Diego Velázquez de Cuéllar

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 13 julio 2022
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés
Diego Velázquez de Cuéllar (by Unknown Artist, Public Domain)
Diego Velázquez de Cuéllar
Unknown Artist (Public Domain)

Diego Velázquez de Cuéllar (también "Velásquez", 1465-1524) fue un conquistador español que conquistó Cuba en 1511, se convirtió en el primer gobernador de la isla durante la década siguiente y patrocinó expediciones de conquista dirigidas al continente americano, especialmente la dirigida por Hernán Cortés (1485-1547) que conquistó la civilización azteca de México.

Velázquez fundó puertos comerciales coloniales tan importantes como La Habana y Santiago, ambos utilizados como bases para las expediciones que continuaron la conquista española de las Américas. La autoridad de Velázquez como administrador a cargo de la explotación de los recursos de la tierra firme americana fue desafiada y finalmente superada por Cortés después de que este enviara a España el convincente argumento de las toneladas de oro mesoamericano y otros tesoros.

Eliminar publicidad

Advertisement

Juventud y carrera

Diego Velázquez de Cuéllar nació en 1465 en la antigua ciudad castellana de Cuéllar, España. Su familia era distinguida; Velázquez podía contar con varios comandantes de castillos, jueces y cortesanos reales, así como con el fundador de la prestigiosa orden militar de Calatrava entre sus antepasados. Velázquez había adquirido experiencia militar durante la Reconquista antes de decidir poner estas habilidades en uso colonial e intentar hacer su nombre y fortuna en el Nuevo Mundo.

Conquista de Cuba

La exploración española de América comenzó en 1492 con el primer viaje de Cristóbal Colón (1451-1506). Velázquez llegó al Nuevo Mundo como miembro del segundo viaje de Cristóbal Colón en 1493. A partir de ese momento, se suceden una serie de expediciones de colonización, empezando por la isla de La Española (actual República Dominicana/Haití) en 1494. En esta isla, Velázquez se dio a conocer. Tras reprimir implacablemente las rebeliones de los indios arahuacos y hacer una fortuna, Velázquez se convirtió en ayudante de Nicolás de Ovando, entonces gobernador de La Española (gobernado entre 1502 y 1509). Demostró ser un administrador colonial capaz y muy disciplinado.

Eliminar publicidad

Advertisement

Spanish Colonial Empire in the Age of Exploration
Imperio colonial español en la Era de las expediciones
Simeon Netchev (CC BY-NC-SA)

El imperio español siguió extendiéndose por el Caribe, hasta Puerto Rico en 1508 y Jamaica en 1509. Los españoles buscaban recursos naturales, especialmente oro y plata, pero también esclavos y tierras con potencial para el desarrollo agrícola y para sostener colonias. También deseaban difundir la religión cristiana. En 1511, los españoles dirigieron su codiciosa mirada hacia la gran isla de Cuba, entonces conocida como Fernandina.

Velázquez demostró ser un experto en la elección de buenos LUGARES para nuevas ciudades en Cuba.

Velázquez fue nombrado gobernador de Cuba por Diego Colón (1480-1526), jefe nominal de las Indias españolas (el Imperio español en América), pero primero tuvo que conquistar a la gente que ya vivía allí. Además, Velázquez tuvo que financiar él mismo la expedición. Desembarcó primero en la parte oriental de la isla, en lo que se convirtió en la ciudad de Baracoa en 1511, y luego se dirigió hacia el oeste. Las armas y la caballería españolas aseguraron las victorias contra las tribus indígenas, pero hubo focos de dura resistencia, sobre todo de los indios taínos dirigidos por el jefe Hatuey. Este jefe fue finalmente capturado e, inevitablemente, condenado a muerte por atreverse a proteger su patria. Según el fraile dominico y cronista Bartolomé de Las Casas (1484-1566), a Hatuey se le ofreció una rápida ejecución si primero se convertía al cristianismo y salvaba su alma. Hatuey rechazó esta oferta alegando que si iba al cielo se vería obligado a pasar la eternidad con los españoles. El líder taíno fue quemado en la hoguera.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

También se establecieron asentamientos coloniales en Bayamo, La Habana, Puerto Príncipe, Trinidad y Santiago de Cuba (que se convirtió en la capital). Velázquez demostró ser un experto en la elección de buenos lugares para las nuevas ciudades, y hoy en día la mayoría siguen dominando sus respectivas regiones. La Habana, en particular, con su magnífico puerto, se convirtió durante siglos en la joya de la corona colonial para España. La mansión de piedra de Velázquez sigue en pie en el centro de Santiago.

Statue of Hatuey
Monumento de Hatuey
Michal Zalewski (CC BY-SA)

Sin embargo, en Cuba, a principios de la década de 1510, se necesitaron tres años e innumerables masacres antes de que la isla estuviera completamente bajo la autoridad española. Al igual que en las demás islas controladas por los españoles, Velázquez concedió a sus seguidores más fieles encomiendas, es decir, el derecho a extraer mano de obra forzada gratuita. Los españoles prosperaron gracias a las ricas tierras agrícolas que permitieron la formación de grandes plantaciones. También se podía extraer una buena cantidad de oro de la isla. Por otro lado, el brutal nuevo orden unido a la llegada de enfermedades europeas redujo drásticamente la población local, hasta el punto de que la isla quedó prácticamente despoblada. La mano de obra para las plantaciones de azúcar tuvo que ser suministrada desde fuera, en este caso por esclavos africanos.

Eliminar publicidad

Advertisement

La península de Yucatán

Una vez sometida Cuba, Velázquez comenzó a buscar más allá, concretamente en la península de Yucatán. En 1517 se envió una expedición al mando de Francisco Hernández de Córdoba (1474-1517), que murió junto con la mayoría de sus hombres tras un encuentro con guerreros mayas, pero no antes de enviar su informe de reconocimiento a Cuba. En abril de 1518 se lanzó otra expedición, dirigida por Juan de Grijalva (1489-1527). Uno de los miembros de esta segunda expedición era Pedro de Alvarado (c. 1485-1541), que no se llevaba nada bien con Grijalva y denunció a su jefe ante Velázquez.

Aztec Double-Headed Serpent (Detail)
Serpiente azteca con dos cabezas (detalle)
British Museum (CC BY-NC-SA)

Velázquez se alegró al descubrir en el informe de Grijalva que México no era una isla como se pensaba. También estaba muy intrigado por los informes adicionales de extraños y aparentemente antiguos monumentos de piedra y por los objetos de oro que los conquistadores habían traído de México. Grijalva fue reprendido por Velázquez por no haber traído más oro, pero los objetos que había adquirido coincidían con los rumores de los nativos de que al oeste vivía un gran y rico gobernante llamado el "Señor de Culhua". Ahora sabemos que este era uno de los títulos honoríficos del gobernante azteca Motecuhzoma II (alias Moctezuma, que gobernó de 1502 a 1520). En 1519, Cortés recibió el encargo de averiguar más información concreta sobre la región y este misterioso señor, pero tenía ideas más grandes; quizá ya estaba planeando una campaña de conquista territorial.

La batalla legal con Cortés

Cuando Cortés reunió una expedición inusualmente numerosa, con más de 500 hombres de combate y once barcos, Velázquez se dio cuenta de que su comandante podría convertir una misión de reconocimiento y comercio en una de conquista y usurpar su propia posición como el colonialista más poderoso del Caribe. En el último momento, Velázquez incluso intentó llamar a Cortés, pero ya era demasiado tarde. Cortés se encontraba en una pequeña embarcación dirigiéndose a su buque insignia cuando Vélazquez le gritó desde el puerto: "¿Cómo es esto, compadre, que ahora te pones en marcha?". La lejana respuesta de Cortés fue simplemente que todo estaba bien y que todo iba según el plan. La pregunta era: ¿el plan de quién?

Eliminar publicidad

Advertisement

Era Velázquez quien tenía el derecho legal de conquista en las Américas, no Cortés.

La cuestión que preocupaba a Velázquez giraba en torno al proceso establecido de conquista que los españoles habían seguido durante algunas décadas. La Corona española otorgaba a un individuo el estatus de adelantado, lo que le otorgaba un derecho de conquista y a quedarse con una cierta cantidad de riqueza adquirida en ese proceso. Fue Velázquez quien tuvo el derecho de adelantado, no Cortés. Esta pareja competitiva tenía antecedentes. Cortés había sido secretario de Velázquez en Santiago de Cuba, pero este sospechó de la lealtad de Cortés y lo hizo arrestar por conspiración. Después se reconciliaron, ya que Velázquez concedió a Cortés el título de alcalde en Santiago. Consciente de que Cortés era un hombre ambicioso, al menos Velázquez había sido lo suficientemente sabio como para colocar a algunos de sus propios hombres en la expedición de México (conquistadores como Diego de Ordaz) para que informaran de lo que hacía Cortés exactamente.

Hernán Cortés by Weiditz
Hernán Cortés por Weiditz
Christoph Weiditz (Public Domain)

Cortés desembarcó en la costa de Tabasco, en Potonchan, en el continente americano, en marzo de 1519. Luego estableció una guarnición en Veracruz, en la costa, pero ignoró las nuevas instrucciones de Velázquez de regresar a Cuba. Además, hizo que sus hombres le eligieran capitán general, lo que en teoría le daba derecho a la conquista. El gobernador de Cuba respondió de forma contundente y envió una nueva fuerza de conquistadores para llevar a Cortés ante la justicia. Dirigida por Pánfilo de Narváez, esta fuerza duplicaba a la de Cortés. Velázquez podría haber dirigido esta expedición en persona, ya que pretendía continuar la conquista bajo el título de adelantado del gobernador, pero en ese momento estaba preocupado por una epidemia de viruela en Cuba. Así las cosas, Cortés derrotó a una parte de los recién llegados en una escaramuza y persuadió al resto para que se unieran a su causa, tarea no tan difícil, tal era el atractivo del oro azteca.

Cortés se aseguró de enviar una cantidad de los tesoros que había adquirido, con cartas solicitando el apoyo real, directamente al rey de España, Carlos V, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico (que reinó de 1519 a 1556). El rey, sin duda consciente de lo delicado de la situación entre sus altos administradores coloniales, se mantuvo cautelosamente neutral, sin pedir el fin de la conquista de Cortés ni respaldar su posterior expansión. Al final, el oro resultó ser un argumento ganador, y gracias a su tesoro saqueado y a las cartas de acusación de que el gobernador cubano solo estaba siendo codicioso para obtener más riqueza personal, Cortés ganó la disputa. En octubre de 1522, Cortés recibió el estatus de adelantado y se le permitió continuar su conquista; también se le concedió el título de gobernador de Nueva España, como se conocía ahora a este nuevo rincón del Imperio español.

Eliminar publicidad

Advertisement

Velázquez, por su parte, había sido destituido en 1521. Recuperó su gobernación en 1523 después de que el propio Cortés fuera desacreditado con nuevas acusaciones de excederse en su autoridad y la mucho más grave de no haber dado a la Corona la parte que le correspondía de las riquezas de Mesoamérica. Velázquez tuvo poco tiempo para disfrutar de su regreso al poder, ya que murió de mala salud al año siguiente. Como ocurría a menudo en el despiadado mundo de los conquistadores, Velázquez había creado una plataforma desde la que lanzar una conquista espectacular, pero fueron los que vinieron después los que recogieron los frutos.

Eliminar publicidad

Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Por qué es conocido Diego Velázquez de Cuéllar?

Diego Velázquez de Cuéllar es conocido por ser el conquistador de Cuba en 1511-1513 y por ser el gobernador de Cuba que envió expediciones españolas de exploración a México.

¿Cuál es la importancia de Diego Velázquez en la historia temprana del Imperio español en el Nuevo Mundo?

La importancia de Diego Velázquez en la historia temprana del Imperio Español en el Nuevo Mundo es que conquistó Cuba, lugar que se convirtió en una base estratégica para posteriores conquistas en el continente americano, especialmente en México y Perú.

¿Quién ganó la disputa entre Hernán Cortés y Diego Velázquez de Cuéllar?

Hernán Cortés ganó la disputa con Diego Velázquez de Cuéllar, ya que se le concedió el derecho legal de conquistar México. Velázquez fue destituido como gobernador de Cuba por este asunto, pero posteriormente fue restituido.

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2022, julio 13). Diego Velázquez de Cuéllar [Diego Velázquez de Cuéllar]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-20926/diego-velazquez-de-cuellar/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Diego Velázquez de Cuéllar." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación julio 13, 2022. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-20926/diego-velazquez-de-cuellar/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Diego Velázquez de Cuéllar." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 13 jul 2022. Web. 27 sep 2022.

Afiliación