Mahabharata

Recaudación de fondos para los servidores, 2023

Gestionar un sitio web con millones de lectores por mes es costoso. Además de pagar por los servidores, también tenemos que pagar servicios relacionados como la red de distribución de contenidos, Google Workspace, el correo electrónico y mucho más. Preferiríamos invertir este dinero en producir más contenido sobre historia gratuito para todo el mundo. ¡Gracias por tu ayuda!
$199 / $21000

Definición

Anindita Basu
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 25 agosto 2016
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, Telugu, Hindi, francés
Karna in the Kurukshetra War (by Unknown Artist, Public Domain)
Karna en la Guerra de Kurukshetra
Unknown Artist (Public Domain)

El Mahabharata es una antigua epopeya india cuya historia principal gira en torno a dos ramas de una familia (los Pandavas y los Kauravas) que, en la Guerra de Kurukshetra, luchan por el trono de Hastinapura. En esta narración se entremezclan varias historias menores sobre personas vivas o muertas, y discursos filosóficos. Krishna-Dwaipayan Vyasa, un personaje de la epopeya, la compuso; según la tradición, él dictaba los versos y Ganesha los escribía. Con 100.000 versos, es el poema épico más largo jamás escrito, y se cree que fue compuesto en el siglo IV a.C. o antes. Los acontecimientos de la epopeya se desarrollan en el subcontinente indio y sus alrededores. Fue narrada por primera vez por un estudiante de Vyasa en un sacrificio de serpientes del bisnieto de uno de los principales personajes de la historia. El Mahabharata incluye el Bhagavad Gita y es uno de los textos más importantes de la antigua literatura india e incluso mundial.

El preludio

Shantanu, el rey de Hastinapur, estaba casado con Ganga (personificación del Ganges) con quien tuvo un hijo llamado Devavrat. Varios años después, cuando Devavrat se convirtió en un príncipe consumado, Shantanu se enamoró de Satyavati. Su padre se negó a que se casara con el rey a menos que este le prometiera que el hijo y los descendientes de Satyavati heredarían el trono. Shantanu no quiso negar a Devavrat sus derechos, pero el príncipe, al enterarse del asunto, cabalgó hasta la casa de Satyavati y juró renunciar al trono y permanecer célibe durante toda su vida. El príncipe llevó entonces a Satyavati a su casa, para que el rey, su padre, se casara con ella. Debido al terrible voto que había hecho ese día, Devavrat pasó a ser conocido como Bheeshm. Shantanu estaba tan satisfecho con su hijo que le concedió a Devavrat la bendición de elegir el momento de su propia muerte.

Eliminar publicidad

Advertisement

Con el tiempo, Shantanu y Satyavati tuvieron dos hijos. Poco después, Shantanu murió. Como los hijos de Satyavati eran menores de edad, los asuntos del reino fueron gestionados por Bheeshm y Satyavati. Cuando estos hijos llegaron a la edad adulta, el mayor había muerto en una escaramuza con algunos gandharvas (seres celestiales), por lo que el hijo menor, Vichitravirya, fue entronizado. Bheeshm secuestró entonces a las tres princesas de un reino vecino y las llevó a Hastinapur para que se casaran con Vichitravirya. La mayor de estas princesas declaró que estaba enamorada de otro, por lo que la dejaron marchar; las otras dos princesas se casaron con Vichitravirya, que murió poco después, sin hijos.

Dhritarashtra era el más fuerte de todos los príncipes del país, Pandu era hábil en la guerra y el tiro con arco, y Vidur conocía todas las ramas del saber, la política y el arte de gobernar.

Dhritarashtra, Pandu y Vidur

Para que la línea familiar no se extinguiera, Satyavati convocó a su hijo Vyasa para que fecundara a las dos reinas. Vyasa había nacido de Satyavati de un gran sabio llamado Parashar antes de su matrimonio con Shantanu. Según las leyes de la época, un niño nacido de una madre soltera se consideraba hijastro del marido de la madre; por ello, Vyasa podía ser considerado hijo de Shantanu y podía ser utilizado para perpetuar el clan Kuru que gobernaba Hastinapur. Así, según la costumbre Niyog, las dos reinas tuvieron cada una un hijo de Vyasa: a la reina mayor le nació un hijo ciego llamado Dhritarashtra, y a la más joven le nació un hijo por lo demás sano pero extremadamente pálido llamado Pandu. De una doncella de estas reinas nació un hijo de Vyasa llamado Vidur. Bheeshm crio a estos tres niños con gran cuidado. Dhritarashtra creció hasta convertirse en el más fuerte de todos los príncipes del país, Pandu era extremadamente hábil en la guerra y en el tiro con arco, y Vidur conocía todas las ramas del saber, la política y el arte de gobernar.

Eliminar publicidad

Advertisement

Con los chicos crecidos, llegó el momento de ocupar el trono vacío de Hastinapur. Dhritarashtra, el mayor, fue obviado porque las leyes prohibían que un discapacitado fuera rey. En su lugar, Pandu fue coronado. Bheeshm negoció el matrimonio de Dhritarashtra con Gandhari, y el de Pandu con Kunti y Madri. Pandu expandió el reino conquistando las zonas circundantes y aportó un considerable botín de guerra. Con las cosas funcionando bien en el país, y con sus arcas llenas, Pandu pidió a su hermano mayor que se ocupara de los asuntos del estado, y se retiró a los bosques con sus dos esposas para pasar un tiempo de descanso.

Kauravas y Pandavas

Unos años después, Kunti regresó a Hastinapur. Con ella iban cinco niños pequeños, y los cuerpos de Pandu y Madri. Los cinco niños eran los hijos de Pandu, nacidos de sus dos esposas a través de la costumbre Niyog de los dioses: el mayor nació de Dharma, el segundo de Vayu, el tercero de Indra, y los más jóvenes (gemelos) de los Ashvins. Mientras tanto, Dhritarashtra y Gandhari también habían tenido sus propios hijos: 100 hijos y una hija. Los ancianos Kuru realizaron los últimos ritos para Pandu y Madri, y Kunti y los niños fueron recibidos en el palacio.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Pandavas
Los Pandavas
Bob King (CC BY)

Todos los 105 príncipes fueron posteriormente confiados al cuidado de un maestro: Kripa al principio y, además, Drona después. La escuela de Drona en Hastinapur atrajo a otros muchachos; Karna, del clan Suta, fue uno de ellos. Fue aquí donde se desarrollaron rápidamente las hostilidades entre los hijos de Dhritarashtra (llamados colectivamente los Kauravas, patronímico de su antepasado Kuru) y los hijos de Pandu (llamados colectivamente los Pandavas, patronímico de su padre).

Duryodhana, el mayor de los Kaurava, intentó (y fracasó) envenenar a Bheem, el segundo Pandava. Karna, debido a su rivalidad en el tiro con arco con el tercer Pandava, Arjuna, se alió con Duryodhan. Con el tiempo, los príncipes aprendieron todo lo que pudieron de sus maestros, y los ancianos Kuru decidieron celebrar una exhibición pública de habilidades de los príncipes. Fue durante esta exhibición cuando los ciudadanos se dieron cuenta de las hostilidades entre las dos ramas de la familia real: Duryodhan y Bheem tuvieron una pelea con maza que tuvo que ser detenida antes de que las cosas se pusieran feas, Karna (no invitado ya que no era un príncipe Kuru) desafió a Arjuna, fue insultado por no ser de la realeza y fue coronado rey de un estado vasallo en el acto por Duryodhan. Fue también en esta época cuando se empezó a cuestionar que Dhritarashtra ocupara el trono, ya que se suponía que lo ocupaba solo en confianza para Pandu, el rey coronado. Para mantener la paz en el reino, Dhritarashtra declaró al mayor de los Pandava, Yudhishthir, como príncipe heredero.

Eliminar publicidad

Advertisement

The Kuru Family Tree
El árbol genealógico de la familia Kuru
Anindita Basu (CC BY-NC-SA)

El primer exilio

El hecho de que Yudhishthir fuera el príncipe heredero y su creciente popularidad entre los ciudadanos era extremadamente desagradable para Duryodhan, que se veía a sí mismo como el heredero legítimo ya que su padre era el rey de facto. Conspiró para deshacerse de los Pandavas. Para ello, consiguió que su padre enviara a los Pandavas y a Kunti a una ciudad cercana con el pretexto de una feria que se celebraba allí. El palacio en el que los Pandavas debían alojarse en esa ciudad fue construido por un agente de Duryodhan; el palacio estaba hecho completamente de materiales inflamables, ya que el plan era quemar el palacio (junto con los Pandavas y Kunti) una vez que se hubieran instalado. Los Pandavas, sin embargo, fueron alertados de este hecho por su otro tío, Vidur, y tenían preparado un plan para contrarrestarlo; cavaron un túnel de escape por debajo de sus aposentos. Una noche, los Pandavas ofrecieron una gran fiesta a la que acudió toda la gente del pueblo. En ese festín, una mujer del bosque y sus cinco hijos se encontraron tan bien alimentados y borrachos que ya no podían caminar erguidos; se desmayaron en el suelo de la sala. Esa misma noche, los Pandavas prendieron fuego al palacio y escaparon por el túnel. Cuando las llamas se extinguieron, los habitantes de la ciudad descubrieron los huesos de la mujer del bosque y sus hijos, y los confundieron con Kunti y los Pandavas. Duryodhan pensó que su plan había tenido éxito y que el mundo estaba libre de los Pandavas.

Arjuna y Draupadi

Mientras tanto, los Pandavas y Kunti se escondieron, trasladándose de un lugar a otro y haciéndose pasar por una pobre familia de brahmanes. Buscaban refugio con algún aldeano durante unas semanas, los príncipes salían a diario a mendigar comida, volvían por las tardes y entregaban las ganancias del día a Kunti, que dividía la comida en dos: una mitad era para el forzudo Bheem y la otra la compartían los demás. Durante estas andanzas, Bheem mató a dos demonios, se casó con una endemoniada y tuvo un hijo demonio llamado Ghatotkach. Entonces se enteraron de que se estaba organizando un swayamvar (una ceremonia para elegir un pretendiente) para la princesa de Panchal, y fueron a Panchal para ver las festividades. Según su costumbre, salieron de casa de su madre y se pusieron en marcha para pedir limosna: llegaron a la sala del swayamvar donde el rey estaba regalando cosas con mucha generosidad a los que pedían limosna. Los hermanos se sentaron en la sala para contemplar la diversión: la princesa Draupadi, nacida del fuego, era famosa por su belleza y todos los príncipes de todos los países en kilómetros a la redonda habían acudido al swayamvar, con la esperanza de ganar su mano. Las condiciones del swayamvar eran difíciles: un largo poste en el suelo tenía un artilugio circular que giraba en su parte superior. En este disco móvil había un pez. En la parte inferior del poste había una urna de agua poco profunda. Una persona tenía que mirar hacia abajo en este espejo de agua, utilizar el arco y cinco flechas que se proporcionaban, y atravesar el pez que giraba en la parte superior. Se permitían cinco intentos. Era evidente que solo un arquero extremadamente hábil, como el ahora supuesto muerto Arjuna, podía superar la prueba.

Arjuna at the Draupadi Swayamvar
Arjuna en el Draupadi Swayamvar
Charles Haynes (CC BY-SA)

Uno a uno, los reyes y príncipes intentaron disparar al pez, y fracasaron. Algunos ni siquiera podían levantar el arco; otros no podían encordarlo. Los Kauravas y Karna también estaban presentes. Karna cogió el arco y lo tensó en un momento, pero no pudo apuntar cuando Draupadi declaró que no se casaría con nadie del clan Suta. Después de que todos los miembros de la realeza fallaran, Arjuna, el tercer Pandava, se acercó al poste, cogió el arco, lo encordó, fijó las cinco flechas en él, miró hacia el agua, apuntó, disparó y atravesó el ojo del pez con las cinco flechas en un solo intento. Arjuna había ganado la mano de Draupadi.

Eliminar publicidad

Advertisement

Los hermanos Pandava, todavía bajo la apariencia de pobres brahmanes, llevaron a Draupadi de vuelta a la cabaña en la que se alojaban y gritaron a Kunti: "Ma, Ma, ven a ver lo que hemos traído hoy". Kunti, diciendo: "Sea lo que sea, compártanlo entre ustedes", salió de la cabaña, vio que no era una limosna, sino la mujer más hermosa que jamás había visto, y se quedó quieta mientras la importancia de sus palabras calaba en todos los presentes.

Mientras tanto, el gemelo de Draupadi, Dhrishtadyumna, descontento de que su hermana real se casara con un pobre plebeyo, había seguido en secreto a los Pandavas hasta su cabaña. También les seguían en secreto un príncipe oscuro y su hermano rubio (Krishna y Balaram del clan Yadava) que habían sospechado que el arquero desconocido no podía ser otro que Arjuna, al que se había dado por muerto en el incidente de la quema del palacio varios meses atrás. Estos príncipes estaban emparentados con los Pandavas (su padre era hermano de Kunti), pero nunca se habían encontrado. Por designio o por casualidad, Vyasa también llegó a la escena en ese momento y la cabaña de los Pandavas estuvo viva durante un rato con gritos felices de encuentros y reuniones. Para cumplir con las palabras de Kunti, se decidió que Draupadi sería la esposa común de los cinco Pandavas. Su hermano, Dhrishtadyumna, y su padre, el rey Drupad, se mostraron reacios a este inusual acuerdo, pero fueron convencidos por Vyasa y Yudhishthir.

Places in the Mahabharata
Lugares en el Mahabharata
Anindita Basu (CC BY-NC-SA)

Indraprastha y el juego de dados

Una vez terminadas las ceremonias de la boda en Panchal, el palacio de Hastinapur invitó a los Pandavas y a su novia a regresar. Dhritarashtra hizo una gran demostración de felicidad al descubrir que los Pandavas estaban vivos después de todo, y repartió el reino, dándoles una enorme extensión de tierra estéril para que se establecieran y gobernaran. Los Pandavas transformaron esta tierra en un paraíso. Yudhishthir fue coronado allí, y realizó un sacrificio en el que todos los reyes de la tierra aceptaron (voluntariamente o por la fuerza) su soberanía. El nuevo reino, Indraprastha, prosperó.

Eliminar publicidad

Advertisement

Mientras tanto, los Pandavas habían llegado a un acuerdo entre ellos con respecto a Draupadi: ella sería la esposa de cada Pandava, por turno, durante un año. Si algún Pandava entraba en la habitación donde ella estaba presente con su marido de ese año, ese Pandava sería exiliado durante 12 años. Sucedió que una vez Draupadi y Yudhishthir, su marido de ese año, estaban presentes en la armería cuando Arjuna entró en ella para coger su arco y sus flechas. En consecuencia, partió al exilio, durante el cual recorrió todo el país, hasta su extremo más meridional, y se casó con tres princesas que encontró por el camino.

La prosperidad de Indraprastha y el poder de los Pandavas no eran del agrado de Duryodhan. Invitó a Yudhisthir a un juego de dados y consiguió que su tío, Shakuni, jugara en su nombre (de Duryodhan). Shakuni era un jugador consumado; Yudhishthir apostó (y perdió) paso a paso toda su riqueza, su reino, sus hermanos, él mismo y Draupadi. Draupadi fue arrastrada a la sala de dados e insultada. Hubo un intento de desvestirla, y Bheem perdió los nervios y juró matar a todos y cada uno de los Kauravas. Las cosas llegaron a tal punto de ebullición que Dhritarashtra intervino de mala gana, devolvió el reino y su libertad a los Pandavas y a Draupadi, y los puso en camino de vuelta a Indraprastha. Esto enfureció a Duryodhan, que convenció a su padre e invitó a Yudhishthir a otra partida de dados. Esta vez, la condición era que el perdedor iría a un exilio de 12 años seguido de un año de vida de incógnito. Si era descubierto durante este período de incógnito, el perdedor tendría que repetir el ciclo de 12+1. Se jugó el juego de los dados. Yudhishthir volvió a perder.

Draupadi Humiliated, Mahabharata
Draupadi humillado, Mahabharata
Basholi School (Public Domain)

El segundo exilio

Para este exilio, los Pandavas dejaron a su anciana madre Kunti en Hastinapur, en lugar de Vidur. Vivieron en los bosques, cazaron y visitaron lugares sagrados. Por aquel entonces, Yudhishthir pidió a Arjuna que fuera a los cielos en busca de armas celestiales porque, a estas alturas, era evidente que su reino no les sería devuelto pacíficamente tras el exilio y que tendrían que luchar por él. Arjuna así lo hizo, y no solo aprendió las técnicas de varias armas divinas de los dioses, sino que también aprendió a cantar y bailar de los gandharvas.

Después de 12 años, los Pandavas se fueron de incógnito durante un año. Durante este período de un año, vivieron en el reino de Virat. Yudhishthir se empleó como consejero del rey, Bheem trabajó en las cocinas reales, Arjuna se convirtió en eunuco y enseñó a las doncellas de palacio a cantar y bailar, los gemelos trabajaron en los establos reales, y Draupadi se convirtió en sierva de la reina. Al final del período de incógnito (durante el cual no fueron descubiertos a pesar de los esfuerzos de Duryodhan) los Pandavas se revelaron. El rey Virat se sintió abrumado; ofreció a su hija en matrimonio a Arjuna, pero este la rechazó, ya que había sido su profesor de danza el año anterior y los alumnos eran como niños. La princesa se casó, en cambio, con el hijo de Arjuna, Abhimanyu.

En esta ceremonia nupcial, una gran cantidad de aliados de los Pandava se reunieron para trazar una estrategia de guerra. Mientras tanto, se habían enviado emisarios a Hastinapur para exigir la devolución de Indraprastha, pero las misiones habían fracasado. El propio Krishna fue en misión de paz y fracasó. Duryodhan se negó a ceder tanta tierra como la que cubre la punta de una aguja, por no hablar de las cinco aldeas propuestas por las misiones de paz. Los Kauravas también reunieron a sus aliados a su alrededor, e incluso rompieron con un aliado clave de los Pandava (el tío materno de los gemelos Pandava) mediante engaños. La guerra se hizo inevitable.

Arjuna During the Battle of Kurukshetra
Arjuna durante la batalla de Kurukshetra
Unknown (Public Domain)

La guerra de Kurukshetra y sus consecuencias

Justo antes de que sonara la corneta de guerra, Arjuna vio a sus parientes: su bisabuelo Bheeshm, que prácticamente lo había criado, sus maestros Kripa y Drona, sus hermanos los Kauravas, y, por un momento, su resolución vaciló. Krishna, el guerrero por excelencia, había renunciado a las armas para esta guerra y había elegido ser el cuadriguero de Arjuna. Arjuna le dijo: "Llévame de vuelta, Krishna. No puedo matar a esta gente. Son mi padre, mis hermanos, mis maestros, mis tíos, mis hijos. ¿De qué sirve un reino ganado a costa de sus vidas?" A continuación siguió un discurso filosófico que hoy se ha convertido en un libro independiente: el Bhagavad Gita. Krishna explicó a Arjuna la impermanencia de la vida y la importancia de cumplir con el deber y de mantenerse en el camino correcto. Arjuna volvió a coger su arco.

सुखदुखे समे कृत्वा लाभालाभौ जयाजयौ। ततो युद्धाय युज्यस्व नैवं पापमवाप्स्यप्ति।। Si procedes a la guerra tratando por igual la alegría y la pena, la ganancia y la pérdida, la victoria y la derrota, no pecas. [2.38]
कर्मण्येवाधिकारस्ते मा फलेषु कदाचन । मा कर्मफलहेतुर्भूर्मा ते सङ्गोऽस्त्वकर्मणि ॥ Solo tienes derecho al trabajo; no tienes derecho a los frutos del mismo. No dejes que un resultado esperado dicte tus acciones; tampoco te quedes de brazos cruzados. [2.47]

La batalla duró 18 días. El ejército estaba compuesto por 18 akshauhinis, 7 en el lado de los Pandava y 11 en el de los Kaurava (1 akshauhini = 21.870 carros + 21.870 elefantes + 65.610 caballos + 109.350 soldados a pie). Las bajas en ambos bandos fueron elevadas. Cuando todo terminó, los Pandavas habían ganado la guerra pero habían perdido a casi todos sus seres queridos. Duryodhan y todos los Kauravas habían muerto, así como todos los hombres de la familia de Draupadi, incluidos todos los hijos de los Pandavas. El ahora muerto Karna se reveló como un hijo de Kunti de antes de su matrimonio con Pandu, y por lo tanto, el mayor de los Pandava y el heredero legítimo del trono. El gran anciano, Bheeshm, yacía moribundo; su maestro Drona estaba muerto al igual que varios parientes relacionados con ellos, ya sea por sangre o por matrimonio. En 18 días, todo el país perdió casi tres generaciones de sus hombres. Fue una guerra que no se había visto antes, fue la Gran Guerra India, el Maha-bharat.

Después de la guerra, Yudhishthir se convirtió en rey de Hastinapur e Indraprastha. Los Pandavas gobernaron durante 36 años, tras los cuales abdicaron en favor del hijo de Abhimanyu, Parikshit. Los Pandavas y Draupadi se dirigieron a pie al Himalaya, con la intención de vivir sus últimos días escalando las laderas del cielo. Uno a uno, cayeron en este último viaje y sus espíritus ascendieron a los cielos. Años después, el hijo de Parikshit sucedió a su padre como rey. Celebró un gran sacrificio, en el que toda esta historia fue recitada por primera vez por un discípulo de Vyasa llamado Vaishampayan.

Legado

Desde entonces, esta historia se ha contado innumerables veces, se ha ampliado y contado de nuevo. El Mahabharata sigue siendo popular hasta hoy en la India. Se ha adaptado y refundido de forma contemporánea en varias películas y obras de teatro. Los niños siguen recibiendo los nombres de los personajes de la epopeya. El Bhagavad Gita es una de las escrituras hindúes más sagradas. Más allá de la India, la historia del Mahabharata es popular en el sudeste asiático, en culturas influidas por el hinduismo como Indonesia y Malasia.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es Traductora Pública de inglés a español, nacida y residente en Uruguay. Sus áreas de especialización como traductora son la sanidad, la educación, la historia y el derecho.

Sobre el autor

Anindita Basu
Anindita es redactora y editora técnica. Sus intereses fuera del trabajo incluyen la indología, la visualización de datos y la etimología.

Cita este trabajo

Estilo APA

Basu, A. (2016, agosto 25). Mahabharata [Mahabharata]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-12122/mahabharata/

Estilo Chicago

Basu, Anindita. "Mahabharata." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación agosto 25, 2016. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-12122/mahabharata/.

Estilo MLA

Basu, Anindita. "Mahabharata." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 25 ago 2016. Web. 05 feb 2023.

Afiliación