La guerra en la antigua India

Definición

Dr Avantika Lal
por , traducido por Rodrigo Pedraza
Publicado el 30 noviembre 2018
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés
Chariot Warriors in Ancient India (by Nomu420, CC BY-SA)
Guerreros de carruaje en la antigua India
Nomu420 (CC BY-SA)

La guerra era el medio principal por el cual se anexaban territorios o se derrotaba a los gobernantes en la antigua India, que estaba dividida en múltiples reinos, repúblicas e imperios. A menudo predominaba un imperio o coexistían diferentes imperios. La literatura védica (1500 - 1000 a.C.), las dos epopeyas Ramayana y el Mahabharata (1000 - 600 a.C.), Arthashastra de Kautilya (en torno al siglo IV a.C.) y Harshacharita de Banabhatta (en torno a siglo VII d.C.), todos ellos textos clave sobre la guerra en la antigua India, dan testimonio de ello. Las tropas eran reclutadas, entrenadas y equipadas por el estado (maula). Había muchas comunidades y tribus forestales (atavika) que eran conocidas por sus habilidades militares y apreciadas como tales. Estas personas vivían de la profesión de las armas (ayudhjivi). Las aldeas que proporcionaban soldados se llamaban ayudhiya. Los mercenarios (bhrita) también existían en grandes cantidades al igual que los gremios corporativos de soldados (shreni) y se reclutaban cuando era necesario.

Actitudes sobre la guerra

Se suponía que el rey o emperador era un gran guerrero, capaz de vencer a los enemigos en el campo de batalla y someter sus reinos. Siempre se enfatizó la idea de digvijaya (sánscrito: “campaña victoriosa en todas direcciones”) para que un gobernante pudiera convertirse en chakravarti samrat (sánscrito: “emperador cuyas ruedas de carro ruedan sin obstáculos”). Religiosamente, los hindúes favorecían la guerra como medio para promover la ambición real e incluso defendían el concepto de dharma yuddha o “guerra justa” para vengar injusticias o reclamar el derecho justificado al trono. El budismo y el jainismo, a pesar de su defensa de la no violencia, también entendían el papel de la guerra y la guerra en el sistema político predominante y especialmente para la defensa del reino contra los invasores embarcados en una digvijaya. El propio Buda aconsejó al ministro del rey de Magadha, Áyata Shatru (492 - 460 a.C.), sobre lo difícil que sería conquistar Vaishali. Paralelamente a toda su labor humanitaria, el emperador maurya Aśoka (272-232 a.C.) tampoco disolvió su ejército, sino que siguió manteniendo medios eficaces para la seguridad de su pueblo, lo que consideraba parte de su deber como gobernante budista que velaba por el bienestar de sus súbditos. A lo largo del período antiguo, muchos de los emperadores, reyes, guerreros e incluso soldados más notables continuaron siendo devotos jainistas.

Eliminar publicidad
Advertisement

El ejército en la antigua India

LOS EJÉRCITOS INDIOS ESTABAN COMPUESTOS DE CUATRO BRAZOS (CHATURANGA): INFANTERÍA, CABALLERÍA, CARROS Y ELEFANTES.

El ejército estaba compuesto de cuatro brazos (chaturanga): infantería, caballería, carros y elefantes. Todos estos se desplegaban en el campo de batalla en formación (vyuha), según lo decidido por los comandantes, basándose en factores como la naturaleza del terreno y la composición de las fuerzas propias y enemigas. Se mostraba gran preocupación por el entrenamiento de hombres y animales. Los reyes y príncipes estaban bien entrenados en las artes de la guerra y el liderazgo, dirigían personalmente sus ejércitos y participaban en la defensa de fuertes.

Los carros de batalla de madera (sangramika) se utilizaban como vehículos de mando y eran apreciados por su movilidad, ya que podían transportar arqueros que podían disparar mientras se movían por el campo de batalla. Unidos con dos o incluso cuatro caballos, estos vehículos podían derribar fácilmente a la infantería enemiga, pero sólo podían usarse en las llanuras y no para ataques sorpresa. Así, a partir del siglo VI a.C., los elefantes sustituyeron a los carros como brazo de élite. Se los consideraba invaluables debido a su enorme poder destructivo. Actuaban como vehículos de mando y proporcionaban un valor de choque, es decir, un impacto psicológico sobre el enemigo. La práctica de intoxicar a los elefantes hacía que causaran mucho pánico y pérdida tanto de la moral como del número del enemigo. Sus otras funciones incluían despejar el camino para las marchas, vadear ríos, proteger el frente, los flancos y la retaguardia del ejército y derribar los muros de los fuertes.

Eliminar publicidad
Advertisement

Mallas Defending the City of Kushinagara
Mallas defendiendo la ciudad de Kushinagara
Dharma (CC BY)

La infantería era la más numerosa y sólo hacia el final del período antiguo la caballería llegó a ocupar alguna posición de importancia, especialmente bajo los gobernantes rajput en el norte, centro y oeste de la India, que también utilizaban camellos. En el sur de la India, el clima no era propicio para la cría de caballos sino de elefantes, y de ahí que las dinastías se centraran en los elefantes, la infantería y la marina.

El campo de batalla en la antigua India

A pesar de los vyuhas, una vez que comenzara la batalla los combates podrían volverse caóticos. La infantería sería la más afectada por la lucha, atacada sin piedad por carros, elefantes y caballería. La infantería no luchaba en formaciones compactas como las falanges griegas o macedonias y, por tanto, se podía atacar y dispersar fácilmente. El objetivo principal era derrotar a las tropas enemigas y matar al rey o comandante, ya que eso haría que sus hombres huyeran y así la batalla quedaría decidida. Los comandantes y otros líderes principales montaban carros y, más tarde, elefantes.

Eliminar publicidad
Advertisement
EL COMANDANTE EN JEFE ORDENaba LAS UNIDADES MILITARES ASIGNANDO TROMPETAS, TABLAS, ESTANDARTES O BANDERAS.

Los combates podían tener lugar en terrenos bajos, en batalla abierta, en emboscadas (sattra), al amparo de atrincheramientos (khanakayuddha), desde las alturas (akasayuddha) e incluso durante la noche. El comandante en jefe podía ordenar el avance o la retirada (ayogamayogam cha) y ordenaba las unidades asignando trompetas, tableros, estandartes o banderas.

Los soldados de infantería también luchaban en bosques, regiones montañosas e inaccesibles. La caballería luchaba como un cuerpo en el campo de batalla y se utilizaba para cortar provisiones y refuerzos al enemigo, realizar tareas de exploración y reconocimiento, cargar contra el enemigo especialmente en los flancos y la retaguardia, proteger otras unidades del ejército y cubrir avances y retiradas y perseguir al enemigo en retirada.

Armas

Las armas incluían arcos y flechas, espadas, espadas a dos manos, escudos ovalados, rectangulares o en forma de campana (a menudo de piel), lanzas, jabalinas, hachas, picas, garrotes y mazas. Los arcos eran el arma principal de la infantería, los guerreros de carros y elefantes e incluso de los comandantes. Un tipo de arco era peculiar de los indios, tenía la misma longitud que el hombre que lo empuñaba, quien lo apoyaba en el suelo y presionaba uno de sus extremos con el pie izquierdo antes de soltar la flecha. La caballería llevaba dos lanzas y un escudo (escudo redondo), más pequeño que el de infantería.

Eliminar publicidad
Advertisement

Magadhan and Mauryan Arms and Armour
Armas y armaduras de Magadhan y Mauryan
Dharma (CC BY)

Armaduras

Los soldados generalmente iban desnudos hasta la cintura o vestían chaquetas acolchadas de algodón. También llevaban turbantes gruesos enrollados, a menudo asegurados con bufandas atadas debajo de la barbilla y bandas de tela atadas a la cintura y el pecho como armadura protectora. En invierno, llevaban túnica. La prenda inferior era una tela suelta que se usaba como falda o enrollada al estilo de un calzón, con un extremo metido en la parte posterior. Los soldados de caballería usaban pantalones.

A partir del período Gupta (siglo III d.C. al siglo VI d.C.), los soldados abandonaron en su mayoría el turbante y llevaban el pelo suelto, con túnicas, cinturones cruzados sobre el pecho desnudo o una blusa corta y ajustada. Las élites que comandaban el ejército u otros funcionarios llevaban armaduras (especialmente de metal). Otras clases de tropas de asalto estaban igualmente bien equipadas.

La armadura incluía cascos, turbantes, fundas para el cuello, el torso, abrigos con mangas o sin mangas de distintos largos, muñequeras y guantes. También había armaduras hechas de pieles, pezuñas y cuernos de ciertos animales como tortugas, rinocerontes, bisontes, elefantes o vacas o cotas de malla.

Eliminar publicidad
Advertisement

Estructuras de comando

El emperador o rey era siempre el comandante supremo, seguido por el príncipe heredero (yuvaraja) y el general o comandante en jefe (senapati). Debajo estaban los superintendentes de cada uno de los brazos, conocidos como rathadhyaksha (para carros), gajadhyaksha (elefantes), ashvadhyaksha (caballería) y patyadhaksha (infantería) y almirantes (navadhyaksha), en el caso de la marina. Sin embargo, en algunos reinos la caballería y los elefantes formaban una sola división. Las unidades y rangos inferiores variaban entre reinos e imperios y en diferentes períodos de tiempo. Principalmente, los términos utilizados para los comandantes superiores eran mahadandanayaka o mahabaladhikrita, seguidos de dandanayaka o baladhikrita, nayaka y gulmin. Los soldados que formaban una compañía se llamaban gaulmika. Los primeros ministros también marchaban ocasionalmente con el ejército. En el reino de Magadha, un cuerpo de funcionarios conocidos como mahamatras dirigía el departamento de guerra.

Ashoka
Aśoka
Dharma (CC BY)

Fortificaciones y guerra de asedio

Los fuertes ocupaban una posición clave en la guerra de la antigua India. Eran necesarios no sólo para la seguridad de la población que vivía en sus alrededores, sino también para el reino en su conjunto, ya que proporcionaba refugio al rey y sus ejércitos contra los enemigos y evitaba que los invasores avanzaran más hacia el interior del reino. La captura de fuertes era necesaria ya que, en la mayoría de los casos, las capitales enemigas solían estar fortificadas y ningún invasor podía proclamar la victoria hasta que hubiera capturado estas fortalezas estratégicas. Los fuertes también se trataban como centros de unidades administrativas. Se construían en regiones fronterizas, en los extremos del reino y en diferentes terrenos: islas (fuertes conocidos como audaka), colinas (parvata o giridurga), desiertos (dhanvana) y bosques (vanadurga).

Había fosos, murallas, parapetos, torres, torreones y posiciones para arqueros, pasajes para huír y puertas de salida junto con múltiples entradas, caminos terrestres secretos y vías fluviales. Los fuertes también estaban bien abastecidos con la cantidad de recursos necesarios para resistir asedios prolongados, como alimentos y armamento.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Magadhan and Mauryan Soldiers
Soldados de Magadhan y Mauryan
Dharma (CC BY)

Había tropas de guarnición especializadas en la defensa de fuertes. Los asaltos eran generalmente realizados por elefantes (purabhettarah). Los arqueros desempeñaban un papel muy importante tanto en el ataque como en la defensa. Se hacía hincapié en un asalto general; entraban rompiendo las puertas después de cruzar el foso o induciendo al enemigo a salir por un acceso. Se consideraba mejor un asalto en un momento en que el enemigo estaba cansado después de luchar en las murallas o en una batalla abierta y por lo tanto, había perdido a muchos de sus hombres, mientras que la población en general dentro del fuerte estaría mas bien distraída. Las condiciones meteorológicas también determinaban el día del asalto.

La guerra naval

La marina se utilizaba para transportar tropas a campos de batalla distantes, participar en acciones bélicas y estaba destinada principalmente a proteger el comercio del reino en el mar, los ríos navegables y las rutas comerciales marítimas mediante la destrucción de piratas. Los buques de guerra se utilizaban en batallas que en comparación con los encuentros terrestres, eran los menos. Los antiguos indios preferían luchar en tierra y no se les daba mucha importancia a las luchas en el mar, excepto en algunos casos en los que destruir la armada enemiga se volvía crucial. Los barcos se utilizaban principalmente para conquistar islas, como se supone para la campaña del emperador gupta Samudragupta (335 d.C. – 380 d.C.), o para luchar contra pueblos marineros como lo hicieron los Satavahana (siglo I a.C. – siglo II d.C.).

Las dinastías en las partes occidental, meridional y oriental (costera) de la India, situadas en la costa del mar dependían en gran medida del comercio y de los recursos marítimos, construyendo flotas que se utilizaron en la guerra. Fue en estas partes y en alta mar adyacente donde la antigua India vio en la práctica la mayor parte de su guerra naval. La razón más convincente era que para capturar el altamente lucrativo comercio exterior del enemigo, era necesario destruir la armada que lo protegía. Las guerras con los reyes de Sri Lanka hicieron que las dinastías del sur aumentaran su armada. Los Chola (siglo IV a.C. al siglo XIII d.C.) realizaron expediciones incluso al sudeste asiático.

Chola Naval Expeditions
Expediciones navales de Chola
Gregors (talk) (CC BY-SA)

Los antiguos indios tenían un buen conocimiento de los materiales, variedades y propiedades de la madera que se utilizaban en la fabricación de las diferentes clases de barcos. El Yuktikalpataru del rey Bhoja (en torno a 1010 d.C. – 1055 d.C.) de Malwa, la única obra india antigua que trata en detalle el tema del transporte marítimo, menciona una especie de embarcación llamada agramandira que tenía las cabinas hacia las proas y, por lo tanto, se veía como apta para la guerra naval (rane kale ghanatyaye). Los barcos eran de uno, dos o tres mástiles. El número de remeros dependía del tamaño de la embarcación y de los guerreros que entraban en combate.

No hay ninguna referencia directa sobre cómo se llevaban a cabo realmente las batallas navales. Es probable que los barcos llevaran guerreros equipados con las armas estándar de la época, como espadas, jabalinas, mazas y lanzas. Los arqueros habrían estado más involucrados en los combates, especialmente disparando flechas de fuego. Tan pronto como los barcos enemigos estaban al alcance, los soldados de ambos bandos entraban en combate cuerpo a cuerpo e intentaban saltar sobre el barco enemigo para matar a la mayor cantidad posible de enemigos y destruirlo; y luego regresar (si todavía estaban vivos) a su propio buque. El objetivo principal era destruir las embarcaciones enemigas, lo que se lograba rompiendo los buques o prendiéndoles fuego. A bordo iba algún tipo de artilugio para arrojar piedras a los barcos enemigos y aplastarlos.

Estrategias de guerra

Las estrategias eran tanto defensivas como ofensivas. Los antiguos pensadores indios insistían en la guerra como medio para aumentar la gloria real y la conquista abierta. Así, se idearon estrategias ofensivas que podrían permitir al ejército del conquistador recorrer grandes distancias y, o bien intimidar al adversario para que se sometiera, o derrotarlo en el campo de batalla si así lo decidía. Estacionaban diferentes ejércitos en diferentes direcciones para hacer frente a los enemigos en el área en cuestión.

AUNQUE LOS ANTIGUOS INDIOS HABÍAN TRATADO CON ARQUEROS A CABALLO ESCITAS Y HUNOS EN LOS SIGLOS V-VIII d.C., NO APRENDIeRON la lección.

Defensivamente, los antiguos indios no se adelantaban a ninguna amenaza de invasores externos. Incluso mientras luchaban contra los macedonios, los griegos, los escitas, los hunos y más tarde contra los invasores turcos, los indios continuarían con su propio sistema de guerra hasta que las derrotas acabaron demostrando que el cambio era necesario. Incluso entonces, los cambios serían necesarios sólo si el rey o un estratega tenía la visión y la realización para hacerlo; de lo contrario, seguían desafiando al enemigo de la manera tradicional, incluso si eso significaba derrotas continuas. Los cambios en el sistema militar, siempre que se introdujeron, no duraron y los reyes o generales sucesivos volvían a los sistemas tradicionales. Aunque los antiguos indios habían tratado con arqueros a caballo escitas y hunos en los siglos V-VIII d.C., no aprendieron la lección para cuando se los encontraron nuevamente comandados por generales turcos en 1192 d.C.:

El valor de los rajput resultó inútil contra estos arqueros montados y se produjo una terrible carnicería por todos lados. Los generales hindúes se habían beneficiado poco de su experiencia pasada y no entendían la eficacia de una caballería móvil para enfrentarse a sus enemigos. El resultado de la batalla era una conclusión inevitable.

(Prasad, pág. 137)

Se creía que la formación en la que los elefantes estaban al frente, los carros en los flancos y los caballos en las alas era la mejor formación para romper el centro del ejército enemigo. La estrategia de utilizar elefantes como brazo principal tenía sus inconvenientes. Las malhumoradas bestias, a pesar de todo el entrenamiento hacían más daño que bien, pisoteaban a sus propias tropas, se volvían locas e incluso podían sacar a los comandantes que las montaban fuera del campo de batalla, lo que podía interpretarse como una huida y provocar que los soldados entraran en pánico y huyeran, o sencillamente podían abandonar la batalla. Al estar en una altura en la cual sobresalía de la formación, el propio comandante era un blanco fácil para los soldados enemigos. En muchos casos, se atacaba expresamente al elefante real con el mismo propósito.

Seven Kings Laying Siege to Kushinagara
Siete reyes sitiando Kushinagara
Biswarup Ganguly (CC BY)

La guerra por otros medios

Además de luchar en el campo de batalla, se hacía hincapié en las operaciones encubiertas, en quebrar la moral del enemigo, en sembrar disensiones entre sus filas, en provocar rebeliones, conspiraciones, ruptura de alianzas y asesinatos de reyes o líderes. Este tipo de guerras se denominaban gudayuddha (sánscrito: “guerra clandestina”) y kutayuddha (sánscrito: “guerra oculta”). Asím asesinos, espías y saboteadores desempeñaban un papel muy importante. La guerra de Magadha contra Vaishali (484-468 ​​a.C.) y el ascenso de Chandragupta Maurya (321-297 a.C.) vieron tales acontecimientos. En el drama sánscrito Mudrarakshasa escrito por Vishakhadatta (presumiblemente en el siglo V d.C.) se dan detalles vívidos de este evento.

Logística

Las grandes distancias que caracterizaban a la antigua India (que entonces incluía también a los actuales países de Pakistán y Bangladesh) dificultaban el movimiento de ejércitos a través de vastas zonas. Era igualmente difícil aprovisionar ejércitos que recorrían distancias muy largas, por lo que en la mayoría de los casos la logística jugaba un papel clave a la hora de determinar la naturaleza y duración de las campañas, que generalmente se realizaban hacia áreas geográficamente cercanas al reino de cada uno. En otros casos (raros), si el soberano tenía la intención de emprender una campaña distante, se harían esfuerzos para garantizar provisiones y una marcha segura.

Los ejércitos estaban bien provistos y se designaban funcionarios para atender las diversas necesidades del ejército tanto durante la marcha como en el campamento. Las provisiones, que incluían alimentos, forraje, armas, ropa y material para acampar, se transportaban en carros de bueyes, elefantes, mulas y camellos y acompañaban al ejército. A menudo, estos procesos podían ser muy caóticos. Técnicamente, se debía dejar en paz a los agricultores, comerciantes y aldeanos, pero a menudo, en la práctica, los soldados saqueaban los granos o las mercancías, en cuyo caso las quejas de los agraviados podían presentarse ante el rey, quien se suponía debía tomar medidas. Con los maurya había depósitos especiales de suministros. También existía un cuerpo médico compuesto por médicos y cirujanos con instrumentos quirúrgicos y medicamentos. El suministro de provisiones para el ejército de Samudragupta, que marchó por casi todo el país, fue una verdadera hazaña.

Grandes victorias y pérdidas

  • Magadha, bajo el mando de Áyata Shatru, ganó la guerra de 16 años con Vaishali (484 – 468 a.C.) utilizando medios encubiertos e innovaciones militares como el rathamusala (un carro con una maza adjunta, que causa mucho caos) y el mahashilakantaga (una máquina de asedio que se asemeja a una enorme catapulta).
  • Batalla de Hidaspes (326 a.C.): El rey Poros (sánscrito: Puru o Paurava; griego: Poros) (en torno a siglo IV a.C.) sufrió una derrota desastrosa a manos de Alejandro Magno (356-323 a.C.).
  • Batalla de Takkolam (949 d.C.): Los cholas fueron derrotados por completo por los rashtrakutas (siglo VIII d.C. al siglo X d.C.) y sus vasallos, y el príncipe heredero chola Rajaditya (en torno a siglo X d.C.) fue asesinado en su elefante.
  • Batalla de Tarain (1192 d.C.): empleando eficazmente arqueros a caballo, los ejércitos turcos de Shahabuddin Muhammad de Gur (1173-1206 d.C.) destruyeron los ejércitos rajput de Prithviraja III Chauhan (1178-1192 d.C.), el último gobernante hindú de Delhi-Ajmer, y así allanó el camino para el establecimiento del Sultanato de Delhi. Prithviraja fue capturado y asesinado.
  • Batallas navales: El rey Pulakesin II de la dinastía Chalukya de Vatapi (609 d.C. - 642 d.C.) destruyó la armada de los mauryas de Konkan frente a la costa de la isla Elefanta (cerca de la actual Mumbai, estado de Maharashtra) en 635 d.C.; Raja Raja I, de la dinastía Chola (985 d.C. - 1014 d.C.) destruyó la flota del rey Bhaskara Ravivarman I de la dinastía Chera Kulashekara (962 d.C. - 1019 d.C.), frente a Kandalur Salai (hoy Valiasala, estado de Kerala): mató a guerreros enemigos, dividió en dos un buque de guerra perteneciente a su rey y destruyó varios barcos (o buques).

Eliminar publicidad
Publicidad

Sobre el traductor

Rodrigo Pedraza
Magíster en Historia Militar con más de 20 años de servicio militar, actualmente realizando trabajos de investigación sobre desarrollo tecnológico en buques y memoria histórica con veteranos.

Sobre el autor

Dr Avantika Lal
La doctora Avantika Lal es PhD (Estudios del Sur Asiatico), especializada en operaciones militares. Sus intereses abarcan historia politica y militar antigua, historia del arte de la India, la guerra en general y la investigación de unidades para mods basados ​​en Total War: Rome.

Cita este trabajo

Estilo APA

Lal, D. A. (2018, noviembre 30). La guerra en la antigua India [Ancient Indian Warfare]. (R. Pedraza, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-17622/la-guerra-en-la-antigua-india/

Estilo Chicago

Lal, Dr Avantika. "La guerra en la antigua India." Traducido por Rodrigo Pedraza. World History Encyclopedia. Última modificación noviembre 30, 2018. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-17622/la-guerra-en-la-antigua-india/.

Estilo MLA

Lal, Dr Avantika. "La guerra en la antigua India." Traducido por Rodrigo Pedraza. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 30 nov 2018. Web. 13 abr 2024.

Afiliación