Hel

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Rosa Baranda
Publicado el 06 septiembre 2021
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
X
Hel, Norse Ruler of the Dead (by Mkasahara, CC BY-NC-SA)
Hel, gobernante nórdica de los muertos
Mkasahara (CC BY-NC-SA)

Hel es la reina del inframundo en la mitología nórdica, que también se llama Hel. Es hija del dios Loki y de la giganta Angrboda, y hermana de Fenrir el lobo y Jörmungandr, la serpiente del mundo. Aunque se suele hablar de ella como una diosa, Hel es más bien mitad diosa y mitad jötunn, una entidad de Jotunheim, el reino de los gigantes.

Su nombre significa "escondido" y hace referencia a los muertos que están enterrados o incinerados y cuyas almas son invisibles para los vivos. La mayoría de eruditos coincide en que no existía en la Escandinavia precristiana y es más o menos una creación del mitógrafo islandés Snorri Sturluson (1179-1241), que documentó las sagas nórdicas. Sin embargo, Sturluson era un cristiano que escribía para una audiencia cristiana, así que se entiende que cambió ciertos aspectos de los cuentos y leyendas paganos para que resultaran más aceptables para su público.

Eliminar publicidad
Advertisement
VARIOS EXPERTOS MODERNOS HAN CONCLUIDO QUE NO HABÍA NINGUNA ENTIDAD CONOCIDA COMO HEL EN LAS CREENCIAS ESCANDINAVAS PRECRISTIANAS.

Se cree que Hel es un ejemplo de estos cambios, ya que, anteriormente, parece ser que Hel era un lugar equivalente a "la tumba", que no tenía ningún ser sobrenatural vigilándolo. Hel la entidad se representa como una mujer de dos mitades; una es hermosa y la otra es un cadáver azul y en descomposición, que no se parece en nada al personaje de Hela de la película de 2017 Thor: Ragnarök (ni tampoco es hermana de Thor ni de Loki). A veces se dice que es una giganta ya que su madre, Angrboda, que vivía en Jotunheim, también lo era.

Como ya se ha dicho, también se habla de ella como una diosa en la época moderna, ya que es hija del dios Loki. Sin embargo, las fuentes primarias sugieren que era una jötunn, no necesariamente ni una gigante ni una diosa, sino alguien que descendía de los jötnar de Jotunheim, que podría ser una giganta, pero no lo era necesariamente. No existe ninguna definición clara de ella en los textos nórdicos y probablemente como mejor se entiende es como una entidad sobrenatural de tamaño normal (puede que una semidiosa).

Eliminar publicidad
Advertisement

El origen de Hel y los hijos de Loki

Las historias originales que componen las sagas nórdicas se fueron transmitiendo de forma oral durante siglos y no se pusieron por escrito hasta después de Cristo. Antes de esto, la escritura tenía forma de runas, con un alfabeto de 24 caracteres, pero estos solo se usaban para piezas cortas, como conmemoraciones grabadas en piedra o palos. El experto John Lindow comenta:

Aunque las pocas inscripciones rúnicas que se conservan muestran que las runas se podían usar de muchas maneras, Escandinavia durante la edad vikinga era a todos los efectos una sociedad oral, en la que casi toda la información se almacenaba en la memoria mortal, en vez de codificarse en libros, y se transmitía de una memoria a otra a través del habla. Algunos discursos eran formales, otros no. Pero al igual que los políticos, por ejemplo, adaptan su manera de hablar a la audiencia, gran parte de los conocimientos ancestrales debían ser susceptibles al cambio a través de la transmisión oral. Sin la autoridad de un documento escrito, no hay manera de comparar las diferentes versiones de un texto y por lo tanto no podemos asumir que una fuente escrita en el siglo XIII pasara de un siglo a otro oralmente sin sufrir ningún cambio. (11-12)

Esto es aplicable a todos los aspectos de la mitología nórdica, pero especialmente en lo relacionado con Hel. Varios expertos modernos han concluido que no había ninguna entidad conocida como Hel en las creencias escandinavas precristianas, y de entre ellos Rudolf Simek apunta lo siguiente: "En conjunto, no hay nada que favorezca la creencia en una diosa Hel en la época anterior al cristianismo" (138), pero, al mismo tiempo, los expertos reconocen que no se puede hablar a ciencia cierta de las creencias anteriores al cristianismo porque no hay nada escrito.

Eliminar publicidad
Advertisement

Loki's Brood
La progenie de Loki
Emil Doepler (Public Domain)

La primera mención de Hel proviene del Gylfaginning de la Edda prosaica del siglo XIII, capítulo 34, donde se menciona que es uno de los vástagos de Loki, nacidos de la giganta Angrboda, que vive en Jotunheim. Los dioses de Asgard reciben una profecía que dice que estos hijos crecerán y causarán problemas, así que Odín manda a alguien a buscarlos, o va él mismo a Jotunheim, para llevarlos a Asgard, donde puede tenerlos vigilados.

Los tres hijos son la joven Hel, el cachorro de lobo Fenrir y la pequeña serpiente Jörmungandr. Casi nada más llegar, Odín arroja a Jörmungandr al mar y a Hel al mundo helado de Niflheim, donde le otorga "autoridad" sobre los nueve reinos de la cosmología nórdica. Parece ser que esta autoridad se limita a las almas de los muertos que pasarán por Helvegr, el camino de los muertos, a su reino bajo Niflheim, conocido como Niflhel o Hel.

Odín deja a Fenrir el lobo en Asgard, por razones que nunca se llegan a explicar, donde crece de manera alarmante hasta que es tan grande y fuerte que los dioses temen no poder controlarlo si alguna vez decide volverse contra ellos. Engañan a Fenrir para que acceda a que lo aten con grilletes hechos por los enanos para amarrarlo en una isla, y luego lo abandonan allí. Mientras esto ocurre, Jörmungandr también ha estado creciendo bajo el mar hasta que es tan grande que rodea todo Midgard, donde viven los mortales. A partir de entonces se lo conoce como la Serpiente del mundo o de Midgard. Mientras se cumplen los destinos de sus hermanos, Hel se sienta como reina de los muertos en su oscuro reino del que ni ella ni sus súbditos pueden escapar.

Eliminar publicidad
Advertisement

Hel - Norse Queen of the Underworld
Hel, gobernante nórdica del inframundo
Tara Ryzebol (CC BY-SA)

La tierra de Hel

Hel se encontraba al norte y se llegaba hasta allí por una calzada que conducía hacia abajo, cruzando un puente sobre un río de lanzas y cruzando una puerta en una valla alta vigilada por el lobo Garm. El reino de Hel estaba reservado principalmente para aquellos que habían muerto de viejos o de alguna enfermedad (aunque había excepciones; notablemente para las muertes accidentales) en vez de morir gloriosamente en la batalla o por otras causas.

NO ESTÁ CLARO QUIÉN HABRÍA ACABADO EN HEL, APARTE DE LOS ENFERMOS Y LOS VIEJOS, PERO NO ERA UN REINO DE CASTIGO NI DE TORMENTO.

Las almas de los guerreros iban al salón de Odín en Valhalla, los que se ahogaban acudían a la diosa Ran, esposa del dios marino Aegir, y la gente corriente iba a Fólkvangr ("el campo del pueblo"), presidido por la diosa Freyja. No está claro quién habría acabado en Hel, aparte de los enfermos y los viejos, pero no era un reino de castigo ni tormento. Hel trataba bien a las almas, tal y como demuestra la historia de la llegada del dios Baldr, cuando cubrieron los suelos de oro y los bancos de paja fresca para recibirlo. Simek apunta que "Hel no es un lugar de tormento; no es un infierno, sino simplemente la residencia de los muertos" (136), pero en general no es un lugar agradable.

Una vez llegan las almas, no pueden volver a salir nunca y el mundo es húmedo, oscuro, frío y neblinoso. Simek comenta lo siguiente sobre las características del palacio de Hel:

Eliminar publicidad
Advertisement

Su palacio se llama Eljudnir, "el palacio húmedo", su plato y su cuchillo "hambre", su sirviente es Ganglati, "el lento" y la sirvienta es Ganglot, "la vaga", la entrada es Fallandaforad, "el obstáculo", la cama se llama Kor, "la enfermedad", las cortinas de la cama Blikjanda-bolr, "triste desgracia". (137)

Si nos basamos en las menciones en las diferentes historias, parece que cualquier alma que no fuera la de un guerrero muerto en la batalla podía terminar en Hel, pero no se da ninguna razón para que un alma acabe en Hel en vez de en Fólkvangr que no sea la muerte por vejez o por enfermedad. Al mismo tiempo, parece que había bastantes almas en Hel que no habían muerto ni por una razón ni por la otra, y las dos más famosas son el dios Baldr y su esposa Nanna.

La muerte de Baldr

La historia de la muerte de Baldr parece que era de las más populares en la época vikinga, y Sturluson la cuenta con todo detalle en el capítulo 21 del Gylfaginning de la Edda prosaica. Simek apunta que Sturluson "dedica una de las partes ininterrumpidas más largas de la Edda al mito de la muerte de Baldr y a la descripción de su funeral" (27). Esta historia es la única en la que aparece Hel de manera significativa, aunque incluso aquí es una figura sombría.

La historia se cuenta completa en la Edda prosaica, pero hay un poema corto de la Edda poética, Baldrs Draumar ("los sueños de Baldr") que añade más detalles. En Los sueños de Baldr, Baldr tiene pesadillas cosa que preocupa a los demás dioses porque todos lo quieren. La Edda prosaica lo describe de la siguiente manera:

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

El segundo hijo de Odín, de quien solo se cuentan cosas buenas. Es el mejor de todos y todo el mundo lo alaba. Su apariencia es tan hermosa y brillante que irradia luz y es el más sabio de los Aesir, el más elocuente y el más amistoso. (Gylfaginning, 21; Simek, 26-27)

Odín baja a la tierra de Hel y resucita el espíritu de una bruja para preguntarle el significado de estos sueños. Se da cuenta que el reino se ha preparado para la llegada de alguien y el espíritu de la bruja le dice que todas las decoraciones son para recibir a Baldr. Este poema corto termina con la bruja diciéndole a Odín que regrese a casa y disfrute del tiempo que le queda porque pronto regresará tras Ragnarök, que es cuando morirá y los nueve reinos serán destruidos.

En la historia prosaica, la esposa de Odín y madre de Baldr, Frigg, intenta salvar a su hijo haciendo que todas las cosas, animadas e inanimadas, prometan no lastimar a Baldr. Como es amigo de todos, todo el mundo y todas las cosas lo prometen sin dudarlo, y Frigg regresa al hogar satisfecha. Los demás dioses pronto empiezan un deporte en el que arrojan objetos varios a Baldr que, tal y como han prometido, rebotan contra él sin causarle daño. El dios embaucador, Loki, los observa un día y, sintiendo ganas de causar problemas como de costumbre, se disfraza de mujer y acude al palacio de Frigg en la tierra de Fensalir.

Frigg
Frigg
Dagfin Werenskiold / Oslo City Hall (CC BY-NC)

Frigg recibe la visita y le pregunta qué están haciendo los dioses en Asgard. La mujer le dice que están disfrutando de su deporte común de arrojarle cosas a Baldr para ver cómo rebotan contra él, y después pregunta despreocupadamente si es verdad que todas las cosas de los nueve reinos han prometido no herir al dios. Frigg, sin sospechar nada, le dice a su invitada que todo y todos lo han prometido excepto por una planta de muérdago, a la que decidió no preguntar porque era tan pequeña que nunca podría herir a nadie.

Loki se marcha, recoge el muérdago que encuentra al oeste de Valhalla y regresa a Asgard donde todavía están arrojándole cosas a Baldr. El hermano ciego de Baldr, Hodr, está de pie junto al grupo, triste porque no puede participar en la diversión. Loki le pone el muérdago en la mano a Hodr y le dice que le ayudará a jugar con los demás y le ayuda a apuntar. Hodr arroja el muérdago, que pincha a Baldr y este cae muerto.

Las condiciones de Hel

Los dioses, horrorizados, empiezan a llorar y Frigg aparece pidiendo un voluntario que viaje a Hel y pida que le devuelvan el alma de Baldr. Hermodr, del que se dice que es hermano de Baldr, pero no hijo de Frigg (o sea, que posiblemente es hijo de Odín, pero no está claro) acepta la misión y cabalga por el camino solitario de Helvgr hasta el reino de Hel. Cabalga durante nueve noches hasta que se acerca al río de Hel y, en ese tiempo, los dioses han preparado el funeral de Baldr y Nanna, la esposa de Baldr, se ha suicidado por la pena.

Hermodr se encuentra con Modgudr, la sirvienta de Hel, en el puente, que lo reconoce como un ser vivo y le dice que no puede entrar en Hel, así que le pregunta que para qué ha venido. Hermodr le dice que está buscando la sombra de Baldr y Modgudr le confirma que ha llegado. Hermodr salta el muro de Hel (ya que no puede entrar como un ser vivo), y llega al palacio de la reina, donde se encuentra a Baldr recibiendo honores y rodeado de lujo y grandeza. Pasa la noche en el palacio y a la mañana siguiente le cuenta a Hel su misión y le pregunta si lo concederá.

Hermod Before Hela
Hermod frente a Hela
John Charles Dollman (Public Domain)

Hel accede a dejar regresar a Baldr y Nanna al mundo de los vivos con una condición: todo y todos en los nueve reinos tienen que llorar por él. Baldr y Nanna le dan regalos a Hermodr para que se los lleve a Odín, Frigg y la fiel criada de Frigg, Fulla, y después Hermodr se marcha con su mensaje para los nueve reinos. Todas las cosas empiezan a llorar por Baldr según Hermodr les va contando la historia hasta que llega a la giganta Thokk, que vive sola en una cueva y se niega. Thokk le dice que no sabe quién es ese tal Baldr y no ve que haya razón alguna para llorar por él, y, además, si ha muerto debería permanecer muerto. Se sugiere que Thokk es en realidad Loki disfrazado, pero Hermodr no lo sabe y, al no conseguir que llore por Baldr, no se cumple la condición de Hel y Baldr y Nanna tienen que quedarse en su reino hasta después del Ragnarök.

Ragnarök

Ragnarök es el ocaso de los dioses en el que el presente ciclo de los nueve reinos llegaría a su fin en una batalla cataclísmica entre las fuerzas del orden y las del caos. Ragnarök había sido decretado por las nornas (equivalentes a las parcas romanas o las moiras griegas) y no se podía detener. Tampoco había ninguna razón para que ocurriera aparte de que el trato que daban los dioses con sus acciones (especialmente Odín) a los hijos de Loki contribuían a su inevitabilidad.

Tras la muerte de Baldr, encadenan a Loki bajo la tierra con una serpiente sobre él que gotea un veneno abrasador sobre su cabeza. Al mismo tiempo, su hijo Fenrir está atado en la isla, Jörmungandr no podía abandonar el mar y Hel no podía salir de su oscuro reino. Mientras tanto, en el Bosque de Hierro, la antigua compañera de Loki, Angrboda ha estado criando a sus nietos (los hijos de Fenrir), los lobos Sköll y Hati, desde que su padre es prisionero de Asgard. Aunque el castigo de Loki por la muerte de Baldr es justo, Odín y los demás dioses de Asgard son directamente responsables por encarcelar a los hijos de Loki, que eran inocentes y habían vivido en paz con su madre en Jotunheim hasta que son secuestrados y maltratados.

Loki's Punishment
El castigo de Loki
Christoffer Wilhelm Eckersberg (scanned by Gudrun) (Public Domain)

En cualquier momento un ejército de los muertos se alzaría cuando Fenrir se deshiciera de sus cadenas y aullara a las puertas de Hel. Las relaciones humanas se vendrían abajo y las tradiciones caerían en el olvido mientras que, al mismo tiempo, el clima cambiaría drásticamente y habría tres inviernos severos sin verano mientras Loki se retorcía bajo la tierra a medida que el veneno lo quemaba, causando terremotos hasta que lograra liberarse.

Los terremotos continuarían hasta que el barco Naglfar, hecho de las uñas de los muertos, surgiera de las olas pilotado por el gigante Hrym mientras Hel ayudaba a Loki con un segundo barco que llevara a Surtr y los demás gigantes de fuego a la batalla. Jörmungandr saldría del mar provocando maremotos en todos los reinos y las fuerzas del caos se enfrentarían a los dioses y los héroes de Valhalla en la batalla. Casi todos los dioses morirán, incluidos Odín, Thor y Loki, y los nueve reinos se hundirán en las llamas de la destrucción, pero el caos será derrotado y se mantendrá el orden, dando lugar a un nuevo ciclo vital y todo un mundo nuevo de reinos.

Conclusión

Hel no tiene un papel destacado en la historia de Ragnarök, pero se entiende que ayuda a crear un ejército de los muertos para el acontecimiento final y que ayuda a Loki. No está claro si sobrevive o no a Ragnarök, pero no parece probable ya que Baldr y Nanna logran salir de su reino, lo que sugiere que la que hacía que los muertos se quedaran en su sitio ya no tiene tal poder. Probablemente es destruida por el fuego que desprende el gigante de fuego Surtr, que acaba con los nueve reinos.

Su papel secundario en el Ragnarök es consecuente con su naturaleza, pero también con cómo aparece en las historias nórdicas. Su nombre, como ya se ha dicho, significa "escondida", y siempre es un personaje que actúa entre bambalinas. Incluso en la historia de la muerte de Baldr, su aparición es la más breve de todos los personajes.

Lo más probable es que esto fuera a propósito, porque Hel representaba a la muerte, que rara vez se anuncia o llama la atención hasta que aparece y se lleva a alguien. Esto queda sugerido por su representación de una mujer joven, vital y hermosa por un lado y un cadáver amoratado por el otro. La muerte puede cambiar la vida de un momento a otro y, al final, eso es lo que habría representado Hel, lo que posiblemente alentaba a los vivos a disfrutar de la vida lo más posible hasta que esta tocara a su fin.

Eliminar publicidad
Publicidad

Sobre el traductor

Rosa Baranda
Traductora de inglés y francés a español. Muy interesada en la historia, especialmente en la antigua Grecia y Egipto. Actualmente trabaja escribiendo subtítulos para clases en línea y traduciendo textos de historia y filosofía, entre otras cosas.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Joshua J. Mark es el cofundador de World History Encyclopedia y es su director de contenido. Vivió en Grecia y Alemania y ha viajado por muchos lugares. Ha sido profesor universitario de historia, escritura, literatura y filosofía en el Marist College de Nueva York

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2021, septiembre 06). Hel [Hel]. (R. Baranda, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-20024/hel/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Hel." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. Última modificación septiembre 06, 2021. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-20024/hel/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Hel." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 06 sep 2021. Web. 20 may 2024.

Afiliación