Andreas Karlstadt

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 20 abril 2022
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés
Andreas Karlstadt (by Unknown Artist, Public Domain)
Andreas Karlstadt
Unknown Artist (Public Domain)

Andreas Karlstadt (también llamado Carlstadt, 1486-1541) fue un reformador, teólogo y uno de los primeros partidarios de Martín Lutero (1483-1546) en el movimiento que se conoció como la Reforma protestante. Karlstadt fue uno de los más fervientes defensores de Lutero hasta 1522, cuando denunció las innovaciones de Karlstadt en la liturgia en Wittenberg y lo desprestigió.

Karlstadt, junto con otro de los primeros partidarios de Lutero, Thomas Müntzer (c. 1489-1525), fueron culpados públicamente por Lutero de la guerra de los campesinos alemanes (1524-1525), durante la cual las clases bajas se sublevaron contra la aristocracia y la Iglesia. Es probable que Lutero hiciera esto para desviar la culpa de sí mismo, ya que muchos consideraban que sus enseñanzas habían fomentado las hostilidades. Karlstadt se defendió de estas acusaciones, pero se relacionó tanto con Lutero como con Müntzer y, al verse amenazado, tuvo que buscar asilo en casa de Lutero, a pesar de sus diferencias.

Eliminar publicidad

Advertisement

Müntzer fue asesinado en la guerra, y Lutero le prohibió publicar a Karlstadt. Se mantuvo como agricultor comerciante antes de abandonar Wittenberg para ir a Suiza en 1529, donde fue acogido por el reformador Huldrych Zwingli (1484-1531) y, más tarde, por Heinrich Bullinger (1504-1575), y continuó en su puesto en Basilea hasta que murió de peste en diciembre de 1541. Aunque tradicionalmente se lo ha considerado un personaje menor en la historia de Lutero, Karlstadt realizó importantes contribuciones a los primeros años de la Reforma y ha sido reconocido constantemente como una voz importante en el establecimiento de la interpretación del cristianismo que ha llegado a asociarse con la Iglesia reformada.

Educación y Lutero

El nombre real de Karlstadt era Andreas Rudolph Bodenstein von Karlstadt, ya que pertenecía a la familia Bodenstein de la ciudad de Karlstadt. Más tarde, en la correspondencia se le llamó Andreas Karlstadt (o Andreas Carlstadt), que es como mejor se le conoce. No se sabe nada de su vida temprana antes de Wittenberg, salvo que recibió una buena educación entre 1499 y 1505 en las universidades de Erfurt y Colonia. Tras llegar a Wittenberg, se doctoró en teología en 1510 y fue nombrado archidiácono del Departamento de Teología.

Eliminar publicidad

Advertisement

Karlstadt, como jefe de teología, concedió a Lutero su doctorado en 1512, y luego ambos compartirían debates teológicos y filosóficos.

Martín Lutero llegó a Wittenberg por sugerencia de su mentor, Johann von Staupitz (c. 1460-1524), quien lo recomendó que ocupara la cátedra de Biblia de Staupitz en la universidad. Karlstadt, como jefe de teología, concedió a Lutero su doctorado en 1512, y luego ambos compartirían debates teológicos y filosóficos. Karlstadt era considerado el principal erudito de la universidad y gozaba de gran prestigio intelectual, mientras que, en esta época, Lutero era un desconocido.

Karlstadt reconocía su importancia y con frecuencia se excedía en su autoridad, lo que lo hacía entrar en conflicto con su mecenas Federico III (el Sabio, 1463-1525), el elector y gobernante de Sajonia que contribuía a los ingresos de la universidad y de su facultad. Federico III respetaba la posición de Karlstadt como principal académico de Wittenberg y, aunque su relación a veces era tensa, le permitía hacer más o menos lo que quería. En 1515, Karlstadt partió a Roma para estudiar la carrera de Derecho, donde permaneció durante más de un año con una licencia que Federico III solo había aceptado para cuatro meses. A su regreso, iba notablemente bien vestido y había desarrollado un gusto por la alta costura costosa que lo obligó a pedir a Federico III la paga de los clérigos recientemente fallecidos para mantener su guardarropa. Esto puede haber tensado aún más su relación y podría haber contribuido a los problemas posteriores entre ambos.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Sin embargo, no todo el tiempo que pasó en Roma y Siena lo dedicó a su atuendo, ya que era un erudito serio que se había dedicado a su carrera de Derecho. También había observado de primera mano los excesos de la Iglesia de Roma (al igual que Lutero) y, a su regreso, redactó 151 tesis para discutirlas con otros clérigos sobre las posibilidades de reforma. Lutero, mientras tanto, se había ido alejando de las enseñanzas ortodoxas y discutió sus argumentos contra la política eclesiástica de la teología escolástica con Karlstadt a principios de 1517. Karlstadt advirtió a Lutero contra la herejía y consultó las obras de San Agustín de Hipona (354-430) para refutar los puntos de Lutero. En cambio, descubrió que Lutero tenía razón al rechazar la escolástica, que se basaba en la razón y no en la fe, y comenzó a cuestionar su propia relación con la Iglesia.

Martin Luther
Martín Lutero
Sergio Andres Segovia (Public Domain)

Si bien había advertido a Lutero que no criticara a la Iglesia, ahora él mismo se pronunciaba contra la teología escolástica, y algunos estudiosos, como Lyndal Roper, afirman que influyó directamente en las 97 tesis de Lutero sobre el tema. Las 97 tesis se publicaron en septiembre de 1517, un mes antes de que se colgaran en la puerta de la iglesia de Wittenberg las 95 tesis de Martín Lutero. Para entonces, Karlstadt ya argumentaba en contra de la política de la Iglesia respecto a la veneración de los santos y el lugar de los íconos en las iglesias, pero al principio no apoyaba las objeciones de Lutero a las indulgencias.

Eliminar publicidad

Advertisement

Leipzig y Worms

Las 95 tesis de Lutero desafiaban la venta de indulgencias (escrituras compradas para disminuir el tiempo de uno, o de un ser querido, en el purgatorio) y Karlstadt reconoció que, sin la venta de estas escrituras, la estabilidad financiera de la iglesia de Wittenberg (y de muchas otras) estaría en peligro. Sus propios ingresos, además, se verían afectados, lo que significaría, entre otros sacrificios, que tendría que abandonar su fino vestuario. Al mismo tiempo, comprendió que Lutero tenía razón y que no había ninguna base bíblica para las indulgencias o para el purgatorio, lo que lo llevó a renunciar a sus apegos a los bienes mundanos y a abrazar el concepto que Lutero defendía de la sola fe y la sola escritura como medio para la comunión con Dios y una vida plena.

Karlstadt comenzó a predicar el mensaje de la Reforma en 1518, al mismo tiempo que se publicaban y distribuían ampliamente las 95 tesis de Lutero. El Papa León X envió una serie de delegados para intentar silenciar a Lutero y Karlstadt, y entre ellos estaba Johann Eck (1486-1543), un teólogo católico y antiguo amigo de Lutero, que quería debatir con Karlstadt en una reunión convocada en Leipzig en 1519. En un principio, Lutero iba a desempeñar un papel secundario, pero los historiadores suelen pasar por alto la aparición de Karlstadt en Leipzig, ya que Lutero ocupó un papel central y argumentó con mayor elocuencia. Cuando se publicó la bula papal que amenazaba a Lutero con la excomunión en 1520, Karlstadt se sorprendió al verse incluido en ella, ya que Lutero había sido claramente más franco y polémico.

Karlstadt se alejó entonces de las enseñanzas de la Iglesia, e incluso de la visión de Lutero, hacia una renuncia a las cosas mundanas para alcanzar "un estado de receptividad y apertura mística en el que los límites entre uno mismo y Dios desaparecen, como si uno volviera al vientre materno donde no hay separación entre la madre y el hijo" (Roper, 211-212). Lutero rechazaba este punto de vista, alegando que Dios había hecho el mundo para que los seres humanos lo disfrutaran, y el rechazo de los placeres terrenales era un repudio sin gracia de los dones de Dios. Esta diferencia en sus puntos de vista provocaría su primera división, que no haría más que aumentar.

Eliminar publicidad

Advertisement

Luther at the Diet of Worms
Lutero en la Dieta de Worms
Anton Werner (Public Domain)

Lutero fue excomulgado en enero de 1521, junto con Karlstadt, y se le ordenó comparecer en la Dieta de Worms, una asamblea convocada por Carlos V, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, en un esfuerzo por unir sus territorios contra una posible invasión del Imperio otomano. Dado que las obras de Lutero habían provocado divisiones religiosas, se esperaba que diera explicaciones y, con suerte, se retractara, lo que restauraría la unidad que Carlos V necesitaba. El discurso de Lutero en la Dieta de Worms, en abril de 1521, lo elevó a la categoría de figura de Cristo entre sus partidarios, que ahora esperaban que terminara lo que había empezado, que derribara las instituciones de la Iglesia y la nobleza medievales y que diera paso a una nueva era de igualdad y prosperidad para todos, independientemente de su posición social.

Wartburg y Wittenberg

Sin embargo, para las autoridades y los nobles católicos, Lutero era una amenaza peligrosa y Carlos V lo calificó de criminal, lo que significaba que cualquiera podía matarlo sin consecuencias. Sin embargo, de regreso a Wittenberg, Lutero fue puesto bajo custodia por Federico III y llevado al castillo de Wartburg. Karlstadt, mientras tanto, impulsaba la Reforma en Wittenberg. Predicaba en contra de los íconos y en apoyo de la visión de Lutero, y a finales de año ofrecía la comunión "en ambas clases", es decir, los laicos recibían tanto el pan como el vino, mientras que, según la política de la Iglesia, solo debían recibir el pan, ya que el vino estaba reservado para el clero. Roper comenta:

Mientras que antes evitaba predicar, ahora Karlstadt lo hacía con frecuencia y con pasión. La gente comentaba que se había convertido en un hombre nuevo, "ahora predicaba cosas tan magníficas". Cuando quedó claro que [Federico III] sería hostil a cualquier "innovación", Karlstadt lo ignoró y, el día de Navidad, invitó a los presentes que quisieran comulgar a hacerlo, se hubieran confesado o no. Se dice que asistieron mil personas. Para horror de las [autoridades], muchos de los que comulgaron no habían guardado el ayuno obligatorio, sino que habían comido y bebido antes; se dice que algunos incluso habían consumido brandy. Vestido con ropa de seglar, Karlstadt ofició la misa en la iglesia parroquial y, cuando las hostias se cayeron dos veces (una sobre el abrigo de un hombre, otra sobre el suelo), se limitó a decir a los feligreses que las recogieran. (212)

Después de deshacerse de sus propios adornos elaborados, hizo lo mismo con la liturgia y las políticas de la Iglesia; pidió la eliminación de los íconos y celebró la misa en alemán en lugar de en latín, vestido con ropa de calle como cualquiera de sus feligreses. En Wartburg, Lutero escribía constantemente, enviaba cartas de ánimo a sus compañeros reformadores, especialmente a su mano derecha, Felipe Melanchthon (1497-1560), pero no a Karlstadt, quien se dedicaba principalmente a los esfuerzos que Lutero había inspirado y que incluso había escrito una oración de alabanza en su honor. Al día siguiente de la Navidad de 1521, Karlstadt se casó con la joven de 15 años Anna von Mochau, desafiando la política de la Iglesia que prohibía el matrimonio clerical, en una ceremonia a la que asistieron Melanchthon y otros, con felicitaciones enviadas (más tarde) por Lutero. Unas semanas más tarde, Lutero envió más cartas animando a la gente a apoyar los esfuerzos de Karlstadt en Wittenberg para establecer una verdadera ciudad cristiana basada en los principios bíblicos.

Eliminar publicidad

Advertisement

Andreas Bodenstein von Karlstadt
Andreas Bodenstein von Karlstadt
Unknown Author (Public Domain)

Karlstadt y Müntzer

El pueblo de Wittenberg, especialmente la clase campesina, no necesitó ningún estímulo para desmantelar la jerarquía social, y el 10 de enero de 1522, probablemente inspirada por el amigo de Karlstadt y compañero de la reforma, Gabriel Zwilling (c. 1487-1558), una turba despojó a la iglesia de sus íconos y los quemó. Roper describe la escena:

[La turba] hizo un fuego en la plaza del claustro, entró en la iglesia, rompió los altares de madera y los llevó con todos los cuadros y estatuas, crucifijos, banderas, velas, candelabros, etc. al fuego, los arrojó y los quemó, y cortó las cabezas de las estatuas de piedra de Cristo, María y otros santos y destruyó todas las imágenes de la iglesia. (214)

Karlstadt no solo aprobó, sino que alentó la iconoclasia en otros lugares señalando que el primer mandamiento prohibía la adoración de ídolos y definiendo la iconografía de la iglesia como idolatría. Mientras Karlstadt promovía la causa en Wittenberg, Thomas Müntzer hacía lo mismo en otros lugares, a la vez que rechazaba a Lutero como un hipócrita que había traicionado la reforma. Müntzer estaba en Wittenberg antes de que Lutero publicara sus 95 tesis y fue uno de los primeros partidarios y parte del círculo íntimo de Lutero con Karlstadt, Melanchthon y otros. Apoyó a Lutero y Karlstadt en Leipzig en 1519 y fue recompensado por Lutero con un puesto de predicador en Zwickau.

Thomas Müntzer Commemorative Coin
Moneda conmemorativa de Thomas Müntzer
Jobel (Public Domain)

Mientras estuvo allí, Müntzer se asoció con el místico Nikolaus Storch (m. c. 1536) y sus colegas, los Profetas de Zwickau, que negaban la afirmación de Lutero de que solo se necesitaba la fe y la Biblia; los profetas afirmaban que Dios podía comunicarse con los creyentes de cualquier forma que considerara oportuna, incluyendo sueños y visiones, y que la Biblia era solo un medio de comunión con lo divino. Müntzer ya tenía creencias similares, y cuando Lutero fue rescatado por Federico III (en lugar de ser martirizado como parece que Müntzer pensaba que sería), rompió con la visión luterana y siguió su propio camino, denunciando a Lutero como una marioneta de la nobleza.

El regreso de Lutero y el exilio de Karlstadt

El duque Jorge, primo de Federico III y devoto católico, apeló a Carlos V para que detuviera la propagación de la violencia y la destrucción alentadas por los reformadores, y el 20 de enero de 1522 se emitió un mandato imperial que condenaba la Reforma y daba permiso a las autoridades católicas para castigar a los activistas. Federico III comprendió que se vería implicado en el movimiento si permitía que siguiera su curso, y Lutero también era consciente de la amenaza que suponía para su mecenas. Se puso en contacto con Federico III diciéndole que volvería a Wittenberg y detendría la violencia, aunque debía saber que esto también significaba retirar su apoyo a Karlstadt.

A su regreso a Wittenberg, Lutero predicó ocho sermones contra todo lo que Karlstadt y Zwilling habían defendido.

Lutero comprendió las manipulaciones políticas que se estaban llevando a cabo y cómo el duque Jorge estaba esperando una oportunidad para destituir a su primo y quedarse con sus tierras, por lo que le dijo a Federico III que no lo protegiera ni reconociera su relación. Hasta ese momento, como señala Roper, "Lutero parecía estar muy satisfecho con el desarrollo de la Reforma en Wittenberg" (221). Sin embargo, a su regreso, predicó ocho sermones contra el levantamiento, la iconoclasia y, esencialmente, todo lo que Karlstadt y Zwilling habían defendido.

Zwilling se disculpó por su participación en los disturbios, fue perdonado y enviado tranquilamente a un puesto de pastor en Altenburg, pero Karlstadt permaneció en Wittenberg, condenado al ostracismo por Lutero, que ahora lo asociaba sutil y no tan sutilmente, con el diablo, y lo culpaba de fomentar la rebelión contra las autoridades civiles. Karlstadt también fue rechazado por aquellos a los que había dirigido y fue rechazado por la universidad cuando intentó publicar sus obras más recientes. Cuando recibió una invitación para predicar en Orlamunde, aceptó y abandonó Wittenberg.

En Orlamunde, Karlstadt rompió por completo con Lutero y continuó la misma línea, ahora condenada por Lutero como "radical", que había seguido cuando Lutero estaba en Wartburg y que este había sabido fomentar, así como la retirada y destrucción de íconos en las iglesias. Rechazó la interpretación que hacía Lutero de la Eucaristía como encarnación de Cristo y se inclinó por la visión de Zwinglio de que el ritual era un memorial del sacrificio de Cristo en el que Dios estaba espiritualmente (y no físicamente) presente. También adoptó el rechazo anabaptista al bautismo infantil, alegando que un niño no podía tomar una decisión consciente de aceptar a Cristo. Lutero rechazó ambos conceptos y tachó a Karlstadt de hereje.

Lutero continuó atacando a Karlstadt a través de cartas y prohibiéndole publicar cualquier cosa, en cualquier lugar, sin su aprobación. En agosto de 1524, Karlstadt se reunió con Lutero en la ciudad de Jena, en la posada del Oso Negro, donde Lutero acusó a Karlstadt de tener inclinaciones radicales y de estar aliado con Müntzer, quien, en ese momento, estaba asociado con el malestar social que se extendía por el sur de Alemania. Karlstadt se defendió, señalando que había escrito a Müntzer, que estaba en Allstedt, su base de operaciones, negándose a apoyarlo en la resistencia armada y rechazando cualquier alianza entre Orlamunde y Allstedt. Lutero desestimó las explicaciones y la defensa de Karlstadt y abandonó la reunión tras decirle a quien alguna vez había sido su amigo que hiciera todo lo posible por escribir cualquier cosa en su contra y ver qué lograba con eso. Un mes más tarde, Karlstadt fue desterrado de Sajonia por Federico III, que ya no tenía ninguna utilidad para él desde que se había convertido en mecenas de Lutero.

Conclusión

La frustración de las clases bajas por el trato que recibían de la nobleza y de la Iglesia, y su decepción por el hecho de que las "nuevas enseñanzas" no habían hecho nada para aliviar su sufrimiento, culminaron finalmente en la guerra de los campesinos alemanes que estalló poco después del destierro de Karlstadt. Lutero predicó contra la revuelta al igual que lo había hecho contra los disturbios de Wittenberg, lo que provocó que Müntzer lo atacara aún más por traicionar al pueblo llano y apoyar el statu quo. Müntzer lideró un contingente de campesinos en la guerra, mientras que Karlstadt, amenazado por la gente que lo asociaba con Lutero o con los ataques de éste, regresó en secreto a Wittenberg. Sin ningún otro sitio al que ir, se vio obligado a pedir asilo a Lutero y fue acogido junto a su familia a cambio de firmar una retractación de los comentarios negativos que había hecho sobre Lutero.

Müntzer fue ejecutado después de la batalla de Frankenhausen en mayo de 1525, poniendo fin a la guerra, y Lutero, que había sido atacado por campesinos mientras realizaba una gira de conferencias ese año, publicó su obra titulada Contra los campesinos asaltantes y asesinos abogando por su ejecución. No hay constancia de la reacción de Karlstadt a este panfleto porque Lutero le seguía prohibiendo predicar, enseñar o publicar, y logró sustentar a su familia como agricultor y comerciante hasta 1529, cuando partió hacia Suiza, predicando en Zúrich y asociándose primero con Zwinglio y después con Bullinger. En 1534 se encontraba en Basilea, donde fue decano de la Universidad de Basilea hasta que murió de peste en diciembre de 1541.

Aunque Lutero es justamente reconocido por su papel fundamental en el lanzamiento de la Reforma protestante, Andreas Karlstadt fue el primer activista de Wittenberg que desafió la autoridad de la Iglesia. Inspiró y fue inspirado por Lutero, primero al advertirle y luego al animarlo a tomar la postura por la que se lo conoce. Al igual que Müntzer y, en menor medida, Melanchthon (así como otros que apoyaron los primeros esfuerzos de Lutero), Karlstadt fue rechazado por Lutero cuando le pareció conveniente hacerlo y sigue siendo mencionado principalmente como una nota a pie de página de la historia de Lutero. Sin embargo, fue fundamental en el establecimiento de la Reforma por derecho propio, y los estudios recientes están trabajando para elevarlo a la estatura y el reconocimiento que debería haber recibido hace mucho tiempo.

Eliminar publicidad

Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Quién fue Andreas Karlstadt?

Andreas Karlstadt fue un teólogo y reformador, uno de los primeros partidarios de Martín Lutero, que ayudó a establecer la Reforma protestante.

¿Por qué es conocido Andreas Karlstadt?

Karlstadt es conocido por establecer la Reforma en Wittenberg, Alemania, mientras Martín Lutero estaba escondido y por promover la causa en otros lugares más tarde.

¿Qué causó el distanciamiento entre Karlstadt y Lutero?

Karlstadt y Lutero discrepaban sobre la importancia de la Eucaristía, el bautismo de niños y los métodos de difusión de la Reforma.

¿Qué relación existía entre Karlstadt y Thomas Müntzer?

Karlstadt y Müntzer fueron los primeros partidarios de Lutero. Müntzer abogaba por la resistencia armada a la autoridad de la nobleza y la Iglesia; Karlstadt rechazaba la visión de Müntzer.

¿Por qué Karlstadt vivió con Lutero después de que este lo denunciara?

Cuando estalló la guerra de los campesinos alemanes, Karlstadt se asoció tanto con Lutero, quien denunciaba la guerra, como con Müntzer, que abogaba por ella. Lutero también lo había asociado con el diablo y su vida corría peligro. Al no tener otro lugar donde ir, fue acogido por Lutero.

¿Cómo murió Andreas Karlstadt?

Andreas Karlstadt murió de peste en Basilea, Suiza, en 1541.

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Escritor independiente y antiguo profesor de filosofía a tiempo parcial en el Marist College de Nueva York, Joshua J. Mark ha vivido en Grecia y Alemania; también ha viajado por Egipto. Ha sido profesor universitario de historia, escritura, literatura y filosofía.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2022, abril 20). Andreas Karlstadt [Andreas Karlstadt]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-20713/andreas-karlstadt/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Andreas Karlstadt." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación abril 20, 2022. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-20713/andreas-karlstadt/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Andreas Karlstadt." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 20 abr 2022. Web. 04 oct 2022.

Afiliación