El castillo de Edimburgo

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Gilda Macedo
Publicado el 14 abril 2021
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: Inglés, Italiano, Turco
Edinburgh Castle Panorama (by kaysgeog, CC BY-NC-ND)
Panorama del Castillo de Edimburgo
kaysgeog (CC BY-NC-ND)

El castillo de Edimburgo, que se alza en la cima de Castle Rock, ha servido a Escocia durante siglos y ha servido como fortaleza, residencia real, sede del gobierno, armería y prisión. Escenario de innumerables asedios, nacimientos y muertes reales, intrigas asesinas y exhibiciones militares, el castillo de Edimburgo ha sido durante mucho tiempo un símbolo de la historia escocesa y del orgullo nacional. Hoy en día, el castillo está abierto al público, que puede ver lugares de interés como la Piedra de Scone, las galas reales escocesas conocidas como los Honores, el Museo Nacional de la Guerra, el Monumento Nacional a la Guerra y cañones medievales gigantes tan famosos como el Mons Megs. La atracción turística más popular de Escocia, el castillo, junto con la ciudad de Edimburgo, está catalogado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Historia temprana

Encaramado en un afloramiento rocoso volcánico con acantilados escarpados en tres lados, el castillo de Edimburgo domina el horizonte de la capital de Escocia. La ocupación del lugar se remonta a la Edad de Bronce, y las excavaciones arqueológicas han revelado que la cima del acantilado fue nivelada artificialmente hacia el año 900 a. C. En los siglos I y II d. C., durante la Edad de Hierro, el lugar albergó un fuerte en la cima de la colina típico de ese periodo. Este fuerte fue probablemente la capital de la tribu Votadini. El fuerte, compuesto en su mayor parte por madera y movimientos de tierra, tenía una entrada protegida por dos enormes fosos. Los edificios del fuerte también eran de madera y muchos tenían suelos y hogares de piedra. También hay pruebas de un sistema de drenaje de piedra en el lugar. El comercio entre los votadinos y los romanos en el sur y el centro de Gran Bretaña queda demostrado por los hallazgos de joyas importadas.

Eliminar publicidad

Advertisement

El fuerte era conocido como Din Eidyn, nombre que luego se convirtió en Edimburgo.

El castillo aparece por primera vez en la literatura en la colección de versos poéticos de principios del siglo VII conocida como The Gododdin. En esta época era el emplazamiento de una fortificación construida por la tribu del mismo nombre, que entonces controlaba partes del sur de Escocia y el norte de Inglaterra. El fuerte era conocido como "Din Eidyn", nombre que más tarde se convirtió en "Edimburgo", después de que los anglos conquistaran Gododdin y tomaran posesión de él. Aunque continuó siendo una fortaleza durante la Edad Media, desgraciadamente no se conservan partes del castillo ni de las fortificaciones anteriores al siglo XI y solo hay unas pocas reliquias de las personas que lo habitaron.

El castillo medieval

Santa Margarita de Escocia (c. 1046-1093) fue, como segunda esposa de Malcolm III (que reinó de 1058 a 1093), la reina de Escocia desde 1070 hasta su muerte en noviembre de 1093. Su reinado y su contribución a la difusión del catolicismo romano en su reino fueron conmemorados en la capilla normanda construida en el castillo de Edimburgo, que hoy es la parte original más antigua de la fortaleza. Lo más probable es que el hijo de Margarita, David I de Escocia (que reinó de 1124 a 1153) haya consturido la capilla privada hacia 1130. David se embarcó en la construcción de muchos castillos en Escocia, entre ellos el de Edimburgo, donde probablemente construyó una torre del homenaje de estilo normando.

Eliminar publicidad

Advertisement

Chapel of Saint Margaret of Scotland, Edinburgh
Capilla de Santa Margarita de Escocia, Edimburgo
ozz13x (CC BY)

A pesar de su formidable aspecto sobre una poderosa roca y de su relativa autosuficiencia en agua, gracias al Fore Well, el castillo resultó algo decepcionante cuando se trataba de asedios. Tras la captura de Guillermo I de Escocia (que reinó de 1165 a 1214), los ingleses tomaron el control del castillo entre 1174 y 1186. El castillo fue recuperado pero, en 1296, Eduardo I de Inglaterra (que reinó de 1272 a 1307) consiguió entrar en él tras un asedio de apenas tres días. Thomas Randolph, conde de Moray, recuperó el control del castillo de la guarnición inglesa en 1314, durante la lucha por establecer a los Bruces como casa real de Escocia.

La "Torre de David" llegó a tener 30 metros de altura y fue el lugar donde se encontraban las cámaras reales durante aproximadamente un siglo una vez que fue terminado, a mediados de la década de 1370.

Robert the Bruce (que reinó de 1306 a 1329), sin duda poco impresionado por el historial de la fortaleza, demolió el castillo hasta sus cimientos en 1314, sobre todo para asegurarse de que los ingleses no volvieran a utilizarlo si capturaban la roca. Una fuerza inglesa capturó efectivamente la ciudadela en 1335 y comenzó a reconstruir el castillo. Sin embargo, una pequeña fuerza escocesa dirigida por Sir William Douglas se hizo pasar por mercaderes y reconquistó el castillo para Escocia en 1341.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Un nuevo castillo real se convirtió en el gran proyecto del hijo y sucesor de Robert the Bruce, David II de Escocia (que reinó de 1329 a 1371). David añadió una nueva y enorme torre, inspirada quizás en una nueva adición similar al castillo de Windsor en Inglaterra. La "Torre de David", como se la conoció, llegó a tener 30 metros de altura y fue el lugar donde se encontraban las cámaras reales durante aproximadamente un siglo una vez que fue terminada a mediados de la década de 1370. Jacobo I de Escocia (que reinó de 1406 a 1437) añadió otra torre justo detrás de la Torre de David hacia el final de su reinado, que contenía un gran salón destinado a los banquetes. En última instancia, esta "Gran Cámara" sustituyó a los aposentos reales de la Torre de David. Fue la Gran Cámara de la torre de Jaime I o la Gran Sala de la Torre de David la que acogió uno de los episodios más infames del castillo en 1440, la llamada "Cena Negra". Esta cena tuvo lugar cuando el séquito del joven Jacobo II de Escocia (que reinó de 1437 a 1460) recibió a los dos jóvenes herederos del poderoso clan Douglas. Los Douglas fueron invitados a cenar cordialmente, pero la noche en cuestión se les presentó una cabeza de toro en una bandeja. Esto fue una señal para que los chicos fueran llevados y ejecutados.

Plan of Edinburgh Castle
Plano del Castillo de Edimburgo
Jonathan Oldenbuck (CC BY-SA)

No queda mucho de estas adiciones medievales al castillo y la mayoría de los edificios actuales datan del reinado de Jacobo IV de Escocia (que reinó de 1488 a 1513). La Torre de David, por ejemplo, se derrumbó durante un asedio, y sus ruinas ahora están completamente cubiertas por la Batería de la Media Luna. La Plaza de la Corona (antes conocida como Grand Parade y situada cerca del antiguo emplazamiento de la Torre de David) había sido creada por Jacobo III de Escocia (que reinó de 1460 a 1488) y aún sobrevive como un patio que se convirtió en el corazón simbólico de las dependencias domésticas reales en el castillo a semejanza de las residencias reales contemporáneas de la Europa continental. La gran fortaleza medieval había iniciado finalmente su transformación en palacio.

Eliminar publicidad

Advertisement

El castillo de principios de la Edad Moderna

Jaime IV utilizó el castillo como residencia real, pero su función de fortaleza no fue del todo olvidada, ya que el rey lo utilizó como depósito de las piezas de artillería del reino. El rey Jaime también añadió un nuevo Gran Salón al castillo (completado hacia 1510), que acogió el parlamento escocés. A lo largo de los siglos, el Gran Salón ha tenido una historia accidentada, con puntos álgidos como su uso para banquetes de estado, mientras que los puntos más bajos fueron su uso como cuartel militar y luego como hospital en el siglo XIX. El techo que se ve hoy en el vestíbulo es el original de finales de la Edad Media, ya que los análisis han demostrado que las vigas de roble proceden originalmente de los bosques de Noruega hacia 1510. El Palacio Real de la Plaza de la Corona ya estaba completo y fue el lugar del primer y último nacimiento real del castillo, el del futuro Jacobo VI de Escocia (también conocido como Jacobo I de Inglaterra, que reinó de 1603 a 1625) el 19 de junio de 1566.

El castillo volvió a fracasar durante un asedio de cuatro días en 1573, cuando un ejército inglés con cañones bombardeó a los partidarios de la depuesta María, reina de Escocia (que reinó de 1542 a 1567) para que se sometieran rápidamente. Tras el asedio, se añadió una enorme batería semicircular, la Batería de la Media Luna, a las defensas del castillo en el lado oriental. La batería contaba con un grupo de cañones de bronce conocidos como las "Siete Hermanas". Esta adición tipificó la función principal del castillo como fortaleza, ya que los monarcas preferían residir en el más cómodo Palacio de Holyroodhouse, también en la capital. El castillo de Edimburgo fue utilizado como residencia por algunos funcionarios del Estado, y se convirtió en la sede de los archivos nacionales, un arsenal y una prisión ocasional.

Half Moon Battery, Edinburgh Castle
Batería de la Media Luna, Castillo de Edimburgo
Kaysgeog (CC BY-NC)

De hecho, el renovado castillo se convirtió en un reto para los atacantes, como demuestran los largos asedios de 1640 durante las Guerras de la Alianza y en 1650 por Oliver Cromwell (1599-1658). Durante el resto del siglo XVII y hasta el XVIII, el castillo se convirtió en un cuartel militar (la capilla de Santa Margarita se utilizó incluso para almacenar munición de artillería) y en un campamento para prisioneros de guerra, como durante la rebelión jacobita (1745-1746) y las guerras napoleónicas (1803-1815), entre otros conflictos. Con el paso de los años, los reclusos de la prisión se volvieron cada vez más internacionales, y en ella se encontraban desde piratas del Caribe hasta estadounidenses capturados durante la Guerra de la Independencia (1775-1783). En 1842 se construyó la Prisión Militar para los soldados desobedientes de los propios cuarteles del castillo; los castigos imaginativos incluían llevar balas de cañón de una parte a otra del recinto penitenciario. También había un hospital militar.

Eliminar publicidad

Advertisement

En las primeras décadas del siglo XIX, el castillo se benefició de un nuevo y gran patio de armas conocido como Esplanade que reformó el patio de armas de 1753 y cubrió el antiguo lugar de las ejecuciones públicas conocido como Castle Hill. Este espacio abierto acoge ahora el mundialmente famoso Royal Edinburgh Military Tattoo cada agosto. En el último cuarto del siglo XIX se llevaron a cabo otras remodelaciones, sobre todo en las casas de la puerta y en el Gran Salón, como parte de un nuevo proceso de aumento del orgullo nacional escocés, tendencia que se puso de manifiesto en la construcción de un Monumento Nacional a la Guerra de Escocia en la roca en 1927, un lugar bastante apropiado teniendo en cuenta que el propio castillo había sido objeto de un bombardeo de Zeppelin durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

El castillo en la actualidad

Con más de un millón de visitantes anuales, el Castillo de Edimburgo es hoy el destino turístico más popular de Escocia. Además de ser un monumento impresionante en sí mismo, con cada piedra cargada de historia, el castillo es también la sede del Museo Nacional de la Guerra y de tres museos de regimiento. Como parte de la ciudad de Edimburgo, el castillo ha sido designado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, un honor concedido en 1995.

Edinburgh Castle
Castillo de Edimburgo
Peter Stevens (CC BY)

Las puertas principales del castillo se encuentran en el lado este, el único accesible de la meseta rocosa, y fueron construidas en 1888 para reemplazar una estructura mucho más antigua. El segundo conjunto de puertas, que data de la década de 1570 (tras el asedio de 1573 mencionado anteriormente), incluye un rastrillo y fue reforzado con tres pares de puertas de madera adicionales. La parte superior de esta estructura, la Torre Argyle, se añadió en 1887. Otra puerta interior es la de Foog, que data de la última parte del siglo XVII. Justo después de la puerta del rastrillo hay un tramo de 70 escalones de piedra, la Escalera de Lang, que lleva al corazón del castillo. Una ruta menos fatigosa es la calzada empedrada que hay más adelante, construida en el siglo XVII para permitir la entrada de los poderosos cañones al castillo.

Eliminar publicidad

Advertisement

La Casa del Gobernador es un edificio de 1742 de estilo georgiano y residencia oficial del gobernador que actúa como comandante del ejército en Escocia. El Nuevo Cuartel, terminado en 1799, funciona como cuartel militar y alberga el Museo del Regimiento de los Royal Scots Dragoon Guards. El cercano Drill Hall alberga el Museo de los Reales Escoceses y el Real Regimiento de Escocia. Por último, uno de los rincones más curiosos del castillo es el cementerio de perros. Se creó en la década de 1840 y se reservó para los fieles compañeros de cuatro patas de los soldados en los cuarteles y las mascotas del regimiento, como Dobbler (fallecido en 1893), que acompañó a los Argyll and Sutherland Highlanders a Sudáfrica, Sri Lanka y China durante sus nueve años de servicio activo.

El mayor de los castillos escoceses contiene muchos objetos de importancia histórica, entre los que destaca la Piedra de Scone. También conocida como la Piedra del Destino, este bloque de arenisca se asoció a las coronaciones de los reyes medievales escoceses en la Abadía de Scone, en la isla de Scone, en Perthshire. La leyenda dice que solo donde reside la piedra gobernarán los reyes escoceses. Retirada de Escocia por Eduardo I de Inglaterra en 1296 en un acto deliberado de propaganda política, la piedra fue finalmente devuelta al pueblo escocés en 1996.

Mons Meg Cannon
Cañón Mons Meg
Lee Sie (CC BY-SA)

Junto a la Piedra de Scone, en la Sala de la Corona del castillo, se encuentran los elementos de la regalia real escocesa conocidos colectivamente como los Honores. Estos artículos datan del siglo XVI y consisten en una corona, un cetro y una espada de estado. Se utilizaron por primera vez juntos en la coronación de María, reina de Escocia, en 1543 en el castillo de Stirling. Trasladadas a varios lugares y luego encerradas en un cofre en una habitación sellada del castillo durante la turbulenta historia de Escocia con Inglaterra, las joyas de la corona fueron redescubiertas por el gran novelista e historiador Sir Walter Scott (1771-1832) en 1818. Nadie había visto las magníficas galas durante más de un siglo, pero pronto se expusieron al público en la Sala de la Corona, donde permanecen en la actualidad. A lo largo de los años se han ido añadiendo más joyas para enriquecer la colección, entre ellas las Joyas Stewart con el gran anillo de rubí que se dice que llevó Carlos I de Inglaterra (que reinó de 1625 a 1649) durante su coronación en la Abadía de Westminster.

En el castillo de Edimburgo se encuentra el famoso cañón Mons Meg, una pieza de artillería construida a mediados del siglo XV, posiblemente para Jaime II de Escocia. El enorme cañón pesa seis toneladas y en su día disparaba balas de 48 cm de diámetro a una distancia de 3,2 km. Se llevó a la Torre de Londres en 1754, recibió el honor de una escolta militar completa y regresó al Castillo de Edimburgo en 1829. Otro cañón, más famoso por su sonido en toda la ciudad que por su aspecto, es el One O'clock Gun (cañón de la una), que se dispara todos los días a la una de la tarde (excepto los domingos), una tradición que comenzó en 1861 como ayuda a la navegación para los barcos que pasaban.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Gilda Macedo
Escritora freelance y traductora. Dra. en Humanidades.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses principales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2021, abril 14). El castillo de Edimburgo [Edinburgh Castle]. (G. Macedo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-19309/el-castillo-de-edimburgo/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "El castillo de Edimburgo." Traducido por Gilda Macedo. World History Encyclopedia. Última modificación abril 14, 2021. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-19309/el-castillo-de-edimburgo/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "El castillo de Edimburgo." Traducido por Gilda Macedo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 14 abr 2021. Web. 05 jul 2022.

Afiliación