Torneos medievales

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Recaredo Castillo
Publicado el 07 mayo 2018
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, portugués
Jousting Re-enactment (by National Jousting Association, CC BY-SA)
Recreación de las justas
National Jousting Association (CC BY-SA)

El torneo medieval era una actividad para los caballeros europeos en la que podían practicar y mostrar sus habilidades militares en encuentros como las justas o las mêlée, hacer gala de magnificencia, ostentar sus cualidades caballerescas y ganar riquezas y gloria. Desde el siglo X al XVI, los torneos fueron la principal expresión de los ideales aristocráticos, como la caballería y la nobleza del linaje, donde se ponían en línea las armas y el honor de la familia, se cortejaba a las damas e incluso se exponía el orgullo nacional.

Orígenes

Los guerreros han organizado sesiones de entrenamiento desde la antigüedad, pero el torneo medieval probablemente se desarrolló a partir de las de los jinetes francos en el siglo IX, quienes practicaban las cargas y las maniobras que requerían de gran habilidad. Las reuniones de caballeros organizadas para practicar sus habilidades militares específicas y participar en simulacros de combate de caballería tomaron dos formas principales:

Eliminar publicidad
Advertisement
  • El torneo: una batalla entre dos grupos de caballeros montados. A menudo llamado mêlée, hastilude, tourney o tournoi.
  • La justa: un duelo uno a uno entre caballeros montados usando lanzas de madera.

Con el tiempo, las dos expresiones se han convertido en sinónimos de cualquier reunión de caballeros con fines deportivos y de ostentación, y pueden referirse a una parte o la totalidad de dicha reunión organizada.

El origen de la palabra torneo, al igual que del evento mismo, no está claro. El propósito original de las reuniones de caballeros probablemente era practicar la equitación, ya que se esperaba que en el combate los jinetes pudieran hacer girar sus corceles con destreza, o par tour en francés, lo que puede ser el origen del término tourney o torneo. Otro posible origen del nombre es la convención temprana de que los grupos de caballeros giraran en círculos frente a los otros, o turn around (darían la vuelta), antes de enfrentarse.

Eliminar publicidad
Advertisement
FELIPE II DE FRANCIA PROHIBIÓ A SU HIJO PARTICIPAR EN LOS TORNEOS POR LOS PELIGROS QUE IMPLICABAN.

No se sabe exactamente cuándo comenzaron los torneos, pero la primera mención en un registro histórico aparece en una crónica de la abadía de San Martín en Tours, Francia. Debajo de la entrada para 1066 hay una referencia a la muerte violenta de Godfrey de Preuilly, acaecida en un torneo para el cual, irónicamente, él mismo había inventado las reglas. Muchas de las primeras referencias a los torneos sugieren que comenzaron en Francia. El cronista del siglo XIII Mathew Paris, por ejemplo, describe los eventos como Conflictus Gallicus (lucha al estilo galo, es decir, francés) y batailles francaises (batallas francesas). Los caballeros franceses también fueron famosos por su gran habilidad en el combate durante este período, lo que sugiere que practicaban mucho de antemano. Sin embargo, también hay registros de torneos en Alemania y Flandes en el primer cuarto del siglo XII. Tal vez introducidos en Inglaterra a mediados del siglo XII y extendidos a Italia al mismo tiempo, los torneos europeos se volvieron eventos populares y más espectaculares a partir de la segunda mitad del siglo XII.

Organización y desarrollo

El hecho de que los torneos comenzaron como preparación para la guerra se evidencia en el uso temprano de exactamente las mismas armas y armaduras que se usaban en el campo de batalla real. Un indicador de los peligros reales que se corrían es el establecimiento de recintos cercados en el lugar de la "batalla", donde los caballeros pudieran retirarse y se recuperarse. Estas áreas son las lizas originales, término que posteriormente se utilizó para referirse a todo el recinto de los torneos más festivos de los siglos posteriores.

Eliminar publicidad
Advertisement

Jousting Armour
Armadura para justas
Sandstein (CC BY)

Los dos grupos de caballeros, que sumaban hasta 200 por cada lado en algunos eventos, vestían armadura completa, portaban lanzas, espadas y escudos y estaban organizados en función de su procedencia geográfica; se hizo común que los caballeros normandos e ingleses se enfrentaran a un cuerpo de caballeros franceses, por ejemplo. Había jueces para asegurar de que no hubiera juego sucio, pero como el lugar de la acción solía ser grande, tal vez todo el espacio entre dos aldeas, no eran infrecuentes las heridas graves y las muertes. No había muchas reglas que respetar, y de hecho no se consideraba desleal que un grupo de caballeros atacara a un solo oponente o atacar a un caballero que había perdido su caballo.

Si bien el honor y la gloria eran fuertes motivaciones, también existía la expectativa de una ganancia financiera. Los caballeros tenían como objetivo apoderarse de las armas, armaduras y cualquier otra cosa valiosa que llevara su oponente o incluso capturarlos y exigir un rescate previamente ajustado antes de comenzar. También había un premio en metálico para el equipo ganador al final del combate del día.

Gradualmente, el torneo se convirtió más en un espectáculo de boato y ostentación de la nobleza que en una lucha real.

Con el tiempo, los torneos se volvieron más elaborados y desafiantes, con el uso de fortalezas simuladas para ser asaltadas, por ejemplo. Se emplearon soldados de infantería para aumentar las posibilidades de victoria de un bando y se utilizó una mayor variedad de armas, entre las que se encontraba la ballesta. Los soberanos desconfiaban de los eventos, ya que podían (y a veces sucedió) convertirse en una rebelión cuando un grupo de caballeros se alteraba. Debido a esto, Ricardo I de Inglaterra (1189-1199) solo permitió su organización bajo licencia y obligó a los caballeros a pagar una cuota de ingreso, mientras que en Alemania los emperadores solo permitieron la participación de personas de la realeza; tal era el prestigio que habían adquirido los torneos. Por el contrario, Felipe II de Francia (que reinó de 1180 a 1223), prohibió a su hijo participar en torneos debido a los peligros que estos involucraban.

Eliminar publicidad
Advertisement

De hecho, las muertes innecesarias se volvieron demasiado comunes, y fueron una de las razones por las que la Iglesia desaprobó firmemente los torneos en muchos países y advertía a los combatientes que les esperaba el infierno si morían en uno. Los papas prohibieron los torneos durante el siglo XII y declararon que el evento era escandaloso ya que involucraba los siete pecados capitales. Sin embargo, muchos caballeros ignoraron alegremente la postura de la iglesia, e incluso hubo un torneo en Londres en el que siete descarados caballeros participaron en una competencia y cada uno se vistió para representar cada uno de los pecados.

Joust Re-enactment
Recreación de una justa
Pseudopanax (Public Domain)

Algunos torneos se convirtieron en batallas reales al unirse a la lucha los criados y espectadores, lo que era especialmente probable en el caso de encuentros de "revancha" entre grupos nacionales de caballeros. Incluso existía un riesgo por parte del clima: 80 caballeros alemanes murieron de manera desafortunada de agotamiento por calor en un torneo en 1241. A fines del siglo XIII se introdujeron más reglas y a cualquiera que las rompiera se le confiscaban su armadura y su caballo o incluso enfrentaba penas de prisión. Los espectadores también estaban obligados a dejar todas las armas y armaduras en casa. Para reducir las muertes, las armas se adaptaron, por ejemplo colocando una cabeza de tres puntas en la lanza para reducir el impacto y despuntando (rebajando) las espadas. Tales armas se conocían como "armas de cortesía" o à plaisance.

Heráldica, honor y esplendor

En el siglo XIV, el torneo se había convertido más en un espectáculo de pompa y linaje noble que en una lucha real. La magnífica procesión del primer día, especialmente importante para la exhibición social, recorría el área para que los caballeros pudieran impresionar a los lugareños con su lujo y sus galas. Todavía existía cierto peligro, por supuesto, cuando los caballeros cargaban entre sí con largas lanzas de madera, incluso si sus puntas estaban embotadas. El tamaño del campo se redujo y la mayor seguridad significó que se pudieron usar armaduras, cimeras en los cascos y escudos más livianos y ornamentados. La habilidad y el honor se convirtieron en la prioridad y, por lo tanto, los torneos también fueron una forma práctica para que los señores fortalecieran sus ejércitos. A medida que el evento se hizo más lujoso, los costos se dispararon y solo los caballeros más ricos podían permitirse organizarlos y participar.

Eliminar publicidad
Advertisement

Además de la barrera financiera, los caballeros ahora tenían que demostrar su linaje, ya que todo el evento se convirtió en un ejercicio de exhibición aristocrática con heraldos que portaban y proclamaban el linaje del concursante en los estandartes y escudos de armas. Los caballeros portaban su blasón en el escudo y en la gualdrapa de su caballo, lo que era importante para que la multitud los identificara. Las armas se exhibían donde dormían los caballeros y en un árbol especial en el sitio del torneo donde se colgaban todas las armas de los competidores. Finalmente, algunos caballeros podían ser excluidos de un torneo si tenían mala reputación. Esta puede ser la razón por la que algunos caballeros preferían competir en forma anónima.

Los torneos, entonces, se convirtieron en la mejor oportunidad para que un caballero exhibiera públicamente aquellas cualidades que se esperaba que poseyera cualquier buen caballero:

  • destreza marcial (prouesse)
  • cortesía (courtoisie)
  • buena crianza (franchise)
  • modales nobles (debonnaireté)
  • generosidad (largesse)

Además, y dada la importancia de la caballería, estaban excluidos quienes, entre otras faltas, hubieran calumniado a una mujer, hubieran sido declarados culpables de asesinato o estuvieran excomulgados.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Medieval Tournament Scene
Escenario del torneo medieval
The British Museum (Copyright)

A estas alturas, los torneos eran grandes eventos sociales que se extendían durante varios días, y a menudo se realizaban para celebrar ocasiones tan importantes como coronaciones y bodas reales o en reuniones anuales de órdenes específicas de caballeros. Los espectadores instalaban tiendas de campaña alrededor del área de combate designada, la liza, que se cubría con paja o arena. Había tribunas para los espectadores, pabellones y palcos para los más ricos, puestos de refrescos, vendedores de caballos y ropa fina, entreactos de teatro con músicos y acróbatas, desfiles y varios banquetes durante el transcurso del evento.

Las damas asistían y a menudo patrocinaban los torneos, lo que añadía algo de romanticismo a la ocasión y aumentaba el deseo de todos de mostrarse caballerosos.

Las damas asistían y a menudo patrocinaban los torneos lo que, junto con el auge de la literatura romántica de la época, agregaron algo de romanticismo a la ocasión y aumentaron el deseo de que todos de mostrarse caballerosos. Las damas podían entregar ciertos artículos simbólicos a los caballeros que favorecían en especial, como un velo que luego se ataba alrededor de la lanza del agraciado. El vestuario también se convirtió en un elemento importante con algunos caballeros vistiéndose como figuras legendarias como el Rey Arturo, de enemigos tradicionales como los sarracenos, como monjes o incluso damas de la corte. Este era especialmente el caso en los eventos conocidos como Torneos de Mesa Redonda, donde cada caballero caracterizaba a un personaje de las leyendas de Arturo.

La justa

A medida que los torneos se volvieron más selectos y el honor y la ostentación pasaron a primer plano, las justas adquirieron prominencia. Tal vez con origen en el latín juxtare ("encontrarse"), este combate uno a uno entre caballeros, con lanzas dentro de un espacio reducido, ofrecía más posibilidades de impresionar a la audiencia o incluso a una dama específica, que la lucha campal en el vasto terreno del formato de torneo original. Sin embargo, la mêlée siguió siendo parte del evento general del torneo. También hubo competencias no oficiales organizadas por aquellos caballeros que no podían pagar los ahora costosos torneos propiamente dichos. Estos a menudo se denominaban "desafíos de las armas" e involucraban a un caballero o un pequeño grupo de caballeros que lanzaban un desafío abierto a todos los participantes (especialmente a los extranjeros) y el combate se producía cada vez que se aceptaba el desafío.

En una justa, un caballero ponía su caballo al galope y apuntaba su lanza al escudo o garganta de su oponente. Desde principios del siglo XV, los dos caballeros a veces estaban separados por una barrera de madera (inclinada) a lo largo del campo que aseguraba que no chocaran de frente. Un golpe directo en el pecho o la garganta solía derribar al caballero. Los escuderos proporcionaban a su amo una lanza de reemplazo si se rompía; tres armas disponibles parecen haber sido la norma. Las lanzas se hicieron huecas para que se rompieran más fácilmente y fuera menos probable que lastimaran gravemente. De hecho, se desarrollaron reglas complejas donde se otorgaban puntos por el número de lanzas rotas o los golpes en partes particulares del cuerpo como la visera. Incluso se desarrollaron escudos preparados para romperse al ser golpeados, lo que indicaba claramente a la multitud quién había golpeado primero a quién.

Por lo general, las espadas no se usaban mientras aún se estaba a caballo, pero si un caballero quedaba desmontado, el otro también dejaría su caballo y los dos podían continuar en combate cuerpo a cuerpo si lo deseaban. Se podían emplear mazas en lugar de espadas. La armadura se especializó reforzándose con placas de metal adicionales en las secciones más susceptibles de ser golpeadas (el pecho y el lado derecho del casco), más un guantelete de acero pesado (manifer) para la mano de la lanza, una rejilla para la visera del casco y una montura con salientes para proteger mejor las piernas. Si un caballero quería darse por vencido en cualquier momento, se quitaba el casco.

Death of Henry II at Tournament
Muerte de Enrique II en un Torneo
Jean Perrissin (Copyright)

El vencedor de una justa ganaba premios como una corona de oro, una joya, un caballo o un halcón, mientras que la recompensa menos material tomaba la forma del beso o la liga de cierta dama. Sin embargo, el premio mayor, y la razón por la que muchos caballeros dedicaron su carrera a los torneos, era el rescate del perdedor. Se esperaba que pagara un rescate y entregara su caballo, armas y armaduras, pero al perdedor se le permitía abandonar el campo solo cuando daba su palabra de honor o parole de que pagaría lo antes posible. Uno de los caballeros más exitosos en los torneos fue Sir William Marshal (1146-1219), cuyas hazañas llevaron a su contemporáneo arzobispo de Canterbury a declararlo el caballero más grande que jamás haya existido. Sir William fue el tema de un poema de 19.000 versos, L'Histoire du Guillaume Maréchal, que relata su impresionante ascenso de la pobreza a la riqueza y su récord invicto en las justas.

Así como los torneos habían sido originalmente sesiones de práctica para la guerra, los caballeros comenzaron a practicar para los torneos. Un dispositivo común para perfeccionar las habilidades con la lanza era el quintain, un brazo giratorio con un escudo en un extremo y un peso en el otro. Un caballero tenía que golpear el escudo y seguir cabalgando para evitar ser golpeado en la espalda por el peso cuando giraba. Otro dispositivo era un anillo suspendido que el caballero tenía que ensartar y sacar con la punta de su lanza. Los caballeros sin experiencia a menudo tenían sus propios eventos de justas en la víspera de un torneo propiamente dicho. Tales sesiones de práctica y eventos de preparación siguieron siendo necesarios tanto para ganar encuentros en las justas como para sobrevivir, ya que seguía siendo un deporte peligroso para los no calificados a pesar de las precauciones de seguridad.

Declive

En el siglo XVI, la lucha a pie, a veces con los oponentes separados por una cerca baja, se volvió más común, al igual que otros desafíos deportivos como el tiro con arco. Lo costoso del espectáculo y el peligro inherente de las justas provocaron su lento declive. Luego, cuando Enrique II (que reinó de 1519 a 1559), rey de Francia, murió en una justa en 1559 después de que una astilla de una lanza rota entrara en su visera, los torneos perdieron gran parte de su popularidad. Los torneos continuaron de una forma u otra en algunos países hasta bien entrado el siglo XVIII y hubo torneos únicos de recreación en el siglo XIX, pero la era de la caballería y los caballeros era para entonces un recuerdo lejano, puesto que las armas de fuego se habían convertido en el arma dominante en la guerra.

Eliminar publicidad
Publicidad

Sobre el traductor

Recaredo Castillo
Una persona sin preparación académica especial, pero que gusta de la Historia y quiere aportar con la traducción de artículos de la Enciclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente por el arte, la arquitectura y por descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es el director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2018, mayo 07). Torneos medievales [Medieval Tournament]. (R. Castillo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-16998/torneos-medievales/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Torneos medievales." Traducido por Recaredo Castillo. World History Encyclopedia. Última modificación mayo 07, 2018. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-16998/torneos-medievales/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Torneos medievales." Traducido por Recaredo Castillo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 07 may 2018. Web. 20 abr 2024.

Afiliación