El período Azuchi-Momoyama

Recaudación de fondos para los servidores, 2023

Gestionar un sitio web con millones de lectores por mes es costoso. Además de pagar por los servidores, también tenemos que pagar servicios relacionados como la red de distribución de contenidos, Google Workspace, el correo electrónico y mucho más. Preferiríamos invertir este dinero en producir más contenido sobre historia gratuito para todo el mundo. ¡Gracias por tu ayuda!
$2352 / $21000

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Recaredo Castillo
Publicado el 25 junio 2019
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés
Azuchi Castle (by 投稿者がファイル作成, Public Domain)
Castillo Azuchi
投稿者がファイル作成 (Public Domain)

El período Azuchi-Momoyama (Azuchi-Momoyama Jidai, también conocido como período Shokuho, 1568/73-1600) fue un breve pero significativo período de la historia del Japón medieval que vio al país unificado después de siglos de un gobierno central débil y pequeños conflictos entre cientos de señores de la guerra rivales. Oda Nobunaga (que gobernó de 1568 a 1582) se estableció como el gobernante militar de Japón, y su castillo en Azuchi, al este de Kioto, le da al período la primera parte de su nombre. El sucesor de Nobunaga, Toyotomi Hideyoshi (que gobernó de 1582 a 1598) continuó con su trabajo para unificar todo Japón, y su base de Momoyama, al sur de Kioto, proporciona la segunda parte del nombre del período. Hideyoshi quedó mal parado a causa de sus dos invasiones fallidas de Corea, y el período terminó con el conflicto de sucesión que vería a Tokugawa Ieyasu establecer el Shogunato Tokugawa (1603-1868).

El período Muromachi

El período Muromachi (1333-1573) había sido turbulento en Japón, con los shogunes Ashikaga incapaces de controlar todas sus provincias. La mayor crisis se produjo con la Guerra de Onin (1467-1477), una guerra civil que destruyó Heiankyo y creó un siglo de amargas luchas internas entre los señores de la guerra rivales. Era necesario que un señor de la guerra obtuviera la supremacía total para que Japón volviera a disfrutar de la paz y de un gobierno estable. Oda Nobunaga resultó ser ese hombre. Nobunaga había expandido su territorio gradualmente a lo largo de la década de 1550/60 desde su base en el castillo de Nagoya en la provincia de Owari, en el centro de Japón, mientras derrotaba a todos los que se interponían mediante una combinación de asedios, batallas y diplomacia. Finalmente tomó la capital Heiankyo en 1568 y exilió al último shogun Ashikaga, Ashikaga Yoshiaki, en 1573. Con estas dos acciones, comienza el período Azuchi-Momoyama (por lo tanto, algunos eruditos eligen 1568 como fecha de inicio, mientras que otros optan por 1573).

Eliminar publicidad

Advertisement

En 1579, con todo el Japón central bajo su control, Oda Nobunaga estableció una nueva sede en el magnífico castillo de Azuchi.

Oda Nobunaga

En 1579, con todo el Japón central bajo su control, Oda Nobunaga estableció una nueva sede en el magnífico castillo de Azuchi, en las afueras de la capital al borde del lago Biwa, de donde surge el primer nombre de este período de la historia. Hoy no queda nada del castillo excepto su base de piedra, pero fue el primero en combinar una residencia lujosa con características defensivas y en construir la enorme torre de homenaje de varios pisos que se convirtió en una norma en los castillos medievales japoneses. Desafortunadamente, el castillo de Azuchi fue incendiado en 1582 aunque luego fue reconstruido.

Nobunaga pudo derrotar y mantener su posición dominante sobre los señores de la guerra rivales y continuar expandiendo su control territorial gracias a su gran ejército, que estaba bien equipado y que incluía al talentoso general Toyotomi Hideyoshi (quien se convertiría en el sucesor de Nobunaga). Nobunaga fue un innovador ya que fue uno de los primeros líderes japoneses en adoptar las armas de fuego, sus ejércitos tenían un cuerpo de 3000 mosqueteros que, en la batalla, disparaban en filas rotativas para crear una andanada de fuego continua y devastadora. El ejército de Nobunaga también fue el primero en equipar a cada hombre, incluida la infantería, con una armadura completa. Los territorios ganados por Nobunaga fueron entregados a sus leales comandantes para que los gobernaran, y las tierras de los caudillos capturados fueron con frecuencia redistribuidas y reubicadas para cortar los antiguos lazos de lealtad.

Eliminar publicidad

Advertisement

Oda Nobunaga Portrait
Retrato de Oda Nobunaga
Kano Soshu (Public Domain)

Para asegurar su control del poder, Nobunaga intentó reducir los ingresos de sus rivales daimyo (señores feudales) mediante la abolición de los peajes en todas las carreteras. Impulsó sus propias arcas acuñando la primera moneda japonesa desde 958 y estandarizando las tasas de cambio entre todas las diferentes monedas en uso en ese momento. Otra fuente lucrativa de efectivo fue desligar a los comerciantes de sus gremios y hacer que pagaran una tarifa al estado en su lugar. A partir de 1571 se inició un exhaustivo catastro de las tierras para hacer más eficiente el sistema tributario. Otra política fue confiscar todas las armas en poder del campesinado desde 1576 en adelante, las llamadas "cacerías de espadas", algo que también harían sus sucesores. Mientras tanto, Nobunaga continuaba expandiendo su territorio, con el objetivo de unificar Japón. No en vano el señor de la guerra estampó en su sello personal "Tenka Fubu" o "Reino Unificado bajo Gobierno Militar".

No solo los señores rivales sufrieron las consecuencias de la ambición de Nobunaga, sino que también fueron atacados muchos templos budistas (instituciones ricas y poderosas en ese momento, tanto que varias de ellas podían desplegar pequeños ejércitos) también fueron atacados. El ejemplo más infame de esta política fue la destrucción del complejo monástico Enryakuji en el monte sagrado Hiei, cerca de Kioto, en 1571. Allí, 25.000 hombres, mujeres y niños fueron masacrados en el ataque. Por otro lado, Nobunaga alentó el trabajo de los misioneros cristianos en Japón al ver el beneficio que se podía obtener del contacto con los europeos, que trajeron el comercio y la tecnología, como también las armas de fuego de las que él hizo un uso tan devastador. La decadencia de los templos budistas también tuvo repercusiones en el arte japonés con pinturas, biombos, esculturas y decoraciones arquitectónicas como paneles de puertas que se volvieron más seculares en su tema (los pájaros, las flores y las personas que realizan tareas cotidianas eran especialmente populares), mucho más llamativos en sus colores y con abundantes dorados.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Map of Japan in the 16th Century CE
Mapa de Japón en el siglo XVI
Zakuragi (CC BY-NC-SA)

El 21 de junio de 1582 Nobunaga, un hombre con innumerables enemigos, fue traicionado por uno de sus vasallos aliados, Akechi Mitsuhide. En un episodio conocido como el Incidente Honnoji, Mitsuhide, por razones desconocidas, atacó con éxito la posición de Nobunaga y, según una versión de la historia, cuando quedó claro que sería capturado, el hombre que controlaba la mitad de Japón se suicidó. En una versión diferente, el señor de la guerra murió entre las llamas del incendio del templo. El hijo y heredero elegido de Nobunaga, Nobutada, murió en el mismo desastre.

Varias ciudades castillo de la época se convertirían eventualmente en ciudades importantes como Edo (Tokio) y Osaka.

Toyotomi Hideyoshi

La muerte de Nobunaga sería vengada rápidamente cuando su destacado general Totoyomi Hideyoshi derrotó a Mitsuhide en la Batalla de Yamazaki y se declaró sucesor de Nobunaga. Hideyoshi gobernaría Japón desde 1582 hasta 1598. La decisión de Hideyoshi de establecer su base en el castillo de Momoyama ("Montaña de Durazno") en Fushimi, al sur de Heiankyo, le daría al período la segunda mitad de su nombre. Los castillos, que habían surgido por todas partes en los tiempos turbulentos del anterior período Muromachi, eran ahora claramente más para la vista que para la defensa, aunque muchos tenían impresionantes fosos anchos y dada la introducción de las armas de fuego en Japón que exigió un uso mayor de la piedra, tenían paredes más gruesas y ventanas para mosqueteros (a menudo triangulares) para el caso de que un castillo fuera atacado alguna vez. Sin embargo, al igual que sucedió con el famoso Castillo de Himeji (1581-1609), la mayoría de los castillos nunca fueron atacados. Muchos castillos también continuaron creando centros urbanos cada vez más amplios a su alrededor y algunas de estas ciudades castillo se convertirían eventualmente en ciudades importantes como Edo (Tokio) y Osaka. Hideyoshi comandó una fuerza de unos 200.000 hombres y, al igual que su predecesor, combinó con éxito las campañas militares con la diplomacia en su relación con sus rivales daimyo para establecerse como gobernante de la mayor parte de Japón en 1590. En un período de cinco años que comenzó en 1585, Hideyoshi atacó el oeste de Japón, Kyushu y Shikoku. Al igual que sucedió con otros líderes militares, Hideyoshi buscó que la monarquía legitimizara su posición. Para ganar el favor del emperador (que no tenía poder real propio), donó dinero para las ceremonias de la corte y reconstruyó el palacio en la capital. Finalmente Hideyoshi se declaró a sí mismo Taiko ("regente retirado").

Eliminar publicidad

Advertisement

Toyotomi Hideyoshi on Horseback
Toyotomi Hideyoshi a caballo
Unknown Artist (Public Domain)

Hideyoshi se destaca por sus políticas y reformas de cuando gobernó Japón. Para financiar el estado, extrajo impuestos del campesinado y de las actividades comerciales en las ciudades más grandes. En 1591, Hideyoshi desarrolló un rígido sistema de clases con diferentes niveles para guerrero (shi), agricultor (no), artesano (ko) y comerciante (sho), el llamado sistema shi-no-ko-sho. A cada clase se le dio una importancia basada en su valor de producción, y no se permitió ningún movimiento entre las clases, lo que significa que, por ejemplo, solo un joven nacido en una familia de samuráis podría convertirse en samurái. Otra consecuencia fue que los samuráis no podían ser a la vez guerreros y granjeros a tiempo parcial como lo habían sido en el pasado, por lo que ahora tenían que elegir una u otra forma de vida, lo que los hacía depender totalmente de su señor para recibir su pago si decidían servir como samuráis. . El sistema, aunque un poco confuso en la práctica y que ciertamente no fue aplicado rígidamente en todas partes, se mantuvo vigente durante todo el período Edo (1603-1868).

En 1587, Hideyoshi aprobó un edicto para expulsar a todos los misioneros cristianos de Japón, que solo se cumplió a medias. Preocupado porque los jesuitas estaban alentando la persecución de los creyentes budistas y sintoístas y porque los comerciantes portugueses estaban vendiendo japoneses como esclavos, se aprobó otro edicto en 1597. Esta vez la seriedad del asunto se afirmó con la mutilación y crucifixión de 26 cristianos en Nagasaki, incluidos sacerdotes que habían desafiado el primer edicto. Sin embargo, después de este comienzo brutal, la campaña para librar a Japón de esta religión extranjera fue abandonada en gran parte por ser poco práctica y porque en todo caso, Hideyoshi no quería poner en peligro el lucrativo intercambio de seda por plata con Macao que era controlado por los portugueses. La preocupación del líder japonés por el comercio se evidencia en su decidida campaña para acabar con los piratas wako que asolaban los mares de Asia oriental. Poniéndolos a su servicio, Hideyoshi permitió a los barcos pirata comerciar legalmente, siempre que llevaran su propio sello rojo personal, de ahí el nombre común de shuin-sen o "barcos del sello rojo".

La invasión japonesa de Corea

Tal era su control total sobre Japón que Hideyoshi comenzó a buscar acción militar en otra parte. Entre 1592 y 1598, Hideyoshi invadió Corea dos veces en un conflicto conocido como las Guerras Imjin. El ataque estaba destinado a allanar el camino para una invasión de China, entonces gobernada por la dinastía Ming (1368-1644), y este plan demasiado ambicioso ha llevado a algunos a pensar que Hideyoshi estaba mentalmente trastornado.

Eliminar publicidad

Advertisement

Map of Japanese Invasions of Korea, 1592-98 CE
Mapa de las invasiones japonesas a Corea (1592-98)
Yug (Public Domain)

Cualesquiera hayan sido sus motivos y su salud mental, Hideyoshi mostró ciertamente sus reconocidas habilidades de planificación y logística cuando una flota con 158.000 hombres aterrizó en Busan (Pusan) en Corea con un comienzo auspicioso. Ciudades como Pyongyang y Seúl fueron capturadas al ser los coreanos tomados completamente por sorpresa y el rey Seonjo (que gobernó de 1567 a 1608) huyó al norte de su país. La ventaja japonesa por la posesión de armas de fuego fue otro factor del éxito.

Sin embargo, finalmente, las operaciones combinadas de la armada coreana dirigida por el almirante Yi Sun-sin (1545-1598) que tenía "barcos tortuga" (kobukson) de puente cubierto y armados con cañones, con un gran ejército terrestre de la China Ming, más los rebeldes locales bien organizados, dieron como resultado que la primera invasión se estancara en 1593 ya que los japoneses no podían reabastecer a sus ejércitos del norte. Los japoneses sí que siguieron ocupando el sur de la península.

Después de conversaciones de paz prolongadas y sin éxito, Hideyoshi lanzó una segunda invasión mucho menos exitosa en 1597, y cuando el señor de la guerra murió al año siguiente, las fuerzas japonesas se retiraron de la península. El conflicto, que fue una de las operaciones militares más grandes jamás emprendidas en el este de Asia antes del siglo XX, no solo tendría consecuencias devastadoras para todos los involucrados en términos de pérdidas de vidas y depredación de la agricultura y las propiedades culturalmente importantes, sino que también agriaría en forma permanente las relaciones entre Japón y Corea. La guerra también le costó una fortuna a la dinastía Ming, lo que contribuyó a su declive final.

Eliminar publicidad

Advertisement

Tokugawa leyasu

Hideyoshi murió por causas naturales el 18 de septiembre de 1598, pero ya había hecho arreglos para que cinco ministros principales (tairo) compartieran el papel de regentes de su hijo pequeño. Sin embargo, estos hombres solo lucharon entre ellos por la supremacía. Uno de ellos fue Tokugawa Ieyasu (que gobernó de 1603 a 1605) de la familia Matsudaira, que ya había desafiado sin éxito a Hideyoshi allá por 1584. Ieyasu eventualmente se establecería como supremo militar después de ganar la Batalla de Skeigahara de 1600 contra los generales que apoyaron al hijo de Hideyoshi. Ieyasu tomó el título de shogún en 1603 y estableció el shogunato Tokugawa, que finalmente vio la unificación completa de Japón y disfrutó entonces de unos 250 años de paz. En las palabras de un viejo dicho japonés, "Nobunaga preparó el pastel, Hideyoshi lo horneó e Ieyasu se lo comió" (Beasley, 117). El siguiente período de la historia japonesa se conocería como el período Edo después de que la capital se trasladara a esa ciudad, actualmente conocida como Tokio.

This content was made possible with generous support from the Great Britain Sasakawa Foundation.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Recaredo Castillo
Una persona sin preparación académica especial, pero que gusta de la Historia y quiere aportar con la traducción de artículos de la Enciclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2019, junio 25). El período Azuchi-Momoyama [Azuchi-Momoyama Period]. (R. Castillo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-18309/el-periodo-azuchi-momoyama/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "El período Azuchi-Momoyama." Traducido por Recaredo Castillo. World History Encyclopedia. Última modificación junio 25, 2019. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-18309/el-periodo-azuchi-momoyama/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "El período Azuchi-Momoyama." Traducido por Recaredo Castillo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 25 jun 2019. Web. 08 feb 2023.

Afiliación