El juego de pelota de Mesoamérica

Artículo

Mark Cartwright
por , traducido por Carlos A Sequera B
Publicado el 16 septiembre 2013
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, bosnio, francés, turco

El deporte conocido simplemente como el juego de pelota era jugado por todas las grandes civilizaciones mesoamericanas y las impresionantes canchas de piedra se convirtieron en una característica de muchas ciudades. Más que un simple juego, pudo haber tenido un significado religioso y era destacado en episodios de la mitología. Las competiciones incluso suministraban candidatos para los sacrificios humanos y se convirtió, literalmente, en un juego de vida o muerte.

Goal, Ball Court of Chichen Itza
Portería, cancha de pelota de Chichén Itzá
KÃ¥re Thor Olsen (CC BY-SA)

Orígenes

El juego fue inventado en algún momento en el período Preclásico (2500-100 a. C.), probablemente por los olmecas, y se convirtió en un rasgo común del paisaje urbanístico a lo largo y ancho de Mesoamérica hacia el periodo Clásico (300-900). Con el tiempo, el juego incluso fue exportado a otras culturas en Norteamérica y el Caribe.

Eliminar publicidad

Advertisement

EN la MITOLOGía MESOAMERICANa el juego es un elemento importante en la historia de los dioses mayas HUN HUNAHPÚ y VUCUB HUNAHPÚ.

En la mitología mesoamericana el juego es un elemento importante en la historia de los dioses mayas Hun Hunahpú y Vucub Hunahpú. La pareja molestaba a los dioses del inframundo con su ruidoso juego y los dos hermanos fueron engañados para descender a Xibalbá (el inframundo) donde fueron retados a un juego de pelota. Al perder el juego, Hun Hunahpús fue decapitado; un anticipo de lo que se convertiría en una práctica común para los infortunados jugadores que perdían el juego.

En otra leyenda, un famoso juego de pelota tuvo lugar en la capital azteca de Tenochtitlán entre el rey azteca Moctezuma Xocoyotzin (que reinó de 1502 a 1520 d. C.) y el rey de Texcoco. Este último había predicho que el reino de Moctezuma caería y el juego se acordó para establecer la veracidad de esta audaz predicción. Moctezuma perdió el juego y, por supuesto, perdió su reino ante los invasores del Viejo Mundo. Esta historia también apoya la idea de que el juego de pelota, algunas veces, se utilizaba con propósitos de adivinación.

Eliminar publicidad

Advertisement

Ballcourt, Xochicalco
Cancha de pelota, Xochicalco
Wikipedia User: Maxtreiber (Public Domain)

La cancha

Con frecuencia, las canchas formaban parte del recinto sagrado de una ciudad, lo que sugiere que el juego de pelota era más que un simple juego. Las canchas de juego del Preclásico temprano eran simples rectángulos de tierra aplanada, pero para el período formativo tardío (después del año 300 a. C.) evolucionaron a áreas más imponentes que consistían en una superficie rectangular plana situada entre dos paredes de piedra paralelas. Cada lado podía tener un aro de piedra vertical enorme ubicado en lo alto de la pared. Las paredes podían ser perpendiculares o inclinadas hacia los jugadores, y los extremos de la cancha podían dejarse abiertos pero definidos con marcadores o, en otros diseños, una pared cerraba el espacio de juego para crear una cancha con la forma de una "I". La cancha en Monte Albán, Oaxaca, es un ejemplo típico de una cancha en forma de "I". La longitud de la cancha podía variar pero la cancha de 60 metros de longitud de El Tajín del Epiclásico (650-900) representa un tamaño típico.

La superficie plana de la cancha suele tener tres grandes marcadores circulares de piedra ubicados en una línea a lo largo de la cancha. Algunos de estos marcadores en sitios mayas tienen un cartucho cuadrifolio que indica la entrada al inframundo, lo que ha llevado a la especulación de que el juego puede haber simbolizado el movimiento del sol (la pelota) a través del inframundo (la cancha) cada noche. Por otro lado, la pelota pudo haber representado otro cuerpo celeste como la luna, y la cancha pudo haber sido el mundo.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Hay muchas canchas conservadas y están distribuidas en toda Mesoamérica. La ciudad epiclásica de Cantona cuenta con una increíble cifra de 24 canchas, de las cuales al menos 18 son contemporáneas. El Tajín también tiene una cantidad considerable de canchas (al menos 11) y puede haber sido un centro sagrado para el deporte, así como Olimpia para el atletismo en la antigua Grecia. La cancha conocida más antigua es de la ciudad olmeca de San Lorenzo mientras que la cancha de piedra más grande que existe está en la ciudad maya-tolteca de Chichén Itzá. Con una longitud de 146 m y un ancho de 36 m, esta cancha parece demasiado grande para que realmente se jugara allí, especialmente con los aros colocados a la exigente altura de 8 m.

Ball Court Wall & Goal, Chichen Itza
Pared y portería de la cancha de pelota, Chichén Itzá
Luis Miguel Bugallo Sánchez (CC BY-SA)

Las reglas

Las reglas exactas del juego no se conocen con certeza y, con toda probabilidad, había variaciones a través de las diversas culturas y los diferentes períodos. Sin embargo, el objetivo principal del juego era hacer pasar una bola de goma sólida (látex) a través de uno de los aros. Esto era más difícil de lo que parece ya que los jugadores no podían usar las manos. Se puede imaginar que los mejores jugadores llegaban a ser muy diestros en dirigir la bola usando sus codos, rodillas, muslos y hombros acolchados. Los equipos estaban compuestos por dos o tres jugadores y eran exclusivamente masculinos. También había una versión alternativa, menos común, donde los jugadores golpeaban la pelota con palos.

Eliminar publicidad

Advertisement

La pelota en sí misma podía ser un arma letal, medía entre 10 y 30 cm de diámetro y pesaba entre 500 g y 3,5 kg, por lo que fácilmente podía quebrar los huesos. Sorprendentemente, se han conservado siete pelotas de goma en los pantanos de El Manatí, cerca de la ciudad olmeca de San Lorenzo. Estas pelotas oscilan entre 8 y 25 cm de diámetro y datan de entre 1600 y 1200 a. C.

Mesoamerican Ballgame Players
Jugadores de pelota mesoamericanos
James Blake Wiener (CC BY-NC-SA)

Los jugadores

Los jugadores podían ser profesionales o aficionados y hay pruebas de apuestas por los resultados de juegos importantes. El juego también tenía una fuerte asociación con los guerreros y muchas veces se obligaba a los cautivos de guerra a jugar.

Con frecuencia se representaba a los jugadores en el arte mesoamericano, aparecían en la escultura, la cerámica y la decoración arquitectónica (esta última normalmente decoraba las mismas canchas). Generalmente, estas representaciones muestran que los jugadores usaban equipos de protección tales como cinturones y acolchados para las rodillas, los codos, las caderas y las muñecas. En estas obras de arte, los jugadores también llevan un casco acolchado o un enorme tocado de plumas, que quizás solo se utilizaba con fines ceremoniales. Los relieves zapotecas en Dainzú también representan a los jugadores de pelota portando cascos así como también rodilleras y guanteletes.

Eliminar publicidad

Advertisement

Los ganadores del juego recibían trofeos, muchos de los cuales han sido investigados e incluyen hachas y palmas. Un hacha era una representación de la cabeza humana (las más antiguas podrían haber tenido cabezas reales) con un mango adjunto, que el jugador ganador usaba como trofeo, como una pieza de equipo ceremonial o como un marcador en la propia cancha. Muy probablemente, una palma también era un trofeo o un elemento del traje ceremonial que usaban los jugadores de pelota. Con frecuencia se representan en piedra y pueden adoptar la forma de brazos, manos, de un jugador o un pájaro con cola de abanico. Otros trofeos para los vencedores del juego incluyen yugos de piedra (habitualmente en forma de "U", como imitación del equipo de protección de la cintura que usaban los jugadores) y las piedras de mano, a menudo profusamente talladas. Todos estos trofeos se suelen encontrar en tumbas y son recordatorios de la conexión entre el deporte y el inframundo en la mitología mesoamericana.

Como los juegos generalmente tenían un significado religioso, el capitán del equipo perdedor, o incluso algunas veces el equipo completo, se sacrificaban a los dioses. Tales escenas se representan en la escultura decorativa de las mismas canchas, quizás más famosas en la cancha de pelota sur de El Tajín y en Chichén Itzá, donde un panel en relieve muestra a dos equipos de siete jugadores y uno de los equipos es decapitado. Otro indicador ominoso del giro macabro que este evento deportivo podía tomar es la presencia de tzompantli (las repisas de cráneos donde se exhibían las cabezas cortadas en los sacrificios), representados en tallas de piedra cerca de las canchas de pelota. Los mayas del Clásico incluso inventaron un juego paralelo donde los cautivos, una vez vencidos en el juego real, eran amarrados y usados como pelotas y lanzados sin contemplaciones escaleras abajo.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Carlos A Sequera B
Carlos es un ingeniero metalúrgico de Barquisimeto, Venezuela. Desde la infancia se sintió muy atraído por la geografía y la historia antigua. Leer sobre estos temas se convirtió en una afición y aumentó sus conocimientos sobre historia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses principales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2013, septiembre 16). El juego de pelota de Mesoamérica [The Ball Game of Mesoamerica]. (C. A. S. B, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-604/el-juego-de-pelota-de-mesoamerica/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "El juego de pelota de Mesoamérica." Traducido por Carlos A Sequera B. World History Encyclopedia. Última modificación septiembre 16, 2013. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-604/el-juego-de-pelota-de-mesoamerica/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "El juego de pelota de Mesoamérica." Traducido por Carlos A Sequera B. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 16 sep 2013. Web. 16 ago 2022.

Afiliación