Guerras civiles inglesas

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 18 febrero 2022
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
Charles I Insulted by Cromwell's Soldiers (by Paul Delaroche, Public Domain)
Carlos I insultado por soldados de Cromwell
Paul Delaroche (Public Domain)

Las guerras civiles inglesas (1642-1651) fueron testigo de un amargo conflicto entre monárquicos (cavaliers o "caballeros") y parlamentarios (roundheads o "cabezas redondas"). Los monárquicos apoyaban primero al rey Carlos I de Inglaterra (que reinó de 1625 a 1649) y luego a su hijo Carlos II, mientras que los parlamentarios, los vencedores finales, querían disminuir los poderes constitucionales de la monarquía y evitar lo que consideraban un complot de inspiración católica para revertir la Reforma inglesa.

El Parlamento, liderado por figuras como Oliver Cromwell (1599-1658), disponía de recursos superiores y de una fuerza de combate más profesional (el Nuevo Ejército Modelo), lo que hizo que los monárquicos acabaran perdiendo las tres guerras civiles libradas en Inglaterra, Irlanda y Escocia (de ahí el nombre alternativo de "guerras de los tres reinos"). Juzgado por traición y declarado culpable, el rey Carlos fue ejecutado, la monarquía fue abolida e Inglaterra fue proclamada una república con Cromwell a la cabeza como Lord Protector.

Eliminar publicidad

Advertisement

Las causas del conflicto

Las causas de las guerras civiles inglesas fueron muchas y variadas, y cambiaban a medida que avanzaba la guerra. De hecho, tal fue la complejidad del conflicto, que a menudo se divide en tres fases distintas:

  • La primera guerra civil inglesa (1642-1646)
  • La segunda guerra civil inglesa (febrero-agosto de 1648)
  • La tercera guerra civil inglesa o guerra angloescocesa (1650-1651)

La guerra fue solo la fase de combate de una lucha que se remonta al primer año del reinado de Carlos I, en 1625. La falta de compromiso del rey Carlos y su inquebrantable creencia en su derecho divino a gobernar lo habían llevado a un conflicto directo y persistente con un Parlamento de voluntad igualmente fuerte que quería un mayor papel en el gobierno. El Parlamento también quería impedir lo que consideraba una vuelta constante a las prácticas católicas en la Iglesia anglicana, ideada por arminianos como William Laud (1573-1645), el arzobispo de Canterbury. Muchos diputados eran puritanos, y entre ellos dominaban los independientes o congregacionalistas. Querían menos poder en manos de los obispos, más inclusión en la Iglesia y mayor libertad para las congregaciones "independientes" que se reunían según la conciencia de cada creyente y su propia interpretación de la Biblia.

Eliminar publicidad

Advertisement

Attempted Arrest of Five MPs by Charles I
Intento de arresto de cinco diputados por parte de Carlos I
Charles West Cope (Public Domain)

La abolición de la monarquía no era el objetivo para la mayoría de los diputados, sino la eliminación de lo que se consideraba los malos consejeros del rey y la limitación de sus poderes, especialmente en materia de finanzas y de recaudación de impuestos sin el consentimiento del Parlamento, como el Ship Money para recaudar fondos para los buques de guerra. Estos agravios y otros fueron presentados por el Parlamento en la petición de derecho de 1628. El rey, por otro lado, no vio la necesidad de un Parlamento y no convocó ninguno entre 1629 y 1640, el período que ahora se llama su "gobierno personal", que comenzó después de su rechazo a la petición de derecho.

No todos los diputados estaban en contra del rey, y la división en el Parlamento animó a Carlos a buscar una solución militar.

Los acontecimientos llegaron a un punto crítico en 1639, cuando un ejército escocés invadió el norte de Inglaterra, lo que supuso el inicio de las guerras de los obispos (1639-40). Estos guerreros eran conocidos como los covenanters porque habían firmado un pacto en el que juraban defender a la Iglesia presbiteriana escocesa y a su cabeza organizativa, el Kirk. Carlos había tomado varias medidas impopulares para cambiar las prácticas religiosas en Escocia, incluida la imposición de un nuevo Libro de Oración Común en 1637. Para reunir un ejército capaz de defender su reino, Carlos se vio obligado a convocar al Parlamento. Los diputados aprovecharon esta oportunidad para presentar sus argumentos para limitar los poderes del rey. Sin embargo, al cabo de tres semanas (de abril a mayo de 1640), Carlos destituyó lo que se conoce como el Parlamento breve. Sin embargo, los escoceses no desaparecieron y el rey seguía necesitando dinero. En consecuencia, se convocó otro Parlamento en noviembre de 1640, que tuvo más éxito, hasta el punto de ser conocido como el Parlamento largo. Entonces llegó una segunda crisis: una gran rebelión en Irlanda contra el dominio angloprotestante, por lo que el rey volvió a necesitar fondos para otro ejército.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Cuando los diputados volvieron a presentar sus quejas sobre el gobierno del rey, esta vez en la Gran Protesta de noviembre de 1641, Carlos volvió a rechazarlas. El rey, al parecer, no podía llegar a un acuerdo, y todavía le dolía el juicio y la ejecución por parte del Parlamento de su asesor más cercano, Thomas Wentworth, conde de Stafford (1593-1641), en mayo de 1641. Stafford había sido acusado de preparar la entrada de un ejército irlandés en Inglaterra para ayudar al rey, de lo que no había muchas pruebas, pero era un síntoma del ambiente de desconfianza entre el soberano y muchos de sus diputados. El rey rompió por completo los frágiles hilos de confianza que quedaban entre las dos partes cuando, en enero de 1642, entró en la santidad del Parlamento con un grupo de hombres armados e intentó arrestar a los cinco diputados que consideraba más responsables de la manifestación. Los cinco hombres, entre los que se encontraba John Pym (1584-1643), un incendiario puritano que era el opositor más ruidoso del rey en el Parlamento, habían sido advertidos de antemano y no estaban allí para ser arrestados. Sin embargo, incluso en esta etapa, no todos los diputados estaban en contra del rey, y la división en el Parlamento sobre cómo proceder con la crisis de gobierno animó a Carlos a buscar una solución militar a lo que hasta entonces había sido un conflicto meramente verbal. Ambos bandos comenzaron a reunir sus recursos.

English Civil War Cavalry Helmet
Casco de caballería de la guerra civil inglesa
Metropolitan Museum of Art (Copyright)

Batallas y asedios

En agosto de 1642, Carlos se había establecido en Nottingham, donde se formó un ejército real. Los realistas controlaban el suroeste y el norte de Inglaterra con el puerto de Newcastle y el valioso carbón de la región. El Parlamento controlaba Londres, la Marina Real y el sureste de Inglaterra. Los dos bandos pasaron a ser conocidos como los cavaliers (monárquicos) y los roundheads (parlamentarios). Este último nombre se debe a que algunos puritanos llevaban el pelo muy corto, pero esto solo se refería al período inicial de la guerra; en realidad, muchos oficiales de ambos bandos llevaban pelucas largas y ropa extravagante.

Eliminar publicidad

Advertisement

Las guerras civiles inglesas implicaron más de 600 batallas y asedios, aunque muchos de ellos fueron de pequeña escala. El primer enfrentamiento importante se produjo en la batalla de Edgehill, en Warwickshire, en octubre de 1642. Artillería, caballería, piqueros, mosqueteros y dragones se combinaron en un sangriento enfrentamiento que se cobró 1500 vidas. El príncipe Rupert, conde palatino del Rin y duque de Baviera (1619-1682), sobrino del rey, dirigió la caballería realista con aplomo, pero luego perdió tiempo y esfuerzo saqueando el tren de equipajes del enemigo. El Parlamento hizo un mejor uso de sus fuerzas de reserva, y la batalla terminó, como tantas otras batallas por venir, en un empate. El rey podría haber marchado entonces sobre Londres, pero dudó en Banbury y Oxford, lo que dio tiempo al Parlamento para reagruparse y reunir la fuerza de la milicia de la ciudad, las Bandas entrenadas de Londres. Carlos se retiró entonces a Oxford, que se convirtió en la capital real.

The English Civil Wars (1642 - 1651)
Las guerras civiles inglesas (1642-1651)
Simeon Netchev (CC BY-NC-SA)

Otras diez batallas importantes se sucedieron en la primera mitad de 1643, y luego, en julio, el príncipe Rupert volvió a destacar en el exitoso asalto a Bristol, un puerto y arsenal clave. En la primera batalla de Newbury, en septiembre de 1643, lucharon 15.000 hombres de cada bando en la batalla más larga de la guerra, pero terminó en otro empate. Mientras tanto, se produjeron importantes asedios en Gloucester (agosto-septiembre de 1643), Hull (septiembre de 1643), y luego York (abril-julio de 1644).

Los parlamentarios habían recibido un gran impulso en diciembre de 1643 cuando firmaron una alianza con los covenanters escoceses. El siguiente compromiso importante fue la batalla de Marston Moor en julio de 1644, la mayor batalla de la guerra con más de 45.000 hombres en el campo. Terminó con una gran victoria para las fuerzas parlamentarias. Marston Moor fue testigo de las habilidades de un nuevo comandante de caballería en ascenso: Oliver Cromwell. La victoria y la caída de York justo después dieron al Parlamento el control del norte de Inglaterra, con sólo unos pocos castillos aislados pero, sin embargo, bien guarnecidos que seguían siendo leales al rey. Carlos se vio al menos impulsado por el fin de la rebelión en Irlanda, que liberó algunas tropas, pero no muchas, para su causa.

Eliminar publicidad

Advertisement

Musketeer Volley Fire
Fuego de volea de los mosqueteros
Charlesdrakew (Public Domain)

Luego vino la segunda batalla de Newbury en octubre de 1644. El resultado fue irresoluto cuando un ejército superior de roundheads debería haber obtenido la victoria. Esta oportunidad perdida condujo a amargas recriminaciones y a la decisión del Parlamento de reorganizar sus fuerzas en un ejército entrenado y dirigido de manera más profesional. El resultado fue el Nuevo Ejército Modelo. Mientras tanto, a principios de 1645 se celebraron negociaciones entre las dos partes en Uxbridge, pero no llegaron a nada. La larga lista de demandas del Parlamento, las Proposiciones de Uxbridge, fue, como era de esperar, rechazada por el rey. Es posible que ambos bandos simplemente estuvieran ganando tiempo para reagrupar sus ejércitos después de Newbury.

La captura del gabinete de escritura personal de Carlos reveló que el monarca no tenía ninguna intención de negociar la paz.

La primera gran prueba del Ejército Modelo llegó en la batalla de Naseby, en Northamptonshire, en junio de 1645. Dirigido por Sir Thomas Fairfax (1612-1671) y con Cromwell demostrando una vez más su dominio de las tácticas de caballería, el Nuevo Ejército Modelo obtuvo una aplastante victoria que destruyó la infantería del rey. El rey huyó a Gales y luego al extremo norte de Inglaterra. En el sitio de Bristol en 1645, los realistas perdieron su principal puerto. Con algunas batallas más, que culminaron con la victoria en la batalla de Stow-on-the-Wold en marzo de 1646, terminó la primera guerra civil inglesa. Sin embargo, la captura del gabinete personal de Carlos en Naseby reveló que el monarca no tenía ninguna intención de negociar la paz e incluso intentaba contratar a tropas católicas de Irlanda para que lucharan por su causa.

La segunda guerra civil

Las palabras de Edward Montagu, conde de Manchester (1602-1671), parecían ahora más ciertas que nunca: "Si luchamos cien veces y lo derrotamos noventa y nueve, seguirá siendo el Rey" (Hunt, 149-150). Carlos no iba a rendirse y así comenzó la segunda guerra civil. En el verano de 1648 se produjo el asedio de Pembroke, la batalla de Maidstone y el asedio de Colchester, pero en agosto la fortuna del rey caería en picado. El rey había huido al norte de Inglaterra, pero fue entregado a los parlamentarios en enero de 1647. Entonces escapó de su confinamiento y se estableció en la isla de Wight para seguir dirigiendo la guerra desde allí. Los escoceses se convirtieron entonces en sus aliados, ya que los covenanters consideraban ahora al Parlamento puritano una mayor amenaza para el presbiterianismo que Carlos. En diciembre de 1647, el rey había firmado el tratado conocido como el Compromiso en el que prometía promover la Iglesia presbiteriana en Inglaterra. El rey esperaba que los escoceses invadieran el norte de Inglaterra y que surgieran rebeliones en el sureste de Inglaterra y Gales. Esta determinación de continuar la guerra le hizo perder más partidarios. El rey era visto como un belicista que no aceptaba la derrota.

Eliminar publicidad

Advertisement

Oliver Cromwell
Oliver Cromwell
Samuel Cooper (Public Domain)

Los levantamientos realistas planificados se aplacaron o impidieron con facilidad. En la batalla de Preston, en agosto de 1648, el Nuevo Ejército Modelo, dirigido por Oliver Cromwell, obtuvo una gran victoria contra los realistas angloescoceses. Después de Preston, Cromwell reconquistó Berwick y Carlisle, y tomó Pontefract, lo que puso fin a esta breve segunda guerra. El rey fue traído a Londres desde la Isla de Wight, juzgado en enero de 1649 y, declarado culpable de traición, fue ejecutado el 30 de enero. Las instituciones de la monarquía y la Cámara de los Lores fueron abolidas e Inglaterra se convirtió en una república. Por estas razones, los acontecimientos de 1649 suelen denominarse la "Revolución inglesa", aunque algunos historiadores no están de acuerdo, ya que las instituciones medias y bajas del gobierno permanecieron prácticamente iguales. Sin embargo, la monarquía no s se abolió en Escocia, donde el hijo mayor del difunto rey Carlos se convirtió en Carlos II de Escocia. La guerra civil aún no había terminado.

Tercera guerra civil

Al comenzar la tercera guerra, el Parlamento tenía las manos ocupadas lidiando con una importante rebelión de las fuerzas a favor de la monarquía en Irlanda. A finales del verano de 1649, Cromwell dirigió a 12.000 hombres del Nuevo Ejército Modelo y aplastó a los rebeldes con total crueldad. El siguiente compromiso principal de esta tercera fase de la guerra civil fue la batalla de Dunbar en septiembre de 1650.

Después de Irlanda, Cromwell volvió a dirigir el Ejército del Nuevo Modelo hacia Escocia, donde Dunbar, justo al otro lado de la frontera, se convirtió en su base de abastecimiento. Cromwell intentó varias veces atacar Edimburgo, pero no tuvo éxito, y luego, mientras se retiraba a Dunbar, los escoceses persiguieron a los invasores. Cromwell podría haber sido fácilmente atrapado, y su ejército se enfrentó al desastre, pero el mal posicionamiento de las tropas escocesas significó que pudo, una vez más, utilizar su superior caballería pesada para ganar. Alrededor de 3000 escoceses murieron y quizás 6000 quedaron prisioneros después de la batalla. Edimburgo fue capturada en la víspera de Navidad de 1650. El ejército escocés restante fue derrotado en la batalla de Worcester en septiembre de 1651. Así terminaron las guerras civiles inglesas. Carlos II huyó a Francia. En Inglaterra, Oliver Cromwell se convirtió finalmente en Lord Protector, jefe del estado militar conocido como la República de la "Commonwealth" que duró hasta 1660 y la restauración de la monarquía que vio a Carlos finalmente coronado como rey de Inglaterra.

Warrant for the Execution of Charles I
Orden de ejecución de Carlos I
National Archives (Public Domain)

El impacto de las guerras

El impacto de las guerras civiles inglesas fue enorme y duradero. Alrededor de uno de cada cuatro hombres de Inglaterra y Gales participó activamente en la lucha. Los no combatientes tuvieron que soportar los altos impuestos, la confiscación de sus tierras y propiedades, la destrucción de sus cultivos, los trabajos forzados para construir defensas y las enfermedades mortales que traían los soldados. Uno de cada diez habitantes de las zonas urbanas perdió su hogar. Unos 100.000 soldados murieron durante el conflicto y otros 100.000 civiles. En proporción a la población de entonces, estas muertes fueron mayores que las sufridas en la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

Las ramificaciones políticas de la ejecución de Carlos I y la abolición tanto de la monarquía como de la Cámara de los Lores pueden parecer efímeras si se tiene en cuenta que la restauración se produjo solo nueve años después de la última batalla. Sin embargo, el panorama político cambió para siempre, ya que las luchas políticas que condujeron a la guerra habían aumentado enormemente los poderes del Parlamento, que se mantuvieron después. Las leyes del Parlamento de Cromwell mientras era Lord Protector fueron revocadas, pero el rey Carlos II era ahora un monarca cuyo gobierno debía ser compartido con la Cámara de los Comunes y la Cámara de los Lores.

Las guerras civiles fueron también una lucha religiosa. La Iglesia anglicana se reformó: se quitaron obispos, tribunales clericales y el Libro de Oración Común. El auge de la literatura impresa provocó que la gente se planteara cuáles debían ser las obligaciones y responsabilidades de sus gobernantes, tanto en la política como en la vida religiosa. Nació un gran número de grupos religiosos, algunos de los cuales otorgaron a las mujeres los mismos derechos de participación, ya que "la guerra dividió al país por la conciencia no informada por la clase" (Morrill, 370). Había una atmósfera de libertad de pensamiento como nunca antes, ya que la censura estatal y eclesiástica se hizo imposible de aplicar, tal era la cantidad de nuevas obras que imprimían hombres y mujeres. El Lord Protector fue imponiendo prácticas puritanas más radicales en las iglesias, pero políticas erróneas como la prohibición de la celebración de la Navidad no contribuyeron a la popularidad de Cromwell. Muchos se alegraron del regreso de la monarquía en 1660, ya que esperaban volver a los viejos tiempos de paz y estabilidad antes de que este terrible conflicto desgarrara los tres reinos.

Eliminar publicidad

Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Cuál fue la causa principal de la guerra civil inglesa?

Las guerras civiles inglesas fueron causadas por una disputa continua entre el rey Carlos I de Inglaterra y el Parlamento inglés sobre el poder político, las finanzas y las reformas religiosas.

¿Quién ganó las guerras civiles inglesas?

Los parlamentarios ("roundehads" o "cabezas redondas") ganaron las guerras civiles inglesas contra los realistas ("cavaliers" o "caballeros"). Carlos I de Inglaterra fue ejecutado y la monarquía fue abolida.

¿Qué ocurrió en las guerras civiles inglesas?

En las guerras civiles inglesas, los ejércitos leales al Parlamento lucharon contra los ejércitos leales al rey Carlos II de Inglaterra. Hubo más de 600 batallas y asedios en Inglaterra, Irlanda y Escocia desde 1642 hasta 1651.

¿Qué significa la expresión "guerra civil inglesa"?

La expresión "guerra civil inglesa" hace referencia a tres guerras entre el Parlamento inglés y la monarquía. Como las batallas tuvieron lugar en Irlanda, Escocia e Inglaterra, a menudo se la llama, o se la considera parte de las guerras de los tres reinos.

¿Cuáles fueron las consecuencias de las guerras civiles inglesas?

Las guerras civiles inglesas supusieron más de 600 batallas y asedios, 200.000 muertos, la ejecución de Carlos I de Inglaterra, la abolición de la monarquía, la creación de una República de la Commonwealth y una dictadura militar bajo el mando de Oliver Cromwell.

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2022, febrero 18). Guerras civiles inglesas [English Civil Wars]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-19794/guerras-civiles-inglesas/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Guerras civiles inglesas." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación febrero 18, 2022. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-19794/guerras-civiles-inglesas/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Guerras civiles inglesas." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 18 feb 2022. Web. 05 dic 2022.

Afiliación