Eduardo III de Inglaterra

Recaudación de fondos para las traducciones

Nuestra visión: educación en historia gratuita para todos, en todo el mundo, en todos los idiomas. Sabemos que es una meta ambiciosa, pero no nos detendremos. Para lograrlo, necesitamos traducir... ¡Y mucho! Haz una donación ahora y ayúdanos a tener un verdadero impacto global. ¡Te lo agradecemos!
$1140 / $3000

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por José Alejandro Tapia Reyes
Publicado el 15 enero 2020
X

Texto original en inglés: Edward III of England

King Edward III of England (by National Portrait Gallery, CC BY-NC-ND)
El rey Eduardo III de Inglaterra
National Portrait Gallery (CC BY-NC-ND)

Eduardo III de Inglaterra reinó desde el 1327 al 1377. Sucediendo a su padre Eduardo II de Inglaterra (r.1307-1327) luego de su abdicación forzada y más tarde su asesinato. Eduardo III se vengaría de los enemigos de su padre, que incluían a la propia madre del joven rey Isabel de Francia, conocida como "la loba de Francia". Y continuaría reinando por 50 años. El rey unificó a los problemáticos barones ingleses, amplió el castillo de Windsor, estableció una nueva era de la caballería medieval y se embarcó junto con Francia en la guerra de los cien años (1337-1453) para forzar su reclamo al trono francés. El dominio inglés en Francia se expandió enormemente, pero la guerra tuvo un alto costo financiero en el reino, una situación que sólo empeoró con la llegada de la peste negra en 1348. Eduardo III sufrió dos terribles golpes hacia el final de su reinado, cuando sus ganancias en Francia se perdieron y cuando su hijo Eduardo de Woodstock (1330-1376) también conocido como "el príncipe negro" murió prematuramente. En consecuencia, cuando Eduardo III murió de un derrame cerebral en Junio del 1377, fue sucedido por su nieto Ricardo II de Inglaterra (r.1377- 1399).

Sucesión

Eduardo III nació el 13 de Noviembre del 1312 en el castillo de Windsor, hijo del rey Eduardo II de Inglaterra e Isabel de Francia (n. 1289) hija del rey Felipe IV de Francia (r.1285- 1314). Los padres de Eduardo se habían casado en gran parte por razones diplomáticas y para engendrar un heredero. En este último aspecto, el matrimonio fue un éxito y se produjeron cuatro hijos; en la mayoría de los demás aspectos, el matrimonio fue un desastre. Se sospecha fuertemente de que Eduardo II era homosexual y de mantener relaciones afectuosas con al menos dos de sus cortesanos (aunque los historiadores no se ponen de acuerdo sobre las relaciones exactas) por lo que Isabel, pasó la mayor parte del tiempo en Francia con el joven Eduardo a su lado. Allí tomó abiertamente un amante, el barón inglés y terrateniente y anti-realista Rogelio Mortimer (1287-1330). La pareja conspiró para invadir Francia y deponer a Eduardo II. Habiendo perdido el apoyo de sus barones debido a su patrocinio a personajes dudosos y a la incompetencia militar contra Escocia, el rey inglés no pudo hacer nada para que Isabel y Mortimer cumplieran sus planes en Octubre del 1326.

Eliminar publicidad

Advertisement

Eduardo se vio obligado a abdicar formalmente el 24 de Enero del 1327 y luego fue encarcelado y asesinado en el castillo de Berkeley en Gloucestershire el 21 de Septiembre del 1327.

EDUARDO III TENÍA TIERRAS EN FRANCIA E HIZO UN FUERTE RECLAMO A LA CORONA FRANCESA A TRAVÉS DE SU MADRE ISABEL.

Regencia

Con la muerte de su padre, el joven príncipe Eduardo, de tan sólo 14 años, fue declarado rey con Isabel y Mortimer como regentes. Eduardo III se convirtió así en la parte final del trío que completó el período "eduardiano" de la Inglaterra medieval (1272-1377). La coronación tuvo lugar el 1 de Febrero del 1327 como dicta la costumbre, en la abadía de Westminster. Le siguió una purga del séquito de Eduardo II, el llamado rey niño demostró no ser tan fácil de manipular. Muy pronto Eduardo se vengó del asesinato de su padre en Octubre del 1330 al sorprender a sus regentes en su cámara en el castillo de Nottingham usando un pasadizo secreto. Rogelio Mortimer fue encarcelado en la torre de Londres y luego ejecutado como traidor el 29 de Noviembre del 1330. Mientras que su madre fue desterrada a una vida de confinamiento en el castillo de Rising en Norfolk. No se echó de menos a Mortimer ni a Isabel ya que la pareja pasó su tiempo como regentes llenándose los propios bolsillos y los de su socios, en gran medida con los tesoros del reino y las preciadas propiedades. Eduardo III presentó una oportunidad para un nuevo comienzo y una estabilidad muy necesaria.

Eliminar publicidad

Advertisement

El 24 de Enero del 1328 Eduardo se casó con Felipa de Henao (1314-1369) con quien tuvo 13 hijos en total. Su hijo más famoso sería el mayor, Eduardo de Woodstock, mejor conocido desde el siglo XVI como el príncipe negro (debido a la inusual armadura y escudo negro que él usaba) Eduardo se convertiría como ya era tradición, en el príncipe de Gales en el 1343 y uno de los más grandes caballeros medievales, gracias a sus hazañas en Francia. Tanto Eduardo padre como hijo, traerían una era dorada para Inglaterra.

Drawing of Edward III of England
Dibujo de Eduardo III de Inglaterra
British Library (Public Domain)

Escocia

La independencia de Escocia se había asegurado con el tratado de Northampton del 1328, pero Eduardo no había renunciado al sueño de su abuelo, Eduardo I de Inglaterra (r.1272- 1307) de conquistar al país. Cuando el rey escocés Roberto el Bruce murió en el 1329 después de un reinado de 23 años, su sucesor fue David II (r.1329-1371) entonces de sólo cinco años. Los Balliols, rivales de larga data de los Bruces, vieron la oportunidad de volver a apostar su reclamo al trono. También Eduardo aprovechó la oportunidad para agitar las cosas, por lo tanto apoyó a Eduardo Balliol quien fue nombrado rey, pero él mismo fue depuesto apesar de la victoria de Eduardo III en la batalla de Hallidon Hill el 19 de Julio del 1333, donde el rey inglés usó la combinación de arqueros y de la misma topografía del lugar con un gran efecto. Hubo otras rondas de cambios en el trono, pero para finales del 1336, David estaba de regreso en el trono y la frontera finalmente se restableció según las líneas tradicionales, mientras que Eduardo dirigió su atención hacia el premio más rico de Francia.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

EN UNA TÍPICA PIEZA DE PROPAGANDA VISUAL, EDUARDO DIVIDIÓ EN CUARTOS SU ESCUDO DE ARMAS Y MEZCLÓ LOS TRES LEONES DE LOS PLANTAGENET CON LAS FLORES DE LIS DORADAS DE FRANCIA.

Francia y la guerra de los cien años

Eduardo III tenía tierras en Francia y el podía incluso hacer reclamo de la corona francesa a través de su madre Isabel. El actual rey francés era entonces Felipe VI de Francia (r.1328- 1350) que había sucedido a su primo Carlos IV de Francia (r.1322- 1328) incluso cuando el familiar varón más cercano del antiguo rey era Eduardo, pues éste era sobrino de Carlos. El rey inglés no había insistido en el reclamo en su momento y la nobleza francesa descartó la legitimidad de la herencia a través de la línea femenina y naturalmente se había preferido a un francés como un gobernante. Sin embargo a la mitad del 1333, Eduardo cambió la estrategia. Haciendo un reclamo del trono podría evitar una reprimenda del papa por causar una guerra innecesaria y también las ricas tierras disponibles en Francia podrían usarse como señuelo para el apoyo de los barones. Los dos reyes eran igualmente ambiciosos, por lo tanto, en el 1337, desencadenaron lo que se conocería como la guerra de los cien años (una etiqueta que se le dio al conflicto en el siglo XIX) entre Francia e Inglaterra que retumbo intermitentemente durante más de un siglo de hecho, terminando en el 1453. Para mostrar su intención y en una pieza típica de propaganda visual y boato Eduardo a partir de entonces, dividió en cuartos su escudo de armas y mezclo los tres leones de los Plantagenet, para incluir ahora a la flor de lis dorada de Francia, que siguió siendo parte del escudo de armas reales hasta el 1801.

En Junio del 1340, una flota francesa, probablemente destinada a cumplir como un medio para invadir Inglaterra, fue hundida por una flota inglesa en Sluys en el estuario de Scheldt (países bajos) de 190 a 200 barcos franceses fueron destruidos o capturados. En tierra sin embargo, al menos en principio, Felipe fue el más cauteloso de los dos adversarios y evitó cualquier batalla abierta, lo que llevó a Eduardo incluso a ofrecer un duelo personal para resolver el asunto. La visión romántica de la batalla del rey inglés, se manifestaría de otras maneras a medida que el período fue testigo de un gran renacimiento (o simplemente invención) de la caballería medieval y la glorificación de la guerra.

Eliminar publicidad

Advertisement

Battle of Crecy, 1346 CE
La batalla de Crécy, 1346 d.c.
Unknown Artist (Public Domain)

El 1345 vio un avance cuando el conde de Derby recapturó Gascuña para la corona inglesa. A esto le siguió la invasión de Eduardo en Julio del 1346 a Normandía, saqueando los pueblos y ciudades allí, incluido Caen y obligando a Felipe a mostrar su mano y y encontrarse con el ejército inglés en Crecy el 26 de Agosto del 1346. Eduardo superó su desventaja numérica (alrededor de 12.000 soldados contra los 25.000 franceses) al tomar una posición defensiva en una colina con vistas al río Maie. Las tropas francesas se metieron en un lío cuando se ordenó una carga y luego se retractó y los arqueros galeses e ingleses resultaron tan devastadores como siempre. El ejército de Eduardo también se benefició de su experiencia en batalla y disciplina ganada luchando en Escocia y Gales y del énfasis del rey en tropas móviles ligeras, sin mencionar el primer uso de cañones en suelo francés. Eduardo ganó la batalla con alrededor de 300 bajas en comparación con los 14.000 franceses caídos, la masacre fue el resultado de que los franceses levantaron su bandera para no dar cuartel. Se eliminó la mayoría de la nobleza de Francia y la de sus aliados, incluido el rey de Bohemia (actual república checa), el conde de Blois y el conde de Flandes. El rey inglés sin embargo, siguió atacando y tomando después de un asedio masivo de un año, el puerto de Calais, el cual era vital en Julio- Agosto del 1347. Eduardo III estaba en la cima de su éxito.

Sin embargo Felipe estaba lejos de ser derrotado y hábilmente llamó a sus aliados escoceses para invadir el norte de Inglaterra en Octubre del 1346 DC. Durham era el objetivo, pero un ejército inglés, dirigido entre otros por Guillermo la Zouche arzobispo de York, derrotando a los escoceses en la batalla de la crus de Nevill en las afueras de la ciudad en el 17 de Octubre del 1346 DC y David fue capturado.

Tomb of Edward the Black Prince
Tumba de Eduardo el príncipe negro.
LBMO (CC BY-NC-ND)

La plaga de la peste negra arribó a Europa en el 1347 y a Inglaterra en el año siguiente. Además de matar a innumerables personas de todas las clases, tal vez del 30% al 50% de la población en las áreas afectadas y hasta la hija favorita del rey; Juana, sucumbió, hizo que la economía se derrumbara, cuando los granjeros, trabajadores y artesanos perecieron por la enfermedad. El desastre interrumpió la guerra de los cien años, pero el conflicto se reanudó tras la sucesión del hijo de Felipe, Juan II de Francia (r.1350- 1364) conocido también como Juan el bueno. Sin embargo, no fue un rey sino un príncipe, el hijo homónimo de Eduardo, quien se convirtió en la gran estrella del siguiente acto de guerra. El príncipe negro, que ya había luchado con distinción en Crécy, obtuvo una gran victoria en Poitiers el 19 de Septiembre del 1356. Una vez más los franceses superaron en número a sus oponentes (35.000 contra 7.000) y de nuevo un liderazgo confuso y una dependencia obsoleta a la caballería pesada anuló incluso esa gran ventaja. Juan II fue capturado y el príncipe negro ganó más distinciones por el trato caballeresco que dio a su prisionero real. Desafortunadamente para los franceses, el príncipe negro mostró menos escrúpulos al saquear e incendiar sistemáticamente sus tierras antes y después la batalla.

Eliminar publicidad

Advertisement

De vuelta a Inglaterra, el rey estaba ahora muy bien acomodado con dos reyes como prisioneros. David II fue el primero en ser liberado en el 1357 como parte del tratado de Berwick (6 de Noviembre) donde los escoceses pagaron un rescate y se acordó una tregua de 10 años entre los dos países. Eduardo fue entonces suficientemente audaz como para marchar sobre el Reims en el 1359, con la plena intención de hacerse rey de los franceses donde sus monarcas eran coronados tradicionalmente. Sin embargo, Reims resultó inexpugnable y un arduo invierno redujo tanto el ejército de Eduardo que se vio obligado a iniciar conversaciones de paz. En Mayo del 1360 se firmó un tratado entre Inglaterra y Francia conocido bajo el nombre de "el tratado de Brétigny; que era en verdad, bastante vago en muchos puntos, se reconoció la pretensión de Eduardo sobre el 25% de Francia (principalmente en el norte y suroeste) y a cambio, renunció a cualquier ambición por la corona de los franceses. Juan II fue liberado luego después de sus ignominiosos cuatro años de cautiverio pero sin que su corte pagara primero un considerable rescate. Hasta ahora, la gran guerra contra Francia había sido sorprendentemente fácil.

Desafortunadamente para Eduardo III, conservar sus ganancias en Francia resultó mucho más difícil que adquirirlas. La peste negra seguía causando estragos todavía a medida que iba y venía en olas de destrucción y un nuevo rey en Francia demostró ser un rival mucho más digno que su predecesores: Carlos V de Francia, también conocido como Carlos el bueno (r. 1364-1380). Carlos empezó a recuperar todos los territorios que sus predecesores habían perdido al evitar la batalla abierta y concentrándose en el acoso y confiando en la seguridad de sus castillos cuando era necesario. El rey inglés ahora también estaba luchando para pagar sus guerras enormemente caras. Eduardo se había visto obligado a imponer altos impuestos a sus súbditos, de hecho 27 veces durante su reinado para financiar sus diversas campañas. Eduardo también pidió mucho dinero prestado a banqueros italianos, flamencos, alemanes e ingleses; los cuales la mayoría de las veces no obtuvieron nada de su inversión cuando el rey se declaró en quiebra en la década de los 1340. La estrategia de Carlos V trajo dividendos ya que invadió la mayor parte de Aquitania en 1372 y para el 1375 las únicas tierras que quedaban en Francia pertenecientes a la corona inglesa, eran Calais y una porción de Gascuña, un escaso rendimiento de décadas de esfuerzo y gasto.

Eventos domésticos

A partir del 1341 el parlamento inglés comenzó a tomar la forma que conocemos hoy con dos cámaras separadas, la cámara baja y la cámara alta (lo que se convertiría en la cámara común y la cámara de los lores, respectivamente). El parlamento pudo presionar para obtener más poderes a medida que el rey se desesperaba por obtener fondos, estos incluían que las cámaras aprobaran primero cualquier nuevo impuesto, impusieron una promesa de aceptación a la carta de libertades conocida como la carta magna del 1215, por parte de los ministros reales y también prohibían al rey el anular arbitrariamente los estatutos. Eduardo estaba preocupado por la corrupción judicial en su reino, y tomó varias medidas para deducirla, como prohibir desde el 1346, a cualquier persona involucrada en los tribunales locales, cobrar honorarios o tarifas de los involucrados en un caso, acelerar los enjuiciamientos, además de comprobar activamente los abusos de los pesos y medidas correctos por parte de los comerciantes.

Eliminar publicidad

Advertisement

Caballeros y caballería

Durante los buenos tiempos de las victorias en Francia, la corte de Eduardo se hizo famosa por su boato, ropa extravagante y caballerosidad. La literatura medieval también prosperó con el célebre poeta Geoffrey Chauser (1343- 1400) miembro del círculo íntimo del rey Eduardo desde el 1367 en adelante. Eduardo, un entusiasta estudioso de la historia, parecía decidido a crear un nuevo Camelot, la corte del legendario rey Arturo. En el 1344 el rey celebró un gran torneo medieval en el que participaron 200 caballeros en el que los jinetes se disfrazaron de personajes de las leyendas artúricas. Alrededor del 1348, Eduardo dio un paso más y creó la orden de la jarretera o la orden de la liga. Esta orden, la más antigua y aún más prestigiosa de Inglaterra, fue creada con sólo 24 caballeros elegidos más el rey y su hijo, el príncipe negro. Todos sus primeros miembros habían luchado en la batalla de Crécy; estos eran hombres de valor, no sólo de rango. El símbolo de esta orden es una liga (que luego se llevó en la parte superior del brazo o en la parte superior de la pierna sobre la armadura) y su lema es Honi soit, qui mal y pense o "el mal sea con el que lo piensa", muy probablemente una referencia a cualquiera que dudaba del derecho del rey, como él lo veía, a gobernar Francia. No es casualidad que la liga también tuviera los colores reales de Francia: azul y oro. Toda esta pompa caballeresca sirvió para glorificar la guerra, la principal preocupación del rey durante su reinado y asegurar la lealtad sus nobles e inculcarles el deseo de atreverse.

Order of the Garter Badge
Insignia de la orden de la liga
Nicholas Jackson (CC BY-SA)

Eduardo incluso construyó la capilla de San Jorge en el castillo de Windsor para ser el hogar espiritual de su orden, que aún sobrevive hoy y que celebra cada Junio una magnífica procesión de boato medieval. De hecho, Eduardo renovó todo el castillo de Windsor, convirtiéndolo en la mejor residencia real de Europa. Todo el proyecto le costó al rey 50.000 libras (más de 70 millones en la actualidad) más de lo que cualquier monarca inglés medieval gastó en un solo edificio.

Muerte y sucesor

Al final de su reinado, Eduardo se estaba volviendo cada vez más impopular y tal vez su mente estaba sufriendo por su edad. No hubo más victorias en Francia que aplaudir, las arcas del estado y casi todas las demás estaban vacías, y la intrigante amante del rey Alicia Perrers resultó impopular en la corte pues desviaba riquezas para sí misma (la reina Felipa murió en el 1369). En Abril del 1376 se convocó un parlamento, conocido luego como "el buen parlamento" que buscaba reducir la corrupción en la casa real y que también desterró a los Perrers. Sin embargo, parecía que el rey estaba perdiendo el control del poder y de su vida.

Eduardo sufrió un derrame cerebral en el 1376, sin recuperarse nunca murió el 21 de Junio del 1377 en el palacio de Sheen en Surrey Inglaterra. Tenía 64 años de edad y fue enterrado en la abadía de Westminster, su tumba lleva la siguiente inscripción:

La gloria de los ingleses, la flor de los reyes pasados, un modelo para los reyes venideros.

Lamentablemente el capaz y respetado príncipe Eduardo también había muerto, probablemente de disentería, el año anterior; por lo que se saltó una generación en la línea sucesora. El nuevo rey era el hijo del príncipe negro, que se convirtió en Ricardo II de Inglaterra. El otro candidato principal, Juan de Gante (1340- 1399) el otro hijo de Eduardo III y duque de Lancaster, fue descartado por su apoyo a aquellos a quien el buen parlamento había encontrado culpable de corrupción y desgobierno. El rey Ricardo tenía sólo 10 años, pero ya había sido reconocido por el parlamento como el heredero oficial. Ricardo II resultó bastante confiado en su derecho divino a gobernar e ignoró a sus barones, el parlamento y los plebeyos por igual; recibió su merecido en el 1399 cuando fue encarcelado y más tarde muerto de inanición en el castillo de Pontefract en Yorkshire.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

José Alejandro Tapia Reyes
I am a Mexican journalist who found the passion of life as a history enthusiast, my specialties are the English medieval history the pre columbian history and Mexican history.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses especiales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y el descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene un máster en Filosofía Política y es el director de publicaciones de la WHE.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2020, enero 15). Eduardo III de Inglaterra [Edward III of England]. (J. A. T. Reyes, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-18577/eduardo-iii-de-inglaterra/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Eduardo III de Inglaterra." Traducido por José Alejandro Tapia Reyes. World History Encyclopedia. Última modificación enero 15, 2020. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-18577/eduardo-iii-de-inglaterra/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Eduardo III de Inglaterra." Traducido por José Alejandro Tapia Reyes. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 15 ene 2020. Web. 02 dic 2021.

Afiliación