Las fuentes de la historia

Artículo

Emma Groeneveld
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 19 abril 2017
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés

La historia (del griego ἱστορία, que significa "un aprendizaje o conocimiento por medio de la investigación") puede entenderse en sentido amplio como el pasado en general, pero suele definirse como el estudio del pasado a partir del momento en que existen fuentes escritas.

Hay obstáculos que hacen que no tengamos una visión clara e ininterrumpida del pasado. En primer lugar, hay que recordar que todo el mundo (no solo nosotros, sino también las personas a lo largo de la historia) está moldeado por su educación y las sociedades y épocas en las que vive, y tenemos que tener cuidado de no atribuir nuestras propias etiquetas y valores a los períodos pasados. En segundo lugar, nuestra visión del pasado se compone del total de cosas que, de alguna manera, han sobrevivido a la prueba del tiempo, lo que se debe a coincidencias y decisiones tomadas por personas anteriores a nuestra época. Por tanto, solo obtenemos una visión fragmentaria y distorsionada; es como intentar completar un rompecabezas con un montón de piezas extrañas y perdidas.

Eliminar publicidad
Advertisement

The Art of War by Sun-Tzu
"El arte de la guerra" de Sun-Tzu
Coelacan (CC BY-SA)

Completar el contexto del pasado que deseamos estudiar implica interrogar cuidadosamente un montón de fuentes, no solo las escritas, y evitar las trampas, en lo posible. El campo de la arqueología, estrechamente relacionado con la historia, ofrece una ayuda invaluable para conseguirlo, por lo que también se hablará de estas fuentes.

Desentrañando las fuentes

Solo obtenemos una visión fragmentaria y distorsionada; es como intentar completar un r con un rompecabezas montón de piezas extrañas y perdidas.

Las fuentes son nuestra forma de asomarnos al pasado, pero cada una de ellas presenta sus propias ventajas y dificultades. La primera distinción que hay que hacer es entre fuentes primarias y secundarias. Una fuente primaria es un material de primera mano que proviene (a grandes rasgos) del período de tiempo que se quiere examinar, mientras que una fuente secundaria es un paso adicional alejado de ese período: un trabajo de "segunda mano" que es el resultado de reconstruir e interpretar el pasado utilizando el material primario, como libros de texto, artículos y, por supuesto, sitios web como este.

Eliminar publicidad
Advertisement

Fuentes primarias

Por muy geniales que sean las fuentes reales de tiempos pasados, no podemos dar por sentado que todo lo que nos cuentan (o todo lo que creemos que nos cuentan) es cierto, ni que somos capaces de interpretar automáticamente su contenido y su contexto de forma correcta. Fueron hechos por personas, desde sus propios contextos. Por tanto, hay que mantener una mirada crítica y hacer preguntas, y es una buena idea cruzar diferentes fuentes sobre el mismo tema para ver si se produce algún tipo de consenso.

Algunas de las preguntas generales que hay que hacer a cualquier tipo de fuente son:

  • ¿Qué tipo de fuente es? ¿Qué nos dice su forma? ¿Se trata de una inscripción cuidadosamente grabada, de un trozo de loza sin decorar y muy usado, o de una carta toscamente garabateada en papel barato?
  • ¿Quién creó la fuente? ¿Cómo reunieron la información necesaria? ¿Fueron testigos presenciales o se basaron en la investigación de otras fuentes o en los relatos de personas que habían presenciado el acontecimiento? ¿Pueden ser parciales?
  • ¿Con qué objetivo se creó la fuente? ¿Quería el creador contar una historia veraz o, por ejemplo, influir en otros mediante la propaganda? ¿En qué medida es fiable?
  • ¿Cuál es el contexto en el que se creó la fuente? Para entender una fuente es útil saber algo sobre la sociedad y el contexto inmediato en el que se creó. Una fuente cristiana escrita cuando el cristianismo era todavía una religión perseguida difiere de una fuente escrita después de que el cristianismo se convirtiera en la religión oficial. Se debe comparar con otras fuentes de la misma época/que se refieran al mismo tema para ayudarte a evaluar la fiabilidad de la fuente y a interpretar su contenido.
  • ¿Cuál es el contenido de la fuente y cómo lo interpretamos? ¿Qué nos dice y qué no nos dice? ¿Cuáles son sus limitaciones? ¿Qué tipo de preguntas podría responder esta fuente?

No obstante, las fuentes presentan diferentes ventajas y dificultades, que se analizarán con más detalle a continuación.

Eliminar publicidad
Advertisement

Fuentes escritas

Algunos ejemplos de fuentes escritas primarias son las cartas contemporáneas, los relatos de testigos presenciales, los documentos oficiales, las declaraciones y decretos políticos, los textos administrativos y las historias y biografías escritas en el período que se va a estudiar.

Ventajas: detalles; visión personal; contexto

El incomparable nivel de detalle que presentan las fuentes escritas en general es una evidente mina de oro para el historiador ávido. Además, la lectura de una fuente escrita suele decir algo sobre el autor y el contexto en el que escribe, así como sobre el tema que trata.

Los detalles de algunas fuentes escritas pueden llevar a descubrimientos inesperados, como el sorprendente hecho de que los fenicios ya navegaban por el Cabo de Buena Esperanza (Sudáfrica) en barcos abiertos ya en el año 600 a.C. Heródoto, el "padre de la historia", escribe en sus Historias —una obra que relata los acontecimientos de las guerras greco-persas (499-479 a.C.)— lo siguiente:

Eliminar publicidad
Advertisement

A su regreso, declararon —yo por mi parte no les creo, pero quizás otros sí— que al navegar alrededor de Libia [África] tenían el sol sobre su mano derecha. De esta manera se descubrió por primera vez la extensión de Libia. (Hdt. IV. 42).

Al sur del ecuador, el sol habría estado efectivamente a la derecha de los marineros mientras navegaban hacia el oeste alrededor del Cabo, detalle que los marineros no podrían haber conocido si no lo hubieran presenciado realmente, por lo que parece ser cierto.

Herodotus
Heródoto
Photograph by Marie-Lan Nguyen (CC BY)

Desventajas: transmisión; fiabilidad, sesgo e intenciones; contemporaneidad

El primer obstáculo de las fuentes escritas es su transmisión; los materiales como el papiro, el pergamino y el papel no tienen una vida infinita, por lo que las fuentes que tenemos delante suelen haber sido copiadas, revisadas, editadas, incluso traducidas, en algún momento, y pueden incluir errores o cambios deliberados. Esto pone una fina barrera entre nosotros y el texto original.

En segundo lugar, los autores pueden no ser fiables, pueden ser parciales o pueden tener ciertas intenciones que pongan en peligro la objetividad de la fuente. Desgraciadamente, la falsificación tampoco está del todo fuera del ámbito de las posibilidades, como deja dolorosamente claro la Donatio Constantini (la Donación de Constantino). Las siguientes preguntas pueden ayudar a resolver estas cuestiones:

Eliminar publicidad
Advertisement
  • ¿Quién creó la fuente y cuál fue su origen?

Es innegable que las personas están vinculadas a su entorno: la educación, la familia, la época en la que vivieron, etc., y tenemos que examinar la fuente dentro de este marco.

  • ¿Qué sabemos del contexto en el que se creó la fuente?

Los valores imperantes, las escuelas de pensamiento, la religión, la situación política, la posible censura, así como el hecho de que la fuente haya sido encargada por alguien o no, todo ello influye en el contenido de una fuente. La comparación de una fuente con otros (tipos de) fuentes de la misma época o relativas al mismo tema puede ayudar a determinar su fiabilidad y a formarse una idea de lo que pudo ocurrir realmente.

  • ¿El creador tenía un objetivo específico o una audiencia concreta?

Una carta personal con el objetivo de declarar el amor del autor a su destinatario ofrece un tipo de información diferente al de una pieza de propaganda escrita para reforzar la posición de un gobernante. Por supuesto, el objetivo puede no ser tan fácil de detectar.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

En tercer lugar, es importante comprobar si el autor estuvo realmente presente en los acontecimientos sobre los que escribe. Las preguntas que hay que hacerse son:

  • ¿Fue el autor un contemporáneo y/o un testigo presencial?
  • En caso negativo, ¿de dónde sacó la información y hasta qué punto era fiable? Puede provenir de documentos, testigos presenciales u otras fuentes disponibles.
  • Si la respuesta es afirmativa: ¿presenció personalmente el acontecimiento que describen? ¿Qué grado de precisión tiene su memoria? Estar vivo en la misma época que la emperatriz Wu de la China de los Song, por ejemplo, no significa automáticamente estar en condiciones de ver qué ropa llevaba un lunes por la mañana concreto.

Heródoto, por ejemplo, no era un testigo presencial y, aunque solía tener un espíritu crítico decente, a veces se equivocaba al juzgar sus fuentes: la persona que lo convenció de que las patas traseras de los camellos tienen cuatro huesos en el muslo y cuatro articulaciones en la rodilla debía estar muy satisfecha. (Hdt. III.103). Además, cuando se registran discursos enteros palabra por palabra, hay que preguntarse hasta qué punto es plausible, en primer lugar, que el testigo presencial lo recordara todo, a veces durante un largo período de tiempo, y, en segundo lugar, que el autor registrara luego todo el discurso exactamente como lo recitó su testigo, sin moldearlo para adaptarlo a su narración deseada.

Epigrafía

La epigrafía se refiere al estudio de las inscripciones grabadas en diversas superficies como la piedra, el metal, la madera, las tablillas de arcilla o incluso la cera, que pueden variar enormemente en longitud, desde meras palabras abreviadas y tablillas administrativas hasta la representación de decretos oficiales completos.

Ventajas: suelen ser duraderas y visibles

Por lo general, las inscripciones tienden a ser bastante duraderas debido a la naturaleza de los materiales que se utilizaron, aunque el hecho de que la inscripción haya estado expuesta o no a los elementos marca un poco la diferencia. A menudo están pensadas para ser visibles al público, para que llamen la atención como un gran cartel de neón, y para que su contenido se comparta con el mayor número de personas posible.

Desventajas: audiencia; creadores; intenciones

Sin embargo, este carácter a menudo público no significa que las inscripciones deban aceptarse sin más como reflejo de la verdad exacta; tenían autores o comisionados que tenían ciertos propósitos. A veces, incluso, las inscripciones resultan ser falsas o han sido trasladadas y ya no se encuentran en su ubicación original. Hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • ¿Quién creó o encargó la inscripción?

¿Se trata, por ejemplo, de una madre solitaria que mandó grabar una inscripción elaborada, glorificadora y sensiblera en la lápida de la tumba de su hijo pequeño, para que la vieran los transeúntes, o es la proclamación de un gobernante que se relaciona sutilmente con un poder divino?

  • ¿Cuál es el objetivo de la inscripción?

Tal vez se creó para informar, registrar, glorificar o influir en la opinión pública.

  • ¿Se puede datar (por cosas como el contexto, el monumento o el lenguaje) y coincide la fecha con el contenido de la inscripción?

Pantheon Front, Rome
Frente del Panteón, Roma
Wknight94 (GNU FDL)

Un buen ejemplo de la naturaleza a veces engañosa de las inscripciones es el Panteón de Roma, una estructura a veces exasperante para ir a ver cuando te acercas demasiado a los grupos de turistas dirigidos por guías que no conocen la historia completa. La inscripción dice lo siguiente:

M(arcus) A(grippa) L(ucius) F(ilius) Co(n)s(ul) Tertium Fecit - ("Marco Agripa, hijo de Lucio, tres veces cónsul, hizo esto")

Al descifrar este texto —las abreviaturas son las habituales en las inscripciones de la Antigua Roma— se podría concluir que el edificio fue creado por Marco Agripa, mano derecha del emperador Augusto. Sin embargo, los ladrillos del edificio estaban estampados con los nombres de los cónsules que estaban en el cargo en el momento de la cocción, lo que nos ha permitido fechar el conjunto en un buen siglo y medio después de Agripa, perteneciendo en cambio a la primera parte del reinado del emperador Adriano, probablemente entre los años 117-126-8 d.C. El buen hombre quiso honrar un edificio anterior en el mismo lugar, que fue construido por Agripa hacia el 25 a.C., y decidió pegar la inscripción de Agripa en su propio y flamante entablamento. Por tanto, hay más de lo que parece.

Asentamientos, edificios y monumentos

Ventajas: hechos para durar; indican la estructura de las sociedades

La vida cotidiana de las personas se hace visible a través de los restos de sus casas y de los edificios que utilizaban, como los tribunales de justicia, las panaderías o las escuelas. Los monumentos, que además no suelen mostrar inscripciones a su público, pueden revelar los mensajes que sus creadores, normalmente poderosos, gritaban al mundo a través de su arquitectura e imaginería. Como tales, pueden servir para reconstruir la estructura de las sociedades.

Desventajas: no siempre se conservan bien; inferir el significado; propaganda

Por supuesto, la durabilidad real varía enormemente, y a veces no queda mucho más que los cimientos. Por tanto, debemos preguntarnos:

  • ¿Cómo reconstruir con precisión los restos (físicamente o sobre el papel)?

Los arqueólogos se han convertido en expertos en la "lectura" de las piezas que quedan; en la comparación de los restos con otros que pueden estar mejor conservados o con fuentes primarias que describen la estructura; y en la reconstrucción de lo que es esencialmente un rompecabezas tridimensional enormemente complejo, ya sea sobre el papel o restaurando realmente los restos en cuestión. Las piezas se pueden haber transportado, destruido, movido, caído, etc., por lo que es importante tener en cuenta que el proceso de rompecabezas puede requerir algunas conjeturas y puede dar lugar a errores.

  • ¿Cuál es la función de la estructura?
  • ¿Cómo interpretamos lo que puede decirnos sobre una cultura?

El yacimiento de Palenque —una importante ciudad maya situada en el actual México—, por ejemplo, alberga un grupo de templos que se inscriben en un contexto de propaganda y simbolismo. Los templos de la Cruz, la Cruz Foliada y el Sol, dedicados en el año 692 d.C., fueron encargados por el rey Kan Balam. Sus esculturas y relieves ilustran la conexión del rey con los dioses: se lo representa como guardián de la fertilidad, el maíz y la lluvia.

Además, Kan Balam legitimó su gobierno representando su genealogía y una escena en la que recibe su poder de sus antepasados. En la práctica, estos templos eran también importantes centros ceremoniales. En este sitio, lo político está, pues, visiblemente vinculado al contexto ritual —algo que encaja bien en el contexto cultural maya más amplio— y, como fuente, debe interpretarse dentro de este marco.

Temple of the Sun, Palenque
Templo del Sol, Palenque
Alejandro Linares Garcia (CC BY-SA)

Artefactos

Ventajas: vida cotidiana; uso; sociedad y cultura

Desventajas: inferir el significado; inferir pistas sobre la sociedad

Los artefactos son objetos hechos por el hombre, de interés arqueológico, a menudo en un contexto cultural. Algunos ejemplos son la cerámica, los utensilios, las herramientas y las joyas, que pueden informarnos sobre la vida cotidiana, el estilo y la cultura; el arte, incluidas las estatuas, que puede ser tanto público como privado y refleja la sociedad de alguna manera; y las monedas, que son más políticas: a menudo estandarizadas, proclaman un mensaje visible que suele servir de propaganda para reforzar la imagen de un gobernante. Por cada artefacto, deberíamos preguntarnos:

  • ¿Cuál era su uso o finalidad?
  • ¿Qué nos puede decir sobre la estructura y la cultura de la sociedad?

Un ejemplo es la cerámica coreana Buncheong, de los siglos XV y XVI, de color verde azulado y engobe blanco, que suele estar decorada con combinaciones de formas geométricas y naturales, como peonías, pájaros y peces, realzadas con puntos. Son interesantes no solo por su contexto doméstico y la luz que arrojan sobre la vida cotidiana, sino también porque fueron producidas por alfarerías que no estaban controladas por el Estado, en contraste con otros tipos de cerámica coreana. Esto significa que la cerámica de Buncheong muestra mucho sabor regional y variaciones fuera de lo común, así como las preferencias de las personas que la encargaban. Esto nos ayuda a colorear la vida y los hogares de los coreanos de a pie que vivían en esa época.

Korean Buncheong Bottle
Botella coreana Buncheong
Wmpearl (Public Domain)

Huesos

Ventajas: morfología; salud y pistas relacionadas; rellenar espacios en blanco; pruebas genéticas

El estudio de los huesos proporciona pistas sobre la salud, el sexo, la edad, el tamaño, la dieta, etc. También es posible recuperar ADN antiguo, aunque no es precisamente pan comido. El contexto en el que se encuentran los huesos, así como el momento en el que proceden, ayudan a completar la información sobre sus sociedades. Esto ya es valioso en apoyo de las fuentes históricas, ya que, por ejemplo, las fosas comunes de las víctimas de la muerte negra apoyan la imagen creada por el registro escrito, pero para el lado prehistórico de las cosas, los huesos son realmente indispensables para ayudarnos a llenar los espacios en blanco.

En lugares como Australia, no tenemos fuentes escritas hasta que los occidentales irrumpieron brutalmente en 1788. En este caso, los huesos pueden alertarnos sobre la presencia humana prehistórica en zonas concretas. Por ejemplo, gracias al rastreo de los huesos encontrados en yacimientos como Malakunanja 2, en el Territorio del Norte de Australia, datados de hace unos 53.000 años, y los famosos enterramientos del lago Mungo, en el sur del país, datados de hace unos 41.000 años, podemos completar la colonización inicial de Australia.

Desventajas: datación; contexto de interpretación

Sin embargo, la datación de los huesos no siempre es un asunto sencillo. Hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • ¿Es la datación exacta desde el punto de vista científico y/o arqueológico? ¿Puede haber contaminación, desplazamiento de los sedimentos o desplazamiento de los huesos?
  • ¿Cómo debe interpretarse el contexto en el que se encontraron los huesos? ¿Qué nos dice el contexto sobre los propios huesos?

Fuentes secundarias

Después del laberinto que suponen las fuentes primarias, podemos vernos tentados a pensar que las fuentes secundarias son una especie de refugio seguro, donde los investigadores expertos han tenido en cuenta todas las cuestiones mencionadas anteriormente y ya se han acercado lo más posible a la historia real.

Sin embargo, esto sería un poco ingenuo; las personas que escriben el material secundario están tan ligadas a sus propios contextos como los antiguos que estudian. Una vez más, hay que desconfiar de los posibles sesgos y objetivos, así como de la exactitud: es demasiado fácil sacar conclusiones que apoyen su hipótesis. Incluso si una fuente secundaria puede parecer fiable en el sentido de que muestra las fuentes que ha utilizado y parece sacar conclusiones lógicas de ellas, sigue siendo posible que el autor haya escogido a dedo exactamente las fuentes que apoyan su historia, en lugar de presentar el cuadro completo (que puede contradecir o añadir más matices a su historia). Para no dejarse engañar, es importante estudiar siempre más de una fuente secundaria. Se deben comparar diferentes libros y artículos sobre el tema que se está investigando y, tras evaluar la fiabilidad, los puntos fuertes y los puntos débiles de cada fuente, intentar obtener una visión lo más completa posible del tema.

Así pues, cuando se utilizan fuentes secundarias, es conveniente que plantearse estas preguntas:

  • ¿Se ha formado el autor en el campo adecuado, y tiene un crédito decente en el mundo académico?

La lectura de reseñas puede ser de gran ayuda en este caso.

  • ¿Dónde se ha publicado la fuente y qué influencia tiene en su contenido?

Mi propia educación en historia en los Países Bajos estaba llena de muchos libros de texto de naturaleza bastante occidental, que lamentablemente ofrecían menos conocimientos (o incluso interés) con respecto a otras áreas del mundo. Además, cuando se trata de artículos, algunas revistas tienen mejor reputación que otras.

  • ¿Cuándo se publicó la fuente?

Los tiempos cambian. Un libro de texto escrito en los años sesenta del siglo XX puede no haber tenido acceso a toda la información que tenemos ahora y puede estar condicionado por las ideas imperantes de la época sobre cómo abordar el estudio de la historia.

  • ¿Cuál es el alcance de la fuente?

Las historias sociales pintan un cuadro diferente al de las militares, así que es importante asegurarse de elegir fuentes que se correspondan con las preguntas que se quieren responder.

  • ¿Qué fuentes ha utilizado el autor y qué tan crítico ha sido?

Es importante que el autor haya documentado su uso de las fuentes, para que el lector las pueda examinar por sí mismo si es necesario. Se debe tener cuidado con el uso selectivo de las fuentes; un autor no debe limitarse a elegir las fuentes que se ajustan a su hipótesis, sino que debe tener en cuenta toda la información primaria.

Los materiales a cuestionar varían, por ejemplo, desde los libros de texto y los libros de clase hasta los libros independientes, los artículos (incluidos los científicos, cuya exactitud puede ser difícil de juzgar por una persona que no sea científica) y los sitios web, pero es importante elegir aquellos que muestren las listas de fuentes y los nombres de los autores. Siempre que se mantenga el sentido crítico, hay una gran cantidad de información a disposición.

Eliminar publicidad
Publicidad

Bibliografía

La World History Encyclopedia está asociada a Amazon y recibe una comisión por las compras de libros que cumplan los requisitos.

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública (inglés/español), uruguaya, con estudios avanzados de Lingüística. Sus áreas de experiencia como traductora son la traducción biosanitaria y la traducción jurídica. Le interesan la Historia y las humanidades en general.

Sobre el autor

Emma Groeneveld
Emma estudió Historia e Historia de la Antigüedad. Durante su maestría, se centró en Heródoto, así como en la jugosa política de las cortes antiguas, pero más recientemente ha estado inmersa en todo lo relacionado a la prehistoria.

Cita este trabajo

Estilo APA

Groeneveld, E. (2017, abril 19). Las fuentes de la historia [Sources of History]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-1048/las-fuentes-de-la-historia/

Estilo Chicago

Groeneveld, Emma. "Las fuentes de la historia." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación abril 19, 2017. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-1048/las-fuentes-de-la-historia/.

Estilo MLA

Groeneveld, Emma. "Las fuentes de la historia." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 19 abr 2017. Web. 24 abr 2024.

Afiliación