Los vigiles

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Recaredo Castillo
Publicado el 06 diciembre 2016
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
The Great Fire of Rome, 64 CE. (by Hubert Robert, Public Domain)
El gran incendio de Roma, 64 d.C.
Hubert Robert (Public Domain)

Los vigiles (o cohortes vigilum) se crearon durante el gobierno de Augusto para actuar como un servicio permanente contra incendios en la antigua Roma. Comenzaron como primitivos equipos de esclavos y llegaron a estar organizados como una unidad militar urbana, que finalmente reclutaba ciudadanos romanos. El cuerpo, con su propio campamento permanente y con sus puestos y equipos repartidos por la ciudad, patrullaban las calles de Roma por la noche, prestando un servicio adicional de policía nocturna para asegurar el orden público.

Evolución

Los vigiles fueron creados por Augusto en el año 6 d.C. para enfrentar el alto riesgo de incendios en la capital, debido a la alta densidad de la población y el uso generalizado de la madera como material de construcción de casas y edificios. No era la primera vez que se creaba una fuerza de este tipo, porque el avaro Marco Licinio Craso, uno de los hombres más ricos de Roma de todos los tiempos, había ideado una manera de ganar dinero ofreciendo comprar a un precio bajo los edificios que estaban incendiándose, para después poner a su equipo de esclavos a apagar el fuego y dejarlos en condiciones de reconstruirlos y remodelarlos. Si el propietario rehusaba la oferta de Craso, este dejaba que el incendio continuara sin combatirlo.

Eliminar publicidad

Advertisement

El siguiente paso hacia un servicio contra incendios propiamente dicho lo dio el aedile (edil) Egnacio Rufo, quien, como Craso, creó una fuerza de esclavos para apagar incendios, pero a diferencia de Craso, parece que lo hizo motivado por razones de seguridad pública. Es posible que su intención fuera sacar provecho político, pero si es así no le duró mucho, puesto que más adelante el Senado lo condenó a muerte por conspiración contra el Estado. Otra idea para proteger la ciudad, especialmente en la noche, fue la creación de los tresviri nocturni, tres magistrados designados para hacer turnos de noche. De nuevo, la fuerza de trabajo de los magistrados estaba compuesta por esclavos, y era su deber prevenir cualquier disturbio en la ciudad. Algunos ciudadanos acomodados formaron sus propias brigadas privadas contra incendios, por lo necesario que se hacía contar con un equipo permanente de combate contra incendios.

Los vigiles tenían su propio campamento y contaban con un equipo contra incendios en cada zona de Roma, en instalaciones de almacenamiento conocidas como excubitorium.

Alrededor del 21 d.C. Augusto tomó cartas en el asunto y reorganizó lo que todavía quedaba de los esclavos de Rufo, creando una fuerza de 600 esclavos para combatir los incendios cuando y donde se produjeran. Los aediles fueron puestos a cargo de esta fuerza, pero al parecer resultaron ineficientes porque, después de los graves incendios del año 7 d.C., Augusto los reorganizó de nuevo. Esta vez la fuerza se dividió a efectos de cubrir 14 zonas, cada una dividida a su vez en vici. Así, cada uno de los 265 vici contaba con su propio grupo de esclavos públicos contra incendios mandados por un viciomagister. Esto mejoraba el sistema anterior, pero aún permanecía el problema de la coordinación entre los diferentes vici. Esto llevó a que al final Augusto creara una fuerza única: los vigiles.

Eliminar publicidad

Advertisement

Organización y deberes

El cuerpo de vigiles estaba compuesto por hombres libres, con oficiales provenientes del ejército. Estaban organizados en siete cohortes de 1000 hombres (aunque al principio solo tenían la mitad de ese número), cada una liderada por un tribuno del orden ecuestre. Cada cohorte estaba dividida en siete unidades dirigidas por un centurión. La fuerza completa era liderada por un prefecto équite, el Praefectus Vigilum. Durante el gobierno de Tiberio (14-37 d.C.) el plazo de servicio para los vigiles era de seis años, al cabo de los cuales podían conseguir la ciudadanía romana. Durante el gobierno de Trajano (98-117 d.C.) el prefecto tenía un subprefecto como segundo al mando. En algún momento el término de servicio en los vigiles se redujo a tres años y la fuerza comenzó a atraer a los ciudadanos, llegando a expandirse bajo el gobierno de Septimio Severo (de 193 a 211 d.C.)

Las 14 zonas de la ciudad de Roma fueron asignadas de manera que cada cohorte era responsable del fuego en dos zonas. Los vigiles tenían su propio campamento en la ciudad, pero contaban con un equipo contra incendios en cada zona en una instalación de almacenamiento conocida como excubitorium. En el mismo lugar se mantenía de guardia una pequeña parte de la cohorte, tal vez en turnos de rotación. Los vigiles patrullaban la ciudad por las noches, haciendo honor a su nombre y vigilando la aparición de cualquier brote de incendio. Otro de sus deberes era detener a cualquiera que circulara por las calles de noche y se mostrara sospechoso. Los detenidos luego se llevaban ante el prefecto de la ciudad, el comandante de las cohortes urbanas, para ser juzgados.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Aunque los oficiales de los vigiles, particularmente los centuriones y los prefectos a menudo ascendían para ocupar puestos en las más prestigiosas cohortes urbanas y la Guardia Pretoriana, las otras organizaciones militares romanas, los historiadores romanos, como Tácito, no consideraban soldados combatientes a los vigiles. De todos modos, en las crisis de las guerras civiles del 69 y 193 d.C., los vigiles participaron en acciones militares. En el siglo IV d.C. los vigiles fueron disueltos y reemplazados por agrupaciones especializadas en el combate de incendios.

El combate de incendios

Como el equipo era primitivo y el único modo seguro de contener el fuego era demoliendo el edificio (y algunas veces los aledaños para impedir la propagación del fuego), la mejor manera en que podían funcionar los vigiles era detectando el fuego en su inicio, antes de que se extendiera. Otra medida preventiva era limitar la altura de los bloques de viviendas en Roma, aumentando el espacio entre los edificios y el ancho de las calles, y construir cortafuegos.

Eliminar publicidad

Advertisement

Si se declaraba un incendio de gravedad, entonces los vigiles contaban con el siguiente equipo, que también debía ser puesto a disposición por propietarios e inquilinos: cubos para incendios (amae), esponjas (spongiae), bombas para agua (siphones), hachas (dolobrae), piquetas (secures), escalas (scalae), garfios (falces), mantas acolchadas (centones), esteras de mimbre (formiones), pértigas (perticae), escobas (scopae) y vinagre. Con este equipo podían sofocar el fuego, apagarlo y derribar los edificios en llamas en su totalidad o en parte.

Su legado

Las ruinas del excubitorium de la VII Cohorte todavía puede verse en Roma, cerca del puente que cruza hasta la Isla Tiberina. Otro excubitorium, el de la V Cohorte, se sabe que está debajo de la iglesia de Santa María in Domnica, la que fue construida en el siglo XIX d.C. La idea de tener un servicio contra incendios permanente se extendió a otras ciudades romanas. Claudio (que gobernó de 41 a 54 d.C.) creó dos unidades adicionales de vigiles para salvaguardar Ostia y Puteoli (Pozzuoli), y se sabe de otras brigadas de combate de incendios en Cartago, Lyon, Rávena y Constantinopla en la antigüedad tardía. El nombre de vigiles sobrevive todavía, tanto en la ciudad de Roma como a lo largo de Italia, donde el servicio de combate de incendios y de rescate se denomina Vigili del Fuoco.

Eliminar publicidad

Publicidad

Bibliografía

Sobre el traductor

Recaredo Castillo
Una persona sin preparación académica especial, pero que gusta de la Historia y quiere aportar con la traducción de artículos de la Enciclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2016, diciembre 06). Los vigiles [Vigiles]. (R. Castillo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15515/los-vigiles/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Los vigiles." Traducido por Recaredo Castillo. World History Encyclopedia. Última modificación diciembre 06, 2016. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15515/los-vigiles/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Los vigiles." Traducido por Recaredo Castillo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 06 dic 2016. Web. 30 ene 2023.

Afiliación