B-17 Flying Fortress

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Rodrigo Pedraza
Publicado el 08 abril 2024
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
X
Boeing B-17 Flying Fortress (by Airwolfhound, CC BY-SA)
Boeing B-17 Flying Fortress
Airwolfhound (CC BY-SA)

El Boeing B-17 Flying Fortress (Fortaleza Volante) fue un avión bombardero pesado cuatrimotor utilizado por las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos y Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial (1939-45). El B-17 tenía un armamento defensivo inusualmente pesado, 13 ametralladoras en total en algunos modelos. Los B-17 participaron en operaciones de bombardeo estratégico en Europa, el Pacífico y otros teatros de la guerra.

Diseño y desarrollo

En agosto de 1935, el Cuerpo Aéreo del Ejército de EE. UU. organizó una evaluación de varios prototipos de diferentes fabricantes de aviones en Wright Field, Ohio. La Boeing Aircraft Company mostró su modelo 299 de cuatro motores y, después de extensas pruebas, el avión impresionó lo suficiente como para obtener luz verde para la producción de 13 ejemplares del nuevo bombardero que se conocería como Boeing 17. Estos aviones volaron por primera vez en 1936.

Eliminar publicidad
Publicidad

El B-17 entró en funcionamiento por primera vez con las Fuerzas Aéreas del Ejército estadounidense en 1937, por lo que se convirtió en el primer bombardero monoplano cuatrimotor con carrocería totalmente metálica que entró en servicio en cualquier país. El primer escuadrón de B-17 tenía su base en Langley Field, Virginia. Se encargaron más aviones, pero este era un período en el que las Fuerzas Aéreas del Ejército estadounidense todavía era oficialmente parte del Ejército de Tierra, que estaba luchando por recursos con la Armada de los EE. UU. Por esta razón, había menos de 30 bombarderos B-17 operativos cuando estalló la Segunda Guerra Mundial en Europa en septiembre de 1939. Afortunadamente para los aliados, no pasó mucho en la guerra hasta marzo de 1940, y para entonces, Estados Unidos podía poner en el aire 39 B-17 adicionales. Este era todavía un número lamentablemente inadecuado, y se encargaron y produjeron más bombarderos durante el verano de 1940.

EL B-17 TENÍA CINCO TORRETAS PRINCIPALES Y VARIAS ESTACIONES PARA UNA SOLA ARMA.

El B-17 permitió que se llevaran a cabo campañas de bombardeo desde gran altura, aunque en esta etapa de la guerra no estaba claro si Estados Unidos los usaría con determinación. Los primeros tipos B-17 sólo tenían instaladas cinco ametralladoras pequeñas, que luego se aumentaron a siete. Mientras Estados Unidos seguía aplicando una política aislacionista, el presidente Franklin D. Roosevelt (1882-1945) se dedicó a suministrar armas a Gran Bretaña. Se suministraron 20 B-17 a la Real Fuerza Aérea (RAF) en los primeros meses de 1941. Estos bombarderos se convirtieron en los primeros B-17 en bombardear un objetivo cuando fueron desplegados sobre Wilhelmshaven, en la costa alemana, el 8 de julio de 1941. Más operaciones siguieron, pero demostraron que la capacidad del avión para volar a gran altura no era una defensa suficiente contra los aviones de combate enemigos. Se necesitaban más armas y más pesadas y, mientras tanto, los B-17 fueron retirados del servicio de la RAF.

Eliminar publicidad
Publicidad

B-17 Bomber in Flight
Bombardero B-17 en vuelo
Airwolfhound (CC BY-SA)

El avión continuó pasando por varias mejoras de diseño. El B-17, desde la versión E en adelante, tenía más armas más pesadas, tanques de combustible autosellantes que podían resistir mejor el fuego enemigo, una cola más grande para ayudar a la estabilidad y blindaje adicional para proteger a las tripulaciones. El B-17F tenía tanques de combustible aún más grandes y un tren de aterrizaje reforzado para poder transportar más bombas. El modelo más producido durante la Segunda Guerra Mundial fue el B-17G, al que se le agregaron dos ametralladoras en la parte delantera. Construidos a partir de 1943 por las fábricas de Boeing, Douglas y Lockheed Vega, salieron de la línea de producción 8.680 B-17G. En total, se construyeron 12.731 B-17 de todas las marcas.

La tripulación

EL AVIÓN SE GANÓ EL NOMBRE DE "fortaleza" PORQUE FUE CONCEBIDO INICIALMENTE COMO UNA FORTALEZA EN MOVIMIENTO CAPAZ DE DEFENDER LA COSTA DE ESTADOS UNIDOS.

La tripulación del B-17 estaba compuesta por diez hombres: el piloto, el copiloto, el navegante, el bombardero, el ingeniero y un operador de radio (ambos hacían las veces de artilleros en la parte superior del fuselaje), y cuatro artilleros más (en el vientre, babor y y estribor, y cola). Los pilotos, el navegante y el bombardero eran oficiales. Toda la tripulación se componía de voluntarios para las misiones de bombardeo. Debido a los riesgos que conllevaba, a los pilotos de las Fuerzas Aéreas estadounidenses se les asignó un máximo de 25 misiones por gira de combate, que luego se amplió a 35.

Eliminar publicidad
Publicidad

El bombardero utilizaba la última tecnología disponible, el visor de bombardeo Norden, pero aun así necesitaba una visibilidad clara del objetivo, algo poco común dado que el aire sobre los objetivos estaba frecuentemente oscurecido por una combinación de humo de los incendios de abajo, fuego antiaéreo y nubes. Para objetivos completamente oscurecidos, se utilizó el sistema de radar de búsqueda terrestre H2S (llamado H2X en la Fuerza Aérea estadounidense), aunque podría verse bloqueado por señales enviadas desde aviones enemigos.

Flying Fortress Gunner
Artillero del Flying Fortress
United States Air Force (Public Domain)

Especificaciones

El B-17 estaba propulsado por cuatro motores Wright Cyclone turboalimentados, capaces de generar 1200 hp (895 kW) cada uno. El avión medía 22,66 m (74 pies 4 pulgadas) de largo y tenía una envergadura de 31,62 m (103 pies 9 pulgadas). La velocidad máxima era de 462 km/h (287 mph) con un techo máximo de servicio de 10.850 m (35.600 pies). Volar por encima de los 3.048 m (10.000 pies) requería que la tripulación usara máscaras de oxígeno. El alcance máximo del B-17 era de alrededor de 3.220 km (2.000 millas).

El avión se ganó el nombre de "Fortress", fortaleza, porque en un principio se concibió como una fortaleza móvil capaz de defender la costa de los Estados Unidos. Durante la guerra, el nombre parecía especialmente apropiado, dado que el avión estaba repleto de ametralladoras. Estos cañones eran para la defensa contra aviones de combate enemigos como el Mitsubishi A6M Zero japonés y el Messerschmitt Bf 109 alemán. El B-17 tenía cinco torretas principales y varios puertos para una sola ametalladora. Había dos ametralladoras en el morro y dos justo debajo del espacio del bombardero. Había dos cañones en una torreta encima de los pilotos, uno más abajo en la columna vertebral del avión, dos debajo del avión, justo detrás de las alas, uno a cada lado del fuselaje hacia la parte trasera y dos en la cola. Las 13 ametralladoras del B-17G tenían un calibre de 12,7 mm (0,5 pulgadas) capaces de disparar a una velocidad de 800 disparos por minuto.

Eliminar publicidad
Publicidad

Había que pagar un precio por tener una tripulación tan numerosa y tantas ametralladoras, y este era la limitación impuesta al peso de las bombas que podía transportar el avión. El B-17 era capaz de transportar una carga de bombas de 2.722 kg (6.000 libras), una cantidad impresionante pero significativamente menor que el bombardero Lancaster de la RAF, que podía transportar una carga de 6.350 kg (14.000 libras) de múltiples bombas o una sola gigantesca bomba de 10 toneladas (22.000 libras). El Flying Fortress podría cargarse con menos combustible y así aumentar la carga de bombas a 7.983 kg (17.600 libras), pero esto era sólo para misiones de corto alcance.

P-51 Mustang & B-17 Flying Fortress
P-51 Mustang y B-17 Flying Fortress
Airwolfhound (CC BY-SA)

Operaciones

En 1941, se enviaron cuatro escuadrones de bombarderos B-17 a Filipinas, donde las Fuerzas Aéreas estadounidenses tenían una importante base aérea en Clark Field en la isla de Luzón. Desafortunadamente, la mayoría de los 35 B-17 fueron destruidos o gravemente dañados en un ataque aéreo japonés el 8 de diciembre de 1941, un día después del ataque a Pearl Harbor, la base naval estadounidense en Hawaii. Otros escenarios de uso incluyeron el Medio Oriente. Utilizado principalmente como bombardero, el B-17 se podía adaptar para una variedad de propósitos específicos, como reconocimiento, rescate aire-mar, transporte de carga, transporte de personal y naves de entrenamiento.

El B-17 fue el bombardero de ataque preferido de las Fuerzas Aéreas estadounidenses en Europa durante la Segunda Guerra Mundial, aunque otros se utilizaron en grandes cantidades, como el B-24 Liberator (que de hecho fue el avión estadounidense más producido de la guerra). Estos bombarderos formaban parte de la Octava Fuerza Aérea de Estados Unidos, que volaba desde bases en Gran Bretaña. Los primeros bombarderos B-17 que enarbolaron los colores estadounidenses en Europa formaron parte del 97º Grupo de Bombardeo, que atacó Ruan en Francia el 17 de agosto de 1942 con escolta de cazas proporcionada por Supermarine Spitfires de la RAF.

Eliminar publicidad
Publicidad

B-17 Flying Fortresses Carpet Bombing
Bombardeo de saturación de B-17 Flying Fortress
United States Air Force (Public Domain)

El actor de Hollywood James Stewart (1908-1997), que pilotó varios tipos de bombarderos en la guerra y que trabajó durante un tiempo como instructor de tripulaciones de B-17, dijo lo siguiente sobre los peligros de los bombardeos sobre Europa:

El luchador era el hombre del saco en esta tremenda y cruel defensa que montaron. El fuego antiaéreo, aunque se volvió mucho más serio en la última parte de la guerra, por alguna razón siempre sentí que las probabilidades estaban mejor a tu favor con el fuego antiaéreo. El caza, sin embargo, tenía ojos y en muchos casos tenía un piloto bastante competente a los mandos, y cuando te atrapaba, estabas en problemas.

(Holmes, 428)

La RAF había descubierto que los bombardeos diurnos provocaban que los cazas enemigos y los cañones antiaéreos en tierra derribaran demasiados aviones. En consecuencia, la RAF pasó al bombardeo nocturno, cuando era mucho más difícil encontrar y atacar aviones bombarderos. Desafortunadamente, esto también significó que la precisión de los bombardeos se redujo seriamente, lo que, a su vez, llevó a que se adoptara una nueva estrategia, que consistió en pasar de apuntar a objetivos precisos, como fábricas, a lanzar bombas sobre un área más grande, pero aún con la esperanza de alcanzar las mismas fábricas. . Esta estrategia se conoce como bombardeo de zona y tuvo como consecuencia que un gran número de civiles murieran en los bombardeos.

Cuando las Fuerzas Aéreas estadounidenses se unió a la campaña de bombardeos estratégicos en Europa, se intentó una vez más realizar incursiones diurnas sobre objetivos específicos vitales para el esfuerzo bélico de Alemania. El alto mando de las Fuerzas Aéreas estadounidenses creía que podía evitar las grandes pérdidas que la Luftwaffe alemana había experimentado en Gran Bretaña y la que RAF había experimentado en Alemania porque el bombardero B-17 estaba más fuertemente armado y porque volarían en una formación mucho más cerrada donde los ametralladores podrían proteger a sus vecinos y atacar a los combatientes que se acercan con una ráfaga de fuego. La formación típica de bombarderos de las Fuerzas Aéreas estadounidenses había sido de seis aviones formando una "W" con el líder en el centro y un poco adelante del grupo. Para una formación más estrecha, a partir de septiembre de 1942, los B-17 volaban en grupos de 18 en una línea en zig-zag de aproximadamente 700 m (2.300 pies) de largo y alrededor de 150 m (480 pies) de adelante hacia atrás. Además, la línea se escaló verticalmente de modo que la mitad de los aviones volaran 152 m (500 pies) más alto que la segunda mitad de la línea. El problema con la formación era que cuando giraba inevitablemente dejaba a los rezagados expuestos a los combatientes enemigos. Una solución fue juntar tres formaciones y crear un grupo compacto de 54 bombarderos. El ala de 54 aviones medía alrededor de 2.000 m (2.200 yardas) de ancho y 800 m (880 yardas) de profundidad. A medida que avanzaba la guerra, el ala de 54 aviones se volvió aún más estrecha, pero luego tuvo que extenderse nuevamente cuando el fuego antiaéreo alemán se intensificó hacia el final del conflicto.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Allied Strategic Bombing of Germany, 1940 - 1945
Bombardeo estratégico aliado de Alemania, 1940-1945
Simeon Netchev (CC BY-NC-SA)

Hasta cierto punto, a las formaciones más cerradas les fue mejor, pero las pérdidas siguieron siendo elevadas. Los cazas alemanes pronto aprendieron que el punto débil del B-17 era el morro, por lo que atacaban de frente y así evitaban todas las demás ametralladoras, que en su mayoría estaban colocadas para defenderse de un ataque por la retaguardia. También hubo muchas más pérdidas por colisiones en el aire debido a la proximidad de los aviones en su formación de vuelo. Finalmente, como ocurre con todos los bombarderos pesados ​​en comparación con aviones de combate mucho más ágiles, los B-17 de vuelo lento seguían siendo blancos fáciles para los cazas alemanes si podían meterse entre la formación y romperla. Como afirma el historiador de la aviación R. Neillands, "la dura lección aprendida de que el bombardero no podía operar por sí solo a la luz del día sobre territorio ocupado por los alemanes tuvo que aprenderse de nuevo, a un costo considerable en vidas de jóvenes estadounidenses" (163). Muchas misiones perdieron más del 10% de los aviones enviados, cifra considerada el límite operativo absoluto.

Un piloto de B-17, Bruce Kilmer, recordó su primera misión diurna, como parte de un grupo de B-17 enviados a atacar una fábrica en Amberes en mayo de 1943:

Nuestro grupo tenía un total de dieciocho B-17, y las Fuerzas Aéreas estadounidenses no tenían aviones de combate disponibles en ese momento y estaríamos escoltados por Spitfires británicos; no sabíamos que apenas tenían alcance para cruzar el agua. Tampoco estábamos mentalmente preparados para la cantidad de FW 190 de morro amarillo y Me 109 ajedrezados que parecían estar por todas partes. Los pilotos alemanes eran muy buenos y muy atrevidos, y en ese momento pensábamos que el fuego antiaéreo sobre el objetivo era muy malo: aún no habíamos estado en Alemania. De repente, cuando los malos empezaron a dispararnos, volar ya no era divertido. Ese día perdimos dos aviones y veinte hombres: nuestra primera misión; todavía nos quedaban 24 más.

(Neillands, 211)

Otra consecuencia fue que las formaciones de bombarderos más compactas no permitían un bombardeo preciso, por lo que se adoptó la técnica de bombardeo en patrón en la que todas las bombas de la formación se lanzaban al mismo tiempo. Esta fue la razón por la cual, a medida que avanzaba la guerra, los bombardeos nocturnos de la RAF, que desplegaban oleadas pequeñas pero sucesivas de bombarderos que alcanzaban un objetivo previamente marcado, se volvieron más precisos que los bombardeos diurnos de las Fuerzas Aéreas estadounidenses.

B17 Flying Fortresses over Europe
B-17 Flying Fortress sobre Europa
US Air Force (Public Domain)

A partir de marzo de 1944, un nuevo acontecimiento inclinó radicalmente la balanza a favor de los bombarderos: la llegada del P-51 Mustang. El Mustang tenía un alcance mucho mayor que los cazas disponibles anteriormente, por lo que los escuadrones de bombarderos podían ser escoltados hasta su objetivo y protegidos de los cazas enemigos. La escolta significaba que los bombarderos no necesitaban volar en formaciones tan apretadas; la versión más flexible tendía a tener tres escuadrones de 12 aviones volando en formación de flecha y luego, aún más flexible, cuatro escuadrones de nueve bombarderos, todos volando a diferentes altitudes

Existe un mito común de que las Fuerzas Aéreas estadounidenses bombardearon objetivos militares específicos y la RAF bombardeó ciudades en la Segunda Guerra Mundial, pero no fue así. Ambas fuerzas aéreas llevaron a cabo ambos tipos de incursiones durante la guerra. Además, la tecnología simplemente no estuvo disponible hasta 1944 para que ningún bombardero de cualquier fuerza aérea, Aliada o del Eje, lanzara sus cargas con un alto grado de precisión. Los "daños colaterales" eran inevitables, incluso cuando el objetivo era un objetivo específico, ya que se bombardearía una amplia zona a su alrededor, por lo que si el objetivo estaba cerca de zonas residenciales, se producía un gran número de víctimas civiles. Es cierto que la RAF se concentraba en incursiones nocturnas y las Fuerzas Aéreas estadounidenses en incursiones diurnas. Esta ofensiva combinada de bombarderos significó que muchas defensas alemanas estuvieran bajo una presión constante. En ocasiones se atacaron objetivos específicos en una combinación de día y noche durante varios días, como Hamburgo en la Operación Gomorra en julio-agosto de 1943.

Incursión Schweinfurt-Ratisbona

El B-17 Flying Fortress participó tanto en bombardeos de área como en objetivos específicamente identificados. Un ejemplo famoso de esto último es el ataque a las fábricas de Schweinfurt y Ratisbona (Regensburg) en Alemania el 17 de agosto de 1943 y nuevamente el 14 de octubre. En Schweinfurt había cinco fábricas que producían rodamientos, un componente crucial para todo tipo de maquinaria militar, mientras que Ratisbona tenía una importante planta de aviones Messerschmitt. El plan era realizar el ataque en dos oleadas de bombarderos estrechamente sincronizadas para que los cazas enemigos no tuvieran tiempo de repostar y rearmarse cuando la segunda oleada alcanzara el objetivo. En total, 376 B-17 atacaron Schweinfurt y Ratisbona en agosto.

B-17 Bombers over Schweinfurt
Bombarderos B-17 sobre Schweinfurt
U.S. Army Air Force (Public Domain)

Las incursiones combinadas se consideraron un éxito parcial porque la producción enemiga se vio gravemente afectada, pero las pérdidas fueron elevadas. En total se perdieron casi 150 bombarderos, una tasa de pérdidas demasiado alta. Se perdieron 482 aviadores, de los cuales más de 100 murieron sólo en el ataque de agosto. Desafortunadamente para los aliados, Alemania tenía reservas de rodamientos, lo que significaba que podía continuar con el suministro hasta que las fábricas fueran reparadas. Sin embargo, el ministro alemán de Armamento, Albert Speer (1905-1981), señaló:

Por supuesto, teníamos miedo de que se produjeran otros ataques en Schweinfurt y realmente hubo otros ataques, pero ya era demasiado tarde. Si hubieran repetido esos ataques poco después y no nos hubieran dado tiempo para reconstruir, el resultado habría sido desastroso.

(Holmes, 431)

Incursión en Dresde

El 14 de febrero de 1945, 311 bombarderos B-17 Flying Fortress arrojaron sus cargas sobre Dresde, y esto después de que la Real Fuerza Aérea hubiera bombardeado la ciudad la noche anterior utilizando 796 Lancaster. El punto de mira de los bombarderos B-17 eran los patios de clasificación de trenes, pero otras partes de la ciudad fueron inevitablemente atacadas. Más B-17 Flying Fortress regresaron para bombardear Dresde el 15 de febrero y el 2 de marzo. En el bombardeo de Dresde de 1945 murieron alrededor de 30.000 civiles. El teniente general Eaker, comandante de la Octava Fuerza Aérea, dijo lo siguiente sobre el controvertido bombardeo de Dresde:

No estoy de acuerdo en que haya habido un exceso. Puede que lo hubiera en Dresde, pero tengan en cuenta que los rusos nos habían pedido que destruyéramos ese gran complejo ferroviario porque la mayoría de las armas, suministros y refuerzos alemanes que iban a la sección central del Frente Oriental pasaban por allí.

(Holmes, 440)

Legado

Uno de los aviones más famosos de la Segunda Guerra Mundial, el Flying Fortress ha adquirido un estatus icónico como el mayor bombardero de las Fuerzas Aéreas estadounidenses en la campaña europea, bombardeando innumerables objetivos en Alemania, Italia y la Europa ocupada, además de apoyar en el Día D del desembarco de Normandía y el avance por Europa Occidental. En el teatro de la guerra del Pacífico, dominaba el B-29 Superfortress. Se trataba de un avión mucho más grande y sofisticado que el B-17 y que podía transportar el doble de carga de bombas. El B-29, sucesor del B-17, lanzó las bombas atómicas sobre las ciudades japonesas de Nagasaki e Hiroshima en agosto de 1945.

Eliminar publicidad
Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Por qué fue tan bueno el B-17?

El B-17 fue un buen bombardero pesado porque tenía una buena autonomía (3,200 km) y un buen sistema defensivo de 13 ametralladoras.

¿Por qué podía un bombardeo Lancaster cargar más bombas que un B-17 Flying Fortress?

Un bombardero Lancaster podía llevar más bombas que un B-17 Flying Fortress por varias razones, entre estas es la reducida tripulación de 7 (un B-17 tenía 10 hombres) y menos ametralladoras pesadas y torretas.

¿Cuál era el punto débil del B-17 Flying Fortress?

La principal debilidad de un B-17 Flying Fortress era que tenía poco armamento apuntando hacia adelante. Esto significaba que los pilotos de combate enemigos tendían a atacar por el frente y así evitar las mayoría de sus armas.

Bibliografía

La World History Encyclopedia está asociada a Amazon y recibe una comisión por las compras de libros que cumplan los requisitos.

Sobre el traductor

Rodrigo Pedraza
Magíster en Historia Militar con más de 20 años de servicio militar, actualmente realizando trabajos de investigación sobre desarrollo tecnológico en buques y memoria histórica con veteranos.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es el director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2024, abril 08). B-17 Flying Fortress [B-17 Flying Fortress]. (R. Pedraza, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-22863/b-17-flying-fortress/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "B-17 Flying Fortress." Traducido por Rodrigo Pedraza. World History Encyclopedia. Última modificación abril 08, 2024. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-22863/b-17-flying-fortress/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "B-17 Flying Fortress." Traducido por Rodrigo Pedraza. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 08 abr 2024. Web. 17 jun 2024.

Afiliación