Ergamenes

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 17 febrero 2014
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
X
Meroe Pyramids Reconstruction (by Fabrizio Demartis, CC BY-SA)
Reconstrucción de las pirámides de Meroe
Fabrizio Demartis (CC BY-SA)

El rey Ergamenes (también conocido como rey Arkamani I, quien reinó de 295 a 275 a.C.) fue el mayor rey de la ciudad de Meroe, reino de Kush (situado en el actual Sudán), que se liberó del dominio egipcio para ayudar a dirigir una cultura totalmente distinta. La ciudad de Meroe es citada por muchos escritores antiguos (Heródoto entre ellos) como una ciudad casi de fábula de riqueza y misterio, y los estudiosos atribuyen a Ergamenes el establecimiento de la cultura que fomentó tal prosperidad y sentó las bases sobre las que los reyes y reinas meroíticos posteriores desarrollaron sus reinados.

Su relación con el faraón Ptolomeo II Filadelfo (quien reinó de 285 a 246 a.C.) es el primer caso documentado de cooperación política entre Meroe y la dinastía ptolemaica de Egipto. Según el historiador Robert Steven Bianchi, Ergamenes estaba estrechamente vinculado al trono egipcio y "poseía un titulario compuesto por cinco nombres reales siguiendo el modelo de los faraones tradicionales del antiguo Egipto", incluido su nombre en el trono, Khnum-Ib-Re. Es famoso sobre todo por ser el gobernante que rompió con la antigua tradición de que la autoridad religiosa se antepusiera a la autoridad secular del rey.

Eliminar publicidad
Publicidad

Ergamenes y los sacerdotes de Amón

Según el historiador Diodoro Sículo (siglo I a.C.), en la época anterior al reinado de Ergamenes era costumbre que los sumos sacerdotes del dios Amón decidieran quién se convertía en rey y fijaran la duración de su reinado. Como la salud del rey estaba ligada a la fertilidad de la tierra, los sacerdotes tenían el poder de determinar si el rey en ejercicio ya no era apto para gobernar. Si lo consideraban no apto, enviaban un mensaje al rey, que se entendía procedía del propio dios Amón, en el que le comunicaban que el tiempo de su reinado en la tierra había concluido y que debía morir.

Esta tradición se había instituido en la ciudad de Napata, que había sido la capital del reino de Kush hasta que fue destruida hacia el 590 a.C. por el faraón egipcio Psammeticus II (595-589 a.C.). La cultura de Napata se había visto muy influida por la de Egipto y los sacerdotes de Amón de la ciudad habían adquirido el mismo nivel de poder e influencia que los antiguos sacerdotes del dios en Egipto. Del mismo modo que en Egipto se creía que Amón podía hablar directamente con sus sacerdotes, en Kush también se creía que lo hacía. Los reyes de Kush, por tanto, siempre habían obedecido las órdenes divinas y se habían quitado la vida por el supuesto bien del pueblo. Sin embargo, continúa Diodoro:

Eliminar publicidad
Publicidad

[Ergamenes], que había recibido instrucción en filosofía griega, fue el primero en desdeñar este mandato. Con la determinación digna de un rey, llegó con una fuerza armada al lugar prohibido donde se encontraba el templo de oro de los aitios y masacró a todos los sacerdotes, abolió esta tradición e instituyó prácticas a su discreción.

Ancient Egypt
Antiguo Egipto
Jeff Dahl (CC BY-SA)

El arqueólogo George A. Reisner (1867-1942), que excavó los yacimientos de Napata y Meroe, puso en duda el relato de Diodoro sobre el control sacerdotal de la realeza al calificarlo de "muy dudoso" y afirmar que lo más probable es que el relato de Diodoro fuera una leyenda que, en la época en que escribió, había llegado a aceptarse como verdad histórica.

El erudito Derek A. Welsby, sin embargo, señala: "Se ha dudado de la veracidad de la afirmación de Diodoro, pero no hay otras pruebas que puedan influir en esta cuestión en uno u otro sentido" (32). Lo que sí se sabe es que, tras el reinado de Ergamenes, la influencia egipcia en la región de Nubia decae, surge el reino de Meroe y la escritura meroítica sustituye a la egipcia.

Eliminar publicidad
Publicidad

Por lo tanto, es casi irrelevante si Ergamenes masacró a los sacerdotes y liberó al pueblo de la influencia egipcia de la forma descrita por Diodoro. Está claro que ocurrió algo de gran trascendencia que tuvo algo que ver con Ergamenes y los sacerdotes de Amón y que provocó el brusco declive de la influencia egipcia. El Museo de Nubia afirma: "Cuando los reyes dejaron de escribir en egipcio y empezaron a hacerlo en su propia lengua meroítica, de repente dejamos de poder entender sus inscripciones oficiales", y esto parece haber ocurrido de forma bastante abrupta, lo que aboga por la veracidad de la versión de la historia de Diodoro.

The Pyramids of Meroe
Pirámides de Meroe
B N Chagny (CC BY-SA)

Reisner también afirma que Ergamenes fue contemporáneo de Ptolomeo IV Filopátor (quien gobernó de 221 a 205 a.C.) en lugar de Ptolomeo II Filadelfo y que desempeñó un papel decisivo en la construcción del templo de Dakka, en el sur de Egipto. Sin embargo, las relaciones entre los kushitas y Egipto fueron tensas durante el reinado de Ptolomeo IV, y la cooperación entre ambos países en un proyecto de construcción parece improbable. Sin embargo, lo más importante es que las fechas simplemente no coinciden, ya que Ergamenes ya no era rey de Meroe en el 221 a.C. y, además, bajo el reinado de Ptolomeo IV, el reino de Kush apoyó una revuelta en el Alto Egipto, por lo que afirmar que hubo colaboraciones en proyectos de construcción entre Egipto y Kush en esta época es insostenible.

Si Reisner puede equivocarse sobre con qué faraón egipcio trató Ergamenes, su afirmación sobre el relato de Diodoro también puede ser errónea. Parece claro que Ergamenes y Ptolomeo II establecieron una relación de respeto mutuo entre ambos países después de que Ergamenes hubiera hecho valer su autoridad sobre los sacerdotes de Amón. Al fin y al cabo, los monarcas egipcios y el culto de Amón tenían ya una larga historia de desconfianza y fricciones mutuas, y la negativa de Ergamenes a seguir sus reglas habría sentado bien a un rey egipcio.

Eliminar publicidad
Publicidad

Las reformas de Ergamenes

Tras liberar a Meroe de las costumbres egipcias, Ergamenes se dedicó a promulgar una serie de leyes que harían que la cultura meroítica se diferenciara aún más de la egipcia (c. 285 a.C.). Instituyó prácticas funerarias en la propia ciudad de Meroe en lugar de observar la tradición de enterrar a los muertos en Napata siguiendo la tradición egipcia. Aunque todas las tumbas encontradas en Meroe (incluida la de Ergamenes) han sido saqueadas, las pruebas que se han descubierto apuntan a prácticas similares a las egipcias pero significativamente diferentes.

Dos ejemplos de estas diferencias son las representaciones de los reyes meroíticos en poses egipcias pero con elementos kushitas como la vestimenta, los rasgos faciales y el armamento, y el estilo de los ataúdes utilizados en los enterramientos. Las similitudes incluirían los rituales que rodean el entierro de los muertos (colocación de objetos personales en la tumba o sepulcro) y la configuración de la tumba como hogar para el difunto.

Se mantuvieron los diseños arquitectónicos egipcios, pero se modificaron para reflejar la cultura de Kush, al igual que la estatuaria y otras obras de arte. El culto a Amón continuó en Meroe y, de hecho, el Templo de Amón en el centro de la ciudad era considerado una obra maestra; pero los sacerdotes ya no tenían poder sobre los reyes.

Eliminar publicidad
Publicidad

La propia realeza cambió tras el reinado de Ergamenes con la institución de reinas que gobernaban sin apoyo ni dominio masculino. Antes de Ergamenes, los reyes tenían esposas que podían o no haber ejercido influencia sobre la corte; después, sin embargo —a partir de c. 284 a.C.— su influencia pasó a ser significativa. Varias de estas reinas, conocidas como Candaces (o Kentake), gobernaron con total autonomía y algunas son representadas dirigiendo sus ejércitos en la batalla. Entre c. 170 a.C. y c. 314 a.C., estas reinas son consideradas formidables monarcas que ampliaron su territorio, orquestaron provechosos acuerdos comerciales, desafiaron la voluntad de Roma y negociaron condiciones favorables para su pueblo.

La lengua y la escritura egipcias también desaparecen en Meroe tras el reinado de Ergamenes para ser sustituidas por el arte meroítico y la escritura meroítica, muy característica, de veintitrés símbolos, incluidas las vocales. Como nadie ha descifrado aún la escritura, todo lo que pueda saberse del gran rey Ergamenes permanece oculto y tan misterioso como lo sería la propia ciudad de Meroe para los escritores posteriores.

Conclusión

Las reformas de Ergamenes reforzaron la identidad nacional de Meroe y del reino de Kush al fomentar el arte, la arquitectura, la escritura y la política autóctonos y abandonar la antigua tradición de modelar estos aspectos culturales según los paradigmas egipcios. Ergamenes parece haber mejorado aún más la vida de su pueblo fomentando la industria y la agricultura en la región y amasando una considerable riqueza gracias al comercio.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Por desgracia, ni el rey ni el pueblo de Meroe reconocieron los peligros de agotar los recursos propios sin pensar en el futuro. Los grandes bosques y los fértiles campos fueron talados y agotados por las fábricas de hierro de la ciudad, que necesitaban quemar madera para crear carbón vegetal para el proceso, y por el uso excesivo de la tierra para la agricultura, que agotó los nutrientes del suelo. Lo más probable es que Meroe hubiera tenido que ser abandonada, pero fue destruida antes de que eso ocurriera.

La ciudad fue saqueada por los axumitas hacia el año 330 d.C. y quedó desierta hacia el 350 d.C. En la actualidad, no hay bosques ni campos y las ruinas de Meroe surgen de las áridas arenas del Sudán. Sin embargo, en su época fue una ciudad maravillosa, como se menciona en varias obras antiguas, y el recuerdo de Ergamenes perdura a través de los historiadores que la consideraron tan impresionante como la propia ciudad.

Eliminar publicidad
Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública (inglés/español), uruguaya, con estudios avanzados de Lingüística. Sus áreas de experiencia como traductora son la traducción biosanitaria y la traducción jurídica. Le interesan la Historia y las humanidades en general.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Joshua J. Mark es el cofundador de World History Encyclopedia y es su director de contenido. Vivió en Grecia y Alemania y ha viajado por muchos lugares. Ha sido profesor universitario de historia, escritura, literatura y filosofía en el Marist College de Nueva York

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2014, febrero 17). Ergamenes [Ergamenes]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-10010/ergamenes/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Ergamenes." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación febrero 17, 2014. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-10010/ergamenes/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Ergamenes." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 17 feb 2014. Web. 24 jun 2024.

Afiliación