El período Kamakura

Recaudación de fondos para los servidores, 2023

Gestionar un sitio web con millones de lectores por mes es costoso. Además de pagar por los servidores, también tenemos que pagar servicios relacionados como la red de distribución de contenidos, Google Workspace, el correo electrónico y mucho más. Preferiríamos invertir este dinero en producir más contenido sobre historia gratuito para todo el mundo. ¡Gracias por tu ayuda!
$2311 / $21000

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Recaredo Castillo
Publicado el 18 junio 2019
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, malayo, francés
The Close-up of the Great Buddha of Kamakura (by James Blake Wiener, CC BY-NC-SA)
Primer plano del Gran Buda de Kamakura
James Blake Wiener (CC BY-NC-SA)

El período Kamakura o Kamakura Judai (1185-1333) del Japón medieval comenzó cuando Minamoto no Yoritomo (1147-1199) derrotó al clan Taira en la batalla de Dannoura en 1185. El período tomó el nombre de Kamakura, un pueblo costero a 48 kilómetros al sudoeste de Tokio, usado como base por el clan Minamoto. Yoritomo se establecería a sí mismo como shogún o dictador militar desde 1192, ofreciendo así la primera alternativa al poder del emperador y la corte imperial. El período Kamakura presenció cambios permanentes en el gobierno, la agricultura y la religión, además de resistir las invasiones mongolas a fines del siglo XIII. El período terminó con la caída del shogunato Kamakura en 1333 cuando un nuevo clan, el Ashikaga, se apropió del shogunato en Japón.

Minamoto no Yoritomo y los Taira

Durante el período Heian anterior (794-1185) la corte del emperador japonés todavía era importante y aún se lo consideraba divino, pero comenzaba a ser desplazado por burócratas poderosos que provenían de una sola familia: el clan Fujiwara. Hacia el final del período, otros dos grupos importantes se involucraron en la política japonesa, los clanes Minamoto (también Genji) y los Taira (o Heike), cuyos miembros solían tener una relación lejana con los emperadores. Con sus propios ejércitos privados de samuráis, ambos clanes se convirtieron en útiles instrumentos en manos de los miembros rivales en la lucha por el poder al interior del clan Fujiwara, la que hizo crisis en los disturbios de Hogen en 1156 y los de Heiji en 1160. Los Taira, liderados por Taira no Kiyomori, barrieron literalmente con todos sus rivales y dominaron el gobierno japonés por dos décadas. Sin embargo, en la guerra Genpei (1180-1185), los Minamoto volvieron victoriosos y al terminar la guerra con la batalla de Dannoura, el líder Taira, Tomamori y el joven emperador Antoku, se suicidaron. El líder del clan Minamoto, Minamoto no Yoritomo, se convirtió en el líder militar más poderoso de Japón.

Eliminar publicidad

Advertisement

La posición de shogún fue la primera en ofrecer un sistema de gobierno alternativo al de la corte imperial japonesa.

Minamoto no Yoritomo era el hijo de Minamoto no Yoshitomo (1123-1160) y nieto de Minamoto no Tameyoshi (1096-1156), ambos miembros influyentes en el clan Minamoto, siendo este último la cabeza del clan a mediados del siglo XII. Luego de derrotar a todos sus rivales y despachar a su hermano menor Minamoto no Noriyore y otros miembros clave de su propia familia, Yoritomo quedó solo como cabeza del clan Minamoto.

El shogunato Kamakura

Minamoto no Yoritomo se convirtió por acción propia en el primer shogún, de hecho un dictador militar de Japón, cargo que ocuparía desde 1192 hasta 1199. Sería, por lo tanto, el primer shogún del shogunato de Kamakura (1192-1333). El cargo de shogún fue el primero en ofrecer un sistema de gobierno alternativo al de la corte imperial japonesa. El título de shogún o "protector militar" se había usado antes (seii tai shogún), pero solo había sido un título temporal para los comandantes militares en campaña contra los Ezo/Emishi (Ainu) en el norte de Japón. Yoritomo pudo conservar el título con su nuevo significado más amplio, gracias a su acuerdo con el joven emperador Go-Toba (que gobernó de 1183 a 1198), quien se lo otorgó a cambio de protección militar. Técnicamente, el emperador estaba por encima del shogún, pero en la práctica era al revés, ya que quien tenía el control del ejército también controlaba el estado. Los emperadores mantuvieron una función ceremonial, y los shogunes aún buscaban su aprobación para dar una apariencia de legitimidad a su propio gobierno.

Eliminar publicidad

Advertisement

Minamoto no Yoritomo Painted Wall-hanging
Retrato de Minamoto no Yoritomo
Unknown Artist (Public Domain)

Después de todo lo que había hecho para establecerse como el jefe supremo de Japón, Minamoto no Yoritomo no disfrutó durante mucho tiempo de su posición, ya que murió en un accidente de equitación en 1199. Fue sucedido por su hijo mayor Minamoto no Yorie (que gobernó de 1202 a 1203), pero solo después de una lucha por el poder. Cuando Yoritomo murió, su esposa, Hojo Masako (1157-1225), y el padre de ella, Hojo Tokimasa, decidieron gobernar ellos mismos, por lo que crearon el puesto de regente del shogunato y promovieron los intereses del clan Hojo. En este arreglo, muy copiado a lo largo del período Kamakura, el shogún era un mero títere mientras que el shogún regente tenía el poder real. Como Hojo Masako se había retirado a un convento cuando su marido murió, su reingreso en la política le valió el apodo de "monja shogún". Ambiciosa, capaz e implacable, Masako era una política formidable que no dejaba que nada se interpusiera en su camino, ni siquiera su padre, a quién exilió cuando su alianza con él se deshizo.

Minamoto no Sanetomo era el segundo hijo de Yoritomo y hermano de Yorie, y se convirtió en shogún en 1203 con su madre Hojo Masako y Hojo Tokimasa actuando como sus regentes. El reinado de 16 años de Sanetomo llegó a un final trágico con su asesinato en 1219 a manos de su propio sobrino Kugyo, el hijo de Minamoto no Yorie. Cuando el asesino fue asesinado a su vez, la línea Yoritomo se extinguió y todos los puestos clave del gobierno fueron ocupados en consecuencia por miembros de la familia Hojo.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

El emperador Go-Toba aprovechó la oportunidad para lanzar un intento de golpe en 1221, el llamado Disturbio de Jokyu, intentando explotar el malestar causado por el misterioso asesinato del shogún. Al carecer de los medios militares para desafiar a Hojo Masako, el golpe finalmente fracasó y terminó con el exilio del entonces retirado emperador a las lejanas Islas Oki. Al menos allí encontró el tiempo y el espacio para escribir sus célebres poemas, durante los 18 años de vida que le quedaban.

Major Temples and Shrines of Japan circa 1200 CE, Kamakura Shogunate
Principales templos y santuarios de Japón, hacia 1200, shogunato Kamakura
Stone Chen (CC BY-ND)

Luego seguiría una larga línea de shogunes regentes que gobernaron en nombre de menores de edad o de shogunes títere. El último shogún de Kamakura fue Hojo Moritoki (1327-1333). El poder de los shogunes, aunque las familias cambiaron varias veces, duraría hasta la Restauración Meiji de 1868. Japón quedó completamente dominado por sus guerreros, una situación que se refleja en su literatura. El período produciría muchas historias de temática marcial y colecciones de cuentos, siendo la obra más famosa La historia de los Heike (Heike monogatari), que apareció por primera vez c. 1218 y que habla de la lucha para establecer el shogunato de Kamakura.

Eliminar publicidad

Advertisement

El gobierno Kamakura

El gobierno del shogunato, también llamado bakufu, que significa "gobierno de las tiendas de campaña" en referencia a sus orígenes como título otorgado a un comandante en campaña, se basaba en la relación feudal entre un señor y sus vasallos. El primero daba tierras (confiscadas a los señores de la guerra derrotados, pertenecientes a familias rivales de los shogunes) a los segundos en retribución por sus servicios militares. En el caso de un shogún o un señor con muchas propiedades, podía entregar algunas a un administrador (jito) (una posición abierta a hombres y mujeres) para gestionar y recoger los impuestos locales teniendo este oficial autoridad y derecho a salario. El papel de administrador se dio con frecuencia a miembros leales al shogunato. Muchos jito se hicieron poderosos por derecho propio y sus descendientes se convirtieron en daimyo o en influyentes propietarios feudales, mientras que otro nivel de propietarios fue el gobernadores militares o agentes (shugo) que tenían responsabilidades policiales y administrativas en su provincia particular.

Muy pronto se hizo evidente que el shogún o el shogún regente tenían demasiado entre sus manos como para poder gobernar el país entero sin un aparato estatal bien definido. En consecuencia, se estableció la Oficina de Documentos Públicos o Kumonjo en 1184. Este fue luego renombrado y ampliado en sus funciones como Mandokoro (Consejo de Administración) en 1191, cuando se convirtió en el principal centro de administración. Más tarde aún, se le encargaría la tesorería del Estado. En 1184 se creó el Monchujo que se ocupaba de todos los asuntos legales. Una nueva posición, un vicerregente del shogún (rensho) fue creada en 1225. En el mismo año, se formó el Consejo de Estado, el Hyojoshu, que tenía como miembros a los altos funcionarios, guerreros y eruditos del momento. En 1232 se estableció un nuevo código legal, el Código Joei (Joei shikimoku), que tenía 51 artículos y que estableció a quiénes pertenecían las tierras, definió la relación entre señores, vasallos y samuráis, limitó el papel del emperador, y estableció la adopción de decisiones judiciales basadas en la precedencia. Finalmente, en 1249 se formó un Tribunal Superior, el Hikitsukeshu, que se preocupaba especialmente de cualquier disputa relacionada con la tierra y los impuestos.

The Great Buddha of Kamakura
El Gran Buda de Kamakura
James Blake Wiener (CC BY-NC-SA)

Kamakura

Kamakura, el pueblo costero localizado en la bahía Sagami y que dio el nombre al período, está a 48 kilómetros del que llegaría a ser Tokio (Edo). Era la base del clan Minamoto y se convirtió en la capital cuando Minamoto no Yoritomo buscó distanciarse de la antigua capital en Heiankyo (Kioto) y de cualquier servidor civil y de los oficiales que continuaban manteniendo su lealtad al régimen anterior. La corte imperial permaneció en Heiankyo, donde se hacían los nombramientos, se colectaban ciertos impuestos y se juzgaban los conflictos civiles.

Eliminar publicidad

Advertisement

El templo Kotokuin de 1262, en Kamakura, sigue atrayendo visitantes gracias a su enorme estatua de bronce del Buda Amida.

Kamakura, protegida por montañas en tres de sus lados y por el mar en el cuarto, era la elección perfecta para un líder con mentalidad militar. La protección adicional fue proporcionada por muros de fortificación construidos con tierra y dos castillos de madera: Sugimoto y Sumiyoshi. Estas defensas serían útiles cuando la ciudad estuvo sitiada en 1333 al final del período Kamakura. Las fortificaciones hicieron su trabajo, pero el ejército de Nitta Yoshisada (1301-1337) las eludió rodeando un cabo durante la marea baja y atacando la ciudad desde la playa. La ciudad entró en decadencia después de la caída del shogunato de Kamakura, pero el Templo Kotokuin de 1252 sigue atrayendo visitantes gracias a su enorme estatua de bronce del Buda Amida que mide 11,3 metros de altura sin contar la alta base de piedra.

Economía

El período Kamakura fue en general bueno para la economía japonesa, y el comercio continuó con China, donde el oro, el mercurio, los abanicos, las espadas, la madera y la laca se intercambiaban por seda china, brocados, perfumes, porcelana, té y monedas de cobre. Las monedas se usaban con más frecuencia, al igual que las letras de crédito, pero a veces sufrían la desafortunada consecuencia de que la gente, especialmente los samuráis, contraían deudas incobrables al gastar más allá de sus posibilidades.

Los shogunes de Kamakura implementaron varias reformas agrarias, en especial haciendo un mejor uso de las tierras agrícolas que habían sido descuidadas. Los desarrollos tecnológicos también ayudaron, como la introducción desde China de una variedad de arroz más resistente a fines del siglo XII, el uso generalizado de cultivos dobles y de fertilizantes (compost, estiércol y cenizas) y mejores herramientas hechas de un hierro de mayor calidad que el usado anteriormente. Se dejó menos tierra en barbecho debido a disputas de herencia cuando faltaba un pariente varón. Las mujeres podían poseer propiedades por derecho propio, ya que se les seguía permitiendo encabezar familias si no había un pariente masculino adecuado para el puesto. Las mujeres podían heredar y conservar sus propios bienes sin importar lo que les sucediera a sus esposos o a sus parientes varones.

Eliminar publicidad

Advertisement

Fragment of a Japanese Bodhisattva Head
Fragmento de una cabeza japonesa de Bodhisattva
James Blake Wiener (CC BY-NC-SA)

Mientras tanto, en el entorno urbano, se establecieron gremios de comerciales (za), inicialmente de artesanos y comerciantes, de modo de asegurarse el patrocinio de un monasterio o un señor local. Formados por entre 10 y 100 trabajadores o empresas, los gremios tuvieron el efecto de aumentar la especialización y mejorar los estándares. Las aldeas comenzaron a crecer en tamaño a medida que mejoraban las redes de carreteras, un desarrollo favorecido por el hecho de que había, en efecto, dos capitales (Kamakura y Heiankyo). El resultado de la paz y la prosperidad que disfrutó el país fue un aumento en la población de Japón desde el principio hasta el final del período Kamakura: de alrededor de 7 millones a 8,2 millones.

Religión

Fue durante el período Kamakura que se desarrollaron dos importantes sectas nuevas del budismo zen: la secta Jodo (también conocida como Tierra Pura), fundada c. 1175 por el sacerdote Honen (1133-1212), y la Secta Jodo Shin (también conocida como Verdadera Tierra Pura), fundada en 1224 por Shinran (1173-1263), alumno de Honen. Ambas sectas simplificaron la religión y pusieron énfasis en que simplemente cantar el nombre de Buda (nembutsu) (varias veces para la secta Jodo y una sola invocación sincera en el caso de la Jodo Shin) permitiría a la persona renacer en el paraíso de la Tierra Pura del Buda Amida. Además, esta iluminación y ascenso al cielo estaba abierto a todos, independiente de su condición social.

El monasterio Zen más importante fue el Kencho-ji en Kamakura, construido por el regente Hoji Tokiyori (1227-1263) en 1253. Los principios zen de austeridad y moderación se hicieron muy populares entre los samuráis, y su atención al wabi, el principio estético de la belleza, la sencillez y el retiro del bullicio de la vida, hizo de la ceremonia del té japonesa un pasatiempo común de la aristocracia. La austeridad del zen también influiría en la pintura japonesa con tinta y la caligrafía en el período Kamakura mientras la pintura, especialmente los retratos, se volvía más realista. Shinto siguió siendo tan importante como lo fue en períodos anteriores, y Kamakura recibió en particular el Santuario Tsurugaoka Hachiman.

Kublai Khan Statue
Estatua de Kublai Khan
A. Omer Karamollaoglu (CC BY)

Las invasiones mongolas

El período Kamakura vivió una de las mayores amenazas para la existencia de Japón, las dos invasiones mongolas de Kublai Khan en 1274 y 1281. Kublai Khan (que gobernó de 1260 a 1294) había enviado una carta al gobierno japonés advirtiendo de las consecuencias de no pagar tributo, pero tanto el shogún como el emperador ignoraron la demanda. Afortunadamente para Japón, las dos flotas invasoras se encontraron con un tifón con el consiguiente desastre (pero no antes de que la segunda llegara a las playas de Kyushu), los vientos que hundieron o alejaron a los barcos mongoles de las costas japonesas recibieron el nombre de kamikaze o "vientos divinos". Parece que los barcos mongoles tampoco estaban muy bien construidos y, por lo tanto, demostraron ser mucho menos aptos para navegar de lo que era de esperarse. El período de gran expectación vivido entre las dos invasiones y, de hecho, el temor de un posible tercer ataque, perjudicaron al país, ya que había que mantener un ejército en pie de guerra y el necesario pago a los soldados se convirtió en un problema grave para el gobierno, provocando un descontento general. El sector agrícola también se vio gravemente afectado por los preparativos de defensa. Los rivales del clan Hojo tuvieron en ese momento su mejor oportunidad para desafiar el status quo político.

Decadencia y shogunato Ashikaga

El descontento producido por la necesidad de mantener a Japón en pie de guerra fue aprovechado por el emperador Go-Daigo (que gobernó de 1318 a 1339) para buscar el regreso a los viejos tiempos de los emperadores antes de que Minamoto no Yoritomo hubiera iniciado el sistema de los shogunes. El emperador hizo dos intentos de tomar el poder, uno en 1324 y otro en 1331. Ninguno tuvo éxito y fue exiliado por crear problemas. Luego vino lo que se conoce como la Restauración Kenmu, que duró desde 1333 hasta 1336. Go-Daigo regresó del exilio y trató de conseguir la ayuda de los señores de la guerra descontentos con el shogunato de Kamakura. El emperador encontró un aliado dispuesto en el traidor comandante del ejército Ashikaga Takauji, enviado por el shogunato de Kamakura para tratar con Go-Daigo. Takauji atacó a Heiankyo mientras que otro señor de la guerra rebelde, Nitta Yoshisada, atacó a Kamakura. Victorioso, Takauji pretendió ser el nuevo shogún pero Go-Daigo se negó a darle este título porque no quería volver a una posición de subordinación. Takauji derrotó en batalla al principal aliado de Go-Daigo, Yoshisada, y tomó a Heiankyo en 1336; el ex emperador fue exiliado por segunda vez (aunque luego estableció su propia corte en Yoshino). Ashikaga Takauji encontró un emperador más obediente, Komyo, para actuar como figura decorativa del estado y se convirtió en shogún en 1338, inaugurando así el Shogunato Ashikaga (también conocido como Shogunato Muromachi, 1338-1573). Ocupó el cargo durante los próximos 20 años, y este nuevo capítulo en la historia de Japón sería conocido como el período Muromachi (1333-1573).

This content was made possible with generous support from the Great Britain Sasakawa Foundation.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Recaredo Castillo
Una persona sin preparación académica especial, pero que gusta de la Historia y quiere aportar con la traducción de artículos de la Enciclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2019, junio 18). El período Kamakura [Kamakura Period]. (R. Castillo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15865/el-periodo-kamakura/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "El período Kamakura." Traducido por Recaredo Castillo. World History Encyclopedia. Última modificación junio 18, 2019. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15865/el-periodo-kamakura/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "El período Kamakura." Traducido por Recaredo Castillo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 18 jun 2019. Web. 08 feb 2023.

Afiliación