Los cuentos de Canterbury

Costes de servidor Recaudación de fondos 2024

¡Ayuda a nuestra misión de proporcionar educación histórica gratuita al mundo! Haz un donativo y contribuye a cubrir nuestros costes de servidor en 2024. Con tu apoyo, millones de personas aprenderán historia de forma totalmente gratuita cada mes.
$2309 / $18000

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 08 mayo 2019
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
X
Title Page of Canterbury Tales (by University of Glasgow Library, CC BY-NC-SA)
Portada de los Cuentos de Canterbury
University of Glasgow Library (CC BY-NC-SA)

Los Cuentos de Canterbury (escritos hacia 1388-1400) conforman una obra literaria medieval del poeta Geoffrey Chaucer (c. 1343-1400) que consta de 24 cuentos relacionados con varios géneros literarios y que tocan temas que van desde el destino hasta la voluntad de Dios, pasando por el amor, el matrimonio, el orgullo y la muerte. Tras la introducción inicial (conocida como Prólogo general), cada cuento es narrado por uno de los personajes (32 en total) que peregrinan al santuario de Tomás Becket en Canterbury.

En el Prólogo general, los personajes se ponen de acuerdo para contar dos historias de ida a Canterbury y dos de vuelta a la posada del Tabardo en Southwark, de donde partieron, que en total suman 120 cuentos. Si este era el plan original de Chaucer y nunca tuvo intención de desviarse de él, la obra se debe considerar inacabada con solo 24 cuentos. Sin embargo, algunos estudiosos afirman que Chaucer sí terminó la obra, basándose en el tono y el tema del último cuento y en La retractación anexa al manuscrito.

Eliminar publicidad
Publicidad

Los Cuentos de Canterbury se hicieron populares siglos antes de su publicación, hacia 1476. Hay más copias de este manuscrito que de cualquier otra obra medieval completa, excepto el poema penitencial The Prick of Conscience, también del siglo XIV, que solo se copió con tanta frecuencia debido a su uso por la Iglesia. Los Cuentos de Canterbury se consideran la obra maestra de Chaucer y se encuentran entre las obras más importantes de la literatura medieval por muchas razones, además de por su poder poético y su valor de entretenimiento, sobre todo por su descripción de las diferentes clases sociales del siglo XIV, así como por la ropa que se llevaba, los pasatiempos que se disfrutaban y el lenguaje y las expresiones que se utilizaban. La obra es tan detallada y los personajes tan vívidos que muchos estudiosos sostienen que se basó en una peregrinación real que Chaucer realizó hacia 1387. Sin embargo, esto parece poco probable, ya que Chaucer tenía un cargo a tiempo completo del rey en esa época y cualquier viaje habría quedado anotado en los registros de la corte.

La vida y la carrera de Chaucer

Geoffrey Chaucer era hijo de un rico comerciante de vinos de Londres, recibió una buena educación en las escuelas locales y entró al servicio de la corte real alrededor de los 13 años, en 1356. Sirvió bajo tres reyes ingleses, el rey Eduardo III (que reinó de 1327 a 1377), Ricardo II (que reinó de 1377 a 1399) y Enrique IV (también conocido como Enrique Bolingbroke, que reinó de 1399 a 1413) en puestos que iban desde paje a soldado, mensajero, ayuda de cámara y escudero, controlador de la aduana del puerto de Londres, miembro del parlamento y secretario de la corte y poeta, entre otras funciones.

Eliminar publicidad
Publicidad

Portrait of Geoffrey Chaucer
Retrato de Geoffrey Chaucer
National Portrait Gallery (CC BY-NC-ND)

Las obras de Chaucer nunca se publicaron durante su vida, ya que ese concepto aún no se había inventado, pero era muy conocido y muy apreciado como poeta, ya que otros escribas copiaban sus obras y luego las compartían o vendían. Los acontecimientos de su vida están bien documentados en los registros de la corte, y se sabe que Eduardo III reconoció sus logros poéticos (le concedió un galón de vino diario de por vida por lo que probablemente fue una composición poética) y que Juan de Gante, duque de Lancaster (1340-1399), lo recompensó económicamente por su primera obra importante, El libro de la duquesa (c. 1370) en honor a la difunta esposa de Juan de Gante, Blanca.

Cuando Chaucer comenzó a componer los Cuentos de Canterbury, estaba en la cima de su capacidad poética y había viajado y leído mucho. Dominaba el latín, el francés y el italiano, pero escribía en la lengua vernácula del inglés medio. Los personajes que aparecen en los Cuentos de Canterbury están sacados de las experiencias vitales de Chaucer y son probablemente amalgamas de personas que había conocido (aunque algunos, como Harry Bailey, el posadero, son individuos históricos) y el uso que hace Chaucer del inglés medio para contar sus historias es particularmente eficaz, ya que es capaz de reproducir sus diversos acentos y dialectos tal y como habrían sonado en la época.

Eliminar publicidad
Publicidad

Personajes

Chaucer, que aparece como uno de los personajes de la historia, describe a los demás cuando los conoce en la posada Tabard de Southwark. La mayoría de los personajes contarán un cuento a los demás mientras cabalgan hacia Canterbury. Siguiendo el orden en que aparecen en el Prólogo general, son los siguientes:

  • Chaucer: el peregrino que narra la obra; cuenta los cuentos 17.º y 18.º
  • El Caballero: un hombre de honor, verdad y caballerosidad; narra el primer cuento
  • El Escudero: hijo del caballero, un joven apacible de sensibilidad poética; narra el 11.º cuento
  • El Criado: el sirviente del caballero; no cuenta ningún cuento
  • La Priora (Madame Eglantine): una monja que supervisa un priorato; cuenta el 15.º cuento
  • La segunda monja: secretaria de la priora; cuenta el 21.º cuento
  • El Sacerdote de la monja: uno de los tres sacerdotes que viajan con la priora; cuenta el 20.º cuento
  • El Monje: un mundano amante de la caza, la equitación y la bebida; cuenta el 18.º cuento
  • El Fraile (Huberd): un clérigo corrupto que se queda con las donaciones; cuenta el 7.º cuento
  • El Mercader: un hombre sombrío que desconfía de las mujeres; cuenta el 10.º cuento
  • El Secretario: un erudito de la Universidad de Oxford; cuenta el 9.º cuento
  • El Hombre de la ley: un abogado adinerado; cuenta el 5.º cuento
  • El Terrateniente - un glotón, compañero del Hombre de Ley; cuenta el 12º cuento
  • Los cinco artesanos: mercerero, carpintero, tejedor, tintorero y tejedor de tapices, que viajan juntos; se describen en el prólogo general, pero no tienen voz
  • El Cocinero (Roger): trabaja para los comerciantes anteriores, le gusta beber; cuenta el 4.º cuento
  • El Marino: capitán de barco; cuenta el 14º cuento
  • El Doctor en Física (médico): un astrólogo codicioso; cuenta el 13.º cuento
  • La Comadre de Bath (Álison): una viuda que ha sobrevivido a cinco maridos y ha viajado por el mundo; cuenta el 6.º cuento
  • El Párroco: un clérigo devoto y honesto; cuenta el 24.º (último) cuento
  • El Arador: el hermano del párroco, devoto y caritativo; no habla
  • El Molinero (Robyn): tosco, rudo y aficionado a la bebida y al robo; cuenta el 2.º cuento
  • El Manciple (proveedor): compra comida para los establecimientos; cuenta el 23.º cuento
  • El Administrador (Osewald): administrador de una finca, contador; cuenta el 3.º cuento
  • El Convocante: encargado de las citaciones a los tribunales eclesiásticos; cuenta el 8.º cuento
  • El Indulgente: vendedor de indulgencias y de reliquias falsas, acompaña al convocante; cuenta el 14.º cuento
  • El Anfitrión (Harry Bailey): Posadero del Tabardo donde los peregrinos comienzan su viaje, propone el concurso de relatos y modera/resuelve las disputas
  • El Yeoman del Canónigo: no se presenta en el Prólogo general; se encuentra con los peregrinos en el camino; cuenta el 22.º cuento

Breve resumen y cuentos más conocidos

Los Cuentos de Canterbury están narrados por un personaje que los estudiosos identifican como Chaucer el peregrino, un personaje literario basado en el autor pero presentado como mucho más ingenuo, despistado y confiado de lo que podría haber sido el Chaucer real. Este mismo tipo de narrador aparece en las primeras obras de Chaucer, El libro de la duquesa, La casa de la fama (hacia 1378-1380) y El parlamento de las aves (hacia 1380-1382).

Chaucer-como-peregrino toma a los otros personajes al pie de la letra y parece admirarlos incluso cuando son especímenes notoriamente muy pobres de humanidad. El lector comprende el tipo de personas que este peregrino encuentra gracias a la habilidad de Chaucer-el-poeta, que revela a los personajes a través de su discurso, el tipo de historia que eligen contar, la interacción con otros personajes y lo que dicen de sí mismos, al tiempo que resalta sus hábitos, intereses, vicios y virtudes.

Eliminar publicidad
Publicidad

Canterbury Tales
Cuentos de Canterbury
SkedO (Public Domain)

El poema se abre con una gran descripción de la primavera y de la naturaleza que vuelve a la vida después del invierno. Esta renovación inspira a la gente a peregrinar al santuario de Tomás Becket, también conocido como Santo Tomás Beckett, en Canterbury, una de las peregrinaciones más populares de la Gran Bretaña medieval. Chaucer-como-peregrino está en la posada Tabard de Southwark, a punto de salir solo en esta peregrinación, cuando los demás llegan para pasar la noche. Habla con todos ellos en la cena común y lo invitan a viajar con ellos. Su anfitrión, Harry Bailey, les propone pasar el tiempo en el camino con un concurso de relatos. Cada peregrino contará dos historias en el camino a Canterbury y dos en el regreso; y quien cuente la mejor historia ganará una comida gratis.

A la mañana siguiente, todos parten y el caballero es elegido para hablar primero. Los demás peregrinos son elegidos por Harry Bailey (llamado El Anfitrión) o insisten en ser el próximo en hablar e interrumpen al elegido. Chaucer-el-poeta le da a Chaucer-el-peregrino dos de los peores cuentos y también se burla de sí mismo en el Prólogo del cuento del Hombre de la ley, en el que hace que el personaje se queje de que todos los cuentos que se le ocurren ya han sido contados, aunque sea de forma deficiente, por Chaucer.

El Cuento del Molinero es uno de los más escabrosos de la colección, pero es uno de los más antologados por la brillantez de su argumento y su perfecta ejecución.

Entre los cuentos más conocidos están el del Molinero, el del Sacerdote de la Monja y el de la Comadre de Bath, aunque muchos de los demás son de igual calidad. El cuento del molinero es una fabliaux, una forma de literatura francesa que suele ser obscena, satírica y misógina, ya que las esposas, especialmente, y las mujeres, en general, son representadas como lujuriosas, infieles y taimadas. La fabliaux francesa es uno de los géneros a los que la escritora Cristina de Pizán (1364-c. 1430) se opuso en su obra, y sin duda habría extendido esta crítica a El cuento del molinero si la hubiera conocido. Este relato es uno de los más escabrosos de la colección, pero se encuentra entre los más antologados debido a la brillantez de la trama y a su perfecta ejecución.

Eliminar publicidad
Publicidad

El Molinero cuenta su historia en respuesta al relato del caballero sobre el romance, el amor, la caballería y los caminos de la fortuna. El cuento del molinero está protagonizado por el ingenuo Juan el Carpintero, su joven esposa Álison, el erudito Nicolás, que les alquila una habitación, y el secretario parroquial Absalón. Nicolás y Álison están frustrados porque no tienen oportunidad de consumar su romance, ya que Juan siempre está cerca, así que Nicolás convence a Juan de que pronto se producirá un segundo Diluvio universal y que la única forma de prepararse para ella es suspender tres tinas de madera con cuerdas del techo de la casa, donde cada uno dormirá cada noche; de manera que cuando llegara el Diluvio, flotarían fácilmente hasta ponerse a salvo. Juan instala las tinas y, cuando llega la hora de acostarse, los tres se meten en sus respectivas tinas, Juan se va a dormir, y Nicolás y Álison vuelven a bajar y a acostarse.

Al mismo tiempo, Absalón ha estado suspirando por Álison y ha conseguido que ella acceda a darle un beso, pero cuando levanta la cara hacia la ventana del dormitorio, Álison asoma el trasero y él lo besa. Nicolás y Álison se ríen de Absalón, que sale corriendo a buscar un atizador caliente para vengarse. Vuelve y le pide otro beso, y esta vez Nicolás saca el trasero por la ventana, se tira un gas en la cara de Absalón y este le clava el atizador. Nicolás grita pidiendo agua mientras corre por la casa, y esto despierta a Juan, que piensa que el Diluvio está sobre él, corta las cuerdas y se tira al suelo, destrozando su bañera y rompiéndose el brazo. Los vecinos oyen todo el alboroto y vienen corriendo a ayudar, pero después de escuchar la historia, descartan a Juan por estar loco.

El cuento del sacerdote de la monja es una fábula sobre los peligros del orgullo y la adulación ambientada en un corral. El orgulloso gallo Chaunticleer sueña que su vida se ve amenazada por el zorro Daun Russell. Le cuenta el sueño a su mujer, Pertelote, que lo desestima y le dice que siga con sus asuntos como siempre o, de lo contrario, perderá el respeto de las gallinas del corral que tanto lo admiran. Un día, Chaunticleer sale a pasear y Daun Russel se acerca y lo halaga, y le pregunta si le cantará una canción con su hermosa voz. Chaunticleer cierra los ojos, estira el cuello y abre el pico para cacarear cuando el zorro lo arrebata entre sus fauces y corre hacia el bosque. Todo el corral lo sigue en su persecución y Chaunticleer sugiere a Daun Russel que tal vez le gustaría hacer una pausa para decirles que su esperanza se ha perdido y que deben volver. Cuando el zorro sigue esta sugerencia y abre la boca, el gallo vuela hasta la rama de un árbol y escapa.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Illustration of The Knight's Tale by Geoffrey Chaucer
Ilustración de El cuento del caballero de Geoffrey Chaucer
University of Glasgow Library (CC BY-NC-SA)

La Comadre de Bath es el personaje más conocido de los Cuentos de Canterbury y su prólogo es más conocido y citado que su relato. Ha viajado por todo el mundo, ha tenido cinco maridos y reconoce que Dios ha dado a cada uno algo en lo que es mejor y, para ella, es el sexo. Habla de cada uno de sus maridos y de sus viajes, ignorando o desestimando las quejas de algunos de los peregrinos que quieren que siga con su relato, y hace hincapié en que ella fue la dueña de cada uno de sus matrimonios.

A continuación, su relato retoma el tema al contar la historia de un caballero de la corte del rey Arturo que viola a una doncella y es condenado a muerte. La reina Ginebra interviene y le dice al caballero que será perdonado si, dentro de un año, vuelve y le cuenta a ella y a sus damas qué es lo que más desean las mujeres. El caballero acepta estas condiciones y se marcha, pasando el siguiente año preguntando a las mujeres qué es lo que más desean, pero todas las respuestas son subjetivas (dinero, honor, vestidos bonitos, libertad). De regreso a la corte, se encuentra con una anciana que le dice que conoce la respuesta a su búsqueda y que se la dirá si le promete concederle un favor, cosa que él hace. De vuelta a la corte, el caballero le cuenta a la reina y a sus damas la respuesta: lo que más desean las mujeres es dominar a sus maridos. Ginebra y su corte aceptan y el caballero es liberado.

Los peregrinos se turnan para contar historias, discuten y se interrumpen hasta que el párroco cuenta la última historia justo cuando el sol se está poniendo.

La anciana pide entonces su favor: ella y el caballero deben casarse al instante. El servicio se lleva a cabo y la pareja se dirige a su nuevo hogar. Esa noche, la mujer le pregunta al caballero qué prefiere, que siga siendo vieja y fea pero que le sea fiel o que se vuelva joven y bella pero que le haga dudar siempre de su lealtad. El caballero le responde que cualquiera de las dos opciones le parece bien, y la dama, satisfecha de haber dominado a su marido, se convierte en la joven y bella novia pero promete ser también fiel.

Los peregrinos se turnan para contar historias, discuten y se interrumpen, algunos tan borrachos que no pueden hablar o se caen del caballo, hasta que el párroco cuenta el último cuento justo cuando el sol se está poniendo. Su discurso no es un cuento, sino una disertación sobre los siete pecados capitales y el valor de un corazón penitente. Señala que los seres humanos de todo el mundo son peregrinos, que viajan entre el nacimiento y la muerte y que van a la otra vida. Mientras habla, el sol se pone y el grupo se acerca a un pueblo para pasar la noche. La obra termina con La retractación, en la que Chaucer se arrepiente de todas sus obras importantes, incluidos los Cuentos de Canterbury, y espera que Dios lo perdone.

Conclusión

El cuento final y la retractación han llevado a algunos estudiosos a concluir que los Cuentos de Canterbury es una obra terminada. El académico Larry D. Benson, por ejemplo, escribe:

La retractación no nos deja ninguna duda de que, por muy inacabados, sin pulir e incompletos que sean los Cuentos de Canterbury, Chaucer los terminó. Uno se pregunta si una versión más acabada y casi perfecta podría haber sido más satisfactoria. (22)

No hay consenso, sin embargo, sobre el significado de La retractación o sobre si estaba previsto incluirla en el manuscrito de los Cuentos de Canterbury. No existe ninguna versión de la obra de la propia mano de Chaucer, todas las versiones existentes son copias y copias de copias, en las que los errores de escritura alteran quién cuenta un cuento, los cuentos aparecen en diferente orden, o algunos no aparecen en absoluto. La copia más completa, el Manuscrito de Ellesmere (siglo XV), es la más utilizada para las ediciones modernas de la obra e incluye La retractación (como muchas otras), por lo que la mayoría de los estudiosos coinciden en que La retractación formaba parte del manuscrito original. Sin embargo, los estudiosos que creen que la obra quedó inacabada a la muerte de Chaucer citan el plan esbozado en el Prólogo general y los personajes que no hablan (como el Hombre de la Tierra) y a los que se debería haber dado un relato como prueba de que Chaucer nunca completó la obra.

Sea cual sea su estado de terminación, los Cuentos de Canterbury han entretenido y fascinado al público desde que fueron escritos. Más que cualquiera de las otras obras de Chaucer, los cuentos validaron el uso del inglés medio en la escritura vernácula, al dar vida a los personajes y a sus historias. La ficción popular de la Edad Media se escribía en verso francés antes de que Chaucer elevara la poesía en inglés medio a la misma altura de popularidad.

Sus personajes llegaron a ser tan reales para los lectores como sus familiares, amigos y vecinos, y la obra se copió una y otra vez mucho antes de que se publicara en c. 1476. Aunque sus obras anteriores le habían granjeado fama y el respeto de sus compañeros poetas y de los miembros de la corte, los Cuentos de Canterbury harían a Chaucer inmortal como autor de una de las más grandes obras en inglés y le otorgarían el honorable epíteto de padre de la literatura inglesa.

Eliminar publicidad
Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública (inglés/español), uruguaya, con estudios avanzados de Lingüística. Sus áreas de experiencia como traductora son la traducción biosanitaria y la traducción jurídica. Le interesan la Historia y las humanidades en general.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Joshua J. Mark no sólo es cofundador de World History Encyclopedia, sino también es su director de contenido. Anteriormente fue profesor en el Marist College (Nueva York), donde enseñó historia, filosofía, literatura y escritura. Ha viajado a muchos lugares y vivió en Grecia y en Alemania.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2019, mayo 08). Los cuentos de Canterbury [The Canterbury Tales]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-18098/los-cuentos-de-canterbury/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Los cuentos de Canterbury." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación mayo 08, 2019. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-18098/los-cuentos-de-canterbury/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Los cuentos de Canterbury." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 08 may 2019. Web. 14 jul 2024.

Afiliación