Hammurabi

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Rosa Baranda
Publicado el 16 abril 2018
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, persa, portugués, turco
X
Hammurabi and Shamash (by Mbzt, CC BY-SA)
Hammurabi y Shamash
Mbzt (CC BY-SA)

Hammurabi (que reinó de 1792-1750 a.C.) fue el sexto rey de la primera dinastía amorrea de Babilonia y es conocido por el famoso código legal que serviría de modelo para otros, incluida la ley mosaica de la Biblia. Fue el primer gobernante que logró gobernar toda Mesopotamia, sin revueltas, tras su conquista inicial.

También es conocido como Ammurapi y Khammurabi, y asumió el trono después de su padre, Sin-Muballit, que había estabilizado el reino pero no pudo expandirlo. El reino de Babilonia estaba compuesto de las ciudades de Babilonia, Kish, Sippar y Borsippa cuando Hammurabi se sentó en el trono, pero, gracias a una sucesión de campañas militares, de cuidadosas alianzas acordadas y rotas en el momento preciso y de maniobras políticas, para 1750 a.C. tenía a toda la región bajo el control babilonio.

Eliminar publicidad
Advertisement

Según sus propias inscripciones, cartas y documentos administrativos de su reinado, quería mejorar las vidas de la gente a la que gobernaba. Como ya se ha dicho, hoy en día es conocido por su código legal, que se suele tildar de ser el primero de la historia, a pesar de no serlo. En la propia Mesopotamia hubo códigos anteriores, pero el de Hammurabi era el más claro y exhaustivo, por lo que sirvió de modelo para otras culturas, incluidas las leyes escritas por los escribas hebreos en la Biblia.

LAS CIUDADES CONQUISTADAS SE ABSORBÍAN EN EL REINO DE HAMMURABI, Y DESPUÉS SE REPARABAN Y MEJORABAN.

Antecedentes y ascenso al poder

Los amorreos eran un pueblo nómada que emigró a través de Mesopotamia desde la región costera de Eber Nari (la actual Siria) en algún momento antes del tercer milenio a.C. y que para 1984 a.C. estaba gobernando en Babilonia. El quinto rey de la dinastía, Sin-Muballit (que reinó de 1812-1793 a.C.) logró completar muchos proyectos de obras públicas, pero no consiguió expandir el imperio ni competir con la ciudad rival de Larsa, al sur.

Eliminar publicidad
Advertisement

Larsa era el centro de comercio más lucrativo del Golfo Pérsico y los beneficios de ese comercio enriquecieron a la ciudad y alentaron la expansión, de manera que la mayoría de las ciudades del sur estaban bajo el control de Larsa. Sin-Mullabit lideró a un ejército contra Larsa, pero fue derrotado por su rey, Rim Sin I. No está del todo claro qué ocurrió entonces, pero parece ser que Sin-Mullabit se vio obligado a abdicar en favor de su hijo Hammurabi. Tampoco se sabe si Rim Sin I pensaba que Hammurabi sería una amenaza menor para Larsa, pero, de ser así, la historia le demostraría que se equivocaba. El historiador Will Durant dice:

Al principio de [la historia de Babilonia] encontramos la imponente figura de Hammurabi, conquistador y legislador a lo largo de un reinado de cuarenta y tres años. Las inscripciones y los sellos primitivos nos transmiten parte de su persona: un joven lleno de pasión y genio, un torbellino en la batalla que aplasta a los rebeldes, descuartiza a sus enemigos, recorre las montañas inaccesibles y nunca pierde una batalla. Su mandato obligaría a los pequeños estados beligerantes del valle a la unidad y la paz, y los disciplinaría en el orden y la seguridad a través de un código legal histórico. (219)

Al principio, Hammurabi no le dio a Rim Sin I causa alguna para alarmarse. Su reino empezó con la centralización y la mejora de la administración, y continuó con los programas de construcción de su padre, agrandando y elevando las murallas de la ciudad. Instauró su famoso código legal en torno a 1772 a.C., les prestó una atención especial a las necesidades de su gente, mejoró el regadío de los campos y el mantenimiento de las infraestructuras de las ciudades bajo su control además de construir templos opulentos para los dioses. Al mismo tiempo, estaba poniendo sus tropas en orden y planificando una campaña en la región meridional de Mesopotamia.

Eliminar publicidad
Advertisement

Ancient Syro-Mesopotamia ca. 1764 BCE
La antigua Siria-Mesopotamia en torno a 1764 a.C.
Attar-Aram syria, using a modified map originally made by Sémhur. (CC BY-SA)

Conquistador de Mesopotamia

El estudioso Stephen Bertman apunta que el carácter personal de Hammurabi funcionó a su favor al principio de su reinado:

Hammurabi era un buen administrador, un diplomático hábil y sagaz imperialista, paciente a la hora de lograr sus objetivos. Al subir al trono, publicó una proclamación que perdonaba las deudas del pueblo y durante los primeros cinco años de su reinado mejoró aún más su popularidad al renovar con devoción los santuarios de los dioses, especialmente el de Marduk, patrón de Babilonia. Después, una vez hubo asegurado su poder en casa y puesto a punto su ejército, empezó una serie de campañas militares durante cinco años contra los estados rivales al sur y al este con las que expandió su territorio. (87)

Cuando los elamitas invadieron las llanuras centrales de Mesopotamia desde el este, Hammurabi se alió con Larsa para derrotarlos. Una vez conseguido, rompió la alianza y tomó rápidamente las ciudades de Uruk e Isin, que habían estado en poder de Larsa, mediante la formación de alianzas con otras ciudades-estado como Nippur y Lagash. El rey rompería una y otra vez las alianzas con otros estados cuando lo considerase necesario, pero, como los demás gobernantes seguían haciendo pactos con Hammurabi, no parece que ninguno pensara que les haría lo mismo que les había hecho antes a otros.

Una vez conquistadas Uruk e Isin, se dirigió a Nippur y Lagash, las conquistó y después conquistó Larsa. Una técnica que parece que usó al principio de este enfrentamiento se convertiría en su método favorito para otros posteriores si lo permitían las circunstancias: represar el suministro de agua de la ciudad para forzar al enemigo a rendirse o, posiblemente, para volver a soltar el agua e inundar la ciudad antes de montar el ataque. El padre de Hammurabi había usado este método antes, pero con una eficacia mucho menor. Larsa era el último bastión de Rim Sin y, con su caída, no quedó ningún otro ejército en el sur que pudiera enfrentarse al rey de Babilonia.

Eliminar publicidad
Advertisement

HAMMURABI ATACÓ MARI RÁPIDAMENTE EN 1761 A.C. Y, POR ALGÚN MOTIVO, LA DESTRUYÓ EN VEZ DE CONQUISTARLA.

Una vez tuvo el sur de Mesopotamia bajo su control, Hammurabi se dirigió al norte y el oeste. El reino amorreo de Mari en Siria hacía mucho que era un aliado de la Babilonia amorrea, y Hammurabi mantuvo relaciones amistosas con el rey Zimri-Lim (que reinó de 1775-1761 a.C.). Zimri-Lim había dirigido campañas militares por todo el norte de Mesopotamia y, gracias a la riqueza generada con estas victorias, Mari se había convertido en la envidia de otras ciudades con uno de los palacios más grandes y opulentos de la región.

Los estudiosos llevan mucho tiempo debatiendo el motivo por el que Hammurabi acabó rompiendo su alianza con Zimri-Lin, pero la razón parece bastante clara: Mari era un centro de comercio importante, lujoso y próspero en el río Éufrates y tenía tanto grandes riquezas como derecho al agua. Tener la ciudad bajo su poder directo sería preferible a tener que negociar por los recursos con cualquier gobernante y ciertamente eso era lo que pensaba Hammurabi. Atacó Mari rápidamente en 1761 a.C. y, por alguna razón, la destruyó en vez de conquistarla sencillamente.

Esta decisión es mucho más misteriosa que el motivo por el que decidió atacarla en un primer lugar. Las demás ciudades conquistadas se absorbían en el reino y después se reparaban y mejoraban. Los eruditos siguen discutiendo el motivo por el que Mari supuso tal excepción en el gobierno de Hammurabi, aunque el motivo podría ser sencillamente que Hammurabi quería que Babilonia fuera la más grande de las ciudades de Mesopotamia y sin duda esta era una rival.

Eliminar publicidad
Advertisement

Se cree que Zimri-Lim murió en la batalla, ya que desaparece del registro histórico ese mismo año. Después de Mari, Hammurabi avanzó hacia Ashur, tomó la región de Asiria y finalmente Eshnunna (conquistada también represando el agua) con lo que para 1755 a.C. gobernaba toda Mesopotamia.

Law Code Tablet of King Hammurabi from Nippur
Tablilla del código de la ley del rey Hammurabi de Nippur
Osama Shukir Muhammed Amin (Copyright)

El Código de Hammurabi y su cuidado por el pueblo

Aunque Hammurabi pasó bastante tiempo de campaña, se aseguró de que las gentes a las que gobernaba estuvieran bien cuidadas. Un título popular que se le dio a Hammurabi en vida fue el de bani matim, "constructor de la tierra", por los muchos proyectos arquitectónicos y canales que ordenó construir por toda la región.

Los documentos de la época atestiguan la eficacia del gobierno de Hammurabi y su deseo sincero de mejorar las vidas del pueblo mesopotámico. Estas cartas y documentos administrativos (tales como directivas para construir canales, distribución de la comida, embellecimiento y proyectos de construcción y asuntos legales) respaldan la opinión que Hammurabi tenía de sí mismo. El prólogo de su famoso código legal empieza así:

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Cuando el altivo Anu, rey de los anunnaki y de Bel, Señor del Cielo y de la Tierra, el que establece el destino de la tierra, entregó el gobierno de toda la humanidad a Marduk, cuando pronunció el altivo nombre de Babilonia, cuando lo hicieron famoso entre todos los lugares del mundo y en su seno establecieron un reino sempiterno cuyos cimientos eran tan firmes como el cielo y la tierra, en aquel momento Anu y Bel me llamaron, Hammurabi, el príncipe exaltado, el adorador de los dioses, para que hiciera que la justicia prevaleciera en el país, para destruir a los malvados, para evitar que los fuertes oprimieran a los débiles, para iluminar la tierra y para mejorar el bienestar del pueblo. Hammurabi, el gobernador nombrado por Bel, ese soy yo, que trajo consigo la abundancia. (Durant, 219)

Hammurabi's Law Code
Código legal de Hammurabi
James Blake Wiener (CC BY-NC-SA)

Su código legal no es el primero de su clase de la historia, aunque a menudo se suele citar como tal, pero sin duda es el más famoso de la Antigüedad anterior al código establecido por los libros bíblicos. El Código de Ur-Nammu (en torno a 2100-2050 a.C.), creado o bien por Ur-Nammu (que reinó de 2047-2030 a.C.) o por su hijo Shulgi de Ur (que reinó de 2029-1982 a.C.), es el código legal más antiguo del mundo. El código de Hammurabi se diferencia de las leyes anteriores en varios aspectos importantes. El historiador Kriwaczek lo explica de la siguiente manera:

Las leyes de Hammurabi reflejan el choque de un entorno social sin precedentes: el mundo babilónico pluriétnico y multitribal. En la época sumerioacadia anterior, todas las comunidades habían sentido que eran miembros unidos de la misma familia, todos ellos sirvientes iguales a los ojos de los dioses. Y, en tales circunstancias, las disputas se podían resolver recurriendo a un sistema de valores aceptado colectivamente, en el que los lazos familiares eran más importantes y la justicia era más atractiva que la venganza. Pero en esta nueva época en la que los habitantes de las ciudades se codeaban con nómadas que llevaban un estilo de vida completamente diferente, en la que los hablantes de varios idiomas semíticos amorreos, entre otros, tenían que relacionarse con los acadios que no entendían esas lenguas, las disputas podían llevar a los conflictos con demasiada facilidad. Las venganzas y las luchas de clanes debieron de amenazar con regularidad la cohesión del imperio. (180)

Sin duda, el Código de Ur-Nammu transmite el concepto de "miembros de una misma familia", porque todo el tiempo asume que hay un entendimiento subyacente del comportamiento adecuado de la gente en sociedad. Era de esperar que todos los que tenían que seguir estas leyes ya supieran qué era lo que querían los dioses de ellos, y lo único que tenía que hacer el rey era administrar la voluntad de los dioses. La historiadora Karen Rhea Nemet-Najat escribe:

El rey tenía la responsabilidad directa de administrar la justicia en nombre de los dioses, que eran los que establecían la ley y el orden en el universo. (221)

El código de Hammurabi se escribió en una época posterior en la que la visión de una tribu o una ciudad sobre la voluntad de los dioses podía diferir de la visión de las demás. Para simplificar las cosas, el objetivo del código de Hammurabi era evitar las vendettas y las luchas entre clanes poniendo por escrito claramente cada crimen, así como el castigo que administraría el Estado de cometerse, sin asumir un entendimiento común de la voluntad de los dioses en estos temas:

Si un hombre le sacare el ojo a otro, entonces se le sacará el ojo a él.

Si le rompiere un hueso a otro, entonces se le romperá a él también.

Si un hombre le rompiere los dientes a su igual, se le romperán los dientes a él.

Si un constructor construyere una casa, y no lo hiciere adecuadamente,

Y la casa que construyó se cayera y matara al dueño, entonces se sacrificará al constructor.

Si matara al hijo del dueño de la casa, el hijo del constructor será sacrificado.

Cuneiform Tablet Listing the Names of Old Babylonian Kings
Tablilla de cuneiforme que enumera los nombres de los antiguos reyes de Babilonia
Osama Shukir Muhammed Amin (Copyright)

A diferencia del Código de Ur-Nammu, que imponía multas o sanciones de tierra, el código de Hammurabi era el epítome del principio conocido como Ley del Talión, la ley de la justicia reparadora según la cual el castigo se corresponde directamente con el crimen. En términos populares se conoce como el concepto del "ojo por ojo y diente por diente", un concepto célebre gracias al código legal, posterior, del Antiguo Testamento, ejemplificado en este pasaje del Éxodo:

Cuando dos hombres estén peleando y uno golpee a una mujer embarazada y le provoque el aborto pero sin causarle lesiones serias, el culpable deberá pagar lo que pida el esposo de la mujer y lo que permitan los jueces. Pero si hay lesiones graves, pagarás vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida, cardenal por cardenal. (Éxodo 21:22-25)

EL CÓDIGO LEGAL DE HAMMURABI ASENTÓ LAS BASES PARA LOS CÓDIGOS POSTERIORES EN CUANTO A TRATAR ESTRICTAMENTE CON LAS PRUEBAS DEL CRIMEN Y DETERMINAR UN CASTIGO ESPECÍFICO.

En consecuencia, el código de Hammurabi asentó las bases para los códigos posteriores en cuanto a tratar estrictamente con las pruebas del crimen y determinar un castigo específico. Sin embargo, el método para decidir la culpabilidad o inocencia del acusado era mucho más antiguo: la ordalía, por la cual la persona era sentenciada a realizar una tarea (normalmente se la arrojaba a un río o se la hacía nadar cierta distancia) y, si lo conseguía, era inocente, pero si no, era culpable. El código de Hammurabi estipula que:

Si se señalara a una esposa a causa de otro hombre, incluso si no la han descubierto con él, por el bien de su esposo deberá arrojarse al río sagrado.

La mujer que lo haga y sobreviva la prueba será reconocida inocente, pero entonces el acusador será declarado culpable de dar falso testimonio y castigado con la muerte. La ordalía se empleaba regularmente en lo que consideraban que eran los crímenes más serios, el adulterio y la brujería, porque pensaban que estas dos infracciones eran las más susceptibles de minar la estabilidad social. La brujería, para alguien de la antigua Mesopotamia, no tenía exactamente la misma definición que hoy en día, pero en general consistía en realizar actos que iban en contra de la voluntad de los dioses, actos que reflejaban en la persona la clase de poder y prestigio que solo podían reclamar los dioses. A lo largo de muchos periodos de la historia de Mesopotamia se pueden encontrar historias de brujos y brujas malvados, y los escritores de estas historias siempre hacen que acaben mal, tal y como parece que ocurría siempre que se los sometía a la ordalía.

King Hammurabi at Worship
El rey Hammurabi en adoración
Osama Shukir Muhammed Amin (Copyright)

Muerte y legado de Hammurabi

Para 1755 a.C., cuando por fin era el señor indiscutible de Mesopotamia, Hammurabi ya estaba viejo y enfermo. En los últimos años de su vida, su hijo Samsu-Iluna ya se había hecho cargo de las responsabilidades del trono, y asumió el poder pleno en 1749 a.C. La conquista de Eshnunna había eliminado una barrera oriental y había amortiguado las incursiones de pueblos como los hititas o los casitas. Una vez eliminada esa barrera, y con la noticia de un rey debilitado, las tribus orientales prepararon a sus ejércitos para invadir. Hammurabi murió en 1750 a.C. y a Samsu-Iluna le tocó defender el reino de su padre contra las fuerzas invasoras a la vez que mantenía bajo control de la ciudad de Babilonia a las diferentes regiones del imperio, una formidable tarea para la que no dio la talla.

EL INMENSO REINO QUE HABÍA CONSTRUIDO HAMMURABI A LO LARGO DE SU VIDA EMPEZÓ A DESMORONARSE AL AÑO DE SU MUERTE.

El inmenso reino que había construido Hammurabi a lo largo de su vida empezó a desmoronarse al año de su muerte, y aquellas ciudades que habían sido parte de estados vasallos aseguraron sus fronteras y anunciaron su autonomía. Ninguno de los sucesores de Hammurabi consiguió reunificar el reino, y fue invadido primero por los hititas en 1595 a.C. y después por los casitas.

Los hititas saquearon Babilonia y los casitas se asentaron en ella y le cambiaron el nombre. Los elamitas, a quien Hammurabi derrotara por completo tan solo unas décadas antes, invadieron y se llevaron la estela con el código de Hammurabi, que sería descubierta en la ciudad elamita de Susa en 1901 d.C.

Como mejor se recuerda hoy a Hammurabi es como el creador de leyes cuyo código sirvió como la base para el derecho posterior, pero, en su propia época, era conocido como el gobernante que unificó Mesopotamia bajo un solo gobierno de la misma manera en que lo había hecho Sargón el Grande de Acadia varios siglos antes. Se identificó con grandes imperialistas como Sargón al autoproclamarse "el poderoso rey, rey de Babilonia, rey de las Cuatro Regiones del Mundo, rey de Sumeria y Acadia, en cuyo poder el dios Bel ha depositado tierras y gente, en cuya mano ha depositado las riendas del gobierno" y, al igual que Sargón, entre otros, afirmó que su gobierno legítimo había sido decretado por la voluntad de los dioses.

No obstante, a diferencia de Sargón, cuyo imperio multiétnico se vio continuamente desgarrado por luchas intestinas, Hammurabi gobernó un reino cuyas gentes pudieron vivir en relativa paz tras la conquista. La estudiosa Gwendolyn Leick escribe:

Hammurabi sigue siendo uno de los grandes reyes de Mesopotamia, un increíble negociador y diplomático con la suficiente paciencia como para esperar al momento oportuno, y que después era lo suficientemente despiadado como para lograr sus objetivos sin estirar demasiado sus recursos. (83)

Es un testamento de su mandato que, a diferencia de Sargón o de su nieto Naram-Sin antes que él, Hammurabi no tuviera que reconquistar las mismas ciudades y regiones una y otra vez, sino que, una vez agregadas al gobierno babilonio, se interesó en gran medida en mejorarlas y en mejorar la calidad de vida de sus habitantes (con la notable excepción de Mari, por supuesto). Su legado como legislador refleja su preocupación real por la justicia social y por mejorar las vidas de sus súbditos.

Eliminar publicidad
Publicidad

Sobre el traductor

Rosa Baranda
Traductora de inglés y francés a español. Muy interesada en la historia, especialmente en la antigua Grecia y Egipto. Actualmente trabaja escribiendo subtítulos para clases en línea y traduciendo textos de historia y filosofía, entre otras cosas.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Joshua J. Mark es el cofundador de World History Encyclopedia y es su director de contenido. Vivió en Grecia y Alemania y ha viajado por muchos lugares. Ha sido profesor universitario de historia, escritura, literatura y filosofía en el Marist College de Nueva York

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2018, abril 16). Hammurabi [Hammurabi]. (R. Baranda, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-150/hammurabi/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Hammurabi." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. Última modificación abril 16, 2018. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-150/hammurabi/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Hammurabi." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 16 abr 2018. Web. 22 may 2024.

Afiliación