El extraordinario viaje de David Ingram

Costes de servidor Recaudación de fondos 2024

¡Ayuda a nuestra misión de proporcionar educación histórica gratuita al mundo! Haz un donativo y contribuye a cubrir nuestros costes de servidor en 2024. Con tu apoyo, millones de personas aprenderán historia de forma totalmente gratuita cada mes.
$2369 / $18000

Artículo

Oxford University Press
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 23 marzo 2023
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
X

David Ingram fue un explorador isabelino que recorrió a pie más de 5600 km (3500 millas) desde Veracruz hasta Nuevo Brunswick en 1568-9. En 1567, Ingram había navegado por el Támesis en el buque insignia que la reina Isabel I de Inglaterra (quien reinó de 1558 a 1603) le había prestado a John Hawkins para su tercera expedición de esclavos.

Elizabethan Royal Navy
Marina real isabelina
Unknown Artist (Public Domain)

Habían pasado tres meses comprando cautivos de guerra en África y embarcándolos como carga humana para su venta ilegal a los colonos de la Tierra Firme del Imperio español en el Caribe. Después de llegar allí a finales de marzo, hicieron varias paradas con éxito en el transcurso de cinco meses, y luego se dirigieron a casa. Desgraciadamente, era temporada de huracanes y una gran tormenta obligó a la flota a refugiarse en Veracruz (México). Se produjo una batalla de la que solo escaparon dos navíos ingleses, dejando atrás a la mitad de los 400 hombres de la flota muertos o capturados. El Minion, sobrecargado, no pudo volver a cruzar el Atlántico con tantos supervivientes a bordo, y 100 decidieron arriesgarse en tierra cerca de Tampico. De ellos, solo David Ingram y dos compañeros escaparon a la muerte o a la captura.

Eliminar publicidad
Publicidad

El objetivo de Ingram era llegar a un puesto francés amigo cerca de la actual Jacksonville, Florida. Tardaron más de un mes en caminar desde Tampico hacia el norte hasta la bahía de Galveston, Texas, llevando consigo rollos de tela fina que Hawkins les había dado para intercambiarlos por comida, refugio y ropa. Era solo el principio de su larga caminata.

El comienzo de la larga caminata

Como extranjeros de aspecto extraño que tenían dones pero ninguna participación en los conflictos regionales, podían viajar libremente y ser recibidos con amabilidad.

Al parecer, desde la bahía de Galveston, los tres marineros ingleses siguieron el ejemplo de Álvar Núñez Cabeza de Vaca (c. 1490 - c. 1560), probablemente sin saberlo. Los karankawas los habrían guiado en la dirección correcta, como habían hecho con Cabeza de Vaca décadas antes. También es posible que Ingram haya encontrado un comerciante del interior al que imitar y utilizar como guía, pero no fue necesaria tanta buena suerte. Lo más probable es que simplemente aprovecharan los ánimos que recibían de otros viajeros que encontraban a lo largo de los senderos bien transitados. Los hombres se habrían dirigido hacia el norte a lo largo del río Trinity, probablemente dejando el río en lo que hoy es Livingston y dirigiéndose al noreste hacia Nacogdoches, al igual que Cabeza de Vaca probablemente hizo 40 años antes. Al igual que él, descubrieron que, como extranjeros de aspecto extraño que poseían dones pero no estaban implicados en conflictos regionales, podían viajar libremente y ser acogidos con amabilidad.

Eliminar publicidad
Publicidad

La decisión de Ingram de dirigirse al norte, hacia lo que aún se conoce como Nacogdoches, tuvo que estar determinada no solo por las oportunidades comerciales, sino también por los peligros de seguir una ruta más costera. Los atacapas vivían al este de los karankawas a lo largo de la costa, una zona dominada por vastos pantanos a lo largo del curso inferior del río Sabine. Los atacapas eran cazadores-recolectores indigentes, como los chichimecas, con poco que comerciar. También había menos senderos buenos en esa dirección debido a los extensos pantanos. La elección era fácil. Ingram y sus compañeros viajaron casi con toda seguridad hacia el norte, a Nacogdoches. Las limitaciones a las que se enfrentaban obligaron a tomar una decisión que hizo de Nacogdoches el segundo punto de ruta más probable de la larga caminata.

Eliminar publicidad
Publicidad

Habrían tardado unos 12 días en recorrer a pie los 286 km (178 millas) hasta este centro comercial en una intersección del sendero de la costa con el sendero más grande de San Antonio-Nacogdoches. Este último se convertiría más tarde en el Camino Real del Tejas colonial español. En Nacogdoches habrían encontrado un mercado para lo que llevaban y lo habrían cambiado por comida, alojamiento y ropa nueva.

Cultura caddoana

Su llegada a Nacogdoches los llevó a una nueva cultura. Se trataba del dominio de los caddoanos, un conjunto de naciones emparentadas que se encuentran en zonas colindantes de Texas, Oklahoma, Arkansas y Luisiana. También aquí es probable que algunos ancianos recordaran a Cabeza de Vaca. Los caddoanos eran prósperos agricultores que vivían en grandes ciudades permanentes con plataformas de tierra sobre las que se construían los templos y las casas de los dirigentes. Cultivaban maíz, judías, calabazas y girasoles, alimentos domesticados de los bosques orientales que a Ingram le resultarían familiares en los meses siguientes. También se familiarizaría con el importante papel de la mujer en esta y otras sociedades agrícolas por las que pasaría Ingram, desde el este de Texas hasta el norte de Florida y más allá. A Ingram le impresionó el maíz: "Tienen un tipo de grano cuya espiga es tan grande como la muñeca del brazo de un hombre, el grano es como una pieza plana. Se hace un pan blanco muy bueno". Ingram debió conocer las tortillas y otros alimentos mexicanos en San Juan de Ulúa, pero esta fue probablemente su primera toma de contacto con los cultivos básicos de la agricultura norteamericana que hacían posible tales alimentos.

Caddoan Figurine
Estatuilla caddoana
Sailko (CC BY)

Los caddoanos tenían organizaciones sociales matrilineales, en las que la descendencia se contaba por línea femenina. Las familias organizadas en torno a las mujeres mayores se agrupaban en clanes exogámicos; los jóvenes debían casarse fuera de sus clanes de nacimiento. Sin embargo, los clanes probablemente no servían tanto para regular el matrimonio como para facilitar el comercio con las naciones vecinas. Las transacciones comerciales se planteaban como intercambios de regalos mutuos, y los nombres de los clanes permitían un parentesco ficticio para facilitar el comercio, incluso entre personas que no compartían una lengua común. Curiosamente, los cargos políticos caddoanos tendían a seguir líneas masculinas, aunque esa herencia tuviera que cruzar las líneas de clan.

Eliminar publicidad
Publicidad
La lengua caddoana era la lingua franca de la región en aquella época.

La expedición de De Soto había llegado a pueblos caddoanos del interior, más al noreste, en 1541, pero desde entonces no había habido europeos en territorio caddoano. Ingram y sus compañeros fueron bien recibidos, y no debería sorprender a los lectores modernos que la lengua caddoana fuera la lingua franca de la región en aquella época.

Ingram, Browne y Twide hicieron lo que pudieron con la inesperada bienvenida que recibieron de sus primeros anfitriones caddoanos. Como de costumbre, Ingram se refirió al líder de la ciudad de Nacogdoches como "rey". Su recuerdo era que el nombre del dominio de aquel hombre era "Giricka". El rey hizo que los tres hombres se despojaran de sus ropas para que los presentes pudieran examinar su piel blanca y peluda. Hubo curiosidad general y discusiones sobre estos tres extraños hombres, pero ninguna prueba de malicia. El rey les permitió vestirse, llevar a cabo sus actividades comerciales y seguir adelante sin hacerles daño ni malas intenciones. Los tres hombres eran tan nuevos para los caddoanos como estos lo eran para los ingleses. La desnudez no era necesariamente inapropiada o vergonzosa aquí, por lo que el examen de sus pálidas pieles donde el sol no solía broncearlas era una curiosidad inofensiva, no una indignidad calculada.

Ingram informó de que había muchas comunidades grandes en la región. Los principales centros estaban dispersos a una distancia de entre 160 y 320 km (100 a 200 millas) unos de otros, y sus líderes parecían estar en constante conflicto entre sí. Como comerciantes pacíficos, los tres hombres podían pasar sin dificultad entre estos pueblos principales y los más pequeños que había entre ellos.

Eliminar publicidad
Publicidad

Conclusión

Ingram y sus dos compañeros utilizaron una vasta red de senderos de los nativos americanos, aprendiendo el lenguaje de signos de los nativos mientras recibían consejos e indicaciones de los viajeros que encontraban. Se alojaron como comerciantes itinerantes de aspecto extraño en pueblos a lo largo de todo el camino. Cuando llegaron al norte de Florida, descubrieron que el puesto francés que esperaban había sido destruido por las fuerzas españolas, y tuvieron que planear un nuevo destino. Decidieron que su única alternativa era el lejano Cabo Bretón, en Nueva Escocia. Tras once meses de travesía, fueron rescatados por un barco francés en la bahía de Fundy. Habían recorrido a pie y en canoa más de 5900 km (3600 millas) por América. David Ingram, Richard Browne y Richard Twide fueron recibidos en Londres a principios de 1570. Recibieron fama instantánea y fueron recompensados por su asombrado antiguo capitán. Las experiencias de Ingram luego lo involucrarían en otras aventuras y en un papel en los esfuerzos ingleses por colonizar Norteamérica.

Eliminar publicidad
Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública (inglés/español), uruguaya, con estudios avanzados de Lingüística. Sus áreas de experiencia como traductora son la traducción biosanitaria y la traducción jurídica. Le interesan la Historia y las humanidades en general.

Cita este trabajo

Estilo APA

Press, O. U. (2023, marzo 23). El extraordinario viaje de David Ingram [The Extraordinary Journey of David Ingram]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-2149/el-extraordinario-viaje-de-david-ingram/

Estilo Chicago

Press, Oxford University. "El extraordinario viaje de David Ingram." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación marzo 23, 2023. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-2149/el-extraordinario-viaje-de-david-ingram/.

Estilo MLA

Press, Oxford University. "El extraordinario viaje de David Ingram." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 23 mar 2023. Web. 15 jul 2024.

Afiliación