Samurái

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Ritchie R. R. Chaidez
Publicado el 05 julio 2019
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: Inglés, Francés, Portugués
Samurai Onikojima Yataro Kazutada (by Utagawa Kuniyoshi, Public Domain)
Samurái Onikojima Yataro Kazutada
Utagawa Kuniyoshi (Public Domain)

Los samuráis (también bushi) eran una clase de guerreros que surgieron en el siglo X en Japón y que prestaron servicio militar hasta el siglo XIX. Soldados de élite y altamente entrenados, expertos en el uso del arco y la espada, los samuráis eran un componente esencial de los ejércitos japoneses en la época medieval.

Puede que los samuráis y la cultura samurái hayan sido excesivamente romantizados desde el siglo XVIII como epítome de la caballerosidad y el honor, pero hay muchos ejemplos de que mostraban un gran valor y lealtad a sus amos, en particular, al llegar a cometer un suicidio ritual en caso de derrota o muerte de su señor. Sin embargo, la guerra en el Japón medieval era tan sangrienta e inflexible como en cualquier otra región, y el dinero era a menudo el principal motivo para que muchos samuráis participaran en la batalla. A partir del siglo XVII, y cuando ya no se les necesitaba con fines militares, los samuráis se convirtieron a menudo en importantes maestros de moral y consejeros dentro de la comunidad.

Eliminar publicidad

Advertisement

Desarrollo y estatus

El sistema gubernamental de reclutamiento en Japón terminó en el año 792, por lo que en el siguiente periodo Heian (794-1185) se formaron ejércitos privados para proteger los intereses de las tierras (shoen) de los nobles que pasaban la mayor parte de su tiempo fuera de la corte imperial. Este fue el comienzo de los samuráis, un nombre que significa "asistente", mientras que el verbo samurau significa servir, por lo que el término era originalmente de clase y no la profesión militar que más tarde llegó a significar. También había otras clases de guerreros, pero la clase samurái era la única con una connotación de servicio a la corte imperial.

LOS SAMURÁIS EMPEZARON A DESARROLLAR UN CÓDIGO (BUSHIDO) QUE LES PERMITÍA GANARSE UNA REPUTACIÓN Y UN ESTATUS ENTRE SUS COMPAÑEROS Y AMOS.

Los samuráis eran contratados por los señores feudales (daimyo) por sus habilidades materiales para defender los territorios del señor contra sus rivales, para luchar contra los enemigos identificados por el gobierno y para luchar contra las tribus hostiles y los bandidos. Por esta razón, los samuráis podían vivir en cuarteles, en un castillo o en sus propias casas privadas. Dado que los samuráis acabaron organizándose en grupos dirigidos por señores de la guerra con poder político, pudieron tomar el relevo de una débil corte imperial en el siglo XII bajo el gobierno de señores de la guerra como Minamoto no Yoritomo. Así, a partir del periodo Kamakura (1185-1333) se fundó un nuevo sistema de gobierno militar dominado por los guerreros y dirigido por un shogun (dictador militar) y así se mantendría hasta el siglo XIX.

Eliminar publicidad

Advertisement

Samurai on Horseback
Samurái a caballo
Unknown Artist (Public Domain)

Muchos samuráis procedían de la llanura de Kanto y habían adquirido una valiosa experiencia en las campañas contra las tribus emishi (ainu) del norte. En estas batallas, los guerreros empezaron a desarrollar un código de conducta que les daba la posibilidad de ganarse una reputación y aumentar su estatus entre sus compañeros y maestros. Naturalmente, la valentía en el campo de batalla era primordial, y se desarrolló la tradición de que los samuráis entraran en batalla gritando su linaje y sus hazañas pasadas y desafiando a cualquier enemigo a un combate individual. Estos pronunciamientos vocales serían sustituidos posteriormente por el uso de estandartes en la cultura samurái.

No fue hasta el periodo Edo (1603-1868) cuando se desarrolló un sistema completamente estandarizado de estatus y rangos para los samuráis. Había tres rangos principales:

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

  • gokenin (criados), los más bajos y vasallos de un señor feudal.
  • goshi (guerrero rústico), podían cultivar sus tierras pero no podían tener las dos espadas del rango de samurái completo.
  • hatamoto (abanderados), el rango más alto. Solo estos guerreros debían morir para proteger los intereses de su señor.

Todos los samuráis eran supervisados por sus señores, pero a partir de 1180 se formó el Samurai-dokor nacional (Consejo de Retenedores) para supervisar especialmente a los gokenin y aplicar medidas disciplinarias por cualquier falta cuando fuera necesario. A partir de 1591, a los samuráis ya no se les permitía ser a la vez agricultores y guerreros y tenían que elegir una u otra vida, con la idea de que esto les haría más dependientes y, por tanto, más leales a sus señores.

ENTRENADOS A PARTIR DE LOS 10 AÑOS O INCLUSO ANTES, LOS SAMURÁIS LUCHABAN A CABALLO A PRINCIPIOS DEL PERIODO MEDIEVAL.

Muchos samuráis contaban con sus propios ayudantes o baishin, que también trabajaban las tierras que poseía su señor. Los samuráis representaban solo entre el 5 y el 6% de la población total (18 millones en 1600), y ninguno de ellos era mujer (aunque había una clase guerrera separada y muy pequeña de mujeres conocidas como onna bugeisha o "mujeres hábiles en las artes marciales").

Eliminar publicidad

Advertisement

Armas samurái

Entrenados desde los 10 años o incluso antes en habilidades marciales, los samuráis montaban y luchaban a caballo a principios del periodo medieval, utilizando principalmente un arco, pero también una espada larga curva cuando era necesario. Tenían una segunda espada más corta, y un decreto del gobernante Hideyoshi en 1588 establecía que solo los samuráis de pleno derecho podían llevar dos espadas, lo que se convirtió en un importante símbolo de estatus. Los samuráis también aprendían artes marciales, de las que había 18 en el periodo Edo, pero las habilidades más preciadas de los samuráis eran siempre la equitación, el tiro con arco y, después, el manejo de la espada. A partir del siglo XVII, la espada sustituyó al arco como arma samurái por excelencia (en gran parte gracias a que el arco era mucho más barato y accesible para los soldados de a pie), por lo que la espada, más exclusiva, pasó a ser conocida como el "alma del samurái". Ambas armas se ajustaban al ideal samurái de que la batalla debía consistir en duelos personales.

Muromachi Samurai
Samurái Muromachi
Unknown Artist (Public Domain)

Los arcos se fabricaban normalmente con tiras de bambú laminadas alrededor de un núcleo de madera. También se le podía añadir caña para darle mayor resistencia y se barnizaba el conjunto para protegerlo de la lluvia. La longitud de las flechas variaba en función de la habilidad del arquero, pero la longitud típica en la época medieval era de 86-96 cm (34-38 pulgadas). Las astas se fabricaban con bambú joven, las cabezas eran de hierro o acero, y se utilizaban plumas de ave para hacer tres o cuatro emplumadas que dieran estabilidad a la flecha en vuelo. Al disparar a caballo, la pesada silla de montar de madera con estribos de cuero estaba diseñada para proporcionar una plataforma estable y permitir al jinete permanecer de pie mientras disparaba.

Las espadas samurái eran curvas y se fabricaban con acero, una combinación de diseño que se remonta al siglo VIII en Japón. El acero era trabajado por maestros artesanos que controlaban cuidadosamente el contenido de carbono en varias partes de la hoja para obtener la máxima resistencia y flexibilidad. Por esta razón, es justo decir que las espadas japonesas se encontraban entre las más finas y afiladas jamás producidas en el mundo medieval. Las hojas variaban en longitud, pero era habitual que los samuráis de élite llevaran dos espadas: una larga y otra corta. La espada más larga (katana) tenía una hoja de unos 60 cm (2 pies) y la más corta (wakizashi) tenía una hoja de 30 cm. Ambas espadas se llevaban con el filo hacia arriba. La tachi, una espada anterior e incluso más larga que la katana (con una hoja de hasta 90 cm), se llevaba con el filo hacia abajo, colgada del cinturón, mientras que los otros tipos se clavaban en el cinturón. Los mangos de las espadas eran de madera y estaban recubiertos de la resistente piel de la raya gigante (same) y luego se ataban con una trenza de seda. La hoja estaba separada del mango por un pequeño guardamano circular. Un samurái también podía llevar una daga corta (tanto) como arma de último recurso. Las espadas y dagas se guardaban en vainas lacadas que podían ser muy decorativas.

Eliminar publicidad

Advertisement

Los primeros samuráis también utilizaban armas que posteriormente se asociaron más a la infantería ordinaria. Eran la lanza (yari) y el arma de asta (naginata). La longitud de las yari variaba, pero las hojas eran de doble filo y medían entre 30 y 74 cm (12-29 pulgadas) de longitud. Algunas hojas tenían forma de L y se utilizaban para enganchar a los jinetes enemigos de sus caballos. Las lanzas no solían lanzarse en la guerra japonesa, sino que se utilizaban para pinchar al enemigo. La naginata era una larga pértiga con una larga hoja curva de un solo filo unida a ella. La parte de la pértiga medía de 120 a 150 cm y la hoja de acero podía medir hasta 60 cm. El arma se utilizaba para barrer, cortar y empujar al enemigo, y su uso se convirtió en una de las artes marciales, una que aprendían especialmente las hijas de los samuráis.

Samurai Swords
Espadas samurái
Los Angeles County Museum of Art (Public Domain)

Las armas de pólvora eran conocidas por los japoneses a través de su contacto con China, pero fue la llegada de los primeros europeos a mediados del siglo XVI la que acabó introduciendo las armas de fuego en la guerra japonesa. A finales de ese siglo, quizá un tercio de los ejércitos de campaña estaban equipados con armas de fuego (el arcabuz de cerillas) y algunos samuráis posteriores llevaban pistolas.

Armadura samurái

Las corazas de placas metálicas cosidas y protegidas con barniz se remontan al periodo Kofun (c. 250-538). Posteriormente, se fabricó una armadura más flexible con tiras estrechas de bronce o hierro que se unían con cordones o ataduras de cuero. El revestimiento de cuero fue otro material común para las armaduras durante todo el periodo medieval, ya que era ligero y flexible. A partir del periodo Heian (794-1185), los samuráis solían llevar una capa de seda (horo) sobre la armadura que se sujetaba al cuello y a la cintura mientras cabalgaban. Estaba diseñada para inflarse con el paso del aire y desviar las flechas o actuar como identificador del portador.

Eliminar publicidad

Advertisement

También había armaduras con forma de caja como el oyoroi, que colgaba de los hombros. El traje haramaki, más sencillo y flexible, tenía una coraza más ajustada para el torso y una falda corta formada por ocho secciones. Los muslos podían estar protegidos por guardas (haidate), la parte inferior de las piernas estaba protegida por grebas o suneate, y las manos y los antebrazos por mangas de media armadura o kote. Una vez que aparecieron las armas de fuego en el campo de batalla, se popularizó una armadura sólida para el pecho, que a menudo se importaba o copiaba de Europa. Curiosamente, a pesar de toda esta protección corporal y quizás sin haber oído aún la historia de Aquiles, los samuráis no se protegían los pies y solo llevaban calcetines y simples sandalias de cuerda.

El casco del samurái (kabuto) solía estar hecho de placas de hierro o acero remachadas y tenía la forma de un casquete con solapas que sobresalían a los lados y en el cuello para una mayor protección. En ocasiones, se llevaba una máscara facial o menpo (un tipo de mengu) con rasgos fieros esculpidos y bigotes. Algunos cascos llevaban crestas impresionantes en forma de media luna, penachos de crin o cuernos y astas de animales (reales o estilizados), pero los solían llevar los daimyo. Para aumentar la comodidad bajo el casco, los samuráis solían afeitarse la parte delantera del cabello, lo que se convirtió en una moda en el siglo XVI. El resto del pelo se llevaba largo y se ataba en la parte posterior de la cabeza en un moño (chasen-gami) o en un cilindro de pelo doblado tres veces (mitsu-ori). En la batalla, los samuráis se soltaban el pelo (en todos los sentidos).

Samurai Armour, Sengoku Period
Armadura de samurái, periodo Sengoku
Vassil (Public Domain)

Las armaduras y los cascos medievales solían indicar el rango, la división y la región de origen de un samurái a través de sus costuras de colores, insignias heráldicas y símbolos pintados, algunos de los cuales estaban asociados a sus familias o a su casa militar (buke). Las libélulas eran un símbolo popular en las armaduras porque este insecto no puede volar hacia atrás y, por tanto, representaba la mentalidad de no retirada de los samuráis. Los estandartes también se utilizaban para identificar quién era quién en el campo de batalla, aunque su tamaño estaba controlado y vinculado al estatus particular del samurái.

Bushido

El bushido o shido, que significa "camino del guerrero", es el famoso código de conducta guerrera que seguían los samuráis, pero no fue recopilado hasta finales del siglo XVII por el erudito Yamago Soko (1622-1685), momento en el que los samuráis ya no eran activos militarmente, sino que funcionaban más como guías y asesores morales. Por lo tanto, es difícil determinar el nivel de caballerosidad que los samuráis practicaron realmente a lo largo de su historia. Parece probable que, al igual que cualquier guerrero de cualquier otra cultura, el pragmatismo se impusiera a la hora de luchar. No cabe duda de que los samuráis hacían gala de mucho valor y pericia marcial, pero a menudo se violaban las promesas y las treguas, se quemaban las aldeas y se masacraba a los derrotados, ya que el honor provenía de la victoria y de ninguna otra parte. Los samuráis estaban motivados, sobre todo, por el beneficio económico y la promoción de su posición social, de ahí la desagradable obsesión por recoger las cabezas cortadas de sus víctimas. También es cierto que, a pesar de la reputación caballeresca de los guerreros superpuesta en tiempos posteriores a la historia medieval japonesa, sobre todo en lo que respecta a la austeridad, la lealtad y la autodisciplina, no era nada raro que se produjeran deserciones masivas durante las batallas, lo que incluía a los generales. En la batalla de Sekigahara en 1600, por ejemplo, no menos de cinco generales y sus ejércitos cambiaron de bando en medio de la batalla.

Los samuráis tampoco fueron siempre muy nobles con el campesinado. Los guerreros se hicieron famosos entre los visitantes europeos posteriores por decapitar a desconocidos en el camino solo para comprobar que sus espadas seguían afiladas, una desagradable costumbre conocida como tsujigiri o "cortar en el cruce". Sin embargo, los samuráis tenían la ley de su lado, ya que el shogunato Tokugawa (1603-1868) les había concedido específicamente el derecho a matar a cualquier persona de rango inferior al suyo si consideraban que esa persona actuaba de forma grosera, definida vagamente como "actuar de forma inesperada".

Seppuku

Se esperaba que los altos mandos de los samuráis lucharan hasta la muerte, incluso si esto significaba suicidarse para evitar la captura. El método honorable era el seppuku (también conocido como hara-kiri) o autodestripamiento, ya que se consideraba que el estómago contenía el espíritu, no el corazón. El guerrero se ponía primero una túnica blanca, símbolo de pureza, y luego se cortaba el abdomen con un golpe de cuchillo de izquierda a derecha. Al no ser un método de suicidio especialmente rápido o eficaz, solía haber un ayudante con una espada especial, conocida como kaishakunin, para decapitar al samurái. Al igual que un samurái solía suicidarse cuando lo hacía su señor, los seguidores y criados de un samurái también debían suicidarse al perder a su señor en un código conocido como junshi o "muerte por seguimiento".

Yoshitsune
Yoshitsune
usiwakamaru (Public Domain)

Samuráis como héroes: Yoshitsune

Muchos héroes de la mitología japonesa son guerreros samuráis y ninguno es más famoso que el legendario Yoshitsune (1159-1189). Minamoto-no-Yoshitsune, nacido Ushiwakamaru, fue el hermano menor del shogun y un exitoso general en la Guerra de Gempei (1180-1185). Su estatus legendario se debe a que es la personificación del guerrero leal, honorable e imperturbable. De joven aprendió esgrima, libró al campo de varios ladrones y obligó al monje guerrero Benkei a convertirse en su fiel servidor. Ganó muchas batallas, especialmente liderando una carga de caballería en Ichinotani y saltando un puente de barco en Danno-Ura, pero acabó despertando los celos de su hermano. En consecuencia, Yoshitsune huyó al norte de Japón, y solo pasó los controles fronterizos cuando Benkei le golpeó fingiendo que Yoshitsune era un desventurado sirviente. Sin embargo, no hubo un final feliz para el héroe, ya que el shogun acabó encontrando y bloqueando a Yoshitsune en un castillo que luego fue quemado hasta los cimientos. En algunas versiones del mito, Yoshitsune escapó para convertirse en el príncipe mongol Temujin, que más tarde sería conocido como Gengis Kan. La historia de Yoshitsune se convirtió en un tema básico del teatro Kabuki y Noh.

Los 47 Ronin

Quizás el samurái más famoso de la vida real, episodio de seppuku masivo y ejemplo por excelencia de mantener el honor a través de la muerte es la historia de los 47 Ronin (Shijushichishi) que ocurrió en enero de 1703 (aunque se conmemora hoy en día cada 14 de diciembre). El señor de Ako, Asano Naganori (1665-1701) se encontraba un día en el castillo del shogun en Edo cuando fue insultado por el jefe de protocolo del shogun (no tan diplomático), Kira Yoshinaka (1641-1701). Naganori desenfundó tontamente su espada, un acto que suponía un delito capital dentro de los muros del castillo, por lo que fue obligado por el shogun a cometer seppuku. Sin embargo, sus 47 seguidores samuráis, conocidos ahora como ronin ("vagabundos" o "samuráis sin amo") juraron vengarse de Yoshinaka. Esperando su momento durante dos años, finalmente consiguieron a su hombre y pusieron su cabeza decapitada en la tumba de su maestro caído. Los ronin fueron castigados por su crimen tras un gran debate público y se les dio la opción de ser ejecutados o de hacer seppuku. Fueron 46 (la cifra que falta es imprecisa), de entre 15 y 77 años de edad, los que decidieron aceptar el seppuku y garantizar así su legendario estatus como los mayores seguidores de la letra del código samurái. Los ronin fueron enterrados junto a su maestro en el templo Sengakuji.

Samurai
Samurái
Felice Beato (Public Domain)

Decadencia y posterior mitologización

La importancia de los samuráis y de los ejércitos locales se redujo en gran medida tras las políticas estabilizadoras del shogunato Tokugawa, que trajo una relativa paz a todo Japón. Esto continuó el proceso iniciado medio siglo antes, cuando se desarmó a la población rural. Además, muchos samuráis, ante la necesidad de convertirse en pacíficos agricultores o en criados de los señores locales cuando no había guerra de la que hablar, se convirtieron en maestros, administradores (especialmente en finanzas) y guías morales. Los samuráis seguían gozando de un elevado estatus social, al ser miembros del rango shi, que los situaba por encima de comerciantes, artesanos y agricultores dentro del sistema de clasificación shi-no-ko-sho. En 1872 se reintrodujo el reclutamiento en el ejército japonés, y en 1876 los samuráis fueron formalmente destituidos, aunque los descendientes de antiguos samuráis siguieron siendo distinguidos con el título de shizoku hasta la Segunda Guerra Mundial.

Los samuráis y sus hazañas marciales fueron temas populares en los gunkimono o cuentos de guerreros de los siglos XIV y XV, que miraban con nostalgia a los tiempos medievales anteriores. En el siglo XVIII se produjo en Japón una romantización aún mayor de los samuráis. Por ejemplo, la famosa frase inicial del Hagakure de Yamamoto Tsunetomo, una colección de 1300 anécdotas relacionadas con los samuráis recopilada en 1716 en tiempos de paz, afirma con rotundidad que "el Bushido es una forma de morir". La reputación de los samuráis ha seguido floreciendo hoy en día gracias a los cómics, los juegos de ordenador y otros medios de comunicación, lo que ha asegurado su estatus como uno de los grandes grupos guerreros de la historia medieval mundial.

This content was made possible with generous support from the Great Britain Sasakawa Foundation.

Este contenido ha sido posible gracias al generoso apoyo de la Fundación Sasakawa de Gran Bretaña.

Eliminar publicidad

Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Qué hacían los samuráis?

Los samuráis eran una clase de guerreros japoneses de élite que realizaban el servicio militar para los nobles. Estaban bien entrenados y eran muy hábiles montando a caballo y utilizando el arco y la espada. Llevaban una armadura especial y seguían un código de honor conocido como bushido.

¿Los samuráis luchaban hasta la muerte?

Muchos samuráis, especialmente los de más alto nivel, luchaban hasta la muerte. Si corrían peligro de ser capturados, a menudo se suicidaban. El método honorable era el seppuku (también conocido como hara-kiri) o la autodestrucción.

¿Qué es un ronin en Japón?

Ronin, que significa "vagabundo" o "guerrero sin amo", era un término que se aplicaba a los samuráis que no podían encontrar un servicio militar regular. Los ronin fueron especialmente frecuentes durante los shogunatos, cuando Japón era más pacífico y ya no se necesitaban guerreros como antes.

¿Siguen existiendo los samuráis?

Los samuráis no existen hoy en día, esta clase de guerreros japoneses fue abolida formalmente en 1876.

Sobre el traductor

Ritchie R. R. Chaidez
Ritchie es un estudiante universitario que creció en México, actualmente estudia en California para obtener un título de Biología. Sus intereses son la ciencia y literatura. Actualmente tiene como pasatiempo traducir artículos de diversos temas.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses principales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2019, julio 05). Samurái [Samurai]. (R. R. R. Chaidez, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15875/samurai/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Samurái." Traducido por Ritchie R. R. Chaidez. World History Encyclopedia. Última modificación julio 05, 2019. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15875/samurai/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Samurái." Traducido por Ritchie R. R. Chaidez. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 05 jul 2019. Web. 30 jun 2022.

Afiliación