Hachiman

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 19 mayo 2017
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
Hachiman, Shinto God of War (by Unknown Artist, Public Domain)
Hachiman, dios sintoísta de la guerra
Unknown Artist (Public Domain)

Hachiman es el antiguo dios o kami sintoísta de la guerra, la adivinación y la cultura. Se le atribuye haber enviado el kamikaze o "viento divino" que dispersó dos veces las flotas invasoras del gobernante mongol Kublai Khan en el siglo XIII d.C. y que le valió el título de protector de Japón. En el típico cruce de sintoísmo y budismo en el antiguo Japón, Hachiman también es considerado un bodhisattva y protector de los templos. El dios fue y sigue siendo venerado en miles de santuarios de ambas creencias en todo el país, incluidos el santuario Todaiji en Nara y el santuario Hachiman en Kamakura.

Asociaciones históricas

Hachiman adquirió relevancia durante la segunda mitad del período Heian (794-1185 d.C.), cuando se establecieron muchos santuarios budistas en su honor. El kami o espíritu de Hachiman, especialmente el aspecto que representa la cultura, se asoció especialmente con dos gobernantes semilegendarios: la emperatriz Jingu y su hijo, el deificado emperador Ojin (quien gobernó del 270 al 310 d.C.); se pensaba que ambos eran avatares de Hachiman, como lo fueron sus grandes hazañas en la guerra y la cultura en general: Jingu por invadir Corea, y Ojin por invitar a estudiosos chinos y coreanos a Japón. El primer vínculo entre Hachiman y el emperador Ojin, figuras que suelen ser intercambiables en épocas posteriores, aparece en el Hachimangu mirokuji engi, compuesto hacia el año 840 d.C.

Eliminar publicidad

Advertisement

En el siglo XI d.C., Hachiman fue elegido como jefe simbólico y patrón del poderoso clan Minamoto, que podía reclamar su linaje hasta el emperador Ojin. Yorinobu (968-1048 d.C.) fue el primer Minamoto en hacer esta afirmación en 1046 d.C., y su hijo Yoriyoshi reforzó los lazos familiares con Hachiman citando al dios como la razón de su victoria en la anterior Guerra Zenkunen en 1062 contra el clan Abe. Yoriyoshi construyó un santuario en Yui-no-go, en Sagami (trasladado a Kamakura en 1191), y a partir de ahí se construyeron más santuarios, todos financiados y protegidos por los Minamoto.

La estatura de Hachiman creció en el período Kamakura al ser venerado por las crecientes bandas de guerreros samurái.

El hijo de Yoriyoshi, Yoshiie (1042-1103), fue un guerrero igual de formidable y llegó a ser conocido como Hachimantaro o "Primer Hijo de Hachiman". El legendario héroe recibió el nombre del dios tras un sueño de su padre en el que Hachiman le daba al joven una espada. Hachimanto fue un afamado arquero al que se le atribuye la capacidad de lanzar una flecha a través de tres hombres a la vez y fue la principal razón por la que los japoneses derrotaron a los ezo del norte de Honshu.

Eliminar publicidad

Advertisement

Kamikaze

La estatura de Hachiman creció aún más en el período Kamakura (1185-1333), cuando fue adorado por las crecientes bandas de guerreros samuráis. Entonces, el dios disfrutó de su mayor triunfo cuando se le pidió que ayudara a salvar a Japón cuando se enfrentaba a la mayor amenaza de su historia, la China mongola. Se atribuyó al dios la respuesta a estas plegarias y el envío de los kamikazes o "vientos divinos", que en realidad eran tifones en las traicioneras aguas entre Japón y el continente asiático, que dispersaron dos flotas invasoras mongolas-chinas-coreanas enviadas por Kublai Khan en 1274 y 1281. Esta milagrosa huida de un enemigo numéricamente superior dio al sacerdocio japonés mucha munición para sus sermones y sutras, lo que provocó un auge de conversiones al budismo.

La noción de kamikaze, que había salvado a Japón en dos ocasiones, se mantuvo tan fuerte en el imaginario colectivo que durante las últimas etapas de la Segunda Guerra Mundial se revivió como el nombre de los pilotos suicidas que se pensaba que, como Hachiman, proporcionaban un último esfuerzo para salvar a Japón de una inminente invasión.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Santuarios y culto

Hachiman fue venerado primero a nivel local y luego de manera más formal en el santuario sintoísta de Usa, en el norte de Kyushu, fundado en el año 725. No se sabe por qué Usa fue el primer templo en honrar a Hachiman. En el 747, se trasladó una figura del dios con gran ceremonia desde Usa al nuevo monasterio budista Todaiji de Nara, lista para convertirse en su espíritu guardián (chinju) cuando se inaugurara oficialmente dos años después. En agradecimiento, la corte imperial concedió al santuario de Usa Hachiman una exención de impuestos y un alto rango en la corte. Otro importante complejo de templos de gran tamaño se construyó en honor del dios en Iwashimizu, al sur de la capital, Heiankyo (Kioto), en el año 859. Un templo más tardío, pero hoy significativo, es el Tomioka Hachimangu de Tokio, fundado en 1627. En la actualidad hay unos 25.000 santuarios Hachiman en todo Japón.

Hachiman, Illustrated Scroll
Hachiman, pergamino ilustrado
James Blake Wiener (CC BY-NC-SA)

El culto a Hachiman, como muchos otros, incluía la creencia en un oráculo del dios en forma de sacerdotisas que, poseídas por el kami de Hachiman, emitían sonidos que luego eran interpretados por un sacerdote masculino o saniwa. En el siglo XIV, un monje budista llamado JinunUn hizo un compendio de las proclamaciones del oráculo del dios, el Hachiman Usagu gotakusenshu.

Eliminar publicidad

Advertisement

La declaración más famosa de un oráculo de Hachiman fue al guerrero Taira no Masakado (c. 903-940). Tras derrotar a una serie de señores de la guerra en las provincias orientales, en el año 939 Masakado hizo la notable afirmación de que Hachiman le había hablado a través de su oráculo y le había declarado que debía ser nombrado emperador. Naturalmente, el actual emperador se mostró poco dispuesto a renunciar o incluso a compartir su trono y, en su lugar, envió un ejército para derrotar a Masakado. La cabeza del "nuevo emperador"(shinko), como se llamaba a sí mismo, fue enviada a la capital, Heiankyo, y se reanudó el servicio normal en la corte japonesa. La historia se conservó para la posteridad en el Shomonki ("La historia de Masakado") de mediados del siglo X. Tras este incidente, Hachiman pasó a ser considerado el protector especial de la línea imperial.

En el budismo, Hachiman se convirtió oficialmente en un bodhisattva, es decir, un iluminado que permanece en la tierra para guiar a los fieles, en el año 937, siendo el primero de los muchos kami del sintoísmo al que se le otorgó ese estatus en el cruce de credos tan típico de la religión en el antiguo Japón. Con el tiempo, la interpretación de las proclamas oraculares de Hachiman se encomendó específicamente a los monjes budistas masculinos. Una célebre estatua de madera de Hachiman como bodhisattva, tallada por el artista Kwaikei en 1201, reside en el monasterio de Todaiji. Hachiman llegó a ser venerado no solo como daibosatsu o Gran Buda, sino también como protector de los templos budistas. En el período medieval, Hachiman era considerado un avatar de Amida (Amitabha), el Buda de la Tierra Pura.

Hachiman se asocia con las palomas, que son sus mensajeras, y su símbolo es el arco y la flecha, arma tradicionalmente elegida (y no la espada) por el antiguo caballero guerrero japonés. En consecuencia, el objeto sagrado (go-shintai) que representa al dios en sus santuarios suele ser un arco y una flecha, y a veces también unos estribos. Algunos templos tienen un pincel de caligrafía como go-shintai para representar al dios como patrón de la cultura. De hecho, como Hachiman es también el kami de todo lo cultural, sus complejos de santuarios suelen incluir santuarios secundarios dedicados a Tenjin, el dios sintoísta de la erudición y el aprendizaje.

Eliminar publicidad

Advertisement

Los festivales y ceremonias que aún se celebran en los santuarios de Hachiman incluyen el popular ritual omiyamairi, en el que los bebés, especialmente los niños, visitan un santuario por primera vez en su vida y reciben la purificación rodeados de su familia. Por último, las conexiones budistas de Hachiman se evidencian en el festival Hojo-e, que comenzó en el año 720, en el que los fieles liberan a los animales y a los peces de vuelta a la naturaleza.

This content was made possible with generous support from the Great Britain Sasakawa Foundation.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2017, mayo 19). Hachiman [Hachiman]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-16020/hachiman/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Hachiman." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación mayo 19, 2017. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-16020/hachiman/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Hachiman." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 19 may 2017. Web. 06 dic 2022.

Afiliación