Texcoco

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Felipe Arancibia
Publicado el 15 noviembre 2013
Disponible en otros idiomas: inglés, portugués
X
Lake Texcoco (by Wikipedia User: Madman2001, CC BY-SA)
Lago de Texcoco
Wikipedia User: Madman2001 (CC BY-SA)

Texcoco (Tezcoco o Tetzcoco), ubicada cerca de la orilla orientale del lago de Texcoco en el valle de México, fue la capital del pueblo Acolhua. Fue una gran potencia durante el período azteca y un miembro de la Triple Alianza junto con Tenochtitlan y Tlacopan. Texcoco también es el lugar de nacimiento de uno de los gobernantes más famosos de Mesoamérica, Netzahualcoyotl, quien presidió a una ciudad que llegaría a ser un renombrado centro de cultura y aprendizaje.

Historia temprana

Probablemente se creó antes, pero no fue sino hasta algún momento del siglo XIII d.C. que brotaron establecimientos significativos por las costas orientales del lago de Texcoco. En la tradición semilegendaria local, varios grupos migrantes (los chichimecas, los tecpanecas, los mexicas y los acolhuas) llegaron al valle de México en esta era, y el último grupo, conducido por su jefe, Xolotl, se dirigió a las tierras del noroeste del lago y se estableció en Tenayuca. Es el hijo de Xolotl, Nopaltzin, a quien se acredita haber armado una expedición de reconocimiento desde Tenayuca y haber descubierto el área circundante al monte Tláloc como un posible lugar para establecer una nueva ciudad. Primero se habitaron las cavernas rocosas en los alrededores de las estribaciones, y con el tiempo se irían desarrollando grandes asentamientos hasta convertirse en las ciudades de Oxtoticpac, Tzinaccanoztoc, Coatlinchan y Huexotla.

Eliminar publicidad
Publicidad

La tradición asevera que el hijo de Nopaltzin, Tlotzin, llegó a ser gobernante de toda el área oriental y fundó un nuevo centro en el cerro de Tetzcotzingo pero, una generación más tarde, su hijo Quinatzin trasladó la capital de los acolhuas a Texcoco, que estaba más cerca del lago y por tanto era un mejor lugar para el comercio. En este período, el poder económico se concentró en las manos de una pequeña élite que también estableció rutas culturales y comerciales con los vecinos chichimecas. Un rasgo de esta élite dominante fue la creación de áreas de caza especiales alrededor del monte Tláloc que se mantenían con animales suministrados por las comunidades locales, que los entregaban como tributo. La agricultura también vino a ser más sofisticada gracias a la construcción de canales para la irrigación, terrazas, y jardines "hundidos" o chinampas, que llegarían a ser una característica de la agricultura mesoamericana. Estos desarrollos se atribuyen tradicionalmente a Tlotzin, cuyo padre, Nopaltzin, se casó con una mujer de Chalco (en el sur) , y así, al haber crecido entre estos sofisticados agricultores, Tlotzin pudo transmitir estos conocimientos a los acolhua. Con un excedente agrícola, el comercio y la prosperidad estaban asegurados en el estado de los acolhuas y en su capital, Texcoco.

El surgimiento de Netzahualcoyotl

bajo el gobierno de netzahualcoyotl, texcoco se convirtió en un renombrado centro de aprendizaje y cultura.

Los mexicas y sus aliados los tepanecas instalados en Azcapotzalco (que eran, de hecho, la potencia dominante de la región) también estaban prosperando y, con la intención de expandir más su territorio, volvieron la vista codiciosamente hacia Texcoco. La premisa para la invasión mexica de Acolhuacan era que el líder de Texcoco, un tal Ixtlilxochitl, quien era descendiente de Xolotl y Nopaltzin, tras su matrimonio con una princesa de Tenochtitlan, se declaró a sí mismo como nuevo gobernante de los chichimecas. En 1418, Texcoco fue conquistada e Ixtlilxochitl fue derrotado y asesinado, pero su hijo, Natzahualcoyotl (también llamado Nezaualcoyotl o Nezahualcoatl), sobrevivió. Huyó a Huexotzingo en el valle de Puebla, retornó en 1422 a Tenochtitlan para entrenarse como guerrero, y finalmente regresaría a su hogar ancestral en Texcoco. Sin embargo, viendo el potencial que tenía para desestabilizar el status quo, se envió una delegación desde Atzcapotzalco para asesinar al joven gobernante. Esta conpiración fue descubierta, pero Netzahualcoyotl se vio forzado una vez más a buscar refugio en Huexotzingo. La fortuna de Netzahualcoyotl cambió para mejor luego de la muerte de Chimalpopoca de Tenochtitlan y del ascenso de Itzcoatl (tío de Netzahualcoyotl) como líder de los mexicas. Se ofreció una alianza entre Tenochtitlan y Texcoco con la que Netzahualcoyotl iba camino a la grandeza. Volvió a Texcoco y comenzó una guerra contra Azcapotzalco y los tepanecas. Atzcapotzalco cayó y el rey tepaneca Maxtla fue traído ante Netzahualcoyotl, que sacrificó él mismo a su enemigo vencido arrancándole el corazón, un acto que se realizó con gran ceremonia ante todos los guerreros victoriosos y los nobles.

Eliminar publicidad
Publicidad

La Triple Alianza y la expansión

Texcoco entonces formó la Triple Alianza junto con Tenochtitlan y Tlacopan. Texcoco, la segunda potencia del trío, controlaría la cuenca este del valle, mientras que Tlacopan tomaría el área oeste y Tenochtitlan gobernaría al norte y al sur. El tributo tomado de los estados conquistados se repartiría a razón de 2:2:1 entre Tenochtitlan, Texcoco, y Tlacopan, respectivamente, e incluía grandes cantidades de ropa, alimentos, plumas y caucho. Así se establecieron los cimientos del Imperio azteca, el último de los grandes imperios mesoamericanos.

Netzahualcoyotl oficialmente se convirtió en tlatoani o líder de Texcoco en 1431 y para entonces gobernaba una ciudad con una población de alrededor de 45.000 habitantes, además de controlar una multitud de ciudades menores concentradas a lo largo de la orilla oriental del lago. Netzahualcoyotl también era conocido en parte como un estudiante de filosofía, literatura y astronomía, y era un célebre poeta.

Eliminar publicidad
Publicidad

Bajo el reinado de Netzahualcoyotl, Texcoco se convirtió en un renombrado centro de aprendizaje y cultura; de hecho, de los cuatro grandes consejos de gobierno, uno estaba dedicado específicamente a promocionar la ciencia y las artes. La ciudad de Texcoco, así, giraba alrededor del gran palacio del rey que abarcaba más de una milla cuadrada. Además de las usales pirámides, jardines, fuentes, animales exóticos y apartamentos suntuosos, también había cuartos para historiadores y poetas, e incluso una biblioteca. El rey también construyó un gran templo a Tloque Nahuaque, "el dios desconocido, creador de todas las cosas" que tenía nueve pisos que simbolizaban los nueve cielos. El décimo y último piso estaba pintado de negro y adornado con estrellas mientras que el interior estaba suntuosamente decorado en oro, gemas y plumas exóticas.

Aztec Empire
Imperio azteca
wikipedia user: El Comandante (CC BY-SA)

Texcoco también expandió y consolidó el control acolhua de la región y, más aún, desarrolló la irrigación de terrazas en las laderas, construyó una serie de acueductos impresionantes y dispuso magníficos jardines, especialmente en Tetzcotzingo. Netzahualcoyotl incluso capturó Tollantzinco como parte de un ambicioso programa de expansión imperial que extraía tributos como comida y madera de las ciudades conquistadas. La Triple Alianza sería además cada vez más y más ambiciosa, y atacaría estados como los de Tlaxcala y Huexotzingo.

A pesar de todo, Netzahualcoyotl se preocupó de dar a los jefes vencidos un rol en el nuevo imperio con tal de evitar futuras disensiones, de ahí que muchos se convirtieran en líderes de distritos semi-autónomos. También se le atribuye la creación de un código legal donde 80 leyes definían los comportamientos aceptables así como delineaban los castigos para cualquier ofensa, incluso aquellas referidas a los jueces corruptos. Los crímenes cubiertos por las leyes iban desde el robo hasta la embriaguez, y los castigos iban desde tener la cabeza rapada hasta la muerte por estrangulamiento. Además, la rigidez del sistema estaba mitigada por la flexibilidad del enfoque, más tradicional, en el que algunos casos se juzgaban independientemente y con una corte de apelaciones consistente en doce jueces.

Eliminar publicidad
Publicidad

Netzahualcoyotl fue deificado luego de su muerte y su cuerpo consagrado en el sitio sagrado de Tetzcotzingo. Sin embargo, la Triple Alianza continuó incluso cuando sus fundadores habían dado paso a otros reinos poderosos como Motecuhzoma II en Tenochtitlan y el hijo de Netzahualcoyotl, Nezahualpilli, en Texcoco. Como prueba de los estrechos vínculos entre estos aliados, Netzahualpilli participó en la ceremonia de coronación del gran rey azteca Motecuhzoma II en 1503. De hecho, ambos Netzahualpilli y Totoquilhuaztli, el líder de Tlacopan, pusieron la corona de oro y esmeraldas en la cabeza de Motecuhzoma. Por su parte, el nuevo rey daba otorgó los privilegios del oficio a sus gobernantes aliados, indicando así que eran él y su ciudad de Tenochtitlan los que dirigían la Triple Alianza.

La conquista española

Sin embargo, la Alianza comenzó a mostrar signos de estancamiento, especialmente luego de que se percibiera a Motecuhzoma como arrogante y con políticas de disminución del rol y poder de sus dos aliados. Las relaciones nunca volvieron a ser las mismas desde que Netzahualpilli ordenara la muerte de una de sus esposas, ya que era la hija del rey azteca Axayacatl. Lo que es más impotante, los texcocanos cada vez estaban más insatisfechos con la dominación de Tenochtitlan en la Alianza, y esto incluso los llevaría a unirse con los invasores españoles y la elección de un nuevo jefe, Ixtililxochitl, con el apoyo mismo de Cortés. En 1521 Texcoco proveyó barcos y hombres para apoyar el asedio español en Tenochtitlan, que traería la caída de todo el Imperio azteca.

Quedan pocos restos físicos de Texcoco enterrados bajo la moderna ciudad del mismo nombre. Algunas reservas de piedra, el acueducto, y algunos escalones y terrazas de los sistemas de irrigación de los magníficos jardines de Tetzcotzinco persisten, así como unas pocas ilustraciones de varios códices y algunos poemas de Netzahualcoyotl. Este pequeño legado para tan gran ciudad y la impermanencia general de la vida es, de hecho, un tema bastante repetido en la cultura azteca en general, elegantemente descrito en el siguiente poema atribuido al gobernante más grande de Texcoco:

Eliminar publicidad
Publicidad

Yo, Netzahualcoyotl, pregunto:

¿Es verdad que uno realmente vive en la tierra?

No para siempre en la tierra,

solo un instante aquí.

Aunque sea jade se desmorona,

aunque sea oro se desvanece,

aunque sean plumas de quetzal se desgarran.

No para siempre en la tierra,

solo un instante aquí.

(Miller, 238)

Eliminar publicidad
Publicidad

Bibliografía

La World History Encyclopedia está asociada a Amazon y recibe una comisión por las compras de libros que cumplan los requisitos.

Sobre el traductor

Felipe Arancibia
Estudié el grado en antropología social, en la Pontificia Universidad Católica de Chile, desde el 2016 al 2020. Fui estudiante de intercambio en la UNAM, Ciudad de México, el primer semestre de 2018. Máster en Lógica de la Universidad de Valladolid.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es el director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2013, noviembre 15). Texcoco [Texcoco]. (F. Arancibia, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-12340/texcoco/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Texcoco." Traducido por Felipe Arancibia. World History Encyclopedia. Última modificación noviembre 15, 2013. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-12340/texcoco/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Texcoco." Traducido por Felipe Arancibia. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 15 nov 2013. Web. 24 jun 2024.

Afiliación