía las prácticas católicas.

Aparte de estas nuevas cargas financieras, el rey calculó mal cuando pensó que la élite inglesa renunciaría a sus derechos ganados con tanto esfuerzo de participar en el gobierno del país. En efecto, el rey no pudo encontrar suficientes fondos de fuentes privadas, y en 1628 se vio obligado a hacer concesiones al Parlamento, como la de recaudar dinero solo a través de Leyes del Parlamento y la de no encarcelar a sus súbditos sin justificación legal. En conjunto, estos nuevos derechos del Parlamento fueron conocidos como la Petición de Derecho.

Eliminar publicidad

Advertisement

Sin embargo, Carlos lo pensó mejor y decidió disolver el Parlamento en marzo de 1629. Durante unos años, el rey pareció tener razón en su afirmación de que el Parlamento era innecesario. Los presupuestos anuales estaban equilibrados e incluso se redujo la corrupción en el gobierno. Luego, en 1637, las cosas empezaron a ir mal, especialmente en lo que respecta a su política religiosa. Carlos había nombrado a William Laud como arzobispo de Canterbury, jefe de la Iglesia de Inglaterra, en 1633. Los puritanos, que seguían siendo un sector rico y poderoso de la sociedad inglesa con una fuerte presencia en el Parlamento, detestaban a Laud, quien indignó aún más a los puritanos cuando reintrodujo ciertas prácticas católicas en la Iglesia anglicana. Laud también molestó a los líderes eclesiásticos escoceses al intentar instalar obispos e introducir un nuevo libro de oraciones en 1637. Lejos de ser un problema de debate eclesiástico, estas cuestiones se trasladaron al campo de batalla en lo que se conoció como las Guerras de los Obispos.

Charles I Before the Battle of Naseby
Carlos I antes de la batalla de Naseby
Unknown Artist (Public Domain)

Un ejército escocés se lanzó al campo de batalla contra el rey, cruzó la frontera con Inglaterra en 1638 y de nuevo en 1640, cuando ocupó Newcastle, vital por su carbón. La ausencia del Parlamento resultó ser crucial y el rey solo pudo reunir un ejército de tropas milicianas sin experiencia para hacer frente a la amenaza. Las dos fuerzas se enfrentaron, pero Carlos, consciente de que su mal entrenado ejército podía perder la partida, decidió ceder a las demandas escocesas. Se permitió a Escocia su libertad religiosa y se prometió a los líderes en el campo de batalla una buena suma en efectivo para que se retiraran. El rey se encontró entonces con el problema práctico de saber de dónde sacar ese dinero sin contar con el Parlamento, el órgano que normalmente habría actuado para recaudarlo. Sin muchas opciones, el Parlamento fue convocado en la primavera de 1640, por primera vez en once años. Una disputa de tres semanas no consiguió nada, y luego una segunda derrota ante un ejército escocés obligó al rey a convocar otro Parlamento en noviembre. Estos dos Parlamentos fueron conocidos respectivamente como el Parlamento Corto y el Parlamento Largo, y sus nombres dan alguna indicación de la ruptura del gobierno entre el monarca y los Comunes.

Los diputados aprovecharon su oportunidad con el Parlamento Largo y los apuros militares del rey para garantizar su futura supervivencia. Se recaudaría dinero para otro ejército, pero solo con la condición de que se aprobara una ley que obligara a convocar un Parlamento al menos una vez cada tres años, que no pudiera ser disuelto por los meros deseos del monarca, y que los ministros reales tuvieran que ser aprobados por el Parlamento. El rey aceptó, pero luego Carlos ignoró alegremente sus promesas. La consecuencia fue una guerra civil, o más bien una serie de ellas, a menudo denominadas Guerras de los Tres Reinos, ya que Irlanda y Escocia también estaban implicadas.

Eliminar publicidad

Advertisement

La guerra civil

En 1641 estalló una gran rebelión contra el dominio inglés en Irlanda, alimentada por las quejas sobre la confiscación de tierras por parte de los ingleses y el empleo exclusivo de inmigrantes ingleses y escoceses en muchos latifundios. El Ulster fue un campo de batalla especialmente sangriento mientras Carlos y el Parlamento inglés discutían sobre la formación de un ejército necesario para sofocar la rebelión. El Parlamento estaba ansioso por que el rey utilizara dicha fuerza en Irlanda y no contra ellos mismos. Estos temores quizás no eran infundados y el intento de arresto de cinco miembros del Parlamento por parte del rey, en enero de 1642, apenas infundió confianza. El grupo, que incluía a un tal John Pym, había redactado la Gran Protesta que enumeraba los abusos de poder del rey y que fue aprobada por el Parlamento en noviembre de 1641. En represalia por los arrestos, los parlamentarios cerraron las puertas de Londres, lo que le impidió a Carlos entrar en su propia capital. El rey se trasladó a Nottingham, pero estaba lejos de estar satisfecho. Se formó un ejército real, y en noviembre de 1642 comenzó la etapa de lucha de las guerras civiles inglesas, la llamada Primera Guerra Civil Inglesa (1642-6).

Oliver Cromwell
Oliver Cromwell
Samuel Cooper (Public Domain)

Aunque a la gran mayoría de la gente no le importaba especialmente el asunto, había grandes franjas del país controladas por uno u otro bando. Los dos bandos se llamaban los realistas o "cavaliers" y los parlamentarios o "cabezas redondas" (porque las primeras tropas eran aprendices londinenses que llevaban el pelo corto). Las partes occidental y septentrional de Inglaterra permanecieron leales al rey, salvo algunos centros aislados que incluían Gloucester, Plymouth y Hull. Estas ciudades, Londres y el barrio sureste de Inglaterra fueron controlados por el Parlamento. En cuanto a las personas, el rey contaba con el apoyo de la Cámara de los Lores y de algunos miembros del Parlamento. Los parlamentarios tenían el control de la marina y de la clase mercantil. Esto significaba que el rey tenía una capacidad muy limitada para pagar a su ejército, situación que provocó importantes deserciones y saqueos impopulares por parte de los "Cavaliers". La oposición, por su parte, pudo convocar al Parlamento y aumentar los impuestos para pagar a su ejército; una medida no muy popular entre el pueblo común, pero que supuso una gran ventaja en la guerra.

Los realistas ganaron la primera gran batalla en Edgehill, en Warwickshire, el 23 de octubre de 1642, pero la guerra se convirtió en una serie de enfrentamientos indecisos y largos asedios. La mitad de las batallas a gran escala que se libraron en suelo inglés tuvieron lugar durante esta sangrienta década de guerra civil. La carnicería tampoco se limitó a los militares; se calcula que uno de cada diez habitantes de las zonas urbanas perdió su hogar. Incluso para los que se libraron de la acción directa, los impuestos fueron agobiantes, hubo una caída del comercio y, para colmo, una racha de malas cosechas. Ambos bandos utilizaban reclutas en su ejército, pero los parlamentarios tenían la ventaja de contar con un comandante dotado, un tal Oliver Cromwell. Cromwell, un caballero del campo, resultó ser un líder militar visionario que creía en la importancia de un ejército bien entrenado. Lo formó y lo llamó el Nuevo Ejército Modelo. Otra ventaja fue que el uso de tropas católicas irlandesas por parte de Carlos alejó al rey de sus propios súbditos. La Corona estaba a punto de caer y la cabeza del rey con ella.

Ejecución

Los parlamentarios, con la ayuda de las tropas escocesas, ganaron la batalla de Marston Moor, cerca de York, el 2 de julio de 1644. En la batalla de Naseby, en Northamptonshire, el 14 de junio de 1645, Carlos dirigió a su ejército contra los parlamentarios dirigidos por el general Fairfax. Oliver Cromwell comandaba el ala derecha del ejército. Los parlamentarios ganaron la partida y el rey huyó disfrazado para encontrar seguridad en los brazos de un ejército escocés en el norte de Inglaterra. Fue una evasión temporal, ya que los escoceses no darían cobijo a un monarca que no fuera partidario del presbiterianismo o de rendir cuentas al pueblo.

Warrant for the Execution of Charles I
Orden de ejecución de Carlos I
National Archives (Public Domain)

Tras largas negociaciones políticas que incluyeron un cambio de opinión por parte de los escoceses, Carlos fue entregado a los ingleses en enero de 1647 y, de este modo, fue hecho prisionero en su propio reino. La prisión del rey no era mala: arresto domiciliario en el Palacio de Hampton Court. El 11 de noviembre de 1647, el rey se fugó y consiguió llegar a la isla de Wight, donde pasó el año siguiente en un exilio efectivo en el castillo de Carisbrooke. El 1 de diciembre de 1648, se envió a la isla una fuerza de oficiales parlamentarios y llevaron al rey al castillo de Hurst. Carlos había animado imprudentemente a los monárquicos a seguir luchando, y se levantó un ejército escocés para acudir en su ayuda, pero fue derrotado en la batalla de Preston en 1648, durante la llamada Segunda Guerra Civil Inglesa (febrero-agosto de 1648).

La cuestión candente era qué hacer con un rey depuesto. La mayoría del Parlamento y el pueblo querían restituir a Carlos, pero reducir sus poderes permanentemente, mientras que algunos puritanos extremistas pedían que Carlos fuera ejecutado. Al final, la fuerza tuvo razón y los diputados moderados fueron destituidos, dejando al Parlamento con sólo 53 de los parlamentarios más extremistas. Carlos fue juzgado el 20 de enero de 1649 y declarado culpable de tiranía, traición y de hacer la guerra a su propio pueblo. Carlos no se defendió, ya que consideraba que el tribunal no tenía ninguna autoridad sobre él:

Quisiera saber con qué poder se me llama aquí... Quisiera saber con qué autoridad, quiero decir legal... Recordad que soy vuestro rey, vuestro legítimo rey... un rey no puede ser juzgado por ninguna jurisdicción superior en la tierra.

(Ralph Lewis, 160)

El rey, llamado simplemente Carlos Estuardo ante el tribunal, fue condenado a muerte por decapitación. El documento, que lleva los sellos de los comisarios del tribunal implicados, sobrevive hoy en día y muestra que solo 59 de los 159 se atrevieron a poner su sello en él. Carlos I fue ejecutado el 30 de enero de 1649. El rey había afrontado su destino con dignidad, incluso llevaba dos camisas para no temblar en el frío aire de enero y que la multitud pensara que temblaba de miedo: "La estación es tan aguda que probablemente puede hacer temblar, lo que algunos observadores pueden imaginar que procede del miedo"(Ibid). Luego, al presentarse ante la multitud en el cadalso, Carlos proclamó:

Debo deciros que la libertad [del pueblo] consiste en tener del Gobierno aquellas leyes por las que su vida y sus bienes puedan ser más suyos. No consiste en tener participación en el Gobierno, que no es nada que les pertenezca. Un súbdito y un soberano son cosas absolutamente distintas.

(Ibid)

A Carlos I se le prohibió un funeral de Estado, y fue enterrado en silencio en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor.

The Execution of Charles I
La ejecución de Carlos I
Jan Weesop (Public Domain)

De Cromwell a la Restauración

El país se convirtió en una república, se abolió el título y el cargo de la monarquía (pero no en Escocia), se suprimió la Cámara de los Lores, se reformó la Iglesia Anglicana, e incluso las joyas de la Corona británica se disolvieron y vendieron. Escocia permaneció fiel a la corona, y el hijo mayor de Carlos I fue, por derecho de nacimiento, su rey. Sin embargo, un ejército escocés fue de nuevo derrotado por uno inglés en la llamada Tercera Guerra Civil Inglesa (1650-1), y el que iba a ser Carlos II de Gran Bretaña se vio obligado a huir a Francia.

Las guerras civiles inglesas terminaron finalmente, pero los parlamentarios estaban ahora divididos, ya que algunos querían reformas radicales y otros se oponían a la influencia indebida del ejército de Cromwell. Los desacuerdos llevaron a la disolución del Parlamento en 1653. Oliver Cromwell fue nombrado entonces Lord Protector, pero su gobierno autoritario, mucho más que el de Carlos, hizo que muchos desearan la moderación y la tradición de la antigua monarquía. Uno de los errores de popularidad de Cromwell fue su decisión de abolir la Navidad y la Pascua y de prohibir los juegos en domingo. La vida en Gran Bretaña ya no era tan divertida como antes. Cuando Cromwell murió en 1658, su república murió con él. Irónicamente para un republicano, el sucesor elegido por Cromwell fue su hijo Richard Cromwell, pero no gozó de un apoyo universal. Tras una marcha sobre Londres en 1660 y con el apoyo del ejército, se restauró la monarquía y se anularon todas las leyes del Parlamento de Cromwell. Ese mismo año, Carlos I fue declarado mártir por el Parlamento y convertido en santo por la Iglesia anglicana. El hijo de Carlos I se convirtió en Carlos II, y los Estuardo siguieron gobernando Gran Bretaña hasta 1714, cuando fueron sucedidos por la Casa de Hannover.

Eliminar publicidad

Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Por qué era conocido Carlos I de Inglaterra?

Carlos I de Inglaterra es conocido por ser el rey que luchó contra el Parlamento durante la Guerra Civil inglesa. Perdió la guerra y fue ejecutado.

¿Por qué perdió la cabeza Carlos I?

Carlos I de Inglaterra fue decapitado tras perder la Guerra Civil inglesa y ser juzgado y declarado culpable de traición por el Parlamento.

¿Por qué el rey Carlos I de Inglaterra luchó contra el Parlamento?

El rey Carlos I de Inglaterra y el Parlamento discreparon sobre la forma de recaudar fondos, las reformas religiosas en la Iglesia Anglicana y los poderes de la monarquía respecto al Parlamento.

¿Quién fue rey de Inglaterra después de Carlos I?

El siguiente rey de Inglaterra después de Carlos I fue su hijo Carlos II tras la Restauración de la monarquía en 1660.

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses principales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2021, mayo 12). Carlos I de Inglaterra [Charles I of England]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-19713/carlos-i-de-inglaterra/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Carlos I de Inglaterra." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación mayo 12, 2021. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-19713/carlos-i-de-inglaterra/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Carlos I de Inglaterra." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 12 may 2021. Web. 05 jul 2022.

Afiliación