Xibalbá

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 21 octubre 2014
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, bosnio
Maya Urn with Jaguar Figure & Skulls (by Walters Art Museum, CC BY-SA)
Urna maya con figuras de jaguar y calaveras
Walters Art Museum (CC BY-SA)

Xibalbá era el nombre que los mayas quiché daban al inframundo. Para los mayas yucatecos el inframundo era conocido como Metnal. El nombre Xibalbá se traduce como "lugar del miedo", lo que indica el terror que el lugar tenía en la imaginación maya. Por desgracia, tampoco había muchas posibilidades de escapar de allí. La idea de llevar una buena vida y evitar el tormento eterno evitando hacer cosas malas no formaban parte del sistema de creencias mayas, ya que solo los que morían de forma violenta evitaban el Xibalbá. El inframundo era un lugar realmente temible, muy asociado al agua; tenía su propio paisaje, dioses y depredadores sedientos de sangre. Xibalbá fue también el escenario de muchas aventuras de los héroes de la mitología maya, especialmente de los héroes gemelos.

La geografía de Xibalbá

Para los mayas, Xibalbá se encontraba en el lejano oeste, de ahí la gran cantidad de enterramientos realizados en las islas de Campeche, situadas frente a la costa occidental de la península de Yucatán, que la convierten en el territorio maya más occidental. A Xibalbá se entraba a través de una cueva o zona de aguas tranquilas en Tlaltícpac, que era la superficie de la tierra y el primero de los nueve niveles del inframundo. La vía láctea también se consideraba una entrada a Xibalbá y el camino por el que las almas caminaban para encontrar su destino. Los mayas, que creían que el inframundo tenía nueve niveles diferentes, representaron esta idea en las gigantescas pirámides de piedra que construyeron como tumbas para sus reyes y que a menudo tienen nueve niveles. Véase, por ejemplo, el Templo de las Inscripciones en Palenque, el Templo I en Tikal o la Pirámide de Kukulcán en Chichén Itzá.

Eliminar publicidad

Advertisement

En Xibalbá la carne se desprende del cuerpo, los ojos cuelgan de sus órbitas y las funciones corporales ya no se pueden controlar.

Los mayas creían que el inframundo estaba gobernado por un grupo de dioses (posiblemente 9 o 14), conocidos colectivamente como los señores del inframundo. Estos tienen nombres temibles e incluyen a Uno-Muerte y Siete-Muerte (los dos más importantes), el Maestro del Pus, el Cetro de Hueso, el Cetro de Cráneo, el Maestro de la Ictericia, el Recolector de Sangre y Garras Sangrientas. Muchos de estos señores ocasionalmente podían subir al mundo de los vivos, donde propagaban la miseria y la enfermedad. Los mayas también creían que cada dios astronómico tenía su propia manifestación en el inframundo. Por ejemplo, cuando el dios del sol K'inich Ajaw viajaba por el inframundo de noche se convertía en el dios jaguar del inframundo. El libro religioso maya más importante, el Popol Vuh, describe algunos detalles de la geografía dentro de Xibalbá. El inframundo es vasto, con tanta variedad de paisajes como el mundo exterior de los vivos. Además, lo atraviesan dos grandes ríos, o quizá más. Para llegar al noveno nivel de Xibalbá, los muertos debían afrontar muchas pruebas y peligros. Entre ellas, el cruce de aguas peligrosas y altas montañas, ríos de sangre, el ataque de cuchillos y flechas de obsidiana giratorios, e incluso el sacrificio del propio corazón. Para ayudar al alma a sobrevivir a tal prueba, los muertos se enterraban o incineraban con útiles piezas de equipo como armas, herramientas, kits de tejido, bienes preciosos como el jade, alimentos energizantes como el chocolate caliente, e incluso perros (reales o efigies de cerámica) para actuar como compañeros y guías.

Pakal the Great & Xibalba
Pakal el Grande y Xibalbá
Marcellina Rodriguez (Copyright)

Xibalbá en el Popol Vuh

Como hemos visto, los mayas esperaban someterse a pruebas en Xibalbá, y si podían utilizar sus habilidades e inteligencia, entonces tenían la oportunidad de burlar a los terribles demonios y pruebas que los aguardaban allí. Una de las historias más célebres es la del dios del maíz (Hun Hunahpú o Uno-Ajaw) y su hermano Siete-Hunahpú. Un día, jugando a un ruidoso juego de pelota, la pareja enfureció a los señores del inframundo, que los convocaron para descender a Xibalbá. Tras sufrir muchas pruebas y horrores, los hermanos volvieron a jugar a la pelota. Esta vez, al perder el juego, fueron sacrificados y enterrados bajo el campo de pelota, mientras que la cabeza del dios del maíz se colocó en una calabaza o árbol de cacao. Más tarde, una hija de uno de los señores del inframundo, Blood Maiden, vio la cabeza y, tras una breve conversación y con la cabeza escupida en la mano, quedó milagrosamente embarazada de gemelos. Estos hermanos fueron Hunahpú (o Hun Ajaw) y Ixbalanqué (o Yax Bahlam), los famosos héroes gemelos de la mitología maya, que ganarían fama como grandes cazadores, bromistas y magníficos jugadores de pelota.

Eliminar publicidad

Advertisement

La historia se repitió y los héroes gemelos, al igual que su padre y su tío, también fueron convocados en Xibalbá y, después de estar cautivos en terribles cámaras con Murciélagos de la Muerte, jaguares, un frío terrible y fuegos, también se les hizo jugar un partido de pelota. Ganaron, pero no les sirvió de nada, ya que iban a ser ejecutados de todos modos. Los señores del inframundo esperaban matarlos, pero los gemelos actuaron primero y saltaron a un tremendo fuego. Sin embargo, los dioses del mundo exterior no estaban muy contentos con este resultado, por lo que devolvieron la vida a los gemelos. Ahora disfrazados de bailarines, ambos causaron estragos en Xibalbá, mataron a los señores del inframundo e incluso consiguieron resucitar a su padre, el dios del maíz. Los tres, junto con un grupo de doncellas desnudas y cargados de tesoros, utilizaron una canoa para escapar finalmente de Xibalbá y regresar a la tierra de los vivos. Todo el mito es probablemente una colorida metáfora de la siembra de semillas de maíz en la tierra y su posterior crecimiento sobre la superficie terrestre.

Temple of the Inscriptions, Palenque
Templo de las Inscripciones (Palenque)
Jan Harenburg (CC BY)

Xibalbá en el arte y la arquitectura

Los diversos dioses y personajes implicados en los mitos relativos a Xibalbá aparecen con frecuencia en el arte maya, como la decoración de la cerámica, los relieves en piedra, los huesos incisos y las pinturas rupestres, especialmente en Naj Tunich. Las imágenes de las almas en el inframundo suelen ser terribles. La carne se desprende del cuerpo, los ojos cuelgan de sus órbitas y las funciones corporales ya no se pueden controlar. Una de las representaciones más sorprendentes de Xibalbá se encuentra en el sarcófago del rey de Palenque, Pakal el Grande, del año 683 d.C., hallado en las profundidades del Templo de las Inscripciones de Palenque. Aquí se representa al gobernante muerto cayendo de espaldas en las enormes y abiertas fauces de ciempiés del inframundo. El inframundo también estaba representado en la arquitectura maya. Como se mencionó, las pirámides destinadas a ser tumbas tenían nueve plataformas para representar los nueve niveles del inframundo. Además, se cree que en Utatlán el patio de pelota representa a Xibalbá, y que el edificio sur del complejo de los conventos de Uxmal, con su nivel inferior y sus nueve puertas, también representa visualmente a Xibalbá.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2014, octubre 21). Xibalbá [Xibalba]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-13331/xibalba/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Xibalbá." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación octubre 21, 2014. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-13331/xibalba/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Xibalbá." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 21 oct 2014. Web. 03 oct 2022.

Afiliación