Cómo convertirse en un caballero medieval

Recaudación de fondos para las traducciones

Nuestra visión: educación en historia gratuita para todos, en todo el mundo, en todos los idiomas. Sabemos que es una meta ambiciosa, pero no nos detendremos. Para lograrlo, necesitamos traducir... ¡Y mucho! Haz una donación ahora y ayúdanos a tener un verdadero impacto global. ¡Te lo agradecemos!
$1140 / $3000

Artículo

Mark Cartwright
por , traducido por José Alejandro Tapia Reyes
Publicado el 08 junio 2018
X

Texto original en inglés: How to Become a Medieval Knight

En la sociedad medieval, un caballero disfrutaba de una posición de alto estatus y a menudo de riqueza, era temido en el campo de batalla y conocido por su caballerosidad fuera de sí, pero le llevaba mucho tiempo y mucho entrenamiento llegar allí. Capacitado en el uso de armas y la equitación desde la niñez, un joven podía ser convertido en caballero por el señor feudal local al cual servía, a través de una valentía excepcional en el campo de batalla. Aunque, al menos en épocas posteriores, cuando los monarcas europeos necesitaban desesperadamente fondos y hombres de utilidad para sus ejércitos; el puesto se podía comprar. En cualquier caso, el caballero se sometía a una elaborada ceremonia de iniciación, después de la cual se esperaba que mantuviera las tradiciones caballerescas de su rango y se enfrentara con valentía a los oponentes mejor equipados y más fuertemente armados en la batalla, los caballeros del ejército enemigo.

John II Knighting Squires
Juan II nombrando a escuderos.
Unknown Artist (Public Domain)

Aunque no había un sistema fijo, los rangos de edad variaban y algunos jóvenes nunca calificaron para la siguiente etapa, los pasos generales a seguir para convertirse en un caballero medieval eran los siguientes:

Eliminar publicidad

Advertisement

  • Paje- de 7 a 10 hasta 13 años. Familiarícese con los caballos, la caza y el uso de armas simuladas, sirviendo a un caballero, barón o corte real local.
  • Escudero- de los 14 a los 18 u hasta los 21 años. Ayuda a un caballero completo (nombrado), aprende a usar las armas y armaduras de guerra y mejora la educación general, especialmente el código de caballería.
  • Doblaje- entre los 18 y los 12 años. Es la ceremonia en cual se es nombrado caballero y debe ser realizada por otro caballero.
  • Servicio: Actúa como guardia de un barón y de su castillo, lucha en guerras por el soberano y la iglesia, y por supuesto, participa en torneos medievales.

Entrenamiento 1: Ser un paje

La mayoría de los caballeros eran probablemente, hijos de otros caballeros, pero hay registros de los hijos de algún burgués o de un hombre libre que fueron presentados para el entrenamiento necesario, así como de comerciantes ricos y funcionarios del gobierno a medida que esas clases crecieron en la edad media tardía. Un soldado ordinario también se podría convertir en caballero por su valor en el campo de batalla. A medida que la guerra crecía, los barones preferían cada vez más, enviar caballeros para que hicieran servicio en su lugar, el trasfondo social del caballero se volvió menos importante durante las guerras, pues los reyes necesitaban todos los hombres armados que pudiera conseguir. Sin embargo, en general en el siglo XIII la idea del linaje noble y la preservación del título de caballero, como signo de una clase con acceso restringido se había afianzado en toda Europa. Hubo excepciones, sobre todo en Francia y Alemania, pero en lo común sólo el hijo de un caballero se podía convertir en uno.

UN CABALLERO TENÍA QUE SER HÁBIL MONTANDO UN CABALLO MIENTRAS PORTABA UN ESCUDO Y UNA LANZA, POR LO QUE TENÍA QUE PRACTICAR PARA GUIAR SU CABALLO UTILIZANDO ÚNICAMENTE LAS RODILLAS Y LOS PIES.

Un caballero tenía que ser hábil montando un caballo mientras portaba un escudo y una lanza, por lo que tenía que practicar para guiar su caballo utilizando únicamente las rodillas y los pies. Debía ser capaz de usar una espada larga y pesada durante un período prolongado de lucha y estar lo suficientemente en forma para moverse con velocidad mientras usaba una pesada armadura de metal. También debía ser útil en la habilidad con armas adicionales como una daga, hacha de batalla, maza, arco y ballesta. En consecuencia, un niño designado por sus padres o patrocinador para convertirse algún día en un caballero tenía que empezar a entrenar joven, generalmente como un paje a partir de los 10 años ( o incluso 7 años en algunos casos), con armas simuladas y habilidades básicas de conducción. Un joven noble, probablemente fuera enviado a la corte real para tal entrenamiento, mientras que un joven de la aristocrática más modesta sería inscrito en el castillo local o el de un pariente para entrenar con los caballeros y hombres de armas estacionados allí. En el lugar junto con otros pajes, servirían a la mesa, actuarían como mozos de cuadra, realizarían tareas domésticas y comenzarían la educación que continuaría en serio en la adolescencia.

Eliminar publicidad

Advertisement

Medieval Combat Training
Entrenamiento de combate medieval
Mohawk Games (Copyright)

Entrenamiento 2: Ser un escudero

El siguiente paso en el largo camino hacia el título de caballero era convertirse en escudero, es decir, un aprendiz de caballero, típicamente a partir de los 14 años. El nombre de escudero deriva del francés, "ecuyer" o (portador del escudo). Además de aprender armamento y equitación, se esperaba que el escudero cuidara de un caballero nombrado (que podría tener dos o más escuderos debajo de él), limpiando sus armas, puliendo la armadura, cuidando a los caballos, ayudándolo a vestirse para la batalla, sosteniendo su escudo hasta que fuera necesario, y otros deberes generales similares.

También había logros no marciales, pero aún importantes, que adquirir, como el conocimiento de la música, la danza, así como la lectura y la escritura en latín y francés. Aprendían a recitar poesía y cultivaban los buenos morales, especialmente frente a damas aristocráticas con las que iban a cazar y jugaban juegos como el ajedrez. Las materias literarias las habría enseñado el cura local, quizás también con alguna implicación de la dama del castillo en el que eran aprendices. La caza de animales salvajes y la cetrería eran otras habilidades en el plan de estudios del escudero y proporcionaban útiles platos de carne en la mesa del caballero, que se esperaba que el escudero sirviera. Los escuderos también tenían que entrenar y cuidar de los pajes, incluida la disciplina, un deber que sin duda disfrutaban.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Wolfram von Eschenbach & His Squire
Wolfram Von Eschebach y su escudero
Unknown Artist (Public Domain)

El entrenamiento de un escudero implicaba practica con la lanza y la espada; a veces las armas se fabricaban deliberadamente más pesadas que las que se usaban en la batalla para fortalecer los músculos y hacer que la lucha real pareciera un poco más fácil de lo que realmente era. El bastón, el arco y la ballesta también se usaron, aunque generalmente los caballeros no los usaban en la guerra. Había dispositivos específicos para el entrenamiento como el quintain: un brazo giratorio con un escudo en un extremo y un peso en el otro. Un jinete tenía que golpear el escudo y seguir cabalgando para evitar ser golpeado en la espalda por el peso mientras giraba. Otro dispositivo fue un anillo suspendido que tenía que quitarse con la punta de la lanza. Montar a caballo a todo galope y cortar con una espada o un poste de madera con la espada era otra técnica de entrenamiento común.

SI EL CABALLERO ERA HERIDO SERIAMENTE, ERA EL ESCUDERO EL RESPONSABLE DE EXTRAERLO DEL CAMPO DE BATALLA.

En la guerra real, un escudero seguía a un caballero. Cuando estaban en movimiento, los escuderos generalmente iban adelante con los caballos y el equipaje adicionales. En la batalla en sí, después de pasar al caballero su escudo y su lanza, el escudero lo seguía en otro caballo en caso de que la montura del caballero quedara incapacitada. Si el caballero era herido seriamente, era el escudero el responsable de extraerlo del campo de batalla.

Eliminar publicidad

Advertisement

Cuando finalmente éste completamente capacitado, un escudero podría ser nombrado caballero por su señor u otro caballero, generalmente entre las edades de 18 a 21 años. No está claro, qué sucedió con los escuderos que fracasaban en su entrenamiento, aunque una carrera en la iglesia o la ley podría haber sido una alternativa común para algunos niños nobles. Una figura célebre que nunca dio el paso de escudero a caballero fue Geoffrey (Godofredo) Chaucer (1343- 1400) autor de los cuentos de Canterbury. Otros escuderos simplemente continuaron siéndolo hasta la edad adulta y sirvieron a un caballero toda su carrera. La falta de medios económicos podría ser otra razón para no alcanzar el título de caballero, ya que el costo de los caballos, la armadura y el equipo era alto. Aquellos escuderos que eran materiales para convertirse en caballero y tenían los medios para progresar, se sometían a una elaborada ceremonia de iniciación para darles la bienvenida a la hermandad de los caballeros. Algunos se hacían caballeros justo antes de alguna batalla, por lo que en ese caso, la ceremonia tenía que ser más tarde, pero ciertamente la espera valía la pena.

La ceremonia de nombramiento

La preparación para un nombramiento (o ceremonia de doblaje como era llamada en algunas ocasiones), podía incluir cualquier cantidad de futuros caballeros, comenzaba el día anterior, con el escudero cepillándose, tomando un baño y un afeitado o corte de barba. De la noche a la mañana podría pasar las horas en vigilia en una capilla con su espada apoyada sobre el altar, sin duda contemplando su buena suerte al lograr su objetivo y reflexionando sobre los riesgos para su cuerpo y su vida que aún debería afrontar.

King David I Knighting a Squire
El rey David I nombrando a un escudero
Unknown Artist (Public Domain)

El día de la ceremonia el escudero era vestido por dos caballeros con una túnica blanca y un cinturón blanco para simbolizar la pureza, medias negras o marrones para representar la tierra a la que algún día regresaría, y un manto escarlata por la sangre que ahora estaba lista derramar por su soberano, barón o la iglesia. La ceremonia real, que variaba con el tiempo y el lugar, podía ocurrir al aire libre, en una capilla o para los afortunados, dentro del palacio real, cuando los doblajes generalmente se llevaban a cabo como parte de una celebración más amplia, como bodas reales y coronaciones. El escudero era equipado con espuelas doradas (de allí la expresión: "para ganarse las espuelas") y le devolvían su espada que había sido bendecida por un sacerdote con la condición de que siempre protegiera a los pobres y los a débiles. La hoja tenía dos filos: uno para representar la justicia, el otro para la lealtad (o más generalmente, la caballerosidad).

Eliminar publicidad

Advertisement

Luego, ante testigos, el escudero se arrodillaba ante el caballero o rey que le concedía el honor. La persona que realizaba la ceremonia del doblaje estaban arriesgando su propia reputación, ya que cualquier gloria o deshonra que el nuevo caballero adquiriera también se reflejaba en quien lo había nombrado caballero. El "doblador" podría colocar una espuela o poner una espada y un cinturón en el escudero para después darle un beso en la mejilla. En realidad, el escudero era nombrado caballero con un simple golpe en los hombros o el cuello con la mano en la espada o incluso un fuerte golpe ("colée" u "elogio" en español) destinado a ser el último que debería tomar sin tomar represalias y para recordarle sus obligaciones y su deber moral de no deshonrar al hombre que asestó el golpe.Se podrían haber usado palabras, pero nunca demasiado elegantes, tal vez un simple "sé un caballero". El nuevo caballero podía hacer un juramento de homenaje; esta lealtad podía otorgarse a un barón local y la realizaban especialmente los caballeros arrendatarios, aquellos que poseían tierras que formaban parte de la propiedad general de su barón. Ahora, al caballero se le había dado un caballo que era pagado por su padre o la persona que lo cabalgaba y luego su escudo y estandarte, que podría llevar el escudo de armas de su familia. Para un escudero de una familia adinerada, la ocasión de su título de caballero podría sentarse a la mesa con los otros caballeros por primera vez en lugar de ser simplemente el camarero, e incluso un torneo.

Medieval Soldier Being Knighted
Soldado medieval siendo nombrado caballero
Mohawk Games (Copyright)

Los caballeros en la guerra

Después de toda está preparación y ceremonia, un caballero estaba listo para cumplir su propósito: obtener la victoria en el campo de batalla. Los caballeros estaban involucrados en la guerra por las varias razones: estaban al servicio pagado de un barón local como parte de su fuerza permanente de caballeros domésticos, fueron enviados a realizar un deber para su soberano, por su barón o no tenían ningún apego particular con nadie. Pero se ganaba la vida como mercenario. Los caballeros también pueden luchar por una causa religiosa como durante las Cruzadas o pertenecer a una orden de caballeros, justo como los caballeros templarios.

A los caballeros generalmente se les pagaba por sus servicios, pero no siempre, sí estaban al servicio del rey en una guerra contra otro país o barones rebeldes. La guerra nacional tenía ventajas, ya que el rey podía otorgar tierras y títulos después, y siempre existía el honor de no luchar por el rey por el mero dinero.

Eliminar publicidad

Advertisement

En la guerra medieval, los asedios de ciudades fortificadas y castillos eran más comunes que las batallas de campo, pero aún se esperaba que un caballero desempeñara su papel. Los caballeros podían formar grupos de asalto desde un castillo sitiado, por ejemplo, y estos debían cumplirse. En la batalla, los caballeros formaban la primera línea de un ejército y cabalgaban en formación cerrada, usando su lanza primero hasta que se rompía. A continuación, empuñaban espadas y desmontaban si su caballo estaba herido, como sucedía con frecuencia. Durante un asedio se esperaba que un caballero dirigiera una torre de asedio o que estuviera listo para entrar a una fortificación una vez que hubiese sido violada. Cuando no luchaban de verdad, se esperaba de ellos que mantuvieran sus habilidades "afiladas" actuando en torneos en los que participaban en simulacros de batallas de caballería, justas a caballo, y también luchaban a pie, en peleas uno contra uno.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

José Alejandro Tapia Reyes
I am a Mexican journalist who found the passion of life as a history enthusiast, my specialties are the English medieval history the pre columbian history and Mexican history.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses especiales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y el descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene un máster en Filosofía Política y es el director de publicaciones de la WHE.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2018, junio 08). Cómo convertirse en un caballero medieval [How to Become a Medieval Knight]. (J. A. T. Reyes, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-1240/como-convertirse-en-un-caballero-medieval/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Cómo convertirse en un caballero medieval." Traducido por José Alejandro Tapia Reyes. World History Encyclopedia. Última modificación junio 08, 2018. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-1240/como-convertirse-en-un-caballero-medieval/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Cómo convertirse en un caballero medieval." Traducido por José Alejandro Tapia Reyes. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 08 jun 2018. Web. 02 dic 2021.

Afiliación